sábado, 5 de diciembre de 2015

EXCURSIÓN POR LOS PICOS DE EUROPA



Peña Labra,foto del archivo de Antonio Ferrer(Club Deportivo Bilbao) año 192...
DEL 22 AL 31 DE JULIO DE 1922
Tres socios del Club Deportivo de Bilbao,entonces jovencitos Fidel Morales Pérez,de la imprenta Morales de Ibañez de Bilbao seis.En el año 1912 todavía no es socio del club y figura en el grupo de los pioneros que subieron al Gorbea.Eduardo Jacob Tellechea es ingeniero.Juan Pérez Orue del mundo de la madera y de la Sociedad de Montañeros de Vizcaya al terminar la guerra.Los tres habían nacido a finales del siglo XIX.
Y por último Antonio Ferrer que era el jovencito del grupo nacido en 1900,montañero,periodista,espeólogo y otras muchas más cosas que hacía su debut en el alpinismo,creemos que el reportaje esta escrito por él.

Su relato comienza así:Salimos de Bilbao el 22 de Julio hacia Fontibre y Abiada,allí vimos el nacimiento del río Ebro haciendo noche en Reinosa.
Riaño es un pueblecito a 10 km de Reinosa donde nos esperan los señores de Rabalos(Don José y don Manuel) a los que estamos muy agradecidos por sus muchas atenciones y que nos acompañaron hasta cerca del portillo de los Asnos,dándonos indicaciones para llegar a Piedras Luengas.
Recorrimos Abiada y otros pueblitos pintorescos,tomando luego el camino de la sierra,bordeando el pico Cordel de 2033 m. por la izquierda llegando a la majada de Braña Vieja donde unos pastores conocidos de los señores Rabalos nos invitaron con sendos vasos de fresquísima leche.





Antonio Ferrer
A una hora de camino y cerca del Pico Tres Aguas encontramos un abundante manantial junto al cual nos detuvimos a comer,descansamos un rato y nos despedimos de los pastores.
Serían las tres de la tarde cuando llegamos al portillo citado de 2100 metros.Era una especie de meseta donde pudimos ver y contemplar por primera vez los Picos de Europa,punto principal de nuestra excursión.
Vimos los llanos de Palencia y al otro lado la vega de Liébana.
La bajada se hace por una garganta muy pronunciada llegando a Piedras Luengas a las seis de la tarde.
Este pueblecito está situado en la parte más alta de la carretera de Cervera a Potes a 1500 metros.
Se encuentra bajo Peña Labre,nos hospedamos en la venta de Las Cortes(antes del Horquero).
El día 24 decidimos emprender la subida a Peña Labra por tener esta montaña grandiosas vistas sobre Polaciones,los Picos de Europa,el llano palentino,la parte de Santander y Reinosa.
En sus laderas se ven abundantes rebaños de merinos apacentan,guardados por enormes perros que nos hacían pensar en las inyecciones antirrábicas.
Tuvimos la mala suerte de llegar a la cima entre desgarrones de niebla que nos impidieron ver lo que pensábamos.
El día de Santiago salimos de la venta muy de mañana dispuestos a recorrer 30 km que nos separan de Potes,pasando por los pintorescos pueblos Cuevas,Pesagüero y Trama,llegando a Potes a las doce y media después de tomar un baño en el río Deva.
Después de comer visitamos al señor Bustamante que nos dio toda clase de datos para la ascensión a Peña Vieja.
Nos presentó en la Sociedad Picos de Europa donde saludamos algunos miembros de la misma,poniéndose todos ellos a nuestra disposición,los cuatro quedamos muy agradecidos.
Circo de Lloroza nevado
WWW Panoramio.Com
Esta sociedad está construyendo un refugio muy cerca del Chalet Real en las campas de Áliva a 1360 metros.
Pudiendo tomarse el refugio como centro para preciosas excursiones y conocer los macizos central y oriental.
Por la tarde nos trasladamos a Espinama a 22 km de Potes,alojándonos en la fonda del señor Celis,en habitaciones limpias y buenas camas y la comida no digamos,excelente.
El día 26 a las seis de la mañana salíamos a desentrañar los famosos picos que tanto nos atraían.
Campas de Áliva,Chalet Real al fondo Juan de la Cuadra y a la izquierda la mole rocosa de Peña Vieja
foto del año 192..... del archivo de Antonio Ferrer(Club Deportivo Bilbao)

Tomamos un hermoso camino a la derecha del pueblo en dos horas nos condujo a las campas de Áliva a 1100 metros.
Aquí se separa el camino que conduce a Sotres y se toma a la izquierda,es el camino para llegar al refugio en construcción al Chalet Real,al lado del cual se encuentra un manantial de agua riquísima conocido con el nombre de río Salado(Fuente de Resalao).Aquí tomamos un pequeño refrigerio y a las nueve de la mañana tomamos el camino que nos conduce al grandioso Circo de Lloroza de belleza salvaje,metido entre ciclópeos peñascos entre los que destacan Torre Cerredo,Llambrion,la Peña de Altaiz y otros.
Seguimos hasta la Vueltona,por su curva pronunciada que ha de llevarnos hasta los Tiros del Rey por la Canalona,es un camino serpenteante y en atrevidos zig-zags que van tomando altura entre las enormes grietas de la gran masa caliza de Peña Vieja.
Impresionamos algunas placas de los altos picos que forman artístico y salvaje conjunto.
Continuamos la subida por el camino tallado atrevidamente,en verdaderos precipicios pasando algunos apurillos en bastantes trozos por la gran cantidad de nieve que cubría completamente el camino,con peligro de no parar rodando hasta el fondo de aquella fragorosa garganta.
Dimos vista a la última parte,la más peligrosa de la subida llamada pirámide por estar inclinada en tal grado que parecía imposible subir por ella,hacemos notar que esta pendiente se halla llena de grava movediza que dificulta enormemente la marcha........
Fidel Morales un histórico de la montaña,
Archivo Club Deportivo de Bilbao
Antonio Ferrer toma notas
Archivo Club Deportivo Bilbao


















Subimos ayudándonos con las manos y después de media hora con  inauditos esfuerzos hollamos la cumbre con nuestras plantas,estamos a 2642 metros.
El paisaje puede no puede ser más grandioso y sorprendente dominando unas cuantas provincias y al fondo la colosal barrera del mar Cantábrico.
Se puede ver principalmente las peñas de Cerredo y Llambrión a la derecha los Horcados Rojos y la Sierra de San Juan de la Andra.Enfrente la inmensa campa de Áliva y el macizo oriental,a la espalda el valle de Liébana con sus pintorescos pueblitos diseminados y escondidos entre las peñas.Al fondo entre nubes Peña Sagra y Peña Labra.

Aquí preparamos la segunda parte de nuestra excursión para llegar a Peña Prieta hacia los llanos de Palencia y León.
Después de saborear tan magnífico espectáculo emprendimos el descenso que imponía más respeto que la subida,volvimos por el circo de Lloroza,nos bañamos en unas lagunas y comimos en el Chalet Real.
Después de descansar unas horas nos pusimos en marcha hasta llegar a Espinama al atardecer,donde nos esperaba una suculenta y bien cocinada cena.
El día 27 fue de descanso paseando por la mañana a orillas del Deva,cuyo nacimiento vimos a la tarde.Nos trasladamos a Fuentede(contracción de Fuente del Deva).
Nos sorprendimos gratamente del anfiteatro de altas cumbres que nos rodean por los tres lados.
Formando la Peña Remoña,salientes del Circo de Lloroza y estribaciones de Peña Vieja.
En este anfiteatro se halla el canal de Llordes que con sus cuarenta y tantas curvas llega al la cumbre de Peña Remoña y al canal La Jenduda que se une al anterior y conduce al Circo de Lloroza por una enorme grieta en la roca de imponente aspecto.
En la llanura hermosos prados y abundante vegetación,charlamos con un mozalbete de diez años muy socarrón a pesar de su poca edad.Pero por agradecimiento nos contó varias andaluzadas respecto al ganado vacuno que abunda en esta región,haciéndonos reír por sus ocurrencias,nos deja luego para recoger su vaca y la jatuca(ternera) y regresamos muy satisfechos a Espinama.

El día 29 a las seis de la mañana tomamos un camino a la salida del pueblo, pasando por el barrio de Pido y que atravesando un gran bosque va subiendo suavemente hasta cerca de los lagos de Coriscao,a cuya cumbre llegamos a las diez de la mañana.
Espléndidas vistas nos deleitan y poco a poco vamos dejando los Picos de Europa,para bajar por la otra vertiente al puerto de San Glorio a las 10,45.Donde hay un proyecto de carreteras para unir el valle de Liébana,con Llanaves y otros pueblos palentinos y de León.
Paramos a comer en unos manantiales cerca de los Robadorios,especie de dientes enormes de roca negruzca que guarda la entrada a la planicie de Cubil de Can,donde hay nieve abundante todo el año.
A las 4,45 llegamos a la garganta de los lagos de Peña Prieta y dejando los Altares a la derecha subimos de lago en lago hasta la última parte que es pedregoso y de gran pendiente dando con la cima de Peña Prieta a las seis y media de la tarde.
Este pico está entre León,Santander y Palencia en el simbólico mojón de las tres provincias.
Como se nos echa la noche encima,nos dedicamos a buscar en aquellas alturas una choza o algo que se le pareciese para pasar la noche,dispuestos en caso contrario a formar con impermeables,mochilas y bastones algo así como una tienda de campaña.
Pero no hubo necesidad de tal extremo pues dimos con una choza,aunque no muy holgada al pie mismo de la peña a 2100 metros.En un punto llamado Río Frío,con mucha razón pues el agua que formaban las cascadas baja de los lagos es fresquísima.
Con el día que llevábamos de tanto andar,no sentimos la dura piedra que nos sirvió de lecho.Dormimos toda la noche de un tirón hasta el amanecer.
Muy de mañana emprendimos la marcha de la última parte de nuestra excursión en dirección a Cervera de Pisuerga,que estaba relativamente cerca,pero faltaba el rabo por desollar.
Pasamos los puertos de Pineda,campos extensímos entre altos montes.
Para darse una idea empezamos a las nueve de la mañana y llegamos a la una y media.
A nuestra vista se yergue el arrogante Curavacas,cuya loma recuerda la silla de un caballo a cuyo pie corre el río Carrión que nace de uno de esos lagos.
Vimos grandes rebaños de ganado vacuno,poco a poco después de subir una pequeña colina llegamos a Resoba
a la una y media,con unas ganas locas de comer.
Pero tuvimos que hacer de tripas corazón,pues no pudieron darnos otra cosa que unos huevos cocidos que tenía la estanquera.
Salimos de aquel pueblo con el estómago a medias para llegar a Cervera al atardecer,que está a siete kilómetros y llegamos a las siete de la tarde.
Así dimos fin a nuestro paseo alpino con gran sentimiento,pues esta excursión es muy interesante y grandiosa y nos hubiera gustado disponer de más tiempo.

El tiempo no pudo ser más espléndido,permitiéndonos gozar plenamente de espectáculos grandiosos como los que hemos descrito.
Al día siguiente el tren va dejando un gran penacho de humo y nos conduce hacia Bilbao............

FIN

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada