domingo, 4 de diciembre de 2011

CAFÉS DE MADRID,Historias y Curiosidades

La Fontana de Oro





Los cafés se han desarrollado a expensas de las tabernas,de cuyos parroquianos han absorbido la parte más sana.
Pero el café no es una taberna perfeccionada,su hubiera sido así  hubieran desaparecido las tabernas,como ha desaparecido del bolsillo del fumador la yesca y la piedra de chispa,con los fósforos.


Una horchatería puede ascender a café,puede ser una crisálida de café.Hay horchaterías que han pasado a cafés en Madrid.Pero las tabernas no han pasado por tan noble metamorfosis.
El carácter aristocrático del café no lo tendrá nunca una taberna.

En Madrid y en Barcelona,son las dos capitales que se exceden en suntuosidad y magnificencia,las más célebres de Europa.
En Madrid no hubo cafés decentes hasta los años 1838 a 1840.
El CAFÉ DEL ESPEJO,en la Plazuela del Ángel,el CAFÉ DE LA ESMERALDA en la calle Montera y el CAFÉ SUIZO en la Calle Alcalá.
En Barcelona también existían famosos cafés:CAFÉ DEL RINCÓN,otro llamado el CAFÉ DE LA NORIA,donde se reunían los moderados.Y los progresistas lo hacían en el CAFÉ DELS MIRALLETS.
Los carlistas en Barcelona,no tenían ningún café porque los cafés eran progresistas.Se reunían en una relojería,los relojes señalan el curso del tiempo y el tiempo era su principal enemigo.
En París el CAFÉ FOL,era el café de los republicanos.

El CAFÉ COLONIAL,ha sucedido a Fornos como centro de la vida nocturna del Madrid bohemio y artista.A la salida de los teatros,cuando los focos voltaicos de la Puerta del Sol,se extinguen con una fulguración de desmayo y los últimos tranvías salen atestados de gente.El Colonial empieza a llenarse de un público heterogéneo pintoresco y ruidoso.Llegan las artistas de varietés,pomposas y risueñas,todavía con el maquillaje de la escena,con sus grandes sombreros,sus trajes llamativos y sus dedos cuajados de sortijas,escoltadas como duquesitas dieciochescas por su corte de admiradores, señoritos juerguistas,viejos calaveras que todo el mundo conoce por su dinero,periodistas,agentes de varietés,vendedores de joyas,autores de cuplés,pequeños compositores y mujeres viejas,con aire de falsas madres que aveces lo son de verdad.....y descubren el fondo de miseria de donde ellas han salido.(Rafael Cansinos-Asséns-La novela de un literato).
"En la sala de la MALLORQUINA,estaba sentado Valle-Inclán y esto es lo raro,que estuviera allí en una pastelería de chocolate y ensaimada de señoritos y señoritas.Valle -Inclán se alimenta del café con leche,del CAFÉ MADRID o de la Horchatería de Candela,aquí a la entrada de la calle de Alcalá.Ahora creo que va con sus amigos al nuevo CAFÉ DE LEVANTE,de la calle del Arenal Echegaray es su mayor odio literario.Fue el instigador de un manifiesto para protestar por el premio Nobel del escritor,caso inaudito que no se ha dado en ningún país del mundo"Corpus Barga,Los pasos contados.

Había un lugar donde se permitía la entrada a las mujeres EL ANTIGUO CAFÉ y BOTILLERÍA DE POMBO,en la calle Carretas en el número 4.Las mujeres solían ir a merendar por las tardes,no solo había café sino como decía el rótulo,también botillería especialistas en bebidas heladas,refrescos y platos de arroz con leche,leche merengada.

Tostador de café año 1920-calle Toledo(Pablo Torres)




Todos los cafés rivalizaron entre ellos y se vistieron con sus uniformes de gala,el CAFÉ DEL ESPEJO vino de Barcelona para avecindarse en la corte.De la Plazuela del Ángel,en un principio se trasladó a la calle Alcalá y Carrera de San Jerónimo,tomando el nombre del CAFÉ IRIS,en ese sitio ocupaba un café llamado "NUEVO",muy famosos en nuestros fastos políticos.
El CAFÉ DEL ESPEJO,tiene el título de ser regenerador de cafés en Madrid.Antes no había en los cafés de Madrid,mesas de mármol,ni chufetas de latón,ni cucharillas de plata,ni alumbrado de gas,ni mozos uniformados,las mesas eran de pino pintado o por mejor decir de pino despintado.Las cucharillas eran de un metal blanco que se volvía negro y se derretía con el calor del café.
El alumbrado era de aceite,en algunas casas este aceite lo usaban para las ensaladas.A la fecha de hoy el alumbrado de los cafés es de gas.Pero esto ha hecho que desaparezca la industria de los quitamanchas.Antes de la introducción del gas,los desocupados que hacían de los cafés su residencia habitual,eran conocidos y señalados en todas partes,por las lámparas que llevaban en los fracs, levitas y sombreros.Se delataban como Caín con el sello que llevaba en la frente.



Pasadizo de San Ginés






El CAFÉ DEL ESPEJO,sustituyó los relojes de música con figuritas alemanas,que les entraba gana de bailar cada hora por los pianos,antiguamente el valor de los cafés se medía por la importancia de sus relojes y por sus numerosas tocatas,todas muy del mejor gusto de la época.El CAFÉ NUEVO,era el más reputado por sus relojes.
Cafés antiguos el de CANOSA y el de SANTO DOMINGO,que antes de llamarse café se llamaba "botillería",de ellos solo queda el recuerdo.Este segundo café estaba en la Plaza de Santo Domingo,esquina calle Ancha,era un café monumental representante del pasado y rechazo del futuro.
Se le llamaba el café de los" realistas"hasta la muerte de Fernando VII y se resistía a toda reforma igual que los realistas.Se hablaba en él,mucho de la guerra de la Independencia,todo en él era antiguo,hasta las conversaciones,entrar en el café era retroceder medio siglo.
Al reedificarse una nueva casa desapareció,se amortajó con la vieja bandera de los realistas y se sepultó entre los escombros sin pena ni gloria.



Foto del Blog Historia Urbana de Madrid-CAFÉ FORNOS

El café llega a Europa en el siglo XVII y se hace una bebida popular en el siglo XVIII en todo el continente Europeo.
Los cafés se iniciaron en Europa con timidez,como suelen iniciarse siempre todas las grandes y venerables instituciones.El género se expendía en la calle,como se sigue haciendo aún hoy en día.
El vendedor iba con su agua de cebada y la horchata de chufas,a buscar humildemente al consumidor,en lugar de aguardar con orgullo en un punto fijo,la mercancía se anunciaba a gritos.
Los cafeteros tenían un carácter ambulante y recorrían todas las calles de las ciudades,ofreciendo su mercancía.
Las diferencias se reducían al menor o mayor lujo del aparato cafetero y la calidad del café,el agua tenía su importancia.
Levantaban su humilde mesa,junto a la esquina de una calle o de una plaza.Servían café mezclado,con otra cosa que se llamaba leche,pero solo era agua de color de la leche,mezclado con otra agua del color del café.El vaso costaba dos cuartos de real y sería una impertinencia exigir una mínima calidad.
Los mozos de cordel,de manos encallecidas este brebaje les nutría muy poco,si no mojasen en ello algo nutritivo y contundente.
La mercancía se despachaba al aire libre,con frío,calor,lluvia.La más mínima variación atmosférica paralizaba el consumo.El cafetero recogía sus bártulos,en invierno apenas cerraba la noche y en verano en cuanto empezaba a picar el sol.
Tenían algunas horas del día muy concurridas,cuando algún avispado cafetero se le ocurrió guarecerse en un portal,cansado de su vida nómada y ambulante.Allí fijó su tienda para no volver a levantarla,esta feliz ocurrencia fue el gran paso de los cafés.
No se sabe le nombre de estos pioneros,pero deberían ser tan ilustres como Colón o Newton.
En un principio en los café solo se servía,infusión de grano de café tostado y molido de coffea arábiga,endulzado con azúcar.
Los que empezaron as servir café y licores,añadieron el título de "Café y Botillería"
Hoy en día en todos los cafés se despachan licores,por lo que son también botillerías.En ellos se vende licores,refrescos,cerveza,vinos generosos y hasta bizcochos,panecillos con manteca y otras sustancias nutricias como fiambres y salchichón de Vich,que son para el estómago un excelente lastre.Algunos cafés son verdaderas fondas y hospedajes.

Vendedora de periódicos de Madrid,principios siglo XX



Los cafés han llegado a ser una necesidad,ningún teatro que se abra hoy en día y que tenga pretensiones abre,sin contar con un local para café.Ningún teatro tiene porvenir,sino está cerca de un café,hasta los teatros caseros tienen su café casero.Un café de teatro casero,consiste en una mesa colocada en un portal o bien en una pieza que era comedor o recibidor o cuarto de la criada o despensa.
En la mesa que sirve de mostrador se despachan a doble precio que en la confitería,esponjados que aveces es necesario echar azúcar para que sean dulces,merengues de lance,lamidos como si hubieran sido custodiados por media docena de niños,cucuruchos de almendra garapiñada,que imitan mal a las de la calle Alcalá.Bizcochos de chispa,llamados así porque si tropiezan entre sí,echan chispas.
Horchata de chufas que se improvisaba con jarabe rancio de almendras amargas,aguardiente de Chinchón,tomando color con un poco de extracto de regaliz.Aguardiente de caña,mal llamado ron de Jamaica y por último un surtido variado de licores andaya,rosa,perfecto amor, y marrasquino que se suelen ver en la ermita de San Isidro.
También se despacha mucha agua tibia,a un ochavo el vaso,no faltan aguadores caritativos que se colocan en las cercanías,con un farolillo,su vasera,un botijo y seis esponjados.

Los cafés son además,tertulias,gabinetes de lectura de periódicos,centro de reunión artística,literarios,políticos y mercantiles,conventículo o club,sucursales de bolsa,agencias de negocios y algunas veces hasta academias.En algunos cafés había reunidos más padres de la patria,que en el salón de sesiones del congreso.
Mucho tiempo tardó el café en contraer matrimonio con la leche,mejor matrimonio no se ha visto jamás.Es el manjar bajado del cielo,néctar y ambrosía de los dioses,no en vano Madame de Sévigné escribía a su hija en 1680:En Bretaña(Francia) Aquí tenemos buena leche y buenas vacas,tenemos el capricho de mezclar la buena leche con el buen café,no sabes hija mía !Que bebida tan deliciosa¡
La verdad es que el café se lleva bien con todo el mundo,como simpatiza con el coñac,como congenia con la caña de azúcar y sobre todo con el legítimo ron de Jamaica.



Cafés de Madrid



Sin embargo los cafés han dado al traste con aquellas reuniones familiares que eran todo intimidad y franqueza.A la hora de invitar,alguien a su casa se tomaban todas las precauciones,como para ser admitido en una logia masónica.
Se cantaba y bailaba a la luz de un velón,una guitarra o un piano acompañaban la reunión.Bajo la atenta vigilancia de las madres,que juntas formaban una falange macedónica,se cantaba y se jugaba a las prendas.
Los padres en un cuarto adjunto jugaban a las cartas,los domingos al tresillo,a cuarto de real el lote de cincuenta tantos.No había nada de buffet,nada de comidas,ni nada de cenas,se suponía que venían comidos o cenados de sus casas.
En los santos familiares chocolate,con bizcochos esponjados de limón y agua a discreción.En aquellas reuniones íntimas,casi siempre había un desenlace feliz,en la que el cura de la parroquia próxima intervenía.
Cuando la madre notaba,con esa intuición femenina más que notable que algún invitado a la reunión,tenía una cierta inclinación por alguna de sus hijas.Si daba la conformidad,fomentaba hábilmente el asedio del muchacho.Con la propaganda de la hija y con un millón de elogios,de lo feliz que iba ser toda su vida.
Se le daba un tiempo para que mordiera el anzuelo y se decidiese,ya casi era considerado de la familia.Y se empezaba a fijar la fecha de la boda.Desgraciado de aquél que se insinuase recalcitrante al matrimonio o con buen criterio,pensase o dijese :"Que el buey suelto,bien se lame"
Aquellas reuniones familiares,no robaban el sueño a las diez u once de la noche,se retiraba cada uno a su casa.La más amartelada pareja interrumpía su coloquio,en medio de una frase para volverla a retomar mañana.Se devolvían las prendas,la música y el baile cesaba.Y los viejos de la casa que jugaban al tresillo,aplazaban la partida para otro día.

LAS PEÑAS LITERARIAS 17 de Abril de 1925-José del Rio,para "El Noticiero Bilbaíno":
En Madrid todo café o todo bar que se estime en algo,además de su orquesta o de su piano eléctrico,un literato o un artista de fama como base importantísima del negocio.Si un provinciano llega a la Corte y pregunta por Valle Inclán,por Romero de Torres o por Carrere,le contestan invariablemente:De tal a tal hora,le tiene usted en el café....
No preguntéis cuál es su café.Os mirarán de arriba a bajo despectivamente como si acabarais de caer de la luna y sentarais plaza de perfecto Isidro.En Madrid todos saben cuál es el café de cada literato,de cada pintor o de cada músico.Se puede no saber donde esta el Museo del Prado o la Basílica de Atocha o la misma Cibeles,pero no se puede ignorar a que café va cada uno de los gerifaltes del arte o las letra.
Para guía de los Isidros que a Madrid vayan,queremos dar unas líneas explicativas.Queremos que este artículo  sea como una página de un Bedecker de esta vida pintoresca y extraña que se desarrolla en los divanes de los cafés y cervecerías.Las peñas literarias y artísticas de la Corte se clasifican por categorías.Hay una separación y una división de clases y castas mucho más acentuada e infranqueable que en ninguna otra esfera social.
La suprema aristocracia intelectual es la tertulia de la Granja"El Henar".Allí reina autocrática mente,con esplendores de zar asiático,el filósofo y ensayista Ortega y Gasset.A la mesa que el erige en trono todas las tardes no tienen acceso más que unos cuantos espíritus selectos y escogidos.Los altos directores de Calpe y de El Sol,Olariaga,el doctor Marañón,Araquistain y media docena de hombres más de esta altura.
Un peldaño más abajo esta la tertulia de "Regina",es la gente bien de las letras,mozos que hacen de la pulcritud en el vestir y de la rectitud de sus vidas como un penacho intelectual.Allí se puede encontrar a Enrique Díez Canedo,a Melchor Fernández Almagro,a Juan de la Encina,a Eugenio D´Ors,a Angel Vegue y a Federico Garcia Lorca.Los temas que allí se discuten son exclusivamente de Arte puro.Se habla a media voz,con un tono confidencial y mesurado.Ni un grito,ni un apóstrofe,ni una frase de mal gusto.Todo pasa como en un salón aristocrático.
Luego viene el estado llano,la democracia vocinglera y mal vestida,es la gente absurda e iconoclasta del "Universal".En el Universal se habla a gritos;se dan vivas y mueras,se hacen frases sangrientas y mordaces y no se deja títere con cabeza.
Es el fermento revolucionario de Madrid del Arte y de las Letras.De allí salen las salen las protestas más disparatadas,las actitudes más inverosímiles,las orientaciones más radicales.Poetas y pintores que no comen y no escriben,ni pintan,pasan allí los días y las noches esperando con la indiferencia de un fakir la  llegada de la gloria,que generalmente,no llega nunca.
De vez en cuando-¡Claro que muy de tarde en tarde! sobre uno de estos mozos famélicos cae de improviso una lluvia de oro y de notoriedad.
Tal es el caso de Alfonso Vidal y Planas,tal es el nombre de la tertulia del Universal,preparó la escenificación  de "Santa Isabel de Ceres",que en un año le produjo cerca de 30.000 duros.






Aparte de estas tres tertulias,que representan: la aristocracia,la burguesía y la plebe de las Letras y el Arte,existen otros cafés donde se agrupan gentes desplazadas de los tres grandes focos.Tal es el caso del "Lion d´Or,en cuyas mesas del fondo,y a una honesta distancia de los veladores de cómicos y toreros,puede encontrarse a Victorio Macho,a Vázquez Díaz,a Manuel Abril,a Jacinto Grau y a otras figuras interesantes.
En el café de Gijón en el Paseo del Prado,se reune un grupo de gentes no clasificadas:el pintor Moya  del Pino,Gustavo Maeztu,Emiliano Ramírez Ángel.Es raro que los hombre de una tertulia invadan cualquiera de las otras.Si lo intentasen,una acogida hostil les rechazaría muchas veces.
De este privilegio de libre tránsito y de libre acceso solo disfruta uno de los hombres más populares y conocidos en el Madrid de los cafés:Francisco Vighi.
Francisco Vighi es el hombre de todas las tertulias y de todas las peñas.
Su misión en el mundo se reduce a recorrerlas todas,a recoger en cada una el cuento,la frase,el rumor comentado,la noticia sensacional,e irla llevando a las restantes.
Por Vighi saben  los desarrapados del "Universal"lo que acaba de decir en la "Granja"Ortega y Gasset;la última pose de Eugenio D´Ors en el "Regina";el último encargo que acaban de hacer a Victorio Macho en el "Lion d´Or".
Sin Francisco Vighi,unas tertulias vivirían tan elejadas y tan ignorantes de las otras,como puedan estarlo un planeta de otro.
Quedan luego las individualidades:el café o el colmado que llena un solo escritor con su nombre;por ejemplo.

En el café de Platerías donde actúan los poetas hampones o en alguna taberna hedionda de los barrios bajos de Madrid.
Estas son las tertulias de la tarde y todo lo más de la anochecida,salvo la del "Universal",que se prolonga hasta las últimas horas de la madrugada.
De tertulias de noche la más caracterizada es la del "Saboya".a la que da tono Julio Romero de Torres.Acompañándole puede verse todas las noches,cuando acaba la última sección de los teatros a Anselmo Miguel Nieto,a Julio Moisés,Julio Camba,el profesor Pedro Sainz,Mariano Benlliure y Tueros,el poeta Lasso de la Vega y el escultor Juan Cristóbal.
Existía antes la cripta sagrada de Pombo.Era un sancta sanctórum donde los fieles de Ramón Gómez de la Serna celebraban reuniones sabáticas.
Esta cofradía tuvo un interés y un prestigio literario que no llegó a superar ninguna otra.Tuvo una copiosa  y original bibliografía.Ramón Gómez de la Serna escribió sobre Pombo sus mejores libros y artículos.José Gutierrez Solana hizo un cuadro con los retratos de sus más caracterizados contertulios.
Allí se reveló el ingenio sutil de José Bergamín.Pero los ramonistas y los pombianos han desaparecido ya.
Tal popularidad había adquirido la peña que llegaban a ella gentes extrañas que desvirtuaban y empebleyecían su carácter.Como remedio radical se acordó la clausura.Un buen día,el propio Ramón,seguido de sus más leales catecúmenos,se personó en el santuario profanado y le puso los sellos.Desde entonces la cripta sagrada no es más que un recuerdo.

Sería interesante una monografía sobre los cafés y las cervecerías de Madrid en sus relaciones con las Bellas Artes.Quién quiera hacer una historia de nuestra literatura contemporánea,tendrá que hacer necesariamente la historia de estos cafés.Como apuntamiento para la obra aportamos nosotros estos datos un poco sumarios.






HEMEROTECA NACIONAL DE MADRID
Diario Oficial de Avisos de Madrid,de Agosto,Setiembre y Octubre del año 1857
textos entresacados de dichos artículos.(Sobre cafés-A. Ribot)

FIN


































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada