sábado, 18 de febrero de 2012

LA FAMILIA ARANA


grabado del puente colgante y convento de San Francisco a la derecha


Panorámica antigua de Bilbao,Biblioteca Nacional de Madrid

El Noticiero Bilbaino recoge una noticia,posiblemente del Irurac-Bat del día 10 de Febrero de 1857
Estos días trabajando unos canteros dentro del derruido Convento de San Francisco,recogiendo materiales para aprovecharlos en la galería que se levanta en la plaza del Mercado,toparon con una osera o urna funeraria en la primera capilla del lado de la epístola del derruido convento.Hallándose cubierta,levantaron la tapa y descubrieron un esqueleto que conserva aun varios objetos con que había sido enterrado.Consisten estos en un sombrero tricornio galoneado,botas calzas y alguna ropa conservado todo en el mejor estado,no obstante había desaparecido cuanto formaba el cuerpo del personaje enterrado,excepto los huesos.
Apesar de que los operarios parece que no le tocaron y que se halla cubierto con una tabla la urna,lo anunciamos para que llegue a noticia de los interesados;que no es decoroso ni agradable para una familia que estime su nombre,dejar expuestas a una bárbara profanación los restos de sus antecesores,máxime cuando revelan como el esqueleto hallado,haber sido en vida un sujeto de alguna importancia segúnindican los restos del vestido que aun se conservan dentro de la urna.

12 de Febrero de 1857,del periódico Irurac-Bat que recoge el Noticiero Bilbaino.
A consecuencia de lo que dijimos en nuestro último número,a propósito del esqueleto que se había hallado en una de las sepulturas del imperial Convento de San Francisco,la familia interesada ha acudido a reconocer los restos del que un día fue su más apreciado miembro.Como supusimos aquellos restos sin forma alguna,constituyeron en otro tiempo el cuerpo de un hombre de alta categoría.Se llamó en el mundo el señor don José María de Arana,y pertenecía al real cuerpo de la marina.Padre de los conocidos y valerosos don Juan Ramón y don Antonio de Arana,comandantes de la heroica Muy Noble Villa de Bilbao,el difunto era nieto de un mártir del cumplimiento de sus deberes cívicos,del célebre y malogrado don Enrique de Arana,víctima del furor popular.Probablemente donde hoy reposan los últimos restos del que da margen a estas líneas,se encontrarán las del noble mártir.
La ilustre familia de Arana ha recogido en la tumba de sus antecesores una de las charreteras que lució en vida en sus hombros y algunos botones que aun se han podido hallar en medio de los restos y los huesos.Las botas perfectamente trabajadas,se encuentran aun en el mejor estado de conservación y así mismo el sombrero en cuya cinta se descubre todavía huellas del metal que le adornaba don José María de Arana,falleció el 2 de Enero de 1808,hallándose en la tumba desde hace cuarenta y nueve años.

23 de Febrero de 1857
Ayer a las doce de la mañana dejó de existir en nuestra villa el benemérito brigadier de los ejércitos españoles,señor don Antonio de Arana Landazuri víctima de un accidente aploplético,al que dieron origen los padecimientos que venía sufriendo desde largo tiempo.Pocos hombres contará nuestra villa y pocos oficiales el ejército español,que posean tan alto grado las virtudes que adornan al finado Arana,cuyo nombre encierra para nuestros convecinos numerosos días de gloria y luto.
Don Antonio de Arana nació en Bilbao siendo su padre don José María,cuyos restos no hace muchos días se encontraron en el antiguo Convento de San Francisco.
Originario de una ilustre familia,ennoblecido por seculares virtudes y acrisolados hechos de armas,jamás el venerable brigadier ha abrigado el menor sentimiento de vanidad,ni hecho gala del nombre que llevaba,sino es para imitar en valor y virtudes a sus nobles antecesores.El señor de Arana se dedicó como su bizarro  hermano mayor don Juan Ramón Arana Landazuri a la carrera de las armas y cúpole la desgracia de caer,no siendo más que un cadete,prisionero del ejército francés,que lo llevó a Francia.
De esta manera terminó la primera parte de su carrera militar,que más tarde debiera comenzar con tan gran ilustre.

plano de Bilbao año 1835-Biblioteca Nacional de Madrid
Proclamada la Constitución de Cadiz el año 1820,Arana que encerraba en su alma sentimientos de libertad e independencia,fue el primero en alistarse en el batallón de la Milicia Urbana que se creó en Bilbao y de la cual fue nombrado comandante,su hermano que se había retirado del ejército con el grado de capitán.
Sus compañeros de armas le eligieron por unanimidad y aclamación capitán de la compañía de cazadores.Arana correspondió dignamente a su confianza,no perdiendo ocasión alguna de dar pruebas de valor que poseía y de su apego y amor a las instituciones populares.Legó el funesto año 1823 para la causa liberal,y el ejército poderoso del duque de Angulema invadió la monarquía.El valeroso batallón de Guardia Urbana de nuestra villa,abandonó sus hogares y resuelto a defender hasta el último trance la causa que había jurado.Bien conocido es el comportamiento de don Antonio Arana en el sitio de La Coruña,donde por último rindieron sus armas los patriotas vizcaínos.
Es inútil que refiramos las penalidades y sufrimientos de Arana y sus compañeros durante la represión absolutista de Fernando VII,pues no existe nadie que como nosotros que no sepa la relación de ellas.
Arana ardiente patriota y decidido campeón de la Constitución,ahogó sus sentimientos liberales durante once años,para demostrar luego muy elocuentemente que para él no había sacrificios tratándose de su defensa.Nombrado a finales de 1833 segundo comandante del Batallón de la Milicia Nacional,cuyo superior mando recayó en su hermano don Antonio Arana,continuó dando claras y brillantes pruebas de sus virtudes cívicas y militares.
El año 1836 fue elegido para el cargo de regidor del ayuntamiento de Bilbao y a fines del mismo,por ausencia de su hermano nombrado diputado a cortes,comandante superior de todas las armas de la Milicia Nacional.
grabado del Convento de San Agustín a la drcha. el Palacio de la Quintana



Los hechos de Arana en los dos sitios que sufrió esta plaza son harto conocidos para que cansemos a nuestros lectores con un nuevo relato.La reina gobernadora agradecida a sus eminentes servicios e interpretando el sentimiento unánime de sus compañeros,le agradeció con el grado de coronel de un regimiento de francos y la comandancia de armas de nuestra villa.
Don Antonio de Arana desempeñó sucesivamente el mando de diversos regimientos siendo elevado el año 1844 al grado de brigadier,en cuya categoría ejerció el mando del regimiento de Almansa y luego el gobierno de la importante plaza de Morella y el Maestrazgo.Desempeñando este último y persiguiendo a unos bandidos,dio una tremenda caída de su caballo,de cuyas resultas nació la crónicas dolencia que le ha llevado al sepulcro.
Arana estaba condecorado con diversas órdenes y cruces,y abrigaba los más sanos principios políticos de tolerancia,si bien estos últimos años haya vivido completamente separado de la política y partidos.
Su agonía ha sido breve.Hace algún tiempo previendo su próximo fin,encargó se le sepultase con su uniforme e insignias de brigadier del ejército,con cuyo traje será conducido a la última morada.
Unimos nuestra lágrimas a las de todos sus amigos y compañeros para llorar a un hombre que baja a la tumba,sin que nadie haya podido encontrar en el él la mancha más leve.
Deja dos hijos,el uno oficial de la armada nacional y el otro alumno de un colegio familiar.El cielo haga que estos hijos hereden el valor y virtudes de su padre.Tenía al morir 60 años.

25 de Febrero de 1857
En la noche del sábado a las 7 horas,fue conducido a la última morada el cadáver del brigadier don Antonio de Arana según lo habíamos anunciado.Acompañaban al inanimado cuerpo,es señor comandante general de la provincia don Pedro Novia de Salcedo y don José Joaquín de Ampuero,que presidían el duelo.
La poca oficialidad de la corta guarnición residente en Bilbao,concurrió a tributarle los últimos honores así como también algunos paisanos amigos suyos en vida.
Los acompañantes del  duelo se separaron en el cementerio,sin que una sola voz se levantase en aquél fúnebre lugar a encarecer el alto mérito y distinguidos servicios del noble difunto.En otro país cualquiera,un poco menos indiferente que el nuestro,el féretro de Arana hubiera sido bañado de lágrimas y sentidos y elocuentes discursos.Hubiesen hecho resaltar los servicios del que fue, en la silenciosa morada de los muertos.
El jueves a las 10 de la mañana se celebró en la insigne basílica del Señor Santiago de esta villa,las exequias por el alma del señor Antonio de Arana,brigadier del ejército e inolvidable comandante de la no menos memorable Milicia Nacional de Bilbao.
Aunque es de presumir que el funeral reuna un gran número de amigos y apasionados del que fue comandante de los invictos nacionales de Bilbao,sabemos que muchos de estos tienen formado el propósito de asistir al duelo para pagar la última deuda de gratitud y respeto al que un día fue su jefe.Nosotros no podemos menos que aprobar este sincero y espontáneo pensamiento y de excitar,bien que excitación ninguna merece,a aquellos que militaron bajo sus órdenes,acudan a rendir un último homenaje al bravo y simpático don Antonio Arana,cuya memoria vivirá unida al timbre más glorioso que ciñe Bilbao en su corona cívica.


José María Arana Arriola murió el 2 de Enero de 1808,estaba retirado y desempeñó el cargo de Alférez de Navío,en el ejército español.
Era viudo de María Josefa de Landazuri,que le dio tres hijos:Juan Ramón,Antonio y Felipa Benicia.
Al morir fue amortajado con el hábito de capuchino,en el Convento de San Francisco en la Capilla de la Piedad.
Su hijo Juan Ramón,el hijo primogénito se hace cargo del mayorazgo,en el inventario posterior de bienes,se hace un cuaderno de partición entre los tres hijos, con las obligaciones del mayor para con los dos hermanos restantes.
Todo esto figura en el archivo del Corregimiento del 8 de Enero de 1808.




Puerta del Palacio de los Arana,del siglo XVI

 Enrique Manuel Arana Salcedo y Serralta nacido en Bilbao el 26 de Octubre de 1675 estaba casado con Josefa Antonia Arriola y Axpe nacida en Ceánuri,tuvieron nueve hijos algunos murieron prematuramente.
La Matxinada comenzó quemando la casa de Allende Salazar, después la de los Barnechea y Sarachaga.A Manuel de Orovio,el populacho le cortó la cabeza con una hoz en los Caños.
José de Orovio Recalde,marqués de Paredes y vecino de Ágreda(Soria) heredero del mayorazgo de Recalde
Enrique Arana fue diputado General por Bizkaia,por el bando Oñacino murió en la Matxinada de 1718,escapó de su casa que fue asaltada y registrada, se refugió en el Colegio de los Jesuitas de donde salió imprudentemente,y se dirigió a los matxines que estaban reunidos en el Arenal,para tratar de apaciguarles.Ese mismo día el 5 de Setiembre de 1718 fue asesinado en el Arenal una nube de pedradas y balazos cayeron sobre él dejándolo muerto,su cadáver sufrió mutilaciones y fue profanado.
Uno de los motivos de la Matxinada fue el traslado de las aduanas a los puertos y la frontera de Francia.

El día 4 de Setiembre de 1718,las turbas de aldeanos entraron en la casa Enrique Manuel Arana. Empezaron rompiendo todas las vidrieras,las ventanas y puertas de la casa.Una cuja bronceada,con colgaduras de damasco carmesí con hilos de plata y oro,toda la ropa de lino,seis camas más,sillas,taburetes,cuatro mesas.
Cuatro escritorios de concha,con mesas de nogal y algunos dijes sobre ellas,espejos,dos bufetillas.
Un arca grande y tres menores,dos catres.
Cien baras de damasco carmesí en tela,ropa blanca.
30 onzas de plata labarada,ocho arrobas de chocolate(dulce muy apreciado por los bilbaínos pudientes de aquella época),cecina,tocino,carne,licores.
Dos escopetas y dos espadas,cuatro pelucas,dos sombreros y dos de golilla..............
Y documentos,libros y papeles de los mayorazgos de Arana,Echévarri,Aperribay,Líbano y Lazcano.
Esta relación de objetos destruidos figura en el Archivo de los Zabálburu(Archivo de la Diputación Foral de Bizkaia)                          - FAMILIA ARANA-
1
DIEGO DE ARANA Y ZUBIAUR-caballero del hábito de Santiago
MARÍA FRANCISCA VITORIA DE LECEA Y ECHEVARRI-esposa
2
MARTIN ARANA VITORIA DE LECEA
FRANCISCA ANTONIA SIERRALTA DE SALCEDO Y DE LA PUENTE MALLONA-esposa
3
ENRIQUE MANUEL DE ARANA Y SIERRALTA DE SALCEDO-diputado general,fue bautizado 26 de Octubre de 1675 en Bilbao.
JOSEFA ANTONIA DE ARRIOLA Y AXPE-esposa
4
JOSÉ MARÍA DE ARANA Y ARRIOLA
JOSEFA LANDÁZURI -esposa
5
JUAN RAMÓN ARANA Y LANDÁZURI
MARÍA CORNELIA DE AMPUERO Y MAGUNA-esposa
6
TOMÁS DE ARANA Y AMPUERO
PAZ MANSO DE ZÚÑIGA Y EZPELETA-esposa

                                                *********************************************************************************
JUAN RAMÓN ARANA LANDÁZURI,fue sargento de la segunda milicia nacional de voluntarios de caballería de Bilbao.
En Noviembre de 1833 Sarsfiel al entrar en la villa,le nombró alcalde primero.
En el sitio de Bilbao año 1835,ante la intimidación de Eraso habló de resistir y perecer entre las ruinas de la villa,antes que capitular.
Febrero de 1836 fue nombrado unánimamente comandante de la guardia nacional y Diputado a Cortes por Vizcaya.
 LUIS ARANA,capitán de fragata de 1805 a 1823.
JOSÉ ANTONIO DE ARANA,comisario honorario de marina,contador de la extinguida Compañía Marítima.Se fugó de Madrid en agosto de 1811 y un año después llegó a Cadiz,comisario de guerra graduado en 1813.
JOSÉ DE BLAS ARANA,miembro de la milicia nacional voluntaria de Bilbao,en abril de 1821.Desplazó una columna para detener a los realistas alaveses,que avanzaban hacia Bilbao.
TOMAS ARANA,miembro de la milicia nacional de voluntarios de Bilbao,mandado por el coronel Pablo.El 24 de Abril de 1821 se enfrentó en Ochandiano a los insurgentes alaveses al mando del escribano Piñedo.
Fue regidor del Ayuntamiento de Bilbao,los años 1848-1849-1850-1851.
JUAN DE ARANA,comandante de uno de los tres batallones de la milicia nacional voluntaria de Bilbao,en diciembre de 1820.
VICENTE DE ARANA,miembro de la milicia nacional de voluntarios de Bilbao.En abril de 1821 formó parte de una columna desplazada a Galdácano,para detener a los realistas alaveses que avanzaban a Bilbao.
Hombre de opiniones liberales,auxilió y asesoró al Ayuntamiento de Bilbao,ante la entrada del ejército cristino en Bilbao el año 1833,con vistas a evitar represalias por los excesos cometidos durante la sublevación carlista.
Fue nombrado Síndico Personero.
Al reorganizarse la guardia nacional en 1836 fue nombrado capitán de la tercera compañía
Segundo alcalde del 2 de Enero de 1840 al 31 de Diciembre de 1840.

No hay comentarios:

Publicar un comentario