jueves, 6 de mayo de 2010

JUAN IRIGOYEN GUERRICABEITIA-Tercera parte. Vagabundeos nauticos y otras cosas - tercera parte

caricatura de irigoyen y su perro zuri,por goiko




inchaurraga -irigoyen,en los campos del sport

Sus vagabundeos nauticos le llevaron a conocer todo el litoral  vasco,convivió con pescadores y marinos de nuestras costas,era una persona muy popular.Fue presidente de la Federación de Cofradias y Pósitos de pescadores de Bizkaia,además de la Mutualidad de accidentes de pescadores a la parte de Bizkaia.Conocía la problematica,futuro del pescador,artes de pesca,precios y vedas,algo parecido a lo de hoy dia.
"Al llegar a presidente del Club Deportivo,llevé a la presidencia un programa mínimo nautico,aquello que titulé enfaticamente "Base Naval",mis esfuerzo se quedaron solo en eso Base"
En soliloquios de un excursionista,habla de personajes de carne y hueso,como Paulino Zabaleta el atalayero de Matxitxako.Otro personaje que vivía entre Gernika y Elantxobe al pie de su casa natal en Olatxu(Murueta),organizaba excursiones y faenas de pesca en la ria,como pretexto para "Gaudeamus Gastronómicos"ibamos por San Cristobal,Axpe,el viejo  cantil de Txantón-Erreca de la parte de Kanala,en los cauces de la antigua ostrera de los Aldamiz-Etxebarría.
Cuando el bueno de Zacarias Lecumberri en unos negocios en que empeñó su palabra a pesar del perjuicio que le suponía,se hizo famosa la frase:"Yo no acostumbro a cambiar,ni de cara ni de palabra".Podía haber sido un autentico "Tremendo de Kanala".Aquella novela publicada por Don Juan Irigoyen hacia el año 1936.Una novela vizcaina del mar,sobre un mar de enconos,de odios y miserias que amenazan con anegarnos.
En Bergara,en Gernika,en Bermeo le llamaban JUANITO,con ese sentido humorístico que anida,tras el gesto severo del vasco.
Posee una humanidad desbordante,tanta casi como su cultura,afable,cordial,lleva siempre a flor de labio la anécdota oportuna.
Juanito descubre EL URDAIBAI,la ria de Mundaka el que será durante años su pueblo de veraneo hacia los años 1930.
"De Matxitxako a Mundaka nuestro viaje necesita cobrar alientos,para hacer lo más lento posible,para paladear aquel espectáculo grandioso.
Playas y cantiles se visten hoy de una luz extraña,como no se recuerda haberla visto nunca.Los madroñales del cabo tienen un verdor brillante,como talco barnizado.Laida es un festón de oro,de azul claro,casi transparente,más fina todavía en otro azul,se alarga al mar a la punta de Santa Catalina y vivímos y vivímos un dia de verano"
"Txorroko-Punta esta terso y tranquilo como pocas veces y permite acercarnos sin cuidado.Salvamos la laja,bajo la caseta de los carabineros y entramos en el puertecito de Mundaka,quieto bajo el sol glorioso de esta espléndida mañana,prometedora de gozosa navegación".Tambien en la Gaceta,en los artículos recoge la voz de los personajes populares del pueblo y se crea una amistad y complicidad,entre ellos como con:
Juanito es el pregonero de Mundaka,el ultimo pregonero de oficios multiples:revisor del contador del agua,recadista del ayuntamiento y pregonero.Con su redoble de tamboril  anuncia la buena nueva y soporta muy mal que le interrumpan antes de soltar su discurso.
La embarcación de sus vagabundeos nauticos se llamaba Potintxu,hasta siete llegó a tener y todas con el mismo nombre y numeradas.






Mundaka en los años 1930 era un rincón perdido de Bizkaia,donde casi no llegan las noticias de la capital,la vida transcurría tranquila y placentera,donde todo estaba por explorar y el mar daba sus frutos con generosidad.Don Angel Beascoa el medico del pueblo,era un experto en la pesca de txipirones con potera,las fabricaba el mismo,sus compadres de pesca eran Antón Alaña y José Alfonso. Los mundaqueses decían con cierta sorna:Tenemos médico,pero hay que ir a buscarlo a IZARO,allí frente a la isla en el pozo tenía Don Angel su caladero.Don Juan con su amigo Garteiz,se habían construido una casete,en el muelle de Santa-Catalina para pescar en dias desapacibles y ventosos.Era todo un experto en la pesca de caña y siempre dispuesto a dar un consejo, para coger las mejores lubinas.
Las charlas en la atalaia de Mundaka,durante las luminosas tardes de verano con la suave brisa del mar,sentados en un banco BEASCOA el medico,JUAN DE DIOS UGARTE medico de Bilbao y Don FLORENTINO LARRINAGA,el párroco de Mundaka oyendo embobados, las amenas historias de gran conversador : Don JUAN IRIGOYEN.
Como lo hemos citado en otra ocasión,era proverbial su buen apetito,estimulado por la brisa y el yodo del mar,en la fresquera del POTINTXU "casi una corrida de villagodios"haciendo honor a la razón social T.Y.B.A. (tranquilidad y buenos alimentos)domicilio social el POTINTXU.Don Juan se justificaba"el hábito de procurarse abundantes provisiones,simplifica el tramite,podemos tardar cuatro o veinti-cuatro horas".
El campucero busturiano hace inventario de viandas:dos otanas y rellenos de tortilla de dos docenas de huevos,con patatita,cebolla y chorizos nuevos de la reciente y domestica matanza.Como patrón porto conmigo la bota del mejor vino de ISIDRO ARRIEN de Gernika,del oloroso vino de Rioja.
Su perro "ZURI" el ratonero más sabio de Bizkaia,recordará la aventura de la isla de Izaro,fueron cinco expedicionarios,víveres y tiendas de campaña,cañas de pescar,botiquín etec...para nueve dias de estancia,pero las últimas cuarenta y ocho horas no se olvidan,el mar parecía que quería tragarnos y barrer la isla,nos refugiamos en las cuevas,habíamos preparado todo,menos el tiempo.
Al terminar la guerra hablaban en Radio Bilbao a finales de 1937,con un grupo de gentes afines al regimen de Franco,como Esteban Calle Iturrino,Joaquín Zuazagoitia ,Desperdicios(el director de la Gaceta) y él, personajes de gran nivel cultural
Caricatura de Juan Irigoyen,de su amigo Goiko y el perro Zuri,en el coche-Inchaurraga e Irigoyen en los Campos del Sport(Bilbao)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada