Powered By Blogger

miércoles, 12 de enero de 2022

JUANJO SAN SEBASTIÁN ARROYO


Juanjo San Sebastián
 
En una camiseta de un neozelandés ponía: "Todo el que vive muere, pero no todos los que mueren han vivido."

"Cuando he tenido alguna crisis, la montaña me ha salvado". 
"Cuando eres joven buscas grandes montañas, lejos de casa pero cuando ya has estado en muchas, empiezas a valorar lo que tienes más cerca, ahora me apetece los sitios desconocidos, como la Antártida, Alaska o Sudamérica."
 
"Cuando la gente no comprende lo que haces y lo cree una inutilidad arriesgando tu vida por nada, pero era la vida que yo quería vivir, dispuesto a comerme con patatas lo que me pasara".

Juanjo nació el 23 de abril de 1955 en Bilbao, dice que nació Bilbao por puro azar, una ciudad abierta y entrañable. No estoy orgulloso de ser bilbaíno. ¿ Como iba a estar orgulloso de algo en lo que no he tenido ni arte, ni parte?. La partera lo trajo al mundo en su casa de la calle Fika del Casco Viejo de Bilbao. Era un niño inquieto, algo indómito en el Bilbao gris y opresivo de los años 1960. Juanjo subió al Pagasarri por primera vez con tres años.

Aquellas chocolatinas de Nestlé que venían con cromos para pegar en el álbum, el cromo se llamaba la Conquista de los Andes del Perú de 1961 y contaba una tragedia ocurrida en dicha expedición. Sintió el escalofría y la atracción por aquella expedición.



Su padre se llamaba José y era tornero de profesión y trabajaba en una fábrica de pistones en Rekalde, llamada A.L.B. Hacían todo tipo de pistones, para camiones, motos, coches vendían en el mercado nacional y también exportaban.

La madre María Luisa Arroyo y ambos el padre y la madre fomentaron en él la afición a la montaña, todos los domingos con sus padres y familia acudían a los montes próximos a Bilbao, el Pagasarri, el monte Abril, el Arraiz......Sucedió en un paseo por el monte con su padre, cuando le soltó a su padre:" Yo quiero ser astronauta y lo ha sido a su manera, se ha dejado guiar por esa estrella que marcó el camino a tantos exploradores".

En el año 1967 y con doce años y con el txistu, sube por primera vez hasta la cruz del Gorbea. El Aitzgorri, el Gorbea, las acampadas en verano, era un camino de aventura que aún le dura.

En verano era de rigor una semana en el Gorbea, en el refugio de la campa de Arraba, allí les atendían Basilio Etxebarría y su hijo Enrique. Etxebarría era pastor y tocaba la dulzaína. El refugio se inauguró el 29 de mayo de 1960, Basilio se encargaba de las comidas y bebidas, también proveía de leña a los que lo solicitaban.
"Escuchar el fútbol por la radio me deprimía, ese domingo estaba castigado sin monte".
Jugaba como los demás niños, a las canicas, los iturris o la goitibera, también pedaleó en el parque de los patos con aquellos anticuados triciclos y sin frenos.

El Gorbea fue el inicio, esa montaña quedaba lejos, la noche anterior a subir por primera vez, no pudo dormir de emoción. Cuando subía al monte lo solía hacer canturreando alguna canción del estilo de Serrat o Benito Lertxundi.



"Hasta que no bajas al campamento base, la montaña no es tuya"
Atxo Apellániz y Juanjo San Sebastián a la derecha
en el año 1994 antes de subir al K2, Atxo había subido
el año 1985 al Cho Oyu, GasherbrumII en 1987 y el Shishapangma en septiembre de 1990,para el programa de "Al Filo de lo Imposible".
Juanjo conoció a Atxo Apellaniz en la temporada que vivió en Vitoria. Hicieron una buena amistad, Atxo era una persona muy humana, solidaria, su sencillez, su sentido del humor, Atxo era
la alegría, la ilusión y además un gran compañero.


Sus primeros estudios los hizo en el Patronato de Iturribide y los veranos en un pueblo fronterizo entre Burgos y Palencia, con catorce años empezó a trabajar en la Caja de Ahorros Vizcaína. Entonces la Caja de Ahorros era una institución benéfica y con carácter social. Su primer empleo fue de botones, la entidad era autoritaria pero benéfica, trabajaba por la mañana y por la tarde les pagaban los estudios, no querían verlos siempre en el mismo puesto, los querían ver progresar y subir de escalafón. Pertenecía al Club de Montaña del Patronato y era vocal en la sección de escalada, el material se alquilaba en el Juventus
Juanjo iba todos los días al Juzgado, tenía que traer las actas de los recién nacidos y de los recién casados. A los nacidos se les había una libreta infantil con 25 pesetas y a los casados una libreta ordinaria con cien pesetas y otros muchos recados entre la central y las numerosas sucursales. A la fecha actual los botones así mismo llamados "SACARINOS", se reunen a comer todos los años y llegaron a ser en total unos cincuenta botones. 
Hay que decir que para que Juanjo llevase esa vida de aventura, tuvo que pedir permisos sin sueldo y una excedencia desde 1986 a 1992, un total de quince años fuera de su puesto de trabajo, fueron seis años fuera de la caja. Dos años permaneció trabajando para el Filo de lo Imposible, empleado en una tienda de deportes, instructor de guías y guía de viajes. Hizo cuatro programas Doctor Livingstone supongo de EITB, tres historias sobre el alpinismo vasco.
Fue guionista y director de varios documentales premiados en diferentes certámenes y emitidos en Euskal Telebista.
Fue articulista habitual en el Mundo del País Vasco y el Correo. 

*ERA UN SÁBADO DE OCTUBRE
La década de los sesenta tocaba su fin y aún temblaban los ecos de la Salve de los chiquiteros entre las calles Santa María y Pelota.
En ese punto estratégico, al pie de un cepillo para limosnas incorporado a la esquina de piedra, una singular estrella de cuatro puntas, convierte a quién la mira, en cómplice de un secreto: ése es el único punto del Casco Viejo desde el que se divisa la basílica de Begoña.
Los chiquiteros se desperdigan con parsimonia, formando pequeñas cuadrillas, por los numerosos bares adyacentes al casi ruinoso Palacio de la Bolsa que pese a su nombre, jamás cobijó en su techo actividad bursátil alguna y en cuya fachada se aloja la imagen objeto de veneración.
Yo aún era muy joven como para tomar vinos y me dispuse a marchar de allí, no sin antes empaparme de todo lo que creí poder aprender de las conversaciones de aquellos hombres.
Antes de alejarme definitivamente de esa esquina telescópica, me quedó grabado el recuerdo, el comentario de uno de aquellos hombres. Lo hizo en tono de desafiante incógnita:
Porque....¿Que hay, más de Bilbao que el Athletic y la Virgen de Begoña?.
Porqué....¿Que hay más de Bilbao que la Ría y el Pagasarri?.
Del libro de Juanjo San Sebastian, El Pagasarri, publicado en 1995.*

Juanjo empieza a escalar con la expresa prohibición de su padre y se estrena en Atxarte, éramos un grupo de quince a veinte personas y nos juntábamos los fines de semana y dormíamos en un pajar, Atxarte era el umbral a lo desconocido subíamos la chimenea La María y entonces había muy pocas vías abiertas, el lugar habitual donde empezaban todos los escaladores por aquella época.
Soñábamos con ir al Tozal, los Mallos de Riglos, los Picos de Europa, el Gallinero. Teníamos relación y amistad con algunos socios del Peñalara de Madrid.
Tuvo unos años de intensa actividad social y política, perteneció al Comité de Empresa y a Comisiones Obreras, fueron cinco años de clandestinidad entre Gipuzkoa y Vitoria, Juanjo trabajaba en Cablenor de peón especialista en marzo de 1976. 
En Vitoria los trabajadores se reunieron en asamblea en la Iglesia de San Francisco de Asís, la fecha fatídica fue el 3 de marzo de 1976 y allí  se produjo la mayor matanza de la Transición política, en una carga policial mataron a cinco trabajadores. Hubo cargas dentro de la iglesia y al salir hubo disparos de pelotas de goma y armas de fuego.
Pero no son todo malos recuerdos, Juanjo dice que tiene que agradecer a la Guardia Civil, por su encierro ya que entre rejas aprendió hablar en euskera, durante su estancia en la cárcel de Carabanchel y allí conoció a Sanchez Montero y Lucio Lobato, de este líder sindical tiene muy buena opinión.
Con la ley de amnistía del 17 de octubre de 1977 todos salieron a la calle.

Juanjo San Sebastián

Pasados estos ardores de juventud decidió quedarse solo con la montaña y dejar la actividad sindical, que fue lo que años después le dio notoriedad.
Hizo la mili en Cádiz, en Artillería por aquellos años a muchos de nosotros nos tocaba la mili en los sitios más lejanos, Cádiz, Ceuta, Melilla, la Marina, si tenías un enchufe podías optar a un mejor destino y más cercano.

Si le preguntas a Juanjo en que ascensión a disfrutado más, siempre te dirá en la cumbre del Mont-Blanc con su amigo José Carlos Tamayo, sesentón igual que él, escalador, expedicionario, que ahora pasan por abuelos pero que tuvieron mucho que decir en su época.
La escalada "Integral del Peuterey", la más larga de Europa de 8 km y mil metros de rappels, una tormenta origina una descarga de rayos por todo el macizo produciendo un maravilloso espectáculo algo inolvidable.
La cara norte del Eiger, la arista norte del Alpamayo en 1979 con Emilio Hernando, él nos animó hacer la expedición y a todos los jóvenes a marchar a montañas lejanas.
La amistad de Juanjo con Emilio data del año 1971, como olvidar aquél verano de 1978 en los Pirineos, el Perdido, el Cilindro, Torre de Marboré, Astazou arista NO y el Vignemale, las acampadas, las comidas de mochila. Decía Emilio Hernando " Las montañas siguen impasibles encima nuestro".
La vía Ferrari en el oeste del Alpamayo en 1976, el intento alpino a la arista este del Abasraju, la oeste del Tocllaraju, el Huescarán.... en la cordillera Blanca en el Perú. En 1981 intenté la cara oeste del GauriShankar, en el Himalaya Nepalí. De entre las más de 15 expediciones al Himalaya, Karakorum y Kun Lun.
Unos intentos en estilo ligero a diferentes montañas de siete y ocho mil metros, conseguí en las décadas de los 80 y 90 las cumbres del K2, Makalu, ChoOyu, cima central del Shisha Pangma y la antecima del Broad Peak con Ramón Portilla y el porteador Karin el 6 de julio de 1986, después de haber trazado una nueva ruta en la arista nordeste del Chogolisa. En el año 2011 escalamos el Amme Machen II en la cordillera del Kun Lun y el último era un intento invernal al LailaPeak de 6200 en el Pakistán y una expedición a las islas Georgias del Sur, repitiendo la travesía que ahora hace un siglo, realizara el explorador británico Ernest Shackleton.
Además de estas expediciones salidas a África(Kenya. Kilimanjaro y Ruwenzori). Canadá(Torre de la Flor de Loto, en el Circo de las Inescalables), descendiendo por los ríos Nahanni y Yukón en canoa.
He escalado Zodiac y North America Wall, en el Capitán , el valle de Yosemite.
Es el mismo Juan Carlos Tamayo que el 30 de septiembre de 1990 asciende al Shisha-Pangma(Himalaya) de 8008 metros. Con él iban en la expedición Juanjo San Sebastián, Antonio Trabado, Atxo Apellaniz.

Foto del periódico El Correo, F.J. Pérez

Culminar los catorce ocho-miles como lo ha hecho Alberto Iñurrategi no solo es cuestión de fortaleza y de adaptación.
Algunas de sus ascensiones han requerido un nivel técnico y logístico nada desdeñable. Avanzar durante  cuatro días consecutivos por la arista Este del Annapurna, con gran dificultad técnica siempre presente, conviviendo en cada momento con el riesgo de caída y todo ello por encima de los siete mil quinientos metros, esta reservado solamente a unos pocos privilegiados. Alberto reúne estas cualidades que hacen de él uno de los alpinistas más grandes.
Así se expresaba Ramón Gárate, el médico personal de Alberto Iñurrategi y especialista en medicina deportiva.


En el año 1983 Televisión Española le propuso a él y a otros compañeros ir a filmar un documental al K-2, nos pagaban todos los gastos de la expedición, este fue el origen de "AL FILO DE LO IMPOSIBLE" Sebastián Álvaro el director del programa, le llamó para hacer ese programa.
Iban con 18 millones de presupuesto, en esta expedición figuraba José Carlos Tamayo y Juanjo, dirigida por Sebastían Álvaro, Carlos Contreras, esta prevista una película. El ataque definitivo estaba previsto  del 29 de junio al15 de julio.
Colaboró en este programa durante más de quince años dedicado a la montaña y la aventura. Dedicaba esporádicamente funciones de guionista y de especialista de montaña.
Suben al K-2 por la cara oeste(vía japonesa), no llegaron a la cumbre, iban en esa expedición Juanjo San Sebastián, Sebastián Álvaro y Félix de Pablos y se filmó toda el trayecto de subida sin llegar a la cima.
Más de 27 años estuvo Sebastián Álvaro al frente del Filo de los Imposible con unos trescientos documentales.
En el verano de 1986 hacen cima en el Broad Peak, la dificultad les sorprendió y la falta de material. Con un gran esfuerzo llegan a la cumbre Juanjo San Sebastián, Ramón Portilla y Kerin el porteador amigo de Juanjo, ascendieron al estilo alpino el 6 de julio de 1986.
El proyecto fue una idea de TVE dentro del programa Al Filo de lo Imposible. Tuvieron que marchar precipitadamente debido al mal tiempo, cuando iban a intentar el segundo asalto, no pudieron usar el ala delta.
Esta prevista para julio de 1987 una expedición vizcaína al K-2, los integrantes del grupo Juan Carlos Tamayo, Juanjo San Sebastián, Txema Cámara, Koldo Tapia, Alberto Posada y Javier Alonso. Hacen la escalada por la arista de los Abruzzos.
El primer día al estilo alpino, sin campos intermedios alcanzando los siete mil cien metros, durmieron en una cueva.
Al día siguiente prosiguieron la escalada para no parar hasta el hasta las seis del día siguiente, es decir 23 horas continuas de ascensión.
Este hecho por si solo ya es una proeza, dado que tardan cuatro días en alcanzar esa cota y ellos solo emplearon dos en llegar a los siete mil seiscientos.
Al día siguiente iniciaron el asalto definitivo a la cima por el cuello de la botella, mediante la utilización de cuerdas fijas que ellos habían colocado. Llegaron hasta los 8350 metros, un fuerte viento y el empeoramiento de las condiciones atmosféricas les obligó a abandonar el intento.

El K-2 es la segunda montaña más alta del mundo, fue descubierta en el año 1860 por el teniente T.G. Montgomery del Servicio Colonial Topográfico Británico.
No fue hasta el 31 de julio del año 1954 dos alpinistas italianos consiguieron escalarla Lino Lacedelli y Achille Compagni.
Desde su conquista hasta el año 1986 solo lo habían escalado 66 personas de las cuales tres eran mujeres. Veinticinco han muerto en el intento.
Tres mujeres fallecieron en el descenso del K-2, la polaca Halina Krüger, murió en el campo dos por un fallo cardíaco. La expedición la dirigía Wanda Rutkiewicz en 1982 formada por 11 alpinistas que alcanzaron los siete mil doscientos metros, por el espolón de los Abruzzos.
Otra polaca Dobroslawa Wolf, la séptima victima femenina murió bajando el K-2 durante un dramático descenso en 1986 en compañíaWilly Bauer y Kurt Diemberger.
Wanda Rutkiewicz el 23 de junio de 1986 pisó la cumbre del K-2 y esta considerada como la mejor alpinista de todos los tiempos. Ese día llegaron a la cumbre seis personas, de entre ellas otra mujer Liliane Barrad y los navarros Mari Abrego y Josema Casimiro.
Wanda subió encordada con el alpinista francés Michel Parmentier.
La preparación física es imprescindible, pero hay alpinistas que a los cuatro mil metros problemas de adaptación y deterioro de su capacidad funcional.

En el año 1987 cuatro vascos y dos navarros participarán en la expedición al Everest de Televisión Española.
Juanjo San Sebastián, Emilio Hernando, José Carlos Tamayo de Sestao, Juan José Apellaniz alavés, Trinidad Cornellana y Juan María Eguillor navarros, junto con otros expedicionarios españoles e italianos. Salen el 9 de marzo hacia el aeropuerto de Katmandú.
Juanjo San Sebastián jefe de la expedición no duda que llegaran a la cumbre, seguiremos una nueva ruta que se conoce  como Ruta del Pilar Sur y sin botellas de oxígeno. A la Televisión Española esta expedición le costará de diez a quince millones.
Hicieron un intento de subida José Carlos Tamayo y Juanjo San Sebastián y llegaron a los ocho mil trescientos metros, tuvieron que bajar porque el viento era extremo y hacía mucho frío.
Tal como hemos dicho era la ruta polaca, espolón sur abierta en 1980 abierta por Jerzy Kukuczka y Andrzej Czok, sin oxígeno y estilo alpino ligero.




A la izquierda un peruano Vitaliano, Juanjo San Sebastián y a la derecha
Emilio Hernando, en la cumbre del Alpamayo, de los Andes de Perú año 1979



LA CITA INEVITABLE, AÑO 1994
"Cuando se programó la subida al K-2 en 1994, pensaba que yo también podía morir, antes solo pensaba en los otros, te crees inmortal."
Cuatro expediciones a una montaña que pronto dejó de ser atractiva para Juanjo, en la tercera ya no quería ir. El primer intento en 1983 y el último en 1994. Mi interés por el K-2 se había transformado en indiferencia, pero la dinámica me arrastró. Me movió el deseo de contar una historia, algo que podía hacer con las cámaras de Al Filo de la Imposible, pero la historia se trocó en tragedia, pero es también una historia de amistad y solidaridad.
Allí estaban los habituales del K2, Sebastián Álvaro, Antonio Perezgrueso, Toñín responsable de fotografía, Antonio Trabado, Ramón Portilla, Juanjo San Sebastián, José Carlos Tamayo y Atxo.
Subimos al Cho Oyu, la cima central del Shisha Pangma, filmando para Al Filo de lo Imposible y entonces surgió la idea ¿K2?
Fueron tres intentos al K2, que posibilitaron que el cuarto se consiguiera llegar a la cumbre, de los tres intentos frustrados por sitios distintos, pero se adquirió la experiencia necesaria para llegar hasta la cima en el último intento.
Impresión tremenda la que causa el K-2, es el único ocho mil esbelto, difícil, muy emocionante, el sueño de tu vida. Cuando eres joven y te quieres comer el mundo, era lo máximo.
En el último intento fuimos por la cara norte, que es muy vertical, la más difícil, los últimos metros subes andando, pero el resto es escalada.
En 1994 Sebastián Álvaro nos convocó para subir al K2, en ese año yo ya me sentía en la reserva activa del himalayismo.
Le conteste a Sebastián Álvaro que contara para subir al K2 por la cara norte.
Ramón Portilla era el único que había intentado subir por tres veces al K2 conmigo.
En 1994 fue el año en que coincidimos distintos montañeros en el K2 pero por distintas vertientes: Atxo, Iñaki Ochoa de Olza, José Carlos Tamayo, Félix y Alberto Iñurrategui, Kike de Pablo, Josu Bereciartúa, Juanito Oiarzabal y Juan Tomás, así hasta trece.
Juanjo se hizo una práctica reflexión, veintiocho años tenía en 1983 más otros once en 1994, un total de treinta y nueve años, una edad en la que el interés por seguir vivo suele ser mayor que a los veintiocho.
En un plazo de once años había perdido a su abuelo, a su padre y a más de diez amigos cercanos, algunos por accidente de montaña. 
La cumbre del K2 es extraordinariamente bonita, definida, amable. No excesivamente grande ni plana, como la del Cho Oyu, ni excesivamente pequeña y puntiaguda, como la del Makalu.
Empezaron la subida por el espolón oeste, vertiente China.
Los últimos metros no discurren por una pala nevada, monótona y sin horizontes, sino por una arista de suave inclinación.
Ese día consiguen llegar a la cumbre Juanjo San Sebastián y Atxo Apellaniz.
Desde el último campamento base había seiscientos metros de desnivel muy duros.
En los últimos días habían estado comiendo purés y papillas, Juanjo pasó dos noches a la intemperie y Atxo tres, los dos llevaban días sin comer ni beber.
Un alud separó a los dos  que apunto estuvo de arrojarlos por una pendiente de más de tres kilómetros. Tres noches agónicas, sin comida ni bebida, Juanjo pidió socorro desde donde estaban refugiados a cerca de 7900 metros, Atxo Apellaniz murió cuando lo trasladaban al campamento base por agotamiento y deshidratación.  Atxo era alavés y había nacido el 24 de febrero de 1954.
Falleció en la noche del día diez de agosto de 1994 a 6700 metros bajando el K2.
Al principio Juanjo lo tomó como algo natural, pero luego acusó el golpe.
El cuerpo de este valiente montañero, quedó para siempre en el K2, en una tienda de campaña apartado de la ruta habitual de subida, fue imposible bajarlo al campamento base.
Cinco días antes habían subido el K-2, Sebastián de la Cruz y José Carlos Tamayo.
El K-2 cara norte, la vía japonesa en verde, por donde subieron Juanjo San Sebastián
y Atxo Apellaniz. Foto de Barrabes esquí de montaña, Blog de Montaña.


Juanjo San Sebastián sufre congelaciones de pies y manos, lo peor son las manos. Fue una verdadera odisea el traslado de Juanjo hasta la civilización para poder ser atendido. Llega al Hospital Clínico de Zaragoza que esta especializado en todo este tipo de congelaciones en las extremidades.
A Juanjo se le trata por medio de una operación que estimula el sistema nervioso, tiene graves heridas en sus extremidades superiores debido a las bajas temperaturas. Se trata de que recupere el flujo sanguíneo y desaparezcan los dolores que padece.
El neurocirujano irunés Ricardo Arregui espera su llegada y que no se demore, todo está preparado para atender a Juanjo. Es una operación llamada neuro-estimulador medular. Se le implanta un electrodo en la columna vertebral conectado a un generador eléctrico que produce estímulos en su sistema nervioso.
Juan ya recibió tratamiento parecido en 1987, cuando vino de la expedición al Everest.
La recuperación de Juanjo será larga y laboriosa, algo por otra parte habitual en las congelaciones. Está previsto una hospitalización de tres a cuatro semanas. Dijo el doctor que se recuperará para la vida normal y es casi seguro que vuelva a la montaña. "Esta gente es de una pasta especial". Se preocupó más por su estado emocional y ha perdido un buen amigo. El doctor Arregi tuvo palabras muy duras para las autoridades chinas, por la tardanza en el rescate.


Juanjo San Sebastián en su casa, no pierde la sonrisa después del percance.
Foto del periódico El Correo.

"El mundo es muy grande y no quiero dedicar media vida a una parcela tan pequeña".

Otra faceta importante de Juanjo San Sebastián, es la expedición a través de los Pirineos, en el mes de julio años 1999 y 2000, para grupos máximo de cincuenta personas. La organiza la BBK pero el que está a cargo de la expedición es Juanjo y destaca el resultado espectacular, son jornadas en las que se recorren de quince a veinte kilómetros, con un amplio equipo de organización que acompaña a dicha expedición, el inmejorable equipo de cocina. La gente se tiene que enfrentar al cansancio y prescindir de las ventajas que ofrece la ciudad. Esta travesía la organizó por primera vez el Anaitasuna de Pamplona, que tenía por objeto recorrer toda la cadena montañosa de los Pirineos desde Hendaia a Port Bou desde el 8 de julio al 20 de agosto. Este club de montaña cobraba once mil pesetas, un máximo de sesenta personas y había que estar federado. La Caja de Ahorros se sirvió de algunos de estos guías para hacer la travesía.  

Fue Farolín en los Carnavales de Bilbao de 1995 y Pregonero del Aste Nagusia de Bilbao en el 2005.
En su faceta humorística Juanjo cuenta como en la expedición al Himalaya, se cayó en una grieta al salir comentó "Si no llego a ser de Bilbao me mato", esto que es humor muy bilbaíno algunos les puede parecer una provocación. Cuando sube con gente de Madrid les gusta provocarles con este tipo de bromas.
Hasta 26 ediciones reune la marcha al Pagasarri, psiblemente la mayor cita montañera del mundo.
Ha realizado numerosas jornadas de montaña y aventura, a base de audiovisuales impartidos con los mejores escaladores del panorama internacional( Messner, Cassin, Herzog, Caterine Destivelle, Leo Houlding) en Bilbao, Pamplona, Santander, Vitoria.
A lo largo de su vida recibió numerosos premios y galardones como el premio Ondas y aquel documental llamado Chogari, la gran montaña muy galardonado.
Bilbao desde hace 20 años acoge el Mendi Film Festival, uno de los festivales de montaña y aventura más reconocidos en el mundo.
En la actualidad está muy ligado al mundo audiovisual y a las expediciones de montaña.
Ha publicado varios libros de gran éxito: Aventuras al filo de lo imposible, Pagasarri, Cuando la luna cambie y Cita con la cumbre.


Juanjo se manifiesta como un hombre de izquierdas y dice que "Nadie de izquierdas se siente a gusto con el poder".
Cuando alguien le pregunta ¿Vasco o español? yo no soy nacionalista, pero es una pregunta que depende donde te la hagan, tiene una respuesta u otra. Cuando estás en Nepal y alguien quiere saber de donde eres, dices español, pero lo dices porque en esos sitios no te puedes poner a explicar donde está Euskadi, bastante tienen con saber donde está la ubicación de España y lo hacemos todos incluso los más radicales. Yo de todos modos, me considero vasco.
La periodista le pregunta:¿Se habla de política en las cumbres?
Poco porque la mayoría de los que van conmigo no votan.
Tienen un concepto más anarquista del mundo. Yo no tanto porque tengo un trabajo estable y eso te integra en la sociedad.
Juanjo cree en un país donde exista la solidaridad con el tercer mundo, la igualdad de sexos y la tolerancia y no las posiciones ultranacionalistas o xenófobas. En un país donde en sus parques naturales no hay ubicada ninguna cantera.

Juanjo San Sebastián fue el mejor relaciones públicas que tuvo la Caja de Ahorros. En los últimos veinte años ha ejercido su actividad en el departamento de Imagen, Publicidad y Patrocinios de Kutxabank SA. Fue la imagen pública del banco, fundamentalmente en Bizkaia, País Vasco y en Madrid con todo lo relacionado con montaña y medio ambiente. Se han dado conferencias, repoblaciones forestales, excursiones y travesías montañeras de entre un día y seis semanas de duración, con clientes de la entidad para identificar al banco con los valores ligados a la montaña y al medio natural, acciones dirigidas a posicionar la imagen del banco dentro de la sociedad en la que se encuentra y fidelizar a clientes vinculados.
Para el  Club Deportivo y los socios, es un motivo de orgullo y satisfacción tenerle de socio porque siempre ha estado dispuesto a echar una mano y dispuesto a colaborar en lo que se le solicite desinteresadamente.
Se prejubiló a los sesenta y un años y tuvo entonces plena libertad para poder hacer lo que antes no había podido hacer.
Juanjo San Sebastián es socio del Club Deportivo Bilbao, desde hace treinta años comenzó en 1992, asistía a unos cursillos de boxeo que organizaba el club, con José Luis Ortiz Barrón, Joserra Argoitia y José Luis Robledo "Txelis" como profesores, de este último guarda un grato recuerdo, por allí andaban golpeando al saco, Chus Valle, Vicente Gómez(hijo) José Luis Gaviria, José Aguirrezabal, Jon Inchaurraga y con algunos de estos hacía guantes en un coqueto ring,
Gaviria y Ángel Gómez "Gomito" antiguos boxeadores atentos y corrigiendo posturas. Hoy el club dispone de un magnífico gimnasio donde Juanjo se puede entrenar para cualquiera de sus actividades deportivas, montaña, escalada, practica el ultraligero, tiene título de piloto privado y de ultraligeros, tanto de tres ejes como pendulares.
En su casa de Villaventín de Losa, una casona antigua rehabilitada donde disfruta del contacto con la naturaleza que es lo que a él le gusta.

Deportistas del año 1994, del periódico El Correo entre otros deportistas famosos,
arriba segunda por la izquierda Virginia Berasategui, Juanjo San Sebastián y de rodillas
en el medio Javier Población, entonces presidente del Club Deportivo que cumplía sus
cien años de existencia. Foto del Correo, de su hemeroteca.




Decía el periódico Marca el 25 de diciembre de 2018, que Juanjo San Sebastián es un símbolo de los valores del alpinismo.
En el festival de Montaña de Bilbao, se le otorgó el premio Wop no solo por su actividad deportiva, sino por los ejemplos de superación, valentía y compromiso.
Representa los ejemplos de la solidaridad, compromiso, valentía, cultura e inteligencia que es lo que nos hace entrañablemente humanos y civilizados.

Juanjo lleva a su hijo Jon a la montaña
"Tuve que explicarle a mi hijo que casi siempre fue allí cuando he sido feliz, aunque muchas veces estaba cansado y que además esos ratos de felicidad generalmente han sido muy breves, pero son esos instantes los que dan sentido a mi vida

Lo que te mata es la vida, no las montañas, si pudiera cambiar algo, me hubiese ahorrado ir algunas expediciones, pero si me preguntas si me arrepiento de haber ido, la respuesta es no.


FIN

Fernando J. Pérez, El Correo
Iñigo Muñoyerro, El Correo
Iñigo Marauri, El Correo
María Arana, El Correo
Idoia Ariznabarrete, El Correo
B.M., El Correo
J.M.M., El Correo
Nacho Pérez, El Correo
J.M. Reviriego, El Correo
Javier Garriz, El Correo
M.J. Atienza, El Correo
Teresa Abajo, El Correo
Txema Soria, El Correo
Jon Uriarte, El Correo
Borja M. El Correo
Jesús M. López, El Correo.
Hemeroteca del El Correo
Mi agradecimiento a Juanjo San Sebastián, por su cordialidad y amabilidad de siempre.
k-2 Al filo de lo imposible año 1994.

jueves, 6 de enero de 2022

JOSÉ MARÍA E IGNACIO ROTAECHE VELASCO, DEPORTISTAS Y SOCIOS DEL CLUB DEPORTIVO BILBAO



El dorsal tres José María Rotaeche y el dorsal siete Ignacio

JOSE MARÍA ROTAECHE VELASCO:
Nació  el 14 de enero de 1889 en Vitoria, fue bautizado al día siguiente en la iglesia de San Miguel de dicha ciudad, con los nombres de José María Jesús Pablo. Cuando tenía un año de edad falleció su padre y cinco años después murió su madre.
Su padre se llamaba Luis Juan Rotaeche y Menchacatorre, falleció el 19 de enero de 1890 en Vitoria, a los treinta años como consecuencia de una epidemia nacional de gripe y su mujer Rosario Velasco Ugarte falleció el 8 de julio de 1895 en Ceánuri.
Tanto su hermano como él al quedar huérfanos de padre y madre vivieron con sus tíos Ramón Rotaeche Menchacatorre y María Rodríguez de Llamas Cigarán, tratándose con sus primos como si fueran hermanos. Estudió en los Marianistas de Vitoria su primeros años.
José María se licenció en Ciencias Naturales en Madrid, era un gran amante de la vida al aire libre y fue un cualificado sportsman de la época, practicando distintas disciplinas deportivas, esquí, alpinismo, caza, ciclismo, pértiga, hockey sobre hierba, motociclismo, lanzamiento de disco etc.....

José María Rotaeche, cazando posiblemente en la zona del Gorbea


El esquí entra en España de la mano de Manuel González de Amezua Navacerrada, 1903).
El 16 de mayo de 1908 con un pequeño grupo de amigos capitaneados por el hoy presidente del Club Alpino Español, comenzó su tarea para dar a conocer el esquí en la Sierra de Madrid, trayendo del extranjero unos esquís que pisaron la blanca alfombra de la sierra. Esos aparatos causaron risa y fueron objetos de mofa al principio, llamando maniáticos a esos deportistas.
Durante sus estudios en Madrid se inició en este deporte, haciéndose socio del Club Alpino Español, fundado en 1906.
En el año 1911 ganó la copa Prats de Saltos de Esquí, ese mismo año se trajo unos esquís con los que practicó en el monte Gorbea, estos esquís los había fabricado el mismo en Madrid. Calentaba los listones de madera que recibía cortados, para forzar una de sus esquinas y así hacer las espátulas.
Practicó el esquí con su hermano Ignacio en el Gorbea ante la incredulidad y el asombro de los pastores del lugar. 
En el año 1912 se celebró en Navacerrada, el primer campeonato de España que lo ganó José María Rotaeche con 23 participantes y consistió en un recorrido de fondo de seis kilómetros, al año siguiente volvió a ganar, adjudicándose la copa en propiedad. También ganó la copa Igartua en ese año.
Hasta llegar al año 1930 fue en Tolosa allí ganó la copa del club tolosano.
En el año 1914 tuvo lugar en Bilbao y en el Gorbea una competición deportiva llamada  "Olimpiada", la organizaba el Club Deportivo, en esta prueba José María resulto campeón en lanzamiento de disco con 23,35 metros.
En febrero de 1.915 fue campeón de Vizcaya de esquí en Espinosa de los Monteros.

Año 1921, el presidente del Club Deportivo Bilbao Antxón Bandrés le entrega la copa
de ganador en el Circuito del Gorbea en moto, José María Rotaeche de pie.
A la izquierda se puede ver de pie Julián Echevarría"Camarón", el tercero doctor Julio Yanke,
sentados a la izquierda el segundo Ángel Sopeña, Duñabeitia.
Archivo del Club Deportivo Bilbao.


En el año 1914 los socios del Club Deportivo suben al Pagasarri para iniciarse en la práctica del mismo, con los esquís, está todo nevado.
A finales del año 1914 el Club Deportivo Bilbao, presidido por Anxón Bandrés organiza una Olimpiada en Bilbao, con carreras de 100, 400, 800 y 1500 metros, 110 metros vallas y 1 km marcha.
Se pide permiso al alcalde para que se puedan celebrar algunas en la vía pública, en algunos paseos.
El señor Isidoro Larrinaga Aburto, socio de Horacio Echevarrieta cede un pabellón en la calle Henao para algunas disciplinas deportivas, a la que solo pueden acudir los invitados y los socios del club.
En ese pabellón se preparó el suelo para el salto con pértiga, saltos de altura con impulso y sin impulso. Salto de un muro de 1,80 metros y 0,90 mm de grueso.
En pesas levantamiento  de peso a pulso con una o dos manos, disco, jabalina, además de esgrima, boxeo, jiu-jitsu, gimnasia y ejercicios suecos.
Al ganador de seis o más pruebas se le concederá  una medalla  vermeil, representativa del Atleta Completo.
José María participó como jurado en estas pruebas, junto con Antolín Elezcano, Juan Suñé y Manuel Piquero.
También participó  en los saltos de longitud a pie parado donde quedó el tercero, lanzamiento de peso de 7 kilos, saltos de altura sin impulso y con impulso.
En el Campo Volantín se pudo ver una carrera de mil metros y doscientos metros vallas por primera vez en Bilbao, muy bien organizada que despertó gran expectación, el público se congregó a lo largo de todo el paseo.

Un año después en 1915 se organiza un concurso de esquí, en Espinosa de los Monteros. El primer campeonato de Vizcaya y lo gana José María Rotaeche.
En ese mundillo de los esquiadores figuran los siguientes socios: José María e Ignacio Rotaeche, Sabino Torrontegui, las hermanas Rosario y Luisa Landecho, los hermanos Acha, los hermanos Vilallonga, Anduiza, Eulate, Valdés, Uralde, Adán de Yarza, las chicas competían entre si en trineos, trineos que podían ser con parejas mixtas y de tres plazas, carrera de esquí con dos esquiadores unidos en esta especialidad ganaban los hermanos Acha. Tanto José María y Adán de Yarza se distinguieron en los saltos con esquís.                                                                                                                                                                                                                                                                      
José María Rotaeche, con sus tíos, hermano y primos
                                                                                                                                                                                                                              
Grupo de gentes en la Torre de los Rotaeche

  
José María Rotaeche a la izquierda.

En el año 1920 realizó un viaje desde Bilbao a Amberes con su amigo Santiago Muguiro en moto, para presenciar la Olimpiada de Amberes, del 20 de abril al 12 de septiembre. Quizás fueron a ver el debut de la Selección Española de Fútbol el 28 de agosto de 1920, con otro Belausteguigoitia José María y a ver la Exposición Universal.
Santiago Muguiro aprueba las oposiciones a la carrera diplomática, en noviembre de 1922.                                                               Santiago Muguiro y Pierrat, conde de Liniers es desposeído de su título por la República, Caballero de la Orden Militar de Calatrava.
Nacido en 1901 y fallecido el 3 de agosto de 1936 en el alto de Navafría, murió a los 35 años combatiendo con las tropas de Franco en contra de la República.
El refugio de los Rotaeche
                                                                              
 Años después José María Rotaeche construye el primer refugio del Gorbea.
*Dice Iñaki García Uribe, que los Rotaeche en su propiedad pasaban los periodos estivales. El patrimonio familiar en aquellos años incluía tierras y casi medio centenar de casas rurales y urbanas, diseminadas por Bilbao, Orozko y el valle de Arratia. Es posible por tanto que la estrecha y especial vinculación de esta relevante saga familiar con el Gorbea surgiera a raíz de su afición a la caza, junto a las visitas que realizaba constantemente a sus propiedades, en el extenso paraje comprendido entre Bizkaia y Álava. A principios del siglo XX los hermanos Rotaeche fueron unos de los primeros en pernoctar en la montaña, a excepción de los pastores. También fue uno de los pioneros del esquí en Bizkaia.
Trae de Madrid sus propios esquís y se desliza con ellos por las laderas del Gorbea, nadie lo había hecho hasta entonces, los pastores lo contemplaban atónitos semejantes deslizamientos por las laderas nevadas.
 En el año 1902 cinco Rotaeches, primos y hermanos salen del palacio de Zubiate y toman por campamento base la chabola Jauregia, que estaba cerca de donde posteriormente construyó el refugio José María Rotaeche.
Uno de sus miembros familiares, Ramón Rotaeche Menchacatorre fallecido en 1937, integró la comisión de la construcción de la primera cruz del Gorbea.*

Los Rotaeche ventilan los colchones en el refugio

En junio de 1920 se inaugura el refugio de José María, debajo de las peñas de Altamiña, en una meseta que domina toda la campa de Animacorta, junto al grupo de las chabolas de los pastores.
Es una magnífica chabola con un tejado de cemento armado, para seis personas, en caso de apuro caben hasta doce personas, cocina con un gran fogón y el comedor.
Se inauguró la víspera de la noche de San Juan, con fuegos artificiales, gaitas, flautas, clarinetes y tambores para dar mayor alegría a la fiesta, los millares de ovejas recogidas en sus cortijos bajan asustadas por el estampido de tantos petardos.
Los excursionistas e indígenas hasta treinta entonaban canciones del más puro sabor vasco, dirigidas por el maestro Guridi que se ha refugiado en aquellas apartadas regiones a descansar de sus últimas fatigas.
Así obscureció la noche hasta la hora del Akelarre y luego cada mochuelo a su olivo, José Mari y los suyos durmieron en mullidos colchones.
En representación del Club Deportivo estuvo Ramón Belausteguigoitia, jugador del Athletic de Bilbao, abandonaron la cabaña a las tres y cuarto de la madrugada para presenciar desde la Cruz del Gorbea la salida del sol.
Por la mañana se hizo sport a todo pasto, saltos de pértiga, lanzamiento de disco, peso y barra con materiales reglamentarios, finalizando con un Cross Country.
Luego la sección de barbería al aire libre y duchas de balde.
Al mediodía un gran banquete, se sentaron junto al mantel con unos veinte comensales.
El suculento menú: Sopa de pan con caldo, alubias rojas con tropiezos, bacalao marca extra en aceite, tortilla, chuletas de ternera, postres, café y habanos, bebidas desde las más populares hasta el más aristócrata champagne.
En la sobremesa el maestro Guridi, entre otras canciones dirigió el: Joshe Miguel, Joshe-Joshe.
En el concurso de aurreskolaris ganó el premio de honor el veterano don Ramiro. A media tarde comenzó el desfile, quedó en lo alto la población indígena y los seudo-indígenas bajaron a Ceanuri, el señor Guridi, los hermanos Astorquia, Eduardo Chávarri, Juanito Larrea y Uriza, huéspedes del gran Joshe Mari Rotaeche, indiscutible señor  de la parte oriental del Gorbea.¡¡hip, hip, hurra el alpinismo¡¡.

A finales de los años 1920 fundó la empresa Rotaeche y Elorduy, una empresa familiar de venta de automóviles de distintas marcas.

José María Rotaeche con su moto Harley Davidson



LA MOTO HARLEY DAVIDSON:
Otra gran afición suya fue el motociclismo, tuvo la primera Harley Davidson que llegó a España y tuvo hasta 32 motocicletas a lo largo de su vida deportiva.
En junio de 1921 se celebra la prueba el Circuito del Gorbea con un recorrido de: Areta, Orozco, Barambio, Murguia, Vitoria, Alto de Barazar, Castillo Elejabeitia y Ceberio, los Miñones vigilaran el trayecto.
Es una prueba de regularidad que la gana José María Rotaeche con una Harley Davidson con el dorsal 24, le sigue Julián Valle, José Olascoaga, Oswaldo Filippini, también intervino en la prueba como corredor Antxón Bandres, el doctor Julio Yanke, Juan Orovio...... 
Los puestos 1-2-3-4-7-8-10 fueron para motos Harley Davidson y los puestos 5-6-9 para motos Indian, Norton y Excelsior.
Esta modalidad fue la primera que se celebraba en Vizcaya, siendo todo un éxito de participación y público.
Durante el tiempo que estuvo el jurado constituido, los señores Duñabeitia y Ángel Sopeña, amenizaron la estancia con chistes que harían honor al mismo Muñoz Seca.
Terminada la prueba se reunieron en fraternal banquete en la fonda de la viuda de Azkue, asistiendo también el alcalde de Miravalles señor Urruticoechea.
Esta prueba fue una propaganda para la excelente máquina que es la Harley Davidson, por la bondad de su construcción, fácil manejo.
Esta marca hasta la fecha tiene acreditados su triunfos en la distintas
pruebas celebradas en España en estos años.
Están de enhorabuena  los señores Ibarra y Compañía representantes en Bilbao de esta prestigiosa marca.
Los gastos de la prueba ascendieron a 3.185 pesetas y se compensaron con los ingresos y la subvención ascendiendo a 3.185 pesetas.
Fue todo un éxito para el Club Deportivo y para su presidente Antxón Bandrés.
En el año 1930 ganó la Copa Ski Club Tolosano, que fueron los iniciadores de las competiciones de esquí en Euskadi.

Tres años después, en 1923 fundó la empresa Rotaeche y Elorduy.
Sus inicios fueron en la calle Marqués del Puerto cuatro(Bilbao), por esos años vendía la voiturette Salmson que era un auto-ciclos, en años posteriores los camiones y ómnibus GMC de la General Motors para Vizcaya. En los años 1930 los Morris y ya en el año 1934 el negocio se pasó a la calle Gran Vía 42, era un nuevo y elegante local decorado por Luis Lerchundi. Aquí vendían los coches americanos Studebaker el más barato valía 13950 pesetas y el más caro 24500 pesetas, siguieron con los coches Peugeot, el Buick del año 1927
De Soto seis y ocho, Graham Paige 612, Auburn ocho cilindros en línea, los Chrysler, los Austin empezaron vendiéndose por 5000 pesetas, los coches ingleses con el salpicadero de madera noble y sus asientos de piel, los Morris en sus distintas versiones, 8-11-15-16-18-21,110 y las furgonetas y camiones Morris y otro éxito en ventas fue en 1954 la moto Peugeot.
En el año 1967 salió el MG 1100, al mercado nacional totalmente fabricado en Pamplona, asistió al acto el embajador británico.
En esta empresa también trabajo Luis Arana, hijo de Luis Arana Goiri(arquitecto), hermano de Sabino Arana padre del nacionalismo.
Luis Arana hijo corrió en moto en el Tourist-Trophy ( Isla de Mann) en el año 1914 en compañía de Pedro Sorriguieta, dos heróicos pioneros del motorismo y socios del Club Deportivo.
Tenían los talleres en la Prolongación de la Gran Vía y un  hijo de José María, de el mismo nombre José María Rotaeche Ozamiz corría con un MG en los años 1960, en los Rallye del Vasco Navarro con un copiloto llamado Álvaro Bernar Real de Asua.

Año 1907 su primer coche un Sizare Naudin 7HP-1cilindro, era un coche francés de
José María Rotaeche Velasco.


Junto con su hermano y primos heredó el Palacio de Zubiate en Ceanuri, solar familiar por el que siempre mostró una honda vinculación y del que con el tiempo accedió a desprenderse por cuestiones familiares.
José María Rotaeche fue un hombre de exquisita educación y buen carácter, gran deportista y amante de su tierra y raíces familiares.
Su carácter extremadamente bondadoso le hizo anteponer la concordia familiar a cualquier asunto pecuniario. Tuvo gran facilidad para el dibujo, recibió clases de Manuel Benedito Vives(1875-1963), pintando óleos de gran mérito y belleza, principalmente paisajes.
José María fue Adorador Nocturno Veterano Constante y asistía a las conferencias de San Vicente Paúl, era un hombre de misa diaria y de gran espiritualidad.
Se casó  el 5 de abril de 1926 en Neguri, con Josefina de Ozamiz Moreno, nacida el 15 de setiembre de 1900 en San Vicente Mártir de Bilbao, era hija de Manuel de Ozamiz y Ostolaza, licenciado en derecho y nacido el 22 de setiembre de 1867 en Gernika y casado con Margarita Moreno Garmendia.
Josefina fue nieta de Antonio Julián Ozamiz y Mendiola, Padre de la Provincia de Vizcaya, Diputado General  del Señorío y Alcalde de Guernica, abuelo a su vez de Ramón de Ozamiz Almirante de la Armada.
Novena nieta de Martín de Ozamiz, Señor de la Casa solar e infanzona de Ozamiz de Gauteguiz de Arteaga en 1590.
José María Rotaeche falleció en Las Arenas, el 25 de enero de 1981 y su mujer Josefina el 3 de febrero de 1983 también en Las Arenas.
Sus hijos Juan, Manuel, José María, Josefina y Begoña casada con Fernando Gortazar Landecho en el año 1952.


Elecciones de Marzo 1917
en la parte de arriba a la izquierda Ignacio Rotaeche, Félix Landaburu, Fernando Zubicaray,
Ramón de la Sota Aburto, abajo a la izquierda Vicente Fatrás, Luis Urrengoechea, Manuel Eguileor
y Cosme Elguezabal, de la Editorial y Enciclopedia Auñamendi.


IGNACIO ROTAECHE VELASCO
Nació el 2 de enero de 1888 en Vitoria y heredó el Palacio de Zubiate junto con su hermano José María y sus primos.
Era hijo de Luis Rotaeche y Rosario Velasco que murieron prematuramente dejando dos hijos huérfanos, teniendo que ir a vivir  con sus tíos.
Su infancia discurrió feliz, en un ambiente familiar y social donde el bienestar le permitió cultivar las aficiones deportivas tanto a él como a su hermano, además de las profesionales en las que destacó de forma sobresaliente. 
Practicó variados deportes, la montaña, la hípica, el esquí y el motorismo en la comisión del Club Deportivo, quizás José María destacó más en lo deportivo haciéndole un poco sombra.
Estudiaron el bachillerato en los Padres Marianistas de Vitoria.
Ignacio obtuvo el certificado de bachiller en 1902 con 14 años y la calificación de sobresaliente, siguió estudios de francés en Pontacq.
Se desplazaron a Madrid, su tío era militar y las obligaciones le llevaron a esa plaza.
Allí comenzaron los estudios universitarios los dos hermanos, Ignacio estudió en la Escuela de Ingenieros de Caminos de Madrid.
En este aspecto Ignacio si fue más brillante que su hermano, aun que los dos recibieron una educación esmerada, de tradición familiar y cosmopolitismo.
Tras terminar brillantemente la carrera de Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos fue a Estados Unidos.
En el año 1910 él y dos alumnos más son seleccionados para un viaje de ampliación de estudios en los Estados Unidos, su hermano José María también ocupó los primeros puestos de la promoción y acudió con él.
En el año 1903 estudia vascuence y también fue socio del Club Alpino Español(Madrid).
El 7 de marzo de 1916 se casa con Juana Chalbaud Amann, hija de Pedro Chalbaud Errazquin(1865-1943) que era ingeniero industrial y presidente de la Dinamita y de la Unión Española de Explosivos, cofundador de la Gaceta del Norte en 1901 y su primer presidente.
Fue Diputado Provincial por Bilbao en 1903, Presidente de la Cámara de Comercio de Bilbao y Senador del Reino en 1918 y 1919.
En el año 1917 es elegido Diputado Provincial y Diputado a Cortes por Vizcaya el 24 de febrero de 1918.
El 13 de junio de 1923 Ignacio Rotaeche le envía una carta de felicitación a Manuel Irujo, por su triunfo como diputado provincial.
Desde Bizkai Buru Batzarra que tenía sus oficinas en Bidebarrieta catorcer, tercer piso y firma: Errotetxe ´Tar Inaxi.
Ignacio Rotaeche en el año 1917 ocupa la presidencia del B.B.B. y más tarde en 1929 presidiría el Euzkadi Buru Batzar, cuando se produce la escisión de los radicales de Elías Gallastegui joven que militó en la Juventud Vasca de Bilbao, siendo presidente en 1919.
El señor Gallastegui hizo cargos y dirigió agravios y atacó alguna autoridad del partido. También intervino Anacleto Ortueta uno de los fundadores A.N.V. en 1930.
Rotaeche pidió la palabra para defenderse y rechazar algunos de los ataques contra las autoridades de su partido, quiso dimitir la junta pero no se permitió.
Siguió en su cargo de la Comunión Nacionalista Vasca, presidió la Asamblea de Vergara y se formalizó la constitución de un solo P.N.V.
En la candidatura Bizkaitarra de febrero de1918 se presentan por Bilbao Pedro Chalbaud, por Valmaseda Ramón de La Sota, por Guernica Anacleto Ortueta y por Durango Ignacio Rotaeche contra el Jaimista Ampuero.
Hubo nuevas elecciones en junio de 1919 su acta fue anulada y la Liga Monárquica, por boca del señor Luis Salazar protesta por la supuesta compra escandalosa de votos efectuada, por el candidato Ignacio Rotaeche, de los nacionalistas.
Hubo promesas de empleo y de obras que hizo la Diputación, Ignacio Rotaeche sacó 5027 votos y Luis Salazar 4916 votos.
Presidente del Bizcai Buru Batzar, en la Asamblea Regional de Vizcaya de 1919 y posteriormente presidente del "Euzkadi Buru Batzar". 
De la Comunión Nacionalista Vasca hasta el año 1930, pero nacen los nacionalistas escindidos A.N.V. 
El 16 de abril de 1931 visita al presidente de la Generalitat, Francesc Maciá, buscando su apoyo junto con otros líderes nacionalistas, Ceferino de Jemein y Policarpo Barrena
En el año 1920 Ignacio Rotaetxe tal como ponía en el periódico Euzkadi, cruza varias cartas con Luis Salazar eran rivales políticos, pues Luis era de la Liga Monárquica.
Dice Ignacio que "él nunca autorizaría procedimientos que atropellen a nadie, ni los autorizara, pero tengo pruebas que no son esas ideas las que tienen personas significadas a las que usted apoyan, usted verá si cree conveniente contrariarlas".
En ese año realiza diferentes proyectos el puerto local de Ciérvana, que se construye con su proyecto, las obras del puerto de Gijón en el mismo año.
Los cuatro años que estuvo en los Ferrocarriles de la Robla, tuvo que compatibilizar su trabajo como diputado en Madrid y la dirección de dicho organismo. Tuvo fuerte polémica con Luis de Salazar que era el presidente de la compañía e Ignacio era el gerente y además rivales políticos él era nacionalista y Luis de la Liga Monárquica y le había ganado en las elecciones en Durango.
Hubo acusaciones y ataques en los periódicos de Bilbao, don Luis Salazar pedía la dimisión de Rotaeche por ser incompatible su cargo en el partido y su trabajo de gerente en esa compañía. Entró en la compañía en 1918 y salió de las misma tras cuatro años en ella.
La experiencia como ingeniero comenzó en la Comisión de Estudios de los Ferrocarriles en Marruecos(proyectos Tánger-Tetuán), en la Jefatura de Obras Públicas del Sur de España, en las obras del Puerto de Bilbao donde llegó a subdirector.
En Ceanuri realizó una interesante labor, las obras de abastecimiento del pueblo y para todo el municipio, fuentes públicas, abrevaderos en los años 1921-22.
Una carretera en una barriada de Ceanuri, la reconstrucción de la ermita de San Antonio por las obras en la carretera de Urgoiti-Ubidea en los años 1930-31.
La nueva línea de tren Haro-Ezcaray-Abejar(Soria) el año 1924, en la dársena de Axpe un espigón es un proyecto del año 1928.
En 1929 se aprueba el proyecto del puente móvil de la calle Buenos Aires(Bilbao) por los ingenieros Ignacio Rotaeche y José Ortiz de Artiñano, que lleva la fecha del 26 de abril de 1929.
El 13 de diciembre de 1936 fue inaugurado el puente de Deusto(Bilbao), diseño del arquitecto Eduardo Bastida y de los ingenieros José Ortiz de Artiñano e Ignacio Rotaeche.
Muchos proyectos y muchas obras a lo largo de su vida, proyectos que algunos no se realizaron.

Ignacio y Juana tuvieron siete hijos: Iñaki(Señor de la Torre de Rotaeche), por legado de su madrina Elena Rotaeche Menchacatorre, Teresa, Koldo, Agurtzane, Begoña, Inés y Peru.
En agosto de 1930 los periódicos se hicieron eco de una noticia: La esposa de Ignacio Rotaeche atropelló a una niña de siete años, que se llamaba María del Carmen Leiva, el accidente fue inevitable, la conductora sufrió tan tremenda impresión que se echó manos a la cabeza, abandonando el volante.
Fue el hijo que en un alarde de reflejos y serenidad paró el coche y así evitar un accidente grave la caída por un terraplén.

*Ignacio Rotaeche representa la imagen clásica del comunionista. 
De acendrado catolicismo conciliador, vinculado a la mediana y alta burguesía, pacifista y muy desconfiado hacia las izquierdas del país.
Durante su mandato se produce la reunificación del Nacionalismo y a pesar de no ocupar ningún cargo interno o de representación, es una figura de máxima importancia en el PNV durante el periodo republicano.
Ignacio se instaló en Bilbao donde ocupó diferentes puestos de responsabilidad.
Conoce el nacionalismo y sus ideas desde sus tiempos de estudiante. En Madrid comienza a estudiar euskera que practica durante sus vacaciones en un caserío. Ya a principios de la década de 1910, ingresa formalmente en el PNV, en el año 1917 es elegido diputado provincial junto con Ramón de la Sota y el 24 de febrero un año después obtenía el acta de Diputado a Cortes por Bizkaia.
El 7 de marzo de 1919 se celebra la Asamblea Regional del PNV de Bizkaia. Resulta elegido presidente del Bizkai Buru Batzar y posteriormente del Euzkadi Buru Batzar, sustituyendo a Gorgonio de Rentería. Durante se mandato se produce la escisión que da lugar a la recreación del PNV. También durante su mandato se inicia el pleito por la propiedad del diario Euzkadi con Anacleto Ortueta.
En el año 1930 como presidente del BBB y del EBB, inicia los contactos con el PNV para llegar a la reunificación de las dos ramas del nacionalismo.
Junto con Ceferino Jemein en la Asamblea de Reunificación de Bergara se produce la reunificación.
Al estallar la guerra Ignacio se muestra contrario a la participación  del PNV en la contienda exiliándose en San Juan de Luz y de allí se trasladó a Venezuela, trabajando para el gobierno de ese país en infinidad de proyectos y de obras.
En noviembre de 1934, la Brigada Social se presentó en el Centro Electoral del PNV que estaba situado en la calle Santamaría trece cuarto piso de Bilbao, eran cinco agentes y se llevaron detenidos a Francisco Horn Areilza (ingeniero), Manuel Sainz Taramona (abogado), otro abogado León Urritza Berraondo, José Antonio Aguirre y Lekube (abogado), Manuel Egileor Orueta (ingeniero), Ignacio Rotaetxe(ingeniero de caminos) y otros cuantos, un protésico, un industrial.........
José Antonio Aguirre quedó en libertad por ser diputado, aunque él no se había dado a conocer y marchó a su casa Miramar en Algorta. A las once y cuarto de la noche sonó el timbre en su puerta y se presentaron tres números y un teniente y quedó detenido.
De la Comandancia Militar pasó a la Comandancia de la calle Elcano y allí se encontraron todos los detenidos.
Todos fueron llamados a declarar, primero José Antonio Aguirre y luego por turno todos los demás.
Al día siguiente Aguirre fue puesto en libertad y tuvo un desvanecimiento durante el interrogatorio, todo esto fue motivado por la intentona revolucionaria de Asturias de octubre de 1934, parece ser que las autoridades del momento estaban un poco desorientados buscando a los cabecillas de la intentona golpista.

A primeros de año de 1936 presenta su candidatura a las últimas elecciones y el seis de noviembre de 1936 ya figura en una lista de morosos por impago del teléfono a la Telefónica, la lista es muy larga toda esta gente ha huido de Bilbao, en su gran mayoría.
Regresa en 1947 y es obligado a vivir a quinientos kilómetros de Euzkadi. Tras una larga y penosa enfermedad muere en Ceanuri el 29 de agosto de 1951.*
Así lo relata Koldo San Sebastián, en la editorial Alderdi 1985, en un artículo titulado "Ayer Euzkadi".
En la genealogía de los Rotaeche, "se dice que al estallar la guerra, sus convicciones le impiden entrar en ninguno de los dos bandos, por lo que es partidario de "dejarse matar".
Al expresar esta opinión en la asamblea del partido de julio de 1936, sufre amenazas de muerte de su propio partido. La postura de no entrar en ninguno de los dos bandos fue compartida por muchos nacionalistas". Hombre de profunda religiosidad, contempló con horror los asesinatos masivos de religiosos, situación que empujó a la Jerarquía eclesial a tomar parte en un conflicto que afectó a toda España. Su filiación política implicó graves consecuencias para él y su familia, siendo multado fuertemente(una multa de un millón de pesetas) siendo posteriormente reducida a doscientas cincuenta mil pesetas, se le retiró el título académico.
Con el estallido de la guerra se instaló en San Juan de Luz.
Fue inhabilitado el 23 de agosto de 1937, en plena guerra, permaneció en Venezuela hasta 1942, interviniendo en proyectos de regadíos, marchó a Portugal donde dirigió las obras de una presa, en la zona fronteriza hispan-lusa.
En el año 1940 el Ministerio de Fomento le había confirmado su empleo: de ingeniero jefe de segunda clase del Cuerpo de Caminos.
Hubo revisión de la causa en 1943, se le permitió la entrada en España, pero fue desterrado de Euzkadi y Cataluña a 150 km.
Hasta treinta y tres firmantes presentaron un escrito informando favorablemente de él.
Su primo hermano Jesús Rotaeche y Rodríguez Llamas, Almirante de la Armada, intercedió desde su elevada posición a favor de Ignacio Rotaeche.
El 15 de abril de 2002 se colocó una placa en el puente de Deusto de Bilbao, en su memoria.

FIN



Tal como indica el pie de foto 11 de junio de 1925, en la cruz del Gorbea






 Mi agradecimiento a Luis Gortázar Rotaeche.
*Iñaki García Uribe
Liburuklik
Archivo Diputación Foral de Bizkaia
Dokouklik
Archivo Club Deportivo Bilbao
Biblioteca Nacional de Madrid
Hemeroteca del Correo
Ignacio Rotaeche Velasco 1888-1951 y los puentes móviles de Bilbao, de María Jesús Cava Mesa.