lunes, 30 de mayo de 2016

EL CAMPO VOLANTIN,SEGÚN DON JAVIER YBARRA Y BERGÉ



Grabado del Campo Volantin y La Salve,hacia 1820.Al fondo San Vicente Mártir
de George Vivian
de la Libreria Anticuaria Astarloa.

Saliendo del Arenal y atravesando la calle de la Sendeja,comienza el paseo llamado Campo Volantín.
Esta formado por diferentes calles paralelas cubiertas de espacioso y abovedado follaje de centenares de frondosos árboles que cubren una superficie de más de seis mil pies de largo.
Rematada esta sombría alameda en una plazoleta denominada La Salve y así se llamaba porque la gente al llegar allí tenía por costumbre rezar la Salve.
Rodeada de añosas encinas y bancos de piedra.
Paralelo a ella sigue el camino construido desde Bilbao hasta Plencia.
Es un paseo de tres leguas salpicado de bellísimas vistas y otro todavía más bello por la margen de la ría hasta Las Arenas de Getxo y otro igual por la margen izquierda hasta las playas de mar frente a Portugalete.
Esta es la descripción que nos hace Juan E. Delmas en el año 1864 en su Guía Histórica Descriptiva del Viajero en el Señorío Vizcaya.

También don Miguel de Unamuno guarda entrañables recuerdos de sus paseos por el Campo Volantín.
Corríamos entre los árboles y sobre la hierba junto a la ría,por la da que de tiempo en tiempo pasaba uno de aquellos vapores de ruedas,subidos a los bancos del paseo pronunciábamos a coro ¡El Vizcaíno Montañés! y otro más antiguo allá por los años 186o,el Manusar que fondeaba en el muelle del Arenal y tenía capacidad para 160 pasajeros.
Esto de repetir los nombres de una cosa,es uno de los placeres de la infancia,es como si en cierta forma nos adueñáramos espiritualmente de ella.



Huertas de la Villa en el año 1956

A finales del siglo XIX un paseo situado a orillas de la ría y desde él se divisa un panorama delicioso.
A la derecha del paseo,poblado de elegantes y ricos hoteles,villas,pasa el tranvía eléctrico de Bilbao a Las Arenas.
El paseo es muy agradable debajo de hayas,álamos,robles,fresnos,saucos y tilos que circundan aquellos lugares.
Don Juan Carlos de Gortazar nos habla de aquél famoso banco.Todos los bilbaínos se acordaran de un trozo de muelle que hacía entrante en la ría.En él había un banco de piedra y una encina en el centro cuando todavía el paseo del Campo Volantín estaba en auge,llamábamos aquello el banco de la murmuración.
Los que allí se sentaban pasaban revista a todas las bellas paseantes,haciendo de aquello un paso temible.
Pero antes este lugar,antiguamente se le llamó el Paseo del Siete y tenía unos bancos frente a los que hemos conocido.
Por allí paseaban los señores Churruca,Hoffmeyer,Eulate....
Allí sentaban sus posaderas las elegantes añas secas y de leche.
Por allí irrumpieron los primeros velocípedos,subidos en lo alto de sus cabalgaduras ilustres bilbaínos,Losada,Luis Briñas,los Damborenea,los hermanos Acha..........
Y allí el Club Deportivo de Bilbao,organizó sus primeras carreras pedestres,ciclistas,de motos y pruebas atléticas,allí comenzó la prehistoria de nuestro deporte bilbaíno.
el palacio de Olavarri.del libro El puerto de Bilbao
de Maite Paliza Monduate y Nieves Basurto
EL CAMPO VOLANTÍN,BARRIO RESIDENCIAL DE BILBAO
Por don Javier de Ybarra y Bergé
En opinión de Teófilo Guiard el nombre más antiguo que se dio al Campo Volantín es el de Ybarra que en vascuence significa vega-ribera.
También conocido por el camino de Bustinzaurreta,haciendo mención a un próximo yacimiento de arcilla que en vascuence se dice Bustina y que además contaba con su tejera correspondiente.
Como consecuencia de antiguas rivalidades sobre la propiedad de los terrenos,después llamados del Campo Volantín.
Fue reconocida a la villa de Bilbao la posesión de gran parte de los terrenos en el año 1591.
El resto perteneció a la Anteiglesia de Begoña.
De la posesión por parte de Bilbao de algunas zonas de este barrio da fe el nombre de "Huertas de la Villa"estas huertas las tenía arrendadas continuamente el consistorio bilbaíno.

El ayuntamiento de Bilbao acordó en 1770 abrir y formar una calle recta desde el desembarcadero del Convento de San Agustín hasta un sitio llamado la Grúa,por ser un paseo público y el más usado para recreo y solaz de la villa.
Allí se cedieron terrenos en el año 1762,eran los suelos contiguos a la nueva calle.
El cordelero José Antonio Ugalde estableció su cordelería y de ahí la suposición de "el gran volante"o rueda usada por esta cordelería y así quedó el nombre del paseo.
Otra explicación pausible según Guiard,que en ese barrio se practicaba la pesca del volantín.
Con una caña llamada "volantinera".Su situación era privilegiada junto a la ría,su frondoso arbolado,su orientación al mediodía,resguardada del norte por el monte Artxanda.
Primero fue la pérdida de la isla de Uribitarte y en 1914 el corte de la ría,fue perdiendo con todo ello su atractivo he hizo que muchos marcharan a Las Arenas,Neguri,Algorta buscando tranquilidad y sosiego,con la facilidad de comunicación que les ofrecía el tranvía y luego el tren.

Los primeros chalets todos ellos con una misma distribución,desde el número 17 esquina con la calle Tívoli hasta el número 24 inclusive se construyeron en la finca del señor don Hilario Lund Konvo.
Don Hilario personaje muy conocido en Bilbao en el mundo de los negocios,nació el 6 de Noviembre de 1825 en Bergen(Noruega) y tenía distintas ocupaciones,la madera,el taller mecánico y almacén de bacalao producto esencial en la alimentación de los bilbaínos.
También se construyó en una parte de la propiedad de doña Casilda de Iturrizar y Urquijo,la viuda de don Tomás de Epalza.Esta piadosa y caritativa señora murió el 22 de Febrero de 1900.

Hacia el año 1880 fueron a vivir al número 17,Juan Gurtubay y su mujer Adela Castejón(padres de la duquesa de Aliaga).
Después fueron a morar en esa misma casa Pablo Ogara y Visitación de la Quintana y Salcedo(padres del marqués de Barrio Lucio).
En el año 1901 al subastarse los chalets de la viuda de Epalza,lo adquirió Dario Arana donde habitaron sus hijas y su hijo José Antonio y su mujer Irene Churruca Murga. 
También vivió su hija Carmen viuda de Ramón Real de Asua.



casa de doña Casilda Iturrizar en el Campo Voalntín,derribada
del libro Puerto autónomo de Bilbao
Hotel familia de la familia Olabarri.
Maite Paliza Monduate y Nieves Basurto

En el número 18,casa doble de la anterior,vivía Pablo Alzola Minondo.Era ingeniero de caminos de profesión y nació en San Sebastian el 27 de Junio de 1841,se cree que vino a Bilbao hacia el año 1869 según los padrones municipales.
Se casó con María Castejón hermana de Adela,María había nacido en Durango el 24 de Setiembre de 1853,tenían una hija llamada Pilar.
Antes de trasladarse al Campo Volantín,vivían en la calle Santa María en el número diez y siete,con dos criadas.
Fueron los padres de la marquesa de Merry del Val y de Fuerte Gollano.

En el número 19,Mario Adán de Yarza,luego los señores de Rus y después Evarista Ayarragaray,viuda de Gaminde.

En el número 22,Fernando María de Ybarra y de la Revilla,marqués de Arriluce que lo adquirió a la familia Urresti,algún tiempo después se la vendió a su hermano Emilio que la habitó desde que se casó.

En el número 20,era una casa doble de la anterior.
Aquí vivió Francisco Gaminde,el famoso Pacho con sus hermanos.

En el número 21,Ramón de Ybarra y Arregui casado con Teresa López de la Calle.
Este matrimonio marchó a vivir a Deusto en el año 1898 a la finca que construyeron,la llamaron "Bidarte".
El número 21 del Campo Volantín lo compró  después Pilar Zubiría,viuda de Basabe y allí habitaron sus hijos y los condes de Cadagua.Luego vinieron la familia Urresti y después la familia de Cosme Palacio.

En el número 22,Fernando Luis de Ybarra y María de la Revilla.Ya en el año 1900 vivía la viuda de Ybarra(María de la Revilla) se pasó a vivir al número treinta de la misma calle.
También vivió el marqués de Arriluce de Ybarra hasta marcharse a su casa de Algorta el año 1912.Su madre cerró la casa hasta que la adquirió su hijo Gregorio para instalar un estudio de pintura.

En el número 23,vivían los Arellano don Ricardo Arellano y más tarde su viuda Juanita D´Aries.

En el número 24,allí vivió un noruego y después un inglés llamado Juan Basiley Davies que tenía negocios de minería,depósitos de carbón y unos tranvías aéreos para transportar mineral.Antes vivió en la calle de la Sendeja seis
En el año 1885 era cónsul de Chile,de los Estados Unidos en Bilbao.
Cuando don Hilario Lund cesó como cónsul de Suecia y Noruega,el señor Davies se hizo cargo también del consulado de Suecia y Noruega.
Años después en esa misma casa vivió Pablo García Ogara y su viuda Visitación de la Quintana y Salcedo y el marqués de Barrio Lucio,hijo de ambos.





Casa de  Fernando de Ybarra,en el Campo Volantín derribada.
del libro Puerto Autónomo de Bilbao
El Hotel de la familia Olabarri
Maite Paliza Monduate y Nieves Basurto.


En el número 25,era la casita que construyó el horticultor Diógenes Orueta.A principios del siglo XX,vivió algunos años la viuda de José María de Oriol para posteriormente transformarse en Policlínica.
Diógenes era un personaje pintoresco,concejal del ayuntamiento bilbaíno en el año 1884.Su madre Bonifacia Llona fue maestra municipal en Abando.
Tenía terrenos de su propiedad,en la calle Autonomía.
Y una finca llamada la Junquera,en Deusto que parece ser Botica Vieja el número cuarenta.
Fue vocal del Colegio de Sordomudos y Ciegos de Vizcaya que estaba en Deusto.
Se encargó de la repoblación de los árboles,plantas y flores de la villa.
A finales del siglo XIX,era vocal del Jurado de la famosa Feria de ganado en la campa de Basurto.
En el año 1890 se queja de la filoxera por los graves perjuicios que le ocasiona para exportar sus plantas a la Argentina.

Los números 26 y 27 corresponden a la casa y finca que construyó al casarse Jaime de Aguirre con María Olábarri y Zubiría,que son los únicos de todos que aún conservan habitada la citada casa del Campo Volantín.
En el terreno que corresponde al número 26,últimamente se abrió la calle de Epalza.Allí existió en el siglo XIX una casita que tenía alquilada para cochera de sus vehículos y caballos Ramón Ybarra y Arregui.
El resto de ese terreno que correspondía al número 27,era una praderita donde los niños del barrio tenían sus corderos pastando,cuando estaba de moda esta costumbre.

En el número 28 y 29 excepto una pequeña franja del número 28 estaba ocupada por una cochera de tranvías,antes de la segunda guerra carlista.
En número 29,esquina con Múgica y Butrón construyó a finales del siglo XIX una casa de pisos,Adela Castejón la viuda de Gurtubay y la habitaron entre otros familias como la de Miguel Careaga,José María Urquijo e Ybarra,su hermana Luisa viuda de Vierna,Cecilio Goiría,Luciano Zubiría y la marquesa del Castillo de San Felipe.
En el número 28 ya en el siglo XX construyó una casa de pisos Pablo Alzola y su viuda María Castejón.
En esa casa vivieron su hija,la marquesa de Fuerte Gollano,Luciano Zubiría,José Churruca(conde de Motrico),Juan Churruca etc......





casa de la familia Errazquin,en el Campo Volantín derribada.
del  libro Puerto autónomo de Bilbao
Hotel familia Olabarri
Maite Paliza Monduate
Nieves Basuirto

En el número 30,en la parte delantera de este terreno que hace esquina con la calle Múgica y Butrón,existía la casa del señor León en la que se hospedó y desde el balcón habló al público don Emilio Castelar.
Luego vivió en esa casa antes de pasar al número 19,Evarista Ayarragaray viuda de Gaminde.

Con entrada por Múgica y Butrón estaba la cuadra de caballos de los tranvías,que ocupaba toda la parte trasera a la que entraban los solípedos,dándose un baño en una zanja abierta a tal efecto.
Todo este terreno lo adquirió Gabriel María Ybarra y Gutierrez de Caviedes para que su hijo Fernando Luis de Ybarra y Arámbari construya una casa.
Ya que antes habitaba en el número 22,pero al fallecer este el proyecto quedó en suspenso hasta que años después su viuda María de la Revilla de acuerdo con unos nuevos planos que dibujó su primo político,el ingeniero el José Antonio de Ybarra y Arregui.
Se encargó la construcción al Arquitecto Achúcarro y en ella vivió hasta el año 1900.

En el número 31,al quebrar la casa banca de la familia
Bergé y Guardamino y fallecido este Manuel Bergé,se cerró la finca de Albia en Abando.
Habitó en esta casa Higinia Guardamino,viuda de Bergé.
Luego la adquirió Cosme Zubiría y Prudencia Ybarra,vivieron ellos y sus hijos y más tarde se quedó con ella Tomás Zubiría,conde de Zubiría.
En el siglo XX la familia se trasladó a vivir a su finca de Ibarrecolanda,en Deusto vendiendo la casa del número treinta y uno.
Se la vendieron a las religiosas Siervas de María.

En el número 32,es la casa que hace esquina con la calle Fontecha y Salazar.Esta casa estaba construida antes de la segunda guerra carlista por Juan María de Ybarra y Gutierrez de Caviedes,luego vivió su viuda Luz Arregui que falleció en Deusto en la finca de Bidarte de su hijo Ramón.
Esta casa los Ybarra la alquilaron primero a la familia Urresti y después a los Nuñez.

La casa número 33,esquina con Fontecha Salazar la construyó Juan María de Ybarra y Gutierrez de Caviedes.
Para su hijo José Antonio de Ybarra y Arregui que vivió en ella hasta mudarse a Madrid,después de la muerte de su padre.
La adquirió Luis de Zubiría e Ybarra y mas tarde los Zubiría la arrendaron a la familia Epalza.

En el número 34,estaba la casa que edificó Gabriel María de Ybarra y Gutierrez de Caviedes,aunque poseía la casa de La Cava camino de Deusto,consideró que quedaba algo alejada de Bilbao y pasaba temporadas en esa casa del Campo Volantín.
Al morir Ybarra en La Cava la casa del Campo Volantín la heredó su nieto Adolfo Urquijo,conde de Urquijo,pero marchó a vivir a San Sebastián y se la vendió a su primo Ignacio Urcola e Ybarra que la habitó durante largos años y finalmente la compró la familia Ortiz de Artiñano.

La casa treinta y cinco de esa calle la construyó Cosme Zubiría para su hijo Luis Zubiría que vivió en ella hasta pasar al número treinta y tres.
Algunos años después sus hermanas solteras María y Rosario de Zubiría pasaron a vivir hasta su muerte.

En el número 36,vivía Antonio González de Careaga,el padre del Conde Cadagua.
Después de habitarla se la vendió a Virginia Ybarra y Arambarri y su marido Cayo Pombo.
Siendo luego enajenada por la familia Lazurtegui que luego se la vendió Antonio de Ybarra y López de la Calle que vivió en ella hasta poco antes de morir.

La casa número treinta y siete,la mandó construir Romualdo García y la alquiló a la familia Errazquin.Luego vivió en ella otro Romualdo García Ogara hijo del anterior Romualdo.
Y por último el marqués de Olaso que era yerno de Roque García Ogara.
Tiempo después la adquirieron los religiosos Hermanos Camilos.





casa de Adela Castejón,en el Campo Volantín,derribada
del libro Puerto autónomo de Bilbao
Hotel de la familia Olabarri
de Maite Paliza y Nieves Basurto.

En el número 38,en este terreno y los contiguos formaban la casa y finca original que perteneció al ilustre historiador e impresor Juan E. Delmas que la vivió desaparecer tal como lo cuento en mi anterior capítulo,la casa,la biblioteca .....
por las bombas que cayeron en el sitio de Bilbao.
Años depués se construyó una casa en ese número,conocida por la casa de los leones,por las figuras que tenía en la escalera.La habitó Romualdo García y luego su hijo Romualdo García Ogara y su familia.
año 1936,informe Luis Camiña
Librería Anticuaria Astarloa.


El número 39 correspondía a un solar propiedad de la familia Echevarría y allí había una glorieta que antes estuvo en la esquina de los jardines de La Salve.
Hasta donde se extendía la propiedad de los Echevarría que luego vendieron parte de esos terrenos en los que se construyeron las casas números 40 y 41.
En el número 40,vivía la familia Errazquin anteriormente en el 37.
Luego esa casa la adquirieron las religiosas italianas.
En el número 41,esquina a los jardines de la Salve construyeron una casa José María Olávarri  y su mujer Manuela Zubiría Ybarra y luego pasó a su hijo José María.
El promotor de este edificio José María de Olávarri y Massino,nació el 4 de Febrero de 1849 en Bilbao.
Julián de Zubizarreta y Usatorre proyecto el edificio en el año 1894 y se inauguró el 2 de Abril de 1897.

Con el tiempo el barrio residencial del Campo Volantín fue perdiendo su categoría de residencia en favor de los barrios de Las Arenas,Neguri y Algorta a principios del siglo XX.
Estamos en el año 1944,muchos de estos chalets quedaron abandonados o convertidos en clínicas y casas de pisos.
De todas aquellas familias que habitaban,solo quedan Jaime Aguirre y los Ortíz en los números 17 y 18.
El 19 y el número 20 están sin habitar,han construido una casa de pisos de la familia Buesa en el 20.
En el número 21 hay una clínica y el 22 es una casa de pisos de Marcelino Ibañez de Betolaza.
El 23 está sin habitar,el 24 es una clínica en el 25 vive el señor Olave.
Los números 26 y 27 pertenencen al chalet de Jaime Aguirre.
El 28 y 29 son casas de pisos,queda la propietaria la marquesa de Fuerte Gollano en el 28 y en el 29 la marquesa del Castillo San Felipe y la familia de Cecilio Goitia.



año 1936,informe Luis Camiña
Libreria Anticuaria Astarloa

El 30 está sin habitar y lo han adquirido los padres jesuitas para casa de ejercicios religiosos.
El número 31 están las Siervas de Jesús.
En el 32 la clínica del doctor Salaverri,el 33 está sin habitar.
En el 34 continua viviendo la familia Ortíz
y el 35 y 36 pertenecen a Bonifacio Lopez.
Los religiosos Camilos viven en el 37,el número 38 quedó destruido durante la guerra.
Se construyeron tres casas de pisos con acceso a la calle Tristán de Leguizamón y Huertas de la Villa y otra casa al Campo Volantín.
En el número 40,el convento de las Religiosas Italianas sufrió serios daños durante la guerra y está sin habitar.
En el número 41,el palacio de Olavarri hoy es un colegio Católico Inglés que acaba de instalarse.

FIN
Hemeroteca Nacional de Madrid.
Liburuklik
Archivo Diputación Foral de Bizkaia,Julen Erostegi.
Juan Manuel Lumbreras.
Libreria Anticuaria Astarloa,Javier Madariaga.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada