lunes, 29 de febrero de 2016

LA ATALAYA DE MATXITXAKO Y EL SOLITARIO DE LA ATALAIA





El faro de Matxitxako el año 1933, Juan Irigoyen y su perro Zuri
foto de la Gaceta del Norte del 6 de Diciembre de 1933.

Son los soliloquios de un excursionista llamado Juan Irigoyen
y su relato comienza así:
Matxitxako es el morro de un monstruoso unicornio que se adelanta en el mar.
El faro puede ser el diente gigantesco y la atalaya en todo lo alto,un moñete o una verruga.
La Atalaya es el cerebro,la central nerviosa que interpreta todo lo que ocurre en el mar,el sentido previsor que anticipa o barrunta las reacciones del monstruo que palpita debajo.
Todo esto son historias,cuentos,divagaciones porque Matxitxako es mucho más que todo eso,es el Norte,guía y referencia de nuestra marinería.

Dentro de Matxitxako y fuera de allí son las demarcaciones como de frontera,señalada por una línea divisoria que separa el mar bravo y duro del más amansado.
En lo más alto un mástil  y cuatro chimeneas son los medios de comunicación sin hilos,que maneja el solitario de la atalaya,"el hombre ojos" que es Paulino Zabaleta.
La Atalaya nació de la necesidad de un servicio de descubierta para avisos a la pesca situada en la demarcación  del mar vecina.
Todo lo demás de diligencia,de celo,de ampliación,de servicios,lo ha aportado la afición inteligente de este hombre a quién la mar le habla y cuenta todos sus secretos.

Localizado en lo alto de uno los mogotes del monte Burgoa,se edificó en los terrenos regalados por Sir Ramón de la Sota.
Las Cofradías,primero la de Bermeo y luego la Federación,costearon la obra y atendieron el sueldo reducido del atalayero y un poco reforzado por la Excelentísima Diputación de Bizkaia.




foto de la Gaceta del Norte,6 de Diciembre de 1933
La función que realizó,allí en solitario Paulino Zababaleta,reducida a dinero,a beneficios que se siguen a sus felices y constantes avisos,representará al cabo del año millones,sin contar con el servicio de alarmas,prevenciones y avisos de previsión de novedades meteorológicas a plazo corto en cuyo aspecto Paulino no tiene rival.
Paulino no sabrá lo que ocurre en Groelandia,ni en Islandia,ni en Labrador,ni al este de las Azores,pero de Cabo Mayor a Biarritz se anda muy bien y muy seguro bajo el numen de sus previsiones.

Como Paulino diga solemne"la mar dejará"ya se puede salir,aunque sea torpe el vendaval.
Por el contrario si ventura un "Contus ibili,eta beguiritu ona"
es mejor quedarse al abrigo del puerto.
No alejarse mucho,ni fuera de la vista de la Atalaya para advertir la seña de retirarse y obedecerla a la mayor brevedad.
Y eso lo hacemos nosotros,los chapuceros aprendices y también los avezados,los del oficio que confían en la experiencia del solitario de allí arriba.
El éxito del servicio de la Atalaya de Matxitxako deriva de la oportunidad de haber hallado "el hombre".
Paulino es un temperamento solitario,de contemplativo polarizado por vocación al mar,marinero experimentado,con dotes de observador y con una afición al oficio que es de apostolado,Paulino está en la observación siempre.
Embarcación que entra en su amplia zona visual debe considerarse acompañada y protegida.
Paulino se fijará en las maniobras que haga su gente,en su navegación correcta o descuidada.
Advertirá todas las novedades de abordo.
Identificará la filiación y procedencia,su probable destino.
En un viaje del Abra de Bilbao a Mundaca,corrimos una empopada del Sud-Oeste,que venía volando por sus pasos a una galernilla.
La cortedad de aquel primer Potintxu retardaba la llegada a Matxitxako con riesgo de que nos cogiera la entrada de galerna fuera del abrigo del cabo.
Con apuro y justeza de tiempo conseguimos alcanzar el seno de las boya y dimos fondo allí,con largura de fondeo,para reponer el aparejo.
Aproados al viento íbamos garreando sacudidos por la marejada.
Paulino había cursado aviso telefónico a Bermeo para que vinieran a buscarnos.
Se había hecho cargo de todo lo que ocurría abordo,desde que nos vio una empopada sospechosa.
En otra ocasión salimos con el actual Potintxu II,para el mismo viaje y al llegar a la altura de Plencia,encontramos un N.E. duro ,al tiempo que se averiaba la canalización de la gasolina.
Decidimos entrar en Astondo,sin haber navegado mas que cinco minutos a la vista de Matxitxako.
Paulino nos vio y dio el aviso a Guernica de que no llegábamos para la noche.
Posteriormente me explicó la interpretación de nuestra maniobra.



Mapa de Matxitxako,Izaro,Mundaka y Bermeo etc.....
del Archivo Histórico Foral de la Diputación Foral de Bizkaia
dibujado a mano del 25 de Mayo de 1795.

"Motor os paró y N.E. proa teníais y metisteís Plencia".
Nos había visto  en cuanto rebasamos la altura de Astondo y nos cuidó como es su costumbre.
Su instinto de pescador interpreta todos los movimientos de los que se dedican a sus faenas,desde Santoña a Higuer.
Hay ocasiones en las que disculpables oportunidades retardan el conocimiento de hallazgos de pesca.
El afortunado queda con ellos,disimula el hallazgo o no viene a puerto temprano,para evitar competencias de precio.
Paulino huele lo que significa la picardía de esconderse en una ensenada,donde no hay nada..... y llama al teléfono de Bermeo y da cuenta de la novedad y de lo que sospecha.
Reconoce o identifica los motores y vapores a distancias increíbles y sabe en todo tiempo cuantos ondarrueses,lequeitianos y motriqueses andan por Santoña y lleva el censo de todas las flotillas que están al Este.
Los pequeños cabotajeros que luchan en tiempos duros con las ventadas y maretones del invierno,son también vigilados por Paulino dispuesto a dar aviso a los armadores en cuanto ve el peligro.
el nuevo faro de Matxitxako
Ha visto con apuro episodios emocionantes de la lucha de barcos con el mar,y entre ellos se acuerda siempre de aquel barco de Sota,que fue a estrellarse,en los Riquets de cerca de Ondarreta y  cuyas alternativas comunicó a la casa armadora,por si había posibilidad de socorro,cuando todavía se defendía frente a Matxitxako.

Con su gesto y visaje de estatua otea lugares invisibles para nosotros y extendiendo el brazo con el índice rígido va señalando las calas próximas por sus orientaciones respectivas con relación al Cabo:Calapalso,Goyerri,Calabarri,Cigarre,Okarantza,Papardomanco,Chilemanco,Basomendi,Castro-arrenkala que son las vecinas las que no se hurtan del todo a su vigilancia y que dan besugo y merluza,manteniéndose casi a la vista los humos de las vaporas.

Y toda esta inmensidad la controla este hombre admirable que nos abruma con la finura de su ciencia,infusa o intuitiva en gran parte y experimental fundamentada por una observación reiterada.

Lector;Matxitxako es un lugar accesible no muy distante del límite que puedas asignar a un paseo en auto.
Una carretera que será cuando termine su arreglo el obligado paseo turístico de Vizcaya,te lleva hasta cuarenta metros de la Atalaya,donde Paulino Zabaleta amable,condescendiente y dueño de un léxico pintoresco te inciará en la lectura del libro más hermoso.
No obstante lo inmenso que es el mar visto desde allí,el hombre que lo escruta  y lo interpreta y la población que vive de sus riquezas,adentrándose en él son grandes también.
Cuando nuestra última visita a Paulino  se lamentaba este nuestro retraso "Si venéis una hora antes,hirviendo la mar de chicharros". 
He llamado a Bermeo y se han llenado todos los vapores.
Miles de arrobas,a seis a siete y ocho pesetas,había producido la descubierta de Paulino aquél día.
¡Y como este tantos!
Otro día estarán fuera los vapores en las calas de altura,cuando Paulino vio unos cabotajeros que en su viaje iban pescando atún,a milla y media del cabo.
Llamó a Bermeo a las motoras que quedaron en casa y se llenaron de pesca,mientras que la gruesa flota perdía el día en la altura,por no poder advertir las humadas de Paulino señalando el sitio de la pesca.
Este es el solitario de la Atalaya de Bermeo,el gran Paulino Zabaleta,hombre útil cien por cien,providencia de los navegantes y pescadores de este rincón de mar admirable, ejemplo de sencillez y hombría de bien.
6 de Diciembre de 1933,La Gaceta del Norte,don Juan Irigoyen.

FIN
Mapa de la rada de Bermeo,25 de Mayo de 1795
dibujado a mano.
Del Archivo Histórico de la Diputación Foral de Bizkaia



LA OTRA HISTORIA DE MATXITXAKO

En Abril de 1694,el barco Jesús,María y José es atacado por una fragata de corso francesa,en el cabo Matxitxako.
El capitán se llama Antonio Llano Manzanal y es vecino de Muskiz.
El barco llevaba hierro desde Gernika a Bilbao.
*Corso:Correrías de naves mercantes armadas con artillería y armas de mano,con patente de su gobierno para perseguir a los piratas y ofender el comercio marítimo enemigo.*

El 29 de Noviembre de 1742,se ordena pongan atalayas vigilantes en la punta de La Galea,en la villa de Plencia y en la punta de Matxitxako jurisdicción de Bermeo,también en el monte Ogoño jurisdicción de Ibarrengelua y en Santa Catalina Lekeitio.
Para observar las embarcaciones,dar noticia del buque,el rumbo que llevan y dar puntual noticia a sus señores y hacer humaradas de aviso.

El 16 de Julio de 1792 naufraga el navío Ángel de la Guarda,el capitán del navío se llama José Antonio de Alteaga,vecino de Gorliz.
Naufraga en el cabo Matxitxako entre Bermeo y Mundaka.
Salía de Bayona con vino y trigo en dirección a El Ferrol.

En el año 1793 se informa a las autoridades del avistamiento de un bergantín y dos navíos franceses,por parte del vigía del cabo Matxitxako.



Plano de Elantxobe de 1795,
del Archivo Histórico de la Diputación Foral de Bizkaia

En el año 1795 Agustín Warters Orcasitas,teniente de fragata de la Real Armada,en el navío Santo Domingo.
Ha sido comisionado con otros para el reconocimiento de los fondeaderos de Matxitxako,Mundaka,Elantxobe y Plencia.
La visita a estos sitios la realizó acompañado de don Miguel de Butrón del Señorío de Bizkaia.
Es un plano de la costa desde la punta de Lekeitio al cabo Matxitxako,años 1794 a 1796 son distintos mapas dibujados y pintados a mano.Durante la guerra de convención francesa.

En Junio de 1795 hay fuerzas estacionadas en el fondeadero de Matxitxako.
José Lorenzo de Goicoechea es el brigadier de la Real Armada y comandante del navío San Telmo.
Se reunen para inquietar a las avanzadas francesas en Deba.

En el mes de Setiembre de 1801,hay cañones instalados en Bakio y en Matxitxako se revisan los mismos y se pide pólvora para los cañones.

Año 1807,Juan Caperochipi atalayero del cabo Matxitxako pide que se le abone su sueldo.
La retribución del último año y se repongan las banderas que faltan.
Esta será una constante durante muchos años,la exigencia de los atalayeros y fareros para que se les paga a tiempo sus sueldos.

En los año 1811-1812-1813 y 1814
Domingo Otazabal vecino de Bermeo atalayero del cabo Matxitxako reclama su sueldo.
Se resuelve negativamente su petición por haber sido nombrado por el Consejo de la Provincia.

En el año 1815,Mister Poge el capitán de fragata inglés hace un reconocimiento hidrográfico de corrientes desde Bayona al cabo Matxitxako.
Una real orden pide que se le acoga y le vendan los víveros necesarios en cualquier puerto vizcaíno que recale.

En circular del 3 de Agosto de 1816 se habla de una goleta sospechosa,fondeada en Matxitxako armada con seis cañones
y bastante gente,se pide averigüe su legitimidad y procedencia.

Años 1816 a 1819 Se vigila entre Matxitxako,Elantxobe y Ea por contrabando y la arribada de embarcaciones con apestados.
Se pide un atalayero en Ogoño para proteger de buques insurgentes el cabotaje hasta Bayona(Francia).
Se desestima la petición por que ya existe en Matxitxako y Lekeitio.
También se habla sobre la necesidad de hacer señales convenientes a los atalayeros.
En el año 1819 Domingo Otazabal reclama que se le abonen los salarios que no se le pagaron por su trabajo como atalayero en el cabo Matxitxako durante la guerra de la independencia.





Puerto de Bermeo año 1926
de la Biblioteca de la Sociedad Bilbaína.

En el año 1825 se destituye como atalayero a Víctor Artamoniz y se repone a Domingo Antonio de Otazabal.

En el año 1826 hay otro atalayero Domingo Antonio de Goitia,el alcalde de Bermeo Diego de Portuondo lo confirma en su puesto de atalayero de Matxitxako.

El 30 de Marzo de 1836 se comunica que la goleta Estrella,es arrastrada por el temporal hasta el cabo Matxitxako.
Viene de Puerto Rico y su capitán se llama Gerardo Estapé.
Viene cargada de cacao y cueros al pelo,va con destino a Santander.
Ha sido trasladada a la ría y ensenada de Mundaka,en Arketas una vez descargada la mercancía.

En año 1837 una balandra mercante francesa es conducida por el temporal a Matxitxako,cargada de vino,champaña,limones,patatas  cebollas,su destino era San Sebastián.
En los años 1840 hay un incremento de vigilancia del cuerpo de Miqueletes desde Ondárroa a Matxitxako.

En el año 1850 comienzan las obras del Faro de Matxitxako.
El aparejador pide que no se cobre portazgo,por ser un empleado de obras públicas.
Se llama Juan Martínez Aparicio y se resuelve a su favor.

Entre los años 1851 a 1852 se inician los acarreos de material de construcción para el faro.
La Diputación de Bizkaia ordena que no se cobre portazgo a su paso por los distintos pueblos de la costa.
El faro se inauguró el 21 de Agosto de 1852,con unos meses de retraso de lo previsto.
Juan Martínez Aparicio fue el constructor y costó 132.531 reales.
La torre era de piedra sillar de las canteras de Durango y lo atendían tres fareros hasta diciembre de 1909.
Los faros del Cabo Peñas y Finisterre son de primer orden y los de Llobregat e Islas Cíes de segundo orden.
Los de la Galea e Islas Sirga de cuarto orden.
El faro de Matxitxako es de primer orden,con luz fija variada con destellos brillantes.
La torre se terminó poco después el quince de Setiembre de 1852.
A primeros de Octubre ya estaba funcionando,con un empleado principal y varios ayudantes.
Este faro está a catorce millas al este de la punta del fuerte de la Galea.
Su aparato es de primer orden "catadrioptico"según el sistema Fresmel y da luz fija variada con destellos de cuatro en cuatro minutos.
La luz es natural y se halla elevado a 285 pies castellanos,sobre el nivel de las pleamares equinociales

En el año 1856 Manuel Vecino es torrero auxiliar del faro

LA EPIDEMIA DE CÓLERA
En el año 1885 en el mes de Agosto existía un lazareto en Matxitxako.
Los miñones dan un parte diario de los afectados por el cólera en Ibarrangelua.
El cuerpo de Miñones controla el funcionamiento y el orden en el lazareto.
Se habla de siete lanchas que desembarcaron hasta allí.
Están instalados en unos barracones de madera construidos exprofeso a para la ocasión.
El alcalde de Bermeo,Galo Nardiz en el mes de Noviembre pasa la factura por los gastos ocasionados a la Diputación de Bizkaia,el total asciende a 3.068,48 pesetas.
No parece que había muchos enfermos,cincuenta cajetillas de tabaco picado a 18 céntimos.
Cincuenta librillos amarillos a 5 céntimos.
Treinta panes,un pellejo de vino diario,arroz y garbanzos en abundancia,velas,latas de petróleo.
A juzgar por estas y otras cantidades no pasarían de cuarenta personas.
También se consigna en las facturas,el auxilio de una lancha.
El médico director del lazareto se llamaba Adolfo Gil Pastor,era médico municipal de Bilbao de las calles Miravilla y Altamira.
En el Hospital Civil de Bilbao ocupaba la plaza de cirujano y después fue médico de la sala Hospital de Solocoeche.
Esta epidemia de cólera se extiende por toda España,en Agosto de 1885,Cataluña,Andalucia,Navarra.
En Castro Urdiales el alcalde habilita un local en Ontón,para la inspección médica y fumigación de viajeros y jornaleros que de diferentes provincias se dirigen a Somorrostro buscando trabajo en las minas.
El cólera ya está extendido en treinta y seis provincias.
En el Hospital Minero de Triano dan instrucciones por escrito para prevenir y combatir enfermedad.
Algunos hacen negocios y ganan dinero con la desgracia ajena,se anuncia contra el cólera un ron legítimo de caña de azúcar.

AÑO 1910
Dentro del plan de reforma del alumbrado marítimo de las costas de España,nuevo faro en Matxitxako.
Las condiciones de la torre y del edificio antiguo no responden a las necesidades actuales.
El nuevo faro es más moderno con destellos de relámpago.
Está situado el nuevo a 116 metros al sur del antiguo y a 102 metros sobre el nivel del mar,la torre tiene una altura de 20 metros.
AÑO 1911 se instala una estación meteorológica en el faro,conectada a Bermeo para trasmitir con exactitud el boletín diario del tiempo.

AÑOS 1923 a 1937,al atalayero de Matxitxako Paulino Zabaleta se retrasan en el pago de las mensualidades.
Hasta el año 1952 existió en las inmediaciones del faro un destacamento de la guardia civil.

FIN
Archivo Histórico de la Diputación Foral de Bizkaia
Liburuklik
Biblioteca de la Sociedad Bilbaína
Archivo Histórico del BBVA


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada