lunes, 3 de febrero de 2014

PEDRO EGUILLOR ATTERIDGE,PRIMERA PARTE



Don Pedro Eguillor

Tres años después del Sitio de Bilbao,el uno de Mayo de 1877 se oyen disparos de morteros y los bilbaínos se vuelven a sobresaltar.
El día 2 de Mayo,repique generalizado de campanas se celebra el fin de la guerra,su tercer aniversario.
Con un Te-deum,un concierto y juegos infantiles con cucañas en el Arenal.
El discurso de el alcalde de la Invicta Villa de Bilbao,don Pablo Alzola,también dirige una alocución el gobernador militar.
Es un día festivo,romería,fuegos de artificio,iluminación  y conciertos públicos.
Con motivo de las fiestas de Bilbao,se instalan en el paseo del Arenal unos nuevos mecheros de gas para iluminar todo el paseo.

Don Pedro Eguillor Atteridge había nacido en Bilbao y fue bautizado el 27 de Junio de 1877.
Y no lo hizo en la iglesia a la que pertenecía San Nicolás de Bari,se le bautizó en los Santos Juanes.
San Nicolás estaba cerrada al culto,fue parque de artillería y depósito de municiones durante la última guerra carlista y no se podían oficiar ceremonias litúrgicas.
Faltaban unos años para que San Nicolás estrenara un precioso órgano regalado por la piadosa señora viuda de Epalza.
Gorroño el viejo sacristán de San Nicolás de avinagrado rostro y con malas pulgas.
Con su caña apagaba las luces y daba caña a los niños.
A los chavales les gustaba deslizarse por el famoso sirin-sirin que daba a la calle Estufa,se hacían estropicios en la culera del pantalón.
La Aduana de Bilbao,estaba en la calle Ascao frente a la Plazuela de San Nicolás,calle con mucha actividad comercial.



La Gran Via el año 1911,a la izquierda la acera de Arrese y a la derecha la BBK

La familia Eguillor-Atteridge vivían en la calle Correo en el número 21,tercer piso.Entonces a la entrada del Arenal y muy cerca de San Nicolás.
Poco tiempo llevaban viviendo en Bilbao,hacia el año 1869 se empadronaron en la villa.



Pedro Eguillor Sarachu,retrato de Barrueta
del libro de José Antonio Larrínaga.
El padre Pedro Eguillor Sarachu y fue bautizado el 31 de Enero de 1830 en Baracaldo.Eran siete hermanos y él era el pequeño de todos.
Tanto el primer apellido como el segundo tienen raigambre en Baracaldo y de resonancias históricas.Por ejemplo un barrio con el nombre de Sarachu en el mencionado pueblo.
En el censo figuraba como comerciante,sin que sepamos a ciencia cierta su principal actividad.
Fue concejal de la Comisión de Hacienda con el alcalde don Pablo Alzola el mismo año que nació su hijo.

Su madre Isabel Atteridge Paxton,esta señora había nacido en La Habana(Cuba).
Había una mezcla de nacionalidades en la parte materna,la abuela Serafina Paxton Macdonnel había nacido en Montreal(Canadá) y era la viuda de un inglés llamado Atteridge.
El matrimonio canadiense-inglés marchó a La Habana donde nació Isabel el 20 de Junio de 1845,por lo tanto era una jovencita cuando se casó con Pedro Eguillor Sarachu.
No tenemos datos de donde se conocieron y donde se casaron,pero hemos de suponer que fue en La Habana donde Pedro se prendó de la bella cubanita.

En Cuba había una colonia de vizcaínos,entre ellos dos hermanos Francisco y Raimundo Eguillor Echevarría nacidos a principios del siglo XIX y tenían un ingenio azucarero por aquellos años.En Pinar del Río(Bahía Corojal) y la empresa se llamaba Tapia y Eguillor.
Estos probaron su hidalguía en el año 1835 en el Señorío de Vizcaya,quizás tengan algún parentesco entre ellos.
El apellido en su origen procede del valle de Ollo a 15 kilómetros de Pamplona y existen distintas ramas,la ya citada y otra en Idiazabal(Guipuzcoa) que en 1625 pasaron a Barcelona,México y Perú.
En los solares de Durango,Elorrio y Villaro existe ese apellido con dos variantes Eguillor y Eguileor.
Los Eguillor que nos acupan van através de los años de Alónsotegui,Ugao,Miravalles,Barakaldo y Bilbao.
Hemos llegado hasta el matrimonio Thomas Eguillor Ascunaga casado con Sebastiana Xabiera Pasadoiro Hormaeche.
Los hijos de esta pareja nacieron en Bilbao,María,Víctor y Francisco y están bautizados en Santiago los años 1775,1768,1773 respectivamente.
Pedro Eguillor Sarachu,tenía una casería en propiedad,llamada Sasieta en Bedia en el año 1829 según consta en el Archivo de los Gortazar.

La vida y sus juegos infantiles Pedro Eguillor,transcurren en los soportales de la Plaza Nueva,la calle Correo,la Plazuela de San Nicolás y las Calzadas de Mallona donde se halla el Instituto Vizcaíno.
Este instituto se creó el año 1846 y es continuación  del Colegio de Humanidades de Santiago,que nació en Abando el año 1818 hasta el año 1835.
El Instituto Vizcaíno tenía un gran nivel educacional y dependía de la Diputación de Bizkaia,con un buen profesorada de reconocida valía.
Pedro era un muchacho despierto e inteligente,con menciones honoríficas en Historia Universal,Aritmética,Álgebra,Retórica Política y Lengua Francesa.Los idiomas se le daban con mucha facilidad.
Tiene por compañeros de pupitre a ilustres bilbaínos,los hermanos Camiña Luis,Ramón y José hermanos del arquitecto Mario.
Teófilo Guiard,Raimundo Beraza el arquitecto,Gabriel Ybarra y otro arquitecto el ilustre cántabro Leonardo Rucabado que dejó su maestría y buen hacer por todo Bilbao, fue el arquitecto de las casas de Elcano y Plaza Elíptica número uno,donde vivió él gran parte de su vida.





Los dos hijos de don Pedro Eguillor.Familia Eguillor-Mogrovejo

Pero hay un chico con el que mantiene una amistad especial Esteban Bilbao Eguía que es dos años más joven que él.
Era el primogénito de una familia burguesa numerosa,su padre se llamaba Hilario y era médico y la madre María Concepción Eguía tenía una tienda de comestibles,en la calle Carnicería Vieja donde vivía la familia.
Familia de costumbres tradicionales y de ideología carlista,desde muy joven Esteban militó en ese partido.
Pedro termina el bachiller el 4 de Enero de 1893,con diez y seis años.
A los dos jóvenes se les podía ver por la calle Jardines donde estaba la Juventud Carlista o la Sociedad Tradicionalista en la misma calle,que a principios del siglo XX esta sociedad contaba con seiscientos socios.En "La Avanzada" colaboraron los dos amigos,contra el Intelectualismo Republicano de la villa.
Esteban y Pedro vivían las pugnas y discrepancias de la política especialmente con los socialistas y liberales de la villa.
Sus ideas eran las de un carlista quizás influenciado por su amigo Esteban,los padres de Pedro pertenecían a la categoría de propietarios rurales gentes militantes en la causa del pretendiente don Carlos.

Esteban y Pedro estudian derecho en la Universidad de Deusto,el primero también estudia filosofía y letras.
Esteban se dedicó a la abogacía y luego a la política alcanzando relevantes puestos.
Pedro abrió su bufete el año 1907 en Gran-Vía 35 segundo piso,pero dejó la profesión al de muy poco tiempo.
Como heredero de una considerable fortuna,le permitía vivir sin trabajar y consagrarse a lo que más le gustaba "la vida intelectual".
Su hermana María Concepción era la mayor había nacido el año 1870,luego él y el pequeño Alejandro que nació en el año 1882.
Como ya hemos dicho la familia vivían en la calle Correo,pero vivieron un tiempo en la Plaza Nueva en el número cuatro,segundo piso.
Vivían los padres,la suegra Serafina Paxton,una cuñada llamada Serafina y dos sobrinas.
Para el servicio de esta familia contaban con tres sirvientas nativas,Paula,Josefa y María.
El tío Sebastián Eguillor Sarachu era uno de los cincuenta mayores pudientes de Vizcaya,según el Irurac-Bat de 1875.
Tenía relaciones de amistas con la familia Ybarra y los Urquijo.
Y junto con Pedro Ampuero,Manuel Victoria de Lecea,J.M. Gortazar y don Pantaleón Pérez de Nin,eran propietarios de una área superficial de la Plaza Nueva.Entre las calles Ascao,Correo,Sombrerería y la Calleja.



La niña de don Pedro Eguillor


El 20 de Diciembre de 1883 muere el padre de Pedro de una congestión cerebro-pulmonar,Sus restos son conducidos al camposanto de Mallona,pasando por debajo del arco,donde dice en su frontispicio:Aquí acaba el placer de los injustos
                                        y comienza la gloria de los justos.

Algunos años después muere su madre Isabel Atteridge y Paxton el 23 de Abril de 1891,a las dos de la madrugada de tifus.
Dejando huérfanos a los dos chicos menores de edad.
La hermana en el 22 de Enero de 1890 se casó con Ángel Galindez Bermejillo,este señor era arquitecto y se le nombra tutor de los bienes de la familia a primeros de Noviembre de 1892.
El presidente del consejo familiar es el tio José Eguillor Sarachu casado con  María Urraza Lacabe.
Los hijos heredan algunas casas la número diez y nueve y la cuatro de la calle de La Sierra(hoy Buenos Aires).
Se llamaba así por los numerosos negocios y aserraderos de madera.Las casas que heredaron estaban en regimen de alquiler,lo que les reportaba a cada uno,algunos miles de pesetas al año. 

Don Pedro Eguillor se casa con Milagros Barandiaran Bárcena,esta muchacha había nacido en Castro Urdiales el 3 de Setiembre de 1874.Su hermana Asunción se casó con don Federico Moyua el que fuera famoso alcalde de Bilbao.
Tuvieron tres hijos,Rafael el pequeño era farmaceútico en la calle Artecalle y vendía artículos veterinarios.
Alejandro el químico y sus negocios,sin profesión conocida este heredó los rasgos de la madre.
Isabel la niña que murió de difteria con trece años.
Fue una de las amarguras de su vida,se le hizo una traqueotomía con la mala suerte de no poder retirar la cánula y murió después de una noche trágica por asfixia.Era una niña despierta e inteligente.
Dolor que llevó en su corazón Pedro toda su vida,su médico de familia don Julio Uruñuela se extiende en detalles del trágico fin. 

Sus suegros se llamaban María Asunción Bárcena y su marido Eduardo Barandiaran Tejada,importante hombre de negocios.



Archivo Diputación Foral de Bizkaia


Era el dueño de Barandiaran y Compañía,con sucursales en la calle Estación(La Sociedad Bilbaina),Gran-Via,18,Hurtado Amézaga y Artecalle,35.
Vendía toda clase de productos,como brochería,cepillería,pinturas,barnices,productos químicos y artículos de droguería y perfumería.
Aguas de quina,de tocador,colonia Atkinson,Violet,elixires,polvos para dientes,vinagrillos,pastas y muchas cosas más..................
El señor Barandiaran se anunciaba así:Piel aterciopelada y fresca como los pétalos de una rosada crema en el rostro,el busto y todo el cuerpo.Puede tenerse siempre con el jabón de Verbena Caléndula.
También regalaba entradas para el cine Olimpia,fue el primero en introducir esa táctica publicitaria.

Era el almacén más importante de Vizcaya,en la gerencia de la empresa a parte del dueño estaban,Federico Moyua,Joaquín Urigüen,Irineo Quintero y le incluyeron a Pedro en el organigrama de la empresa.
 En el año 1909 se construye una casa en el número uno de la Plaza Elíptica,esquina con Elcano.El arquitecto se llama Leonardo Rucabado,su compañero de clase en el Instituto.
La casa es un magnífico exponente del "Estilo Vienés"que continua por la calle Elcano números 11 y 13,en el mismo estilo de construcción del año 1912.
Por desgracia para el patrimonio bilbaíno la casa de la Plaza Elíptica se empezó a derribar el año 1970.


Pero don Pedro Eguillor tenía otras cosas más importantes en que ocupar su tiempo,la lectura de libros,periódicos,revistas, las charlas y la sobremesa en el café Lion D´Or después de la comida hasta el anochecer.
Por su casa pasaba mucha gente de toda clase y condición.
Después de una sustanciosa comida se iba al café.
Era un hombre de pobladas cejas,ojos negros y vivaces.
Tenía una sólida formación universitaria y linguística.
Otra faceta importante de su personalidad eran los idiomas.
Había conseguido leer en el idioma original de Moliere,Shakespeare,Virgilio,Shiller,Camoens,Rosalía de Castro,Verdaguer y Dante,era un verdadero políglota.
Hombre de gran curiosidad y voracidad intelectual,recibía libros y revistas de las más distintas procedencias.
Otra de sus cualidades era la facilidad para el dibujo a lápiz o carboncillo,la familia conserva en carpetas muchos de sus dibujos con trazos rápidos y seguros.



En este dibujo se representa a sí mismo
Por los largos pasillos de su casa se podían ver los anaqueles con sus libros,de los más variados temas.
Su extensa biblioteca constaba de cerca de 20.000 volúmenes según las fichas que se hicieron al morir y ser donada por su viuda al consistorio bilbaíno.

Don Pedro no bebía alcohol,ni fumaba.
Su fisonomía no era nada vulgar,tenía algo que le distinguía de los demás,una fuerte personalidad.
Su cara llena y rosácea,su poderosa nariz,sus cabellos blancos y alborotados debajo de su sombrero de ancho vuelo.Bellos y expresivos ojos.Tenía un marcado parecido con Chesterton.
Pantalones con rodilleras,chaqueta cruzada con amplios bolsillos deformados por los libros y periódicos que asomaban al exterior.Con sus botas de botones,podía parecer un predicador o un pastor protestante,un intelectual bohemio.Pero nunca un letrado,un comerciante o un industrial.
Desfila desde su casa en la Plaza Moyua hacia el escritorio de la casa Barandiaran,situada en el extremo opuesto pero nunca llega..........
Miguel Unamuno que tenía un carácter difícil y una personalidad muy fuerte,no coincidían en muchas cosas.Pero tenían una vieja y entrañable amistad y un respeto mutuo.
Don Miguel le regaló un libro de piel en tamaño octavo,con diez poemas escritos de su puño y letra, fechados en el año 1910.Que conserva la familia como un recuerdo muy querido.

Al morir el doctor Areilza él presidía la tertulia del café Lion D´Or le vienen a la memoria con especial cariño las excursiones montañeras organizadas por el doctor Areilza con todo el grupo de tertulianos a Gredos,Silos,Moncayo a este último monte subieron en burro.

El doctor Areilza le llamaba don Pedrito y decía de él que no tenía perseverancia para ciertos trabajos.
Adolfo Guiard decía que le llamaban en diminutivo,por que le miraban con el catalejo al reves. 

Un periodista le llamó "El Sócrates Bilbaíno"
El joven Areilza,José María que asistía a las tertulias cuando sus estudios se lo permitían,recuerda lo que le dijo en cierta ocasión:"Quiero que te formes bien,que tengas el espíritu abierto y no caigas en la cazurrería aldeana del provincialismo".

Pero aún decía mucho más de este personaje bilbaíno,en sus Memorias de Casi un Siglo:*Allá por los años 1920 un grupo de estudiantes del que yo formaba parte,le preguntamos a don Pedro Eguillor,un personaje lleno de talento y de lecturas,que deambulada cotidianamente por las calles de Bilbao buscando interlocutores que no tuvieran quehaceres urgentes,cuáles eran a su juicio las cualidades que debía tener nuestra generación.La juventud ha de ser petulante y superufana,como lo eres tu mismo me contestó.
He mencionado el nombre de Pedro Eguillor y creo necesario decir unas palabras acerca de su fuerte personalidad.
Era uno de esos hombres que dejan una profunda huella en la ciudad que viven,sin que jamás escribiera un libro,ni un artículo,ni pronunciara una conferencia,es decir que ejerció un magisterio al estilo socrático.No era un político en activo,ni formaba una escuela de pensamiento definido.Era un burgués acomodado,con una fuerte carga genética irlandesa por el lado materno.Tenía una traza inconfundible,un corpachón poderoso,su indumentaria era llamativa y aún extravagante.Vestía siempre de negro con una chalina anudada de seda oscura,la chaqueta repleta de periódicos y un gran sombrero de alas extendidas que rodean las guedejas rizosas de su pelo blanco.Bajo las pobladas cejas chispeaban unos ojos negros vivaces,en perpetua búsqueda de un transeúnte amigo e interlocutor con el que pudiera dialogar.
Tenía una sólida formación universitaria y lingüística.Poseía una magnífica biblioteca con las últimas novedades del pensamiento inglés,alemán y francés.
Siguió los movimientos europeos de la posguerra de 1914 y recelaba de los intentos mussolinianos  y hitlerianos,que consideraba obras de un comediante y de un paranoico.

Era un ser intelectual de talante apabullante y vagoroso,que tenía una flaqueza la gastronomía.A las nueve de la mañana salía a la calle con su cocinera vasca al Mercado de la Ribera,para la selección y compra de los alimentos llevaban un enorme cesto de rafia,pescados,carnes,frutas y verduras de la temporada.Era un verdadero gourmet.
Tenía una mesa abierta para tres o cuatro comensales diarios,de abigarrada condición.Salía poco menos que a buscar comensales.
No bebía alcohol de ninguna clase,ni fumaba,después de comer bajaba al café del Lion D´Or donde presidía la tertulia.
Don Pedro Eguillor cuando iba con sus amigos en largas caminatas por pueblos y montes,sudaba y renegaba de los senderos empinados dada su voluminosa traza y nos anunciaba los platos que nos esperaban en el menú postrero de alguna excelente fonda de pueblo que solo él conocía*.

Hasta el punto que dedico un verso al "bonito",publicado en el libro de cocina de la Marquesa de Parabere,que todas las bilbaínas de bien tenían en su casa.Era un libro de cocina completo y no para principiantes y verso comienza así:
                                      De un bonito carne palpitante
                                      corta en pequeños trozos que sofríe
                                      con buen tomate y pimiento picante
                                      luego lo deja a que en hervor cortante
                                      la blanca vianda a su sazón se alíe.......... 

Este es uno de los pocos versos que existen de él.
Otra especialidad de don Pedro eran los telegramas,con un arte incomparable y vistoso.Los redactaba en repentina inspiración sugerido por las circunstancias.
Cuando la situación lo requería llevaba la firma de todos los contertulios.
¿Porque no ha dejado nada escrito? 
Quizás su espíritu hipercrítico,hasta el punto que si alguno de sus contertulios repetía su tesis.casi siempre nos llevaba la contraria o añadía una observación rectificando y no por gusto o contradicción,sino por exigencia de probidad intelectual.


FIN DE LA PRIMERA PARTE

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada