lunes, 12 de diciembre de 2016

JUAN OTAOLA,NADADOR Y SUBMARINISTA



Juan Otaola
Nació en la bilbainísima calle de Alameda de Urkijo,57 junto a la plaza de Indautxu,el 13 de abril de 1937.
De chaval estudió en el Colegio Santiago Apóstol de los hermanos de La Salle,conocidos popularmente con el nombre de "los hermanos del babero".
A Juanito lo que le enseñaban los curas le interesaba muy poco,porque sus aficiones eran,el piano,el acordeón,el deporte y la guitarra.
La afición a la acordeón la compartía con su amigo del colegio Luis Calleja en sus ratos libres.
Juan era muy original y creativo con un gran sentido del humor.
Estaba especialmente dotado para la música y él le inició a su hermana en la música,cuando tenía 5 o 6 años con mucha paciencia y dedicación.
Le gustaba dibujar,hacía unos comics muy divertidos,era un muchacho muy sociable y le resultaba muy fácil hacer nuevas amistades y mantener las antiguas.
También se hacía querer de sus padres y hermana que le adoraban.
Juan y Loli












Era un chaval simpático,pero muy travieso e inquieto pensando siempre en alguna trastada.
Meter los hombros en los barrotes de hierro de la Misericordia y separarlos como si fueran de regaliz con su corpulencia.
Derribar con los hombros una tapia de ladrillos,perseguir gatos o entre su amigo y él,la gamberrada de romper los colgadores del vestuario del Club Deportivo.
Su padre se llamaba Juan Otaola Faón y era empleado de la fábrica Echevarría que tenía por aquellos años las oficinas en la Alameda Urkijo un edificio pequeño,frente al Corte Inglés.Su madre Emilia Araico.
El padre presumía de hijo fuerte con los amigos,ganando alguna apuesta con su Juanito y su amigo Luis.


Los veranos los pasaba en Algorta,en la playa de Arrigúnaga practicando su deporte favorito la natación.
Juan en la adolescencia empezó a estudiar comercio y su amigo Luis siguió con el bachiller los dos en el mismo colegio. 
Juanito Otaola ingresó en el Club Deportivo de Bilbao en enero de 1951 y su actividad natatoria empezó al año siguiente.
En el año 1960 batió el record vizcaíno de los cien metros braza y se proclamó recordman vasco-navarro con un registro de 1 minuto-21 segundos y 3 décimas.
También formó parte del grupo Submarinista C.E.V.A.S,en el primer cursillo de socorrismo acuático.
Este grupo lo formaban once nadadores,algunos de ellos:Juan Otaola,Alberto Casas,Francisco Santofimia,Jesús Rodriguez,José Luis Madariaga.........
Muchos de ellos del Club Deportivo de Bilbao,que contaba con una piscina cubierta,en ese momento la única de Bizkaia y un buen plantel de nadadores.
El mérito de estos muchachos es el haber salvado muchas vidas humanas principalmente en la playa de Sopelana.
Juan Otaola conoció el viejo y el nuevo Club Deportivo por poco tiempo se inauguró en el año 1968.
Vivió el viejo club y la apuntalada piscina con unos nadadores la pileta como Francisco Sontofimia(Chato),Cepeda y López Guereñu que eran sus competidores directos.




Juan Otaola

Juan era un hombre fuerte,alto,de una gran complexión física,aveces algo bruto como cuando lanzaba el saco de boxeo de un puñetazo y lo remataba con la cabeza.

Un muchacho sonriente,bromista,nunca se enfadaba.
Era un gran buceador nadaba los cien metros bajo el agua en la piscina.Contenía la respiración más que nadie, agarrado a las escaleras de la piscina.

EL PEZ JULITO
La ocurrencia de Juan fue en el año 1956,en la cochambrosa piscina del Club Deportivo.
Se dio un raro fenómeno al que los rusos bautizaron con el nombre de "coexistencia",la de los nadadores del club con un simpático pez al que llaman Julito que vivía como un marajá en las aguas de la piscina.
Apareció hace unos meses,entonces era un pececillo esmirriado y ya se ha hecho todo un hombre.
Juan Otaola fue el autor,el que introdujo el pez en la piscina.
Como días antes se había discutido si sería oportuno tener un verificador para la calidad del agua en la piscina y Juan pensó ¿que mejor que un pez?,se moriría si las aguas estaban en mal estado.
Y se lo tomó en serio,cogió una carpa del estanque de la Misericordia para hacer el proyectado experimento.
El pez hizo amistad con Costan el calefactor del club a quién saludaba todas las mañanas,a Matilde y a Olga Guerrero.
Fue Joaquín Achúcarro el pianista,el que se dio maña y carrera para cogerlo y ahora está en buenas manos,en una pecera de la casa del nadador Jesús Rodriguez.
La aventura del pez Julito duró unos meses y nada más se volvió a saber de él.
Donde nadaba el pez Julito era una piscina apuntalada la mayoría de sus columnas y en un estado deplorable.
Por aquellos años las mediciones del P.H. se hacían a ojo,el cloro se usaba sin control.
El sulfato de cobre para matar las algas,a los nadadores se le quedaba la almohada al día siguiente de color azul-verdoso.
Luego estaba el sulfato de aluminio que precipitaba la porquería al fondo.
El agua de la piscina se calentaba con unas calderas de carbón junto a ellas de dejaban los albornoces a secar.
María Dolores estaba en el secadero colgando la ropa con la ayuda de Marieta y daban una ficha con el número de la prenda.
Costan como ya hemos dicho jefe de calderas,José era el conserje y el canchero,Serapio el conserje uniformado.
En la oficina estaba Manuel Bayo jefe de servicios y administrador del club hasta el año 1966.Tenía una imprenta,todos los impresos del club pasaban por su taller.
Con él en la oficina trabajaban dos empleados,de uno de ellos se decía que se "perfumaba".
La separación de sexos era obligatoria,los lunes,miércoles y viernes nadaban las chicas de 7,30 de la tarde hasta los 8,15.Los chicos el resto de la semana,un individuo apodado Jibión porque siempre iba vestido de negro,relativamente joven y a más señas falangista,era el vigilante y con órdenes estrictas de no dejar pasar a los chicos cuando nadaban las chicas.
En aquellos años Casimiro Morcillo era el obispo de Bilbao,fue el primero que tuvimos y ya queríamos que fuera el último.Vino a Bilbao el año 1950 y fue riguroso en combatir la promiscuidad y la concupiscencia,con las chicas solo nadaba el pez Julito.Julio Febrer entrenaba a las mujeres socias del club que por aquellos años no muy numerosas se acercaban a la piscina,Luz Vega,Inge Anduiza,Viloeta Parada.......
En el bar o más finamente el ambigú estaba Goyo y su mujer con sus dos hijas,que por cierto eran muy guapas y Gamazo era el peluquero.
Equipo de pesca submarina del Club Deportivo
de Bilbao
Los nadadores del club tenían un cuartito contiguo al bar que se llamaba Popeye Swing.La sociedad la formaban Juanito Govillar,Alberto Dueñas,Jesús Rodríguez(el rubito),Robert Simpson(vice-consul de los Estados Unidos),Otaola y el pianista Joaquín Achúcarro al que hacían tocar el piano hasta que sus obligaciones se lo impidieron.
A Joaquin le gustaba nadar travesías y su mejor estilo era el crowl.
Los nadadores adolescentes de 16 y 17 años......iban al baile del frontón los domingos donde no se podía arrimar,pero había que intentarlo.
Sábados y domingos entrenamientos en la piscina,las matinales de cine,Actualidades,Trueba,sesiones maratonianas con pipas o chufas y los chicles Bozooka que venían con cromo de aventuras y que por cierto eran argentinos.

Juanito Otaola representó en innumerables ocasiones al Club Deportivo y a la selección vizcaína de natación,su corta pero exitosa vida deportiva con logros extraordinarios.
En el año 1954 participó en el primer campeonato provincial de pesca submarina el C.E.V.A.S fundado por Juan Marra el italiano que impulsó la pesca submarina en Bizkaia,fue amigo y compañero suyo.También compartió aficiones deportivas con Luciano Reguera,Luis Aldecoa,Pepe Miranda,todos grandes submarinistas.
En el año 1956 Otaola gana su primer título,el de campeón de Bizkaia de pesca submarina,hazaña que repitió en los años 1957,1958 y 1969 con una dura y reñida competencia.
Con Aldecoa y Bilbao representó a Bizkaia y consiguió el título de campeón de España por equipos en el año 1965.

Era monitor titulado socorrista y miembro activo de esa federación y uno de los mejores monitores de socorrismo.
Ostentaba el record Vasco-Navarro de 4x100 en cien metros braza.Sus compañeros Jimenez en mariposa,Cepada crowl y Aldama en espalda.
Participó en muchos concursos de pesca submarina,Castro Urdiales,Bermeo,Lequeitio,Arminza.
El 2 de junio de 1964 se proclamó campeón absoluto de pesca del C.EV.A.S,él y Luis Aldecoa eran los más enforma en ese momento.
En el año 1966 ganó un concurso de pulpos a mano,en el año 1967 se pasó al Vizcaya-Club.
Fue en el año 1968 cuando participó en un campeonato que sería de los últimos de su vida en aguas de Ceuta.
También formó parte del equipo de water-polo del Club Deportivo con Barbero,Vitoria,Govillar,Junquera,Aldama,Pimentel,Santofimia,Alberto Casas,todos grandes nadadores.





selección Vizcaína de pesca submarina en Bermeo
dos son del Club Deportivo Miranda y Aldecoa.
Juan Marra a la derecha el primero de rodillas
Juanito Otaola se casó con Loli Fuentes que era nadadora en el club y a decir de muchos la mas guapa de las nadadoras,tuvieron dos hijas Elena y Eva.
Su hermana Mariema Otaola,es una mujer de una gran sensibilidad artística,aficionada a la música clásica,canta en un grupo de música barroca.
También es vocal del Patronato-Fundación de Yehudi Menuhin en España.
Como escultora tiene una primera época en bronce y después se pasó al hierro.

LA TRAGEDIA:
Fue del faro de Pechiguera en Arrecife de Lanzarote a la playa Blanca.
Trataba de conseguir un laurel más con que adornar su ya extenso palmarés.
La prueba empezó a las diez de la mañana y la noticia se supo tres horas y media después.Se suspendieron todas las pruebas posteriores.
Tomás Crespo fue el primero en alarmarse al observar que su boya de situación permanecía inmóvil,no le vio subir a la superficie y se temía lo peor.
Varios miembros de salvamento y socorrismo se arrojaron al agua provistos de bombonas de oxígeno.Le subieron con gran esfuerzo a la superficie,pues era un hombre alto y corpulento.
El doctor Aguilar le aplicó los primeros auxilios,haciéndole repetidas veces el boca a boca.A las 3,30 de la tarde se confirmaba su fallecimiento.
Tenía los pulmones llenos de agua,Juan se había desprendido del cinturón de plomo en un intento desesperado de subir a la superficie.
Según sus compañeros las inmersiones que hacía en el Cantábrico las inmersiones que hacía eran de ocho a diez metros.
Viendo la limpieza y claridad de las aguas de Arrecife se debió entusiasmar persiguiendo algún pez y bajó demasiado.
EL buque escolta de la armada le llevó hasta Arrecife donde fue embalsamado.
Tomás Crespo el presidente de la Federación Vizcaína de actividades sub-acuáticas hizo los trámites para el traslado urgente de sus restos mortales.
"Arriesgan demasiado en su empresa,seis horas nadando,buceando y pescando de ahí que este deporte contenga tan belleza como el que más y tanto peligro como el primero,exigiendo el valor y una entrega inigualable."
Llegó el avión a Sondika,con los restos mortales de Otaola,allí le esperaba un grupo numeroso de familiares y amigos.



Aldecoa a la derecha y Juan Marra entregando el banderin

Seguidamente se trasladaron al cementerio de Derio,el Delegado Nacional de Educación Física y Deportes le impuso la medalla al mérito deportivo con distintivo en plata.
Hubo varios miembros de clubes de Bilbao que se trasladaron a San Juan de Gaztelugatxe donde arrojaron unas coronas de de flores,donde estaba entronizada en el fondo la imagen de la Virgen de Begoña,precisamente por el grupo C.E.V.A.S.
Muy cerca de allí en Aketxe perdió la vida buceando otro histórico del submarinismo Luciano Reguera miembro del citado club. 

Sus funerales se celebraron en la Iglesia del Carmen de Indautxu.La familia de Juan Otaola al morir quedó en una precaria situación económica debido al imprevisible accidente.
Juan era agente comercial,trabajó con varios amigos del mundillo de la natación en distintos negocios,Paco Buj y Francisco Pimentel....
En los periódicos de Bilbao se abrió un cuestación popular.
El Club Deportivo de Bilbao pidió a los socios y simpatizantes que colaboraran con sus donativos,la suscripción estaba abierta en conserjería y administración del club.
También lo hicieron otras entidades deportivas con generosidad.
El Club Deportivo convocó unas pruebas de natación en homenaje a Juan Otaola,con todos los equipos vizcaínos de natación:Kai-Eder,Landachueta,Naútica de Portugalete,Real Club Golf de Neguri,Real Club de Jolasete,Vizcaya Club Educación y Descanso y el Club Deportivo de Bilbao.
La prueba consistía en 50 metros cuatro estilos,femeninos,masculinos y menores.Una prueba de cien metros braza con la intervención de cinco compañeros de Juan.La calle número tres quedó vacía en recuerdo y homenaje al fallecido nadador.



Juanito Otaola y Joaquín Piementel,en un cargadero cerca de Castro Urdiales dias antes de la tragedia.

ASÍ LO RECUERDA UN AMIGO*Me llamo Joaquín Pimentel,en el año 1948 me traslado de Valladolid donde mi padre ejercía de médico a Bilbao.
A la casa de mis tíos en la calle Espartero al número 9 y después al 11.
En ese año ingreso en la Escuela Oficial de Nautica.Al año siguiente en el 1949 muere mi padre y yo sigo estudiando en Bilbao y termino los tres cursos oficiales en el año 1950.
Soy socio temporal del Club Deportivo de Bilbao y entrenaba en la piscina para luego en el verano practicar mi deporte favorito la pesca submarina,he sido un apasionado "cazador submarino".
Después navegando de oficial me hice socio de número del club y hago amistad con todos los nadadores del club.Ejercí de árbitro de natación y en el año 1962 saqué el título de Socorrista Acuático.En aquellos años la primera prueba del socorrista,teníamos que nadar vestidos.Usábamos un buzo azul de obrero,cincuenta metros nadar y otros cincuenta con un pesado maniquí a la espalda.
Con el traje de baño nos poníamos una pegatina SOS,nadie nos hacía caso solo cuando alguien estaba en peligro nos avisaban,luchar con alguien que se agarraba a nosotros como una lapa con el riesgo de ahogarnos los dos.Un compañero del Club Deportivo,un espaldista de los mejores tenía en record de gente rescatada en las playas de Bizkaia,se llamaba Félix Lopez de Aragón.
A Juan Otaola lo conocí en el Deportivo en el año 1959.En los años 60 formábamos parte de una tertulia en el Taller del Chato(Paco Santafimia) donde se preparaba todo el material de pesca submarina.En el año 1968 Juan Otaola fichó como jefe de ventas de una compañía holandesa.
Juan Otaola(Juanito para los amigos) Una fuerza de la naturaleza,con casi 1,90 metros de estatura,fuerte como un toro,muy musculado y entrenado,con una forma increible,era uno de los mejores nadadores de braza de España y campeón Vasconavarro durante mucho tiempo.
A pesar de dos accidentes de moto y otro de coche(tenía varias placas de acero y tornillos) esto no le impedía competir en los campeonatos.
Durante varios años pescamos juntos,en verano en jornada intensiva.Salíamos de la calle Mazarredo y comíamos un bocadillo y en coche hacia Bermeo,Castro Urdiales,Ciervana o Laredo,Juanito tenía sus caladeros secretos,el sabía las cuevas y las rocas de mojarras(los grandes ejemplares al que él llamaba "morrudas" y los pasos de las corvinas,solo yo le acompañaba,sabía que no desvelaría sus secretos.
Juanito tenía una colección de cartas nauticas de la Costa Cantábrica,donde estudiaba profundidades y corrientes.
Unos días antes de celebrarse el Campeonato de Pesca Submarina de España que iba a celebrarse en Canarias,me dice que se va a presentar al campeonato en Arrecife de Lanzarote,yo le recuerdo el accidente de Luciano Reguera(buen amigo nuestro).
Le pido que no trate de pescar a la profundidad que pescan los mallorquines(campeones de España y el mundo).
Juanito dominas la profundidad del Cantábrico,pero Canarias tiene la mar muy transparente no te confíes,sabes que vas a ser el director comercial de una empresa importante,no te arriesgues demasiado.
A veces cuando el Chato(Santafimia) podía íbamos los tres a la playa salvaje de Sopelana,bajábamos con el material medio puesto por caminos y descendíamos por barrancos hasta la arena.
En la playa salvaje vivía un ermitaño llamado "Gabino"y tenía allí su cabaña como un Robinson cualquiera.Comía lo que pescaba,también tenía un huerto con algunas hortalizas.
Éramos muy bien recibidos,le entregábamos casi toda la pesca que cogíamos que no era poca.
Juanito era el primero en tirarse al agua,nadando rápido a mar abierta con su fusil de aire comprimido con la máxima carga,para un solo tiro a pieza grande.
Chato y yo estábamos entrando en el agua cuando vimos a Juanito acercarse a la orilla,tenía arponeado en la cabeza una enorme raya(las llamábamos ángeles) los dos arponeamos con dos buenos tiros al pez en la cabeza y tirando de las tres cuerdas de nuestros fusiles conseguimos llevarlo hasta la orilla,pesaría unos 90 kilos.
Gabino nos ayudó a despiezarla y nos llevamos una aleta,lo demás para nuestro Robinson.
Al día siguiente la madre de Joaquín cocinó la aleta y entre cinco comensales dimos buena cuenta de ella.
El material que usábamos entonces era muy pobre y escaso,salvo en Italia y Francia que era de primera.
Los trajes nos los hacía a medida un guardia civil retirado que vivía en Somorrostro y los guantes eran de cocina,los fusiles eran de aire comprimido mejorados en el taller del Chato y él nos construía los arpones con acero inoxidable.
En verano pescábamos a pelo y en otoño invierno hasta con calzoncillos de felpa blancos y luego las camisetas,esto en los años 1950 luego algunos años después ya teníamos mejor equipo. 
De Juan Otaola se podía escribir y decir muchas cosas,que imaginación tenía aparte de sus hazañas deportivas.
En taller del Chato fabricó un artilugio para coger percebes en las rocas a mucha profundidad que consistía en una ballesta de camión afilada por un extremo y en el otro extremo un mango soldado,también llevaba un contrapeso en la parte central.Arrancaba percebes muy grandes que se los rifaban los restaurantes de Bilbao,también los grandes congrios y las corvinas gigantes,era un suplemento a su escaso sueldo de juventud.
Algunos del Deportivo conocíamos las historias que nos contaba con su gran imaginación.Había creado dos personajes el profesor Jayaco y el doctor Pestiño protagonistas de sus graciosos cuentos.Nunca los escribió estaban en su memoria y en la de sus compañeros del Club Deportivo.
Otra de sus geniales imitaciones,cuando hacía de Tarzán en la piscina o cuando inventaba otra historieta.
Juanito donde estés que sigas con tu profesor Jayaco y el doctor Pestiño y descanses en paz que te lo mereces.
Para mi Juan Otaola más que un amigo,un compañero de aventuras y de trabajo fue un hermano.
Yo le recuerdo a diario,sus fotos están en mis paredes,con las de mis hijos y nietos.Ójala otros lo recuerden como yo lo recuerdo.*


Su hermana Mariemi dice que recordar a su hermano,es darle la vida de nuevo.Alguien dijo que solo morimos cuando nos olvidan.
Para su hermana Mariemi Otaola y su amigo de la niñez Luis Callejas al que siempre le oí hablar bien de Juan,con nostalgia y con cariño.Hoy ya no vive ninguno de los dos,solo queda su recuerdo.

FIN


No hay comentarios:

Publicar un comentario