lunes, 10 de abril de 2017

EL ARENAL Y LA CALLE DE LA ESTUFA DE BILBAO

vista de Bilbao desde Albia,Biblioteca Nacional de Madrid
HISTORIA DE SAN NICOLÁS:
El arrabal de San Nicolás era asiento de pescadores y marinos.Se pidió un templo para atender sus inquietudes religiosas.
El santo elegido fue San Nicolás de Bari,santo obispo y patrón de navegantes.
En el año 1442 fue edificada sobre unos arenales,hacia el año 1490 se edificó la iglesia construida gracias a las muchas limosnas aportadas y se hizo la cimentación sobre los mismos arenales y este fue su golpe de gracia,quedó en un estado lamentable y abandonada durante treinta años hasta 1582.
En el año 1756 se inaugura un nuevo templo fue el once de agosto de 1756,con el permiso real de Fernando VI también se celebró una corrida de toros.
Acudieron religiosos franciscanos,agustinos,dominicos y los capuchinos de San Mamés a la ceremonia religiosa.
En el año 1571 se puso fin en Bilbao a la villa medieval,fue un terrible incendio,antes las casas eran  de paja y madera.
La paja era para el frío y aislante de algún aguaducho que dejó en estado de ruina  la Iglesia de San Nicolás el año 1553.
Tras el incendio de 1571 las murallas fueron derribadas,todas las casas y calles de ese perímetro fueron integradas en la ciudad de Bilbao.
El arrabal de San Nicolás se formó con las conocidas calles 
ahora llamadas Ascao y Esperanza,continuando el ensanche por la Sendeja hasta el robledal de las Ybarras( hoy llamado Campo Volantín) donde estuvo el convento de San Agustín y actualmente el consistorio municipal.
Los prados y junqueras del Arenal se transformaron en espacios edificados.
En el Arenal estaba el primitivo puerto de Bilbao,que tenía que estar en buenas condiciones para el atraque  y fondeadero de barcos ya que no podían subir hasta San Antón.
Fue la existencia de una ferrería,el muelle y el espacio religioso lo que dio origen al arrabal de San Nicolás.



dibujo de la iglesia San Nicolás año 1846,Fundación Sancho el Sabio
en Arenal frente a la iglesia de San Nicolás existió un cementerio del arrabal,así
figura en el libro de la iglesia el año 1775.
En el año 1526 se practican diligencias en el ayuntamiento bilbaíno para ensanchar el espacio que ocupa la villa de Bilbao.Debido a la numerosa población que existe dentro de sus muros y así se decide construir una nueva calle hacia el Arenal igual que las que ya existen en  Bilbao.
Se comisiona a Hernández Saez de las Ribas,Juan Martínez de Recalde,Diego de Trauco y Martín Salvatierra.
En el año 1555 obras de empedramiento en los muelles del Arenal.Desde la lonja de Hurtuño de Zamudio hasta la esquina de la casa de Hernando Bardesi.
Pedro Isusquiza es el cantero encargado de la obra.
El paseo del Arenal se llamó así porque antiguamente era un campo de arena cubierto de agua cuando las mareas alcanzaban su máxima altura.Después del encauzamiento de la ría quedó un bonito paseo.
En el año 1697 se derribaron unas casitas que fabricaban cordelería,material que demandaban los barcos para sus aparejos que estaban en el paseo del muelle del Arenal.
También existió en el siglo XIV tal como dice Teófilo Guiard un asiento de gradas en el Arenal,donde se fabricaban embarcaciones puestas en seco también se reparaban los barcos.
El guindaste es un conjunto de maderos en forma de horca donde se cuelga una cosa o se faenan los cabos,también para amarrar los escotines de las gavias.
Mastear es colocar a una nave los palos o elevarlos hasta ponerlos en vertical,puede ser un palo o una cabria. 

A comienzos del siglo XVII,el rey Felipe IV ordenó que en Bilbao se fabricaran áncoras para la Real Armada de la Mar Océana,mandada por don Fadrique de Toledo y Osorio.
Las que se habían hecho en Pasajes que se habían roto facilmente.También se hace el acarreo de bueyes para el transporte desde los muelles del Arenal hasta las fraguas donde se fabrican las áncoras y bombas.
Estas fraguas estaban en el paraje de la Estufa,fue Domingo Sautuola vecino de Bilbao quién dirigió la fabricación.
Un siglo después seguía funcionando hasta que fue decayendo cuando entraron en funcionamiento los arsenales de el Ferrol,Cartagena y Cadiz.
Según los informes de los maestros Guiot de Besgrant y Juan de Garita en el año 1502.Se decía que si no se ponía pronto remedio se perdería completamente el canal de San Nicolás y hasta la barra sería impracticable para las embarcaciones por las arenas que arrastra la ría y se estancaban los barcos en los bancos de arena.
Para atajar estos inconvenientes se propuso un plan,darle otro curso al río.En el año 1753 se realizó esta gran y penosa obra bajo la dirección del coronel de ingenieros de su majestad José Crane y Desnoucq.
Todas las murallas que hay desde la Encarnación hasta el paraje llamado el Palillo frente a la villa de Portugalete,que es una extensión de dos leguas se reparó y construyó nueva.
Se abrió un canal frente al Convento de San Agustín para que desaguara más agua en tiempos de avenidas.Los gastos ascendieron  a 200.000 pesos que pagaron a medias Ayuntamiento y Consulado de Bilbao.



convento de san agustín,donde hoy está el ayuntamiento,Fundación Sancho el Sabio

LA ESTUFA
Es el lateral del Arenal así se llamó desde el siglo XVI,Paraje de la Estufa que abarcaba un espacio muy amplio porque entonces no estaban hechos los jardines y paseo del Arenal.
Este lugar era de actividad preferentemente marítima y un trajinar de oficios relacionados con la navegación,la construcción de barcos y su equipamiento,jarcias,cordelería,velas y estaba también la Bueyería que era una especie de almacén,casa lonja de la Estufa,en ella se vendía panes de brea,barriles de alquitrán,arcos de hierro,resina,fardos de cáñamo.......
El olor se podía sentir por toda la zona,se calafateaba y se cerraba con estopa o brea las rendijas de las embarcaciones.
Para hacerlas impermeables al agua,los calderines ardían con la brea líquida y los carpinteros de ribera se afanan en sus cosas.
Se puso un peaje en el paraje de la Estufa en el año 1773 y se pagaba doce maravedíes por cada quintal de hierro que pasaba,algunos comerciantes se negaron al pago.
También se alquilan lonjas y pesos en el Arenal.
El maestro de obras Juan Iturburu trazó los planos de una nueva hilera de casas a construir al costado del Arenal y alineadas con la Iglesia de San Nicolás.De esta forma nacen las calles de la Estufa por delante y la Esperanza por detrás en el año 1790.
En el año 1791 ya se ha trasladado la casa de la Estufa y la Bueyería al Campo Volantín,por la peligrosidad de los materiales almacenados.También se habló de construir un lazareto para los contagiados de la peste en este lugar.El traslado de estas dependencias municipales al Campo Volantín costó 235.000 reales de vellón.
Como había escasez de viviendas se vende el almacén y la casa de la Bueyería,se construyen tres casas en la calle de la Estufa,el número tres pertenecía a Martín de Gana,el número cuatro Juan Antonio Endemaño y la casa número cinco a Nicolás Carlos de Villabaso.
Diego Victoria de Lecea e Ybarra tenía dos casas en los Arenales por aquellos años.Estaba casado con Bárbara Echavarri y la familia de los Victoria de Lecea fueron los poseedores de la torre del Arenal.



la sendeja hasta el paseo del arenal foto tomada desde las ruinas
del convento de san agustín año 187....
Biblioteca Nacional de Madrid

En el año 1800 se instalan en los Arenales de la villa los faroles de reverbero,eran de aceite con unos reflectores de latón que ampliaban la luz que proyectaban.
En octubre de 1812 en la Iglesia de San Nicolás se celebran las Juntas Generales del Señorío de Bizkaia y se eligieron diputados bajo la presencia del general Mendizabal.
También se presentó en ella la Constitución Española de Cadiz que se promulgó el 19 de marzo de 1812.
Entre el año 1790 y 1791 don Ventura Gómez de la Torre compra los terrenos contiguos a la iglesia de San Nicolás que eran propiedad del ayuntamiento para construir su palacio.
El consistorio vendió más parcelas a don Josef de Busturia y Uriarte,don Miguel José de Maruri y don Pedro de Azaola con el fin de seguir edificando en la nueva calle de la Estufa.
La casa que hacía chaflan con la calle Sendeja,conoció el cierre al tráfico rodado,se llamaba las Cujas que eran grandes asientos de piedra con un elevado respaldo de hierro que hacía de separación jurisdiccional con el ayuntamiento de Begoña y se puso para evitar el tráfico rodado por esa calle.
En los años 1876-1877 se abrió la Estufa a consecuencia del tranvía de caballos y así desaparecen las Cujas,en 1870 el espacio más allá de la Sendeja fue anexionado a Bilbao,antes perteneció a Begoña.
De esto nos habla el historiador don Manuel Basas.



el palacio de Ventura Francisco Gómez de la Torre
VENTURA FRANCISCO GÓMEZ LA TORRE Y JARABEITIA
Nació el 4 de julio de 1720 y fue bautizado en San Nicolás de Bilbao,sus antepasados paternos son oriundos de Muxica-Gorozika.
Fue negociante y prior del Consulado de Bilbao,Regidor de Bizkaia,también fue teniente del regimiento de Milicias de Bizkaia.
Era hijo de Bartolomé y de Beatriz de Jarabeitia.
Educado desde jovencito para ser un hombre de negocios,se casó con María Francisca Larrínaga y Arrizola el cinco de mayo de 1746.Tuvo varios hijos,solo le vivió María Francisca que se casó con Juan Rafael Mazarredo Salazar de Muñatones,que era un hombre de linaje y poderoso señor de la tierra llana de Bizkaia.
Ventura fue prior del consulado los años 1758,1772 y 1781.
Formó una compañía naviera propia y otra en Londres,Gómez de la Torre-Pérez Mazarredo y Cia.
También fue accionista del Banco Nacional de San Carlos,de la Real Compañía de Seguros de Ntra. Sra. de Begoña y San Carlos.Los accionistas de esta compañía eran los señores más acaudalados de Bilbao:Felipe Power y Larrea,los Gómez de la Torre,Joseph de Gardoqui e Hijos,Joseph Antonio Barbachano,la viuda de Domingo de Olalde e hijo.........
Exportó lana y hierro a Europa al igual que su padre y su abuelo,también importó bacalao de Terranova.
Entre los años que van de 1750 y 1770 el segundo mayor cargador de hierro y el año 1770 el primer importador de bacalao.
Construyó un lavadero de lanas en Cañada de Retuerta(Ávila) para facilitar la exportación desde Bilbao.
Era un burgués adinerado a finales del siglo XVIII construyó su palacio en el Arenal bilbaíno junto a la Iglesia de San Nicolás.
Melchor Gaspar de Jovellanos lo describe en sus diarios de viaje 1795-1796 de esta manera:Llego a Bilbao antes de las diez y me hospedo en la Posada de San Nicolás.La casa de Ventura Gómez es magnífica y la están pintando a la moda.
¿Que edificio de sillería de cuatro pisos?dos de ellos  en arrendamiento,el aldabón es de enorme tamaño para avisar a los cuatro pisos.
En Bilbao hay un buen alumbrado y excelente empedrado no se permite a los coches ir por el paseo de la Alameda hasta San Agustín.
Me paseo con las señoras de Urdaibai,abuela,madre y la hija casada con Lope de Mazarredo.
Ventura Gómez de la Torre murió a mediados de mayo de 1816 en Londres y sus restos se enterraron en el Convento de San Francisco de Bilbao.

LA VISITA DE ISABEL II A BILBAO: El 29 de agosto llegaba a Bilbao a las cinco de la tarde la reina Isabel II.Entraron en Bilbao en una carretela descubierta para que todos la pudieran ver,arrastrando cuatro hermosas yeguas francesas.Fue triunfal el recibimiento de los bilbaínos a su reina,llegando al delirio y entusiasmo.
Se ejecutó una lindísima danza sobre un tablado construido ex-profeso.Entró por el paseo del Arenal decorado con un arco con una inscripción que decía:La segunda Isabel cual la primera,gloria será de la nación Íbera.
Se hospedaron en el palacio de los Gómez de la Torre,Isabel II y su hermana la infanta Luisa Fernanda que estaba embarazada.
Venían de tomar los baños de mar en San Sebastián y también pasaron por el balneario de Santa Águeda,tienen una apretada agenda vienen de Guipuzcoa,van a Vizcaya,Álava y Navarra.
Al día siguiente de su llegada fueron la familia real a misa en la Iglesia de Begoña.Después de un rato de descanso se dirigieron en un carruaje abierto hasta el embarcadero de la ría.Embarcaron en una falúa adornada con guirnaldas,flores y vistosos cojines de todo tipo,de lindísimo buen gusto.
Señoritas aficionadas al canto les seguían a un costado y al otro caballeros,con armoniosos cantos a la augusta reina.
Se oían los estruendos de los petardos y voladores.Llevaban la falúa real diestros marineros de toda Vizcaya remando con pericia y celeridad.No pudieron llegar por la ría hasta Portugalete,lo impidió una pertinaz lluvia.
Hubo en el teatro municipal dos bailes de rigurosa etiqueta y a la noche un besamanos.El 4 de setiembre de 1845 se les espera en Pamplona.

LA GUÍA DE BILBAO,DEL VIAJERO DE 1846:
El Arenal es el paseo que más llama la atención en Bilbao,tanto por hallarse en el pueblo como por su magnífica distribución.Su figura es un triángulo rectángulo,la base describe la ría,uno de sus catetos lo forman las casas de la Estufa y otro las que llevan el nombre del mismo paseo entre él y la calle de la Estufa se halla el Juego de la Pelota.
Este juego tiene 310 pies de largo y 68 de ancho,las alamedas de este paseo forman siete espaciosas calles,con otras tres sembradas de corpulentos tilos,hermosos castaños de indias,robles,plátanos y acacias,bajo cuya fresca sombra cruzan infinidad de personas que tanto de día como de noche recorren el paseo.
Hay también tres bonitos jardines,en donde multitud de plantas y arbustos a cual más variados deleitan la vista con sus flores y embalsaman el ambiente con la fragancia de sus aromas.
Tanto el paseo como los jardines están cercados de lindas verjas de hierro para descanso y comodidad de los concurrentes,hay 54 bancos con respaldo de hierro y 80 sin él.El número de árboles asciende a 284.
La longitud de los paseos paralelos a la ría es de 400 pasos y de los que miran a las casas del Arenal 260 pasos.
Para dar idea de tan ameno sitio,nos valdremos de las palabras con que lo describe un escritor contemporáneo:En los días festivos de los meses de mayo y junio cuando los jardines están más bellos,cuando cada uno de los tilos,las acacias,los castaños forman un pabellón de lujosísimo follaje matizado guirnaldas impenetrables a los rayo de sol,cuando el astro benéfico se coloca en el zenit y la gallarda y hermosa juventud bilbaína va a respirar la brisa del mar,el aroma de las flores,disfrutando de la vista apacible de la ría y de los barcos que atraviesan a ostentar su elegancia,a cambiar ardientes y amorosas miradas,presagio de futura dicha,parece este sitio encantado,un paraíso en miniatura.
En el grande y hermoso muelle está el remate del paseo.
Donde cargan y descargan casi todos los buques que se reunen en el puerto.Sobre él hay una caseta destinada a la Junta de Comercio,al abrigo del encargado de la policía del mismo muelle y de las embarcaciones.
Esta caseta también sirve de comunicación por señales de tráfico con Portugalete y para fijar el diario de mar y las noticias puramente mercantiles.
Los comerciantes acuden hacia el medio día para tratar sus negocios y este punto hace las veces de Bolsa y así se llama.
Se salvó este paseo del asedio carlista que sufrió Bilbao el año 1836,no le afectaron los estragos de las balas carlistas por la defensas de las baterías de las Cujas y el Teatro de la villa.
Se vuelve a citar otra vez el famoso árbol con la bala clavada,recuerdo de aquél memorable día.
Para entrar en este paseo,se encuentra una magnífica puerta con tres pequeños arcos de hierro,entre los dos pilares de jaspe con piñas doradas por la parte del teatro que es la principal.
Hay otras dos puertas una por la calle Correo y otra por San Nicolás.
Por las Cujas y dando de frente al Campo Volantín se halla otra puerta que es sin duda la mejor con cinco entradas de hierro y remates dorados entre los cuales y ocupando el centro se ven las armas de la villa.
Es notable esta puerta por el exquisito gusto que ha presidido el diseño y acabada ejecución de sus labores.



la calle Hurtado de Amézaga y el famoso café Colón
en este café solía alternar el gran pelotari Ángel Bilbao "Chiquito de Abando"

EL PASEO DEL ARENAL
Han pasado muchos años y muchas descripciones de este paseo,las alamedas de tilos y acacias que llegan hasta el ayuntamiento adornando el paseo con vistosos jardines,pequeñas plazoletas y un estanque con surtidores  y en el centro del paseo un elegante Kiosko pero esto ya es en los siglos XVIII y XIX.
En el año 1867 se hizo la reforma del Arenal,estaba de alcalde don Eduardo Victoria de Lecea Arana que fue abogado y diplomático.
El Arenal era el centro vital y neurálgico de la villa para descargar los buques en sus orillas,por no poder pasar por el puente de Isabel II los barcos repletos de mercancías.
El paseo fue embellecido con árboles de Juan de Echevarría la Llana que fue comerciante y alcalde de Bilbao,los árboles plantados enlazaban con el Campo Volantín.
Se alinearon las casas adelantándolas con lo que ganaron calidad residencial al alejarse del monte por su espalda.
Entre los muchos sitios deliciosos del Arenal había tres estanques que eran de lo mejor.
El mayor cerca del kiosko de la música,con sus juegos de agua y nenúfares con su barandilla de hierro,formando juncos curvados y enlazados.Era todo un señor estanque con capacidad y elegancia.
El de la herradura cerca de San Nicolás,tenía un banco con forma herradura,con un fondo de alto verdor,era el rincón de mayor encanto.
En el centro del estanque tenía una enorme piedra con musgo por donde corrían hilos de agua y piedras que albergaban peces de colores.
El tercer estanque estaba saliendo hacia la Sendeja,a mano izquierda entre la alameda del centro y el muelle de la Sendeja.Era una obra de arte de jardinería artificial.Iniciando en el fondo otra peña de musgo con hilos de agua,la corriente llenaba los riachuelos sinuosos,con islas y todo con peces y plantas acuáticas.
Detrás el famoso árbol "la bala de cañón"porque estaba incrustada una bala redonda de cañón de la primera guerra carlista.Se hundió y le pusieron un fleje al árbol para conservarlo.
Por el paseo de las Acacias del Arenal paseaban distinguidas señoras del barrio,las Aldecoas,Martinez Rivas,Linares,Olávarri,Zubiría,Gil Fresno,Abrisquete,Hoffmeyer.
El sábado de gloria era el "día de los Tocinos"y el Arenal se llenaba bien temprano de cestas y mesas con muestras de suculentas muestras de charcutería casera,resultado de las matanzas de todo un año.Cocineras y amas de casa,miraban y cataban el género para luego aprovisionar sus despensas.
El carnaval era siempre en el Arenal,reunión final de comparsas y estudiantes.
Las máscaras iban vestidas de jebos y jebas para ir a bailar a los Campos Elíseos.
Las familias más influyentes y acaudaladas acumulaban un capital cada una superior a los 800.000 reales,los Gómez de la Torre,Manzárraga,Goossens,Gardoqui,Villabaso,Mazarredo,Lemonauria,Jané,Pérez de Nenin,Sarachaga...........
Decía José de Orueta que por ese paseo la avellanera que estaba junto al pilón vendía,chufas,avellanas americanas,carmelos.
El sirin-sirin de San Nicolás salía del atrio alto y bajaba por dentro de un arco al nivel de la calle,donde se gastaban nuestros pantalones.
El alguacil Perico vigilaba los juegos,con cara de mal genio y su palo con un pincho que nos lo tiraba a las piernas y salíamos corriendo.También estaba al cuidado de unos preciosos retretes con llave,el coche de cabritas,el barquillero y el agua de limón son los recuerdos de aquel niño de finales del siglo XIX.

UNA BODA PRINCIPESCA EN BILBAO: Bilbao en el año 1840,la casa palacio llamada de la Estufa era donde se acostumbra celebrar brillantes saraos,se advierte esta mañana un movimiento inusual.La princesa Catalina Lobanoff de Rostoff,camarera de la emperatriz de Rusia hija del príncipe Alejo gentil-hombre de cámara con ejercicio de su majestad imperial de todas las Rusias y de la condesa Alejandra acaba de dar a luz a su segundo hijo.
La Rusa como le llaman familiarmente en Bilbao,es la esposa de Jorge de Sarachaga y Uría Nafarrondo,este es un caballero del ilustre linaje encartado,vinculado a los mayorazgos de Sarachaga,de Bilbao,de Arbieto y de Zuazo.
También es oficial del ejército de Baden y siguió la carrera diplomática y desempeñando su cargo enamoró a la princesa Catalina.Casándose con ella hacia 1837,las camareras van y vienen preparando el bautizo y es de gran rumbo.
El niño ha nacido a las cinco de la mañana el 8 de noviembre de 1838,en la iglesia parroquial de San Nicolás de Bari le bautizan y le ponen por nombre Alexo,Florentino,Severiano.
Su padrino su tío José María de Uría Nafarrondo y en representación de su tio-abuela el conde Gregorio Rucheleff,natural de San Petersburgo general del séquito de su majestad imperial y la señora Eugenia de Landechu y Sarachaga tía del niño y la condesa Alexandra Rucheleff.
El acontecimiento acapara como es natural por unos días todos los comentarios de ese gran pueblo que es Bilbao en el siglo XIX. 

EL TRANVÍA
Iba desde Bilbao a Las Arenas saliendo de la misma fachada de San Nicolas,pasaba por la Estufa,el Arenal y la Sendeja.
El proyecto de construcción de las vías comenzó en enero de 1872,pero se paralizó por el Sitio de Bilbao.
Primero fue un tranvía de caballos,los llamados locomoción de sangre.Iba a lo largo de la ría desde Bilbao a Zorrozaurre.
Pasaba por la calle de la Estufa,por esta calle no pasaban  ni coches,ni carros lo hacían por la calle trasera de la Esperanza.
La Estufa estaba empedrada con cantos de río,formando simpáticos dibujos.Pero todo cambió cuando se colocaron los carriles de hierro,era el progreso.
Nos solíamos reunir en el banco de la herradura,cerca de San Nicolas.
La calle de la Estufa era parte sustancial del Arenal bilbaino,allí vivían los Quintana,las señoras de Villarino,los Hoffmeyer,Aguirre,Oxangoiti,Leguizamón,Gana,Suarez Jacquet y el conde Roncali.
José de Orueta,el autor de Memorias de un bilbaino también vivía en la Estufa.

LOS RECUERDOS DE JULIÁN ECHEVARRÍA"CAMARÓN"
El Arenal con el desaparecido estanque circular a principios del siglo XX.
Unos angelotes decorativos se desaguan impúdicos,cuando el kiosko de doña Pepita nos deslumbra con la exuberancia de bazar oriental.
Felipa robusta matrona en su oasis nos ofrecía fresca agua de limón con azucarillo incluido y dulces chufas,las agrias nos las daban los "chineles".
Cuando el paseo paralelo a la calle de la Estufa era frecuentado por los hijos de la aristocracia y sus opulentas añas ricamente uniformadas.
Se nos iban los ojos tras los triciclos de grandes ruedas y de cadena,los nuestros más modestos eran de pedales fijos en la rueda delantera.





dibujo vista panorámica de bilbao hacia 1870,Fundación Sancho el Sabio

DON INDALECIO,TIENE UN CONTRATIEMPO EN LA ESTUFA:
Nos cuenta don Indalecio Prieto en el Liberal que en febrero de 1912 iba a cenar a su casa en el extraviado y solitario camino de la Salve.
Había un joven conocido carlista que trataba de saber entre mis amistades y familiares a que hora iba a cenar.
Era un muchacho que tenía y tiene como profesión tocar el violín.
Por eso de sostenerlo con el brazo izquierda siempre me ha parecido un instrumento propio de revolucionarios.
Seguro que no me quería amenizar mi yantar con un nocturno de Chopin.
Mi recelo estaba plenamente justificado,los requetés estaban indignadísimos por un suelto aparecido en el Liberal,donde acusaba a don Jaime de andar de juerga por París y decidieron darme una paliza.
Destacaron al violinista,pero lo curioso era que yo no tenía ni arte, ni parte en ese artículo,ni siquiera lo había leído,suele ser costumbre de los periodistas no leer los artículos de sus propios periódicos.
Me eché mi revolver al bolsillo del gabán,era una arma Velomitch de acero empavonado y cachas de nácar.Yo la tengo mucho cariño porque me ha librado de trances duros.
Solo con sacar la pistola sin haber disparado jamás.
Bajando el empinado camino llegué a la plazoleta de la Salve y comenzaron a surgir bultos sospechosos,entre las sombras del jardín.Pero pasó por allí el tranvía de Las Arenas y se bajaron varios muchachos,el tranvía quedó solo miento solo un viajero el distinguido arquitecto José María Basterra compañero mio en la Junta de la Escuela de Artes y Oficios.Llegamos hasta el Arenal y estuve un rato tomando un café en el Boulevard y luego encaminé mis pasos a la calle Sendeja donde estaba la redacción del Liberal.
Tomé la calle de la Estufa para tener protegida la espalda,me siguieron y se colocaron unos delante y otros detrás.
Me detuve,apoyé la espalda contra la pared.
Un joven alto,delgado,rubio avanzó hacia mí ¿Es Usted.....?
No le dejé concluir.
Atrás,contesté poniéndole el cañón de mi revólver casi pegado a la frente.
Retrocedió,es que yo quisiera hablarle..........
Me habla usted desde la otra acera,atrás y volví a gritar,
comprendió la inutilidad del intento y se retiró,oía voces de insultos hacia mi persona.Yo seguí mi camino,acariciando dentro del bolsillo de mi gabán las cachas de nácar de mi revólver.
Hoy este joven es Jaimista y es un elevado funcionario por mi voto personal.Me lo encontré en el hall del Palace Hotel de Madrid acompañado de diputados y del presidente de la Diputación vizcaína.





la estufa y la sendeja a finales del siglo XIX

COMO DECÍA DON PÍO BAROJA
En sus Horas Solitarias: Bilbao es un pueblo que cada vez se va haciendo más denso y más interesante,su ría es una de las cosas más sugestivas de España.No hay nada en todo ella que de una impresión de fuerza,de trabajo y de energía como esos 14 0 15 km de vía fluvial.

FIN

El espacio público de la villa de Bilbao,Arizaga Bolamburu y Beatriz y Sergio Martínez.
Liburuklik
Hemeroteca y Archivo Diputación Foral de Bizkaia
Archivo Nacional y Hemeroteca de Madrid
Juan Manuel Lumbreras
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario