lunes, 14 de septiembre de 2015

PEDRO PIDAL Y BERNALDO DE QUIRÓS EN EL CERVINO

Pedro Pidal joven
Pedro Pidal fue el primero en escalar el Naranjo de Bulnes el cinco de Agosto de 1904,con Gregorio Pérez(el Cainejo).
También sintió la atracción fatal del Cervino o Zermatt.
Fue el siete de enero de 1907 cuando dejó constancia de ello en un artículo en el Heraldo de Madrid,por aquellos años el deporte quizás no era noticia muy reseñable.

El relato comienza así:Zermatt por el norte y Valt0urnenche a 1524 metros (Valle de Aosta)por el mediodía.Son respectivamente los pueblos de Suiza e Italia,que duermen en la falda de la peña más monstruosa y colosal del mundo.
Zermatt hace unos pocos años era la terminación de un valle angosto,en cuyos verdes y onduladas prados se agrupaban cinco o seis cabañas de pastores.
El motivo fue que aprovechando unas vacaciones invernales en St.Moritz y en Davos,decidimos acercarnos a Zermatt.
Hoy es un pueblo cuajado de hoteles magníficos y de terrazas con telescopios para ver el Cervino.
El libro del italiano Guido Rey es apropiado para conocer Zermatt.
Así todos los turistas americanos,ingleses,franceses,italianos y contados españoles,todos miramos por nuestros gemelos o poderosos telescopios el Cervino.
Desde que este año se abrió el Simplón aumente el número de turistas a Zermatt,todos ávidos de contemplar el Cervino,en su presente y en su historia.!Porque cuidado con la historia del monte Cervino¡......es toda una epopeya.
Pedro Pidal



Los suizos e italianos contemplaron durante muchos años estáticos su cima virgen,pero temieron las iras de la fábula y la leyenda que la consideraba mansión eterna de los espíritus y del misterio ,como lo prueban los enormes peñascos que constantemente llegan al valle desde la cima.
"Sus paredes que los pies humanos no hollaran jamás"
dijo Desprez en su Voyage autour du Monte Rosa,son tan escarpados y rápidos que la nieve no sabe donde detenerse.

Llegan los ingleses y se quedan estáticos ante su belleza.John Tyndall el célebre físico irlandés intenta subirlo,dos intentos y no lo consigue.
En el año 1860 ante sus frustrados intentos decían:"Tuvimos que renunciar porque las eminencias negras se elevan en los aires como espantables torres,tan salvajes y tan altas que nos hacen desistir de escalarlas."
Tyndall,foto Wikipedia


Se tiene que conformar con el pico que lleva su nombre,que está cerca del Cervino,Pic Tyndall lo subió el año 1862 con dos guías y Jean Antoine Carrel.
Otro inglés llamado Whymper consagra su vida al Cervino,con una única finalidad escalarlo algún día.
Jean Antoine Carrel conocido como il bersagliere(el franco tirador),antiguo compañero y hoy rival de Whymper quiere ser el primero en conseguirlo.
*Carrel consideraba a Whymper un extranjero sin derecho alguno sobre el Cervino*.

Se agudiza la competencia y de lo individual se pasa a lo nacional.Perder el miedo a los espíritus o a la leyenda de la ciudad maldita colocada sobre la cumbre.



Los Alpes, año 1922, Biblioteca Nacional de Madrid

Los que suben sin perecer al Cervino se llenan de gloria y es algo así como la consagración fundamental o el doctorado de un alpinista.
Los que mueren,es instantáneo y no se dan cuenta de ello.
El Cervino tragó a Moseley,se resbaló y precipitó al abismo,mientras descendía sin estar atado a la cuerda.Tiene el dudoso honor de llevar una placa resbaladiza su nombre.
Borckard después de una terrible noche de borrasca sobre las rocas a 2900 metros de altura,murió a la mañana siguiente por agotamiento y frío abandonado por sus compañeros y los guías.
Goers que cayó con sus guías cerca de la cumbre,Jurrer murió por una avalancha de piedras,Seiber y a cinco o seis desgraciados más.Todos fueron victimas mortales en esta montaña.
El 14 de Julio de 2015 se celebraron los ciento cincuenta años de la primera ascensión al Cervino,con más de quinientos muertos en todos esos años.
viejo pastor de Zermatt,la Esfera año 1929
Biblioteca Nacional de Madrid
EL MARQUÉS DE PIDAL,SUBE AL CERVINO:
Yo fui a Zermatt otras dos veces,años atrás y no pude subir por el mal tiempo.Me dije ¡a la tercera,va la vencida! no pienso volver a España sin subir.
El 20 de Setiembre de 1904,hablé con los mejores guías de la localidad y me dijeron "imposible la subida",acaban de caer las primeras nieves y se necesitaran por lo menos seis días de sol.
Había un alemán impaciente en Zermatt a la espera del deshielo,yo me fui a pasar unos días a Italia a orillas del lago Mayor.
Cuando regresé a Zermatt supe que el alemán estaba haciendo la ascensión aquel mismo día.
Me mordí los puños de rabia y me lancé al telescopio,él y sus dos guías no podían subir.
El hielo les corta el camino y les hiela las manos.

A los guías les compró,tres pares de guantes,de calcetines y de almillas de lana para cada uno.
Si no conseguimos subir,pero llegamos más arriba les doy cincuenta francos a cada uno(la tarifa era 100 francos),pero si llegamos a la cima les daré 150 francos a cada uno.
Los guias se pusieron de acuerdo "All Right"dijeron y manos a la obra.
A la una y media de la tarde abandonamos el clásico hotel del Monte Rosa y a las seis de la tarde estábamos en la cabaña del Lago Negro,en la estribación de la ladera de la gran pirámide.
Mientras los guías preparaban la cena,salí al sereno a contemplar aquél fantástico paisaje,iluminado por la luz crepuscular,por la tenue luz del sol y de la luna que ya asomaba.


año 1929,cementerio de Zermatt mirando al Cervino
Archivo Nacional de Madrid

Me había quitado mis buenas botas claveteadas y me calcé unos zuecos y les invité a los guías a cantar tirolesas.
A las dos de la madrugada estábamos de pie tomando un té.
A las dos y media salimos con la linterna encendida y un frío de mil diablos.
Al cuarto de hora nos atamos y empezamos la ascensión.
Lo hicimos como si tratáramos de escalar por la fachada de la Puerta del Sol.
Cuanto tiempo subimos y como subimos es cosa que yo no acertaré a decirlo.
Puse todo mi amor propio en hacer ver a los guías que no necesitaba de su ayuda. ¡Yo que había subido el inaccesible Naranjo de Bulnes! en los Picos de Europa,es más rápido pero más corto que el Cervino.
Sin parar un momento llegamos a las cinco y media  y ya empezaba amanecer.Apagamos las linternas,estábamos rodeados de nieve y de carámbanos,nos defendíamos de la brisa detrás de ellos,dando patadas para calentar los pies,a pesar de mis tres pares de calcetines.
Siempre por la arista,con el precipicio de Zemutt a la derecha y el Jurgen a la izquierda,llegamos a L´epaule(hombro o espalda o cuello del Cervino en alemán).
De allí para arriba las cosas se presentaron feas,pues la arista era muy estrecha.La vertiente de los precipicios casi vertical y el recubrimiento de las rocas "veeglas" o pérfido hielo negro.En la que patinan los clavos y el viento huracanado a una altura de casi 4.000 metros.
La gorra que me cubría hasta las orejas era insuficiente y me puse un pasa montañas de vicuña como los hombres del Polo.
Las manos no se me enfriaron porque llevaba guantes,revestidos de algodón y encima otros de lana gruesa.
Con mi mano derecha no pude sujetar bien la cadena que hay en el paso más difícil,sentí que no la podía sostener y le dije a Bimer tire usted,el mejor y más robusto de los guías de Zermatt el que iba en cabeza.
el Cervino

A las nueve y media de la mañana llegamos a la cumbre.
Era lisa y llana,a mis pies un precipicio de tres mil y pico metros de desnivel.
Italia mirando en dirección a Roma,la llanura sin fin se perdía en la bruma.Al mirar a occidente me encontré con todo el semicírculo de los Alpes,con todo el Piamonte.
Con la célebre Meije y los Ecrains,con la formidable pared del Mont-Blanc y la esbelta aguja del Gigante,la Aguja Verde,los elegantes Dientes del mediodía sobre el lago de Ginebra.
Al norte el enorme Weisshorn de 4506 metros como una pirámide de azúcar y el Dom de 4545 metros entre los cuales pasa el valle de Zermatt en cuyo fondo se veían las crestas del Oberland Bernois a su derecha mirando a oriente se puede ver Engadina y más lejos el Tirol. 
Cuando me dirigí con el cuerpo y con la vista hacia Venecia se presentó el Monte Rosa y su glaciar hasta mis pies,grandioso y enajenador espectáculo que nunca uno se cansa de admirar...........
A las ocho de la noche metido en el baño del hotel Monte Rosa,me sentía como si hubiera conquistado el mundo.
Los ingleses me miraban con curiosidad y respeto.
Y ahora yo me pregunto ¿Ese diablo de arista oriental,cortada a pico sobre el glaciar de Jurgen,ante la cual se estrellaron los mejores alpinistas del mundo,porque no había de intentarlo yo este verano?






Aquí reposan los restos de Pedro Pidal

UNA PINCELADA DE SU VIDA:
Pedro Pidal nació el 2 de Noviembre de 1869, en Somió que desde 1996 pertenece al municipio de Gijón(un barrio elegante de la capital).En una casona veraniega del Matrimonio Alejandro Pidal y Mon y la mujer Ignacia Bernaldo de Quirós y González de Cienfuegos y tuvieron quince hijos.
Su infancia y adolescencia transcurre en Gijón,termina el bachiller en el Instituto Cardenal Cisneros de Madrid.
Familia de noble linaje pero escaso patrimonio,el cabeza de familia tenía el título de marqués de Pidal.
Al igual que su abuelo y su padre obtiene la licenciatura de Derecho,el año 1891 en la Universidad Central de Madrid.

Todos los Pidal fueron diputados por Asturias,llevándolo siempre muy a gala y con un acendrado amor por Asturias.
El escritor asturiano Leopoldo Alas "Clarin"le llamaba al padre de Pedro "el zar de Asturias"por sus métodos caciquiles en la provincia.
Alejandro como diputado en Madrid,tomo parte en el Congreso, con la supresión de los Fueros Vascongados.
Según Alejandro Pidal era una represalia contra los carlistas por lo que votó en contra.
El padre y el abuelo de Pedro ostentaron la embajada de España en el Vaticano y destacaron en la política española.
EL PADRE DE PEDRO PIDAL
El hijo, Pedro Pidal fue periodista,escritor,cazador,político y en su faceta mas conocida deportista.
Hizo amistad con el barón Pierre de Coubertain en París y le invitó a participar en los juegos deportivos del centenario,en la capital de la luz el año 1900.
Tenía cinco campeonatos nacionales y dos internacionales de tiro pichón.
Fue cazador de osos,antes de convertirse en un conservacionista,la primera escopeta nacional se vuelve ecologista.
Con la ley de Cotos Reales de 1905 y Parques Nacionales el año 1916.
Fue comisario para la defensa de los parques nacionales,con investigaciones y escritos de carácter arqueológico.
Era un hombre polifacético,aventurero y gran conocedor de la naturaleza y de la montaña.
Pedro se casó el 10 de Octubre de 1892,en la capilla de la fábrica de Mieres en Ablaña con Jacqueline Guilhou hija de los propietarios de la fábrica.Era una familia francesa muy acaudalada y pionera en la industrialización de Asturias.
Tuvieron cinco hijos:Santiago,Pedro,María,Alejandro y Enrique.
El padre de Jacqueline se llamaba Jean Antoine Numa Guilhou(1844-1911).
La regenta María Cristina como regalo de bodas les concedió el título de Marqués de Villaviciosa.
Años después compartió aventuras cinegéticas con el rey Alfonso XIII.

Pedro Pidal el 5 de Agosto de 1904 consiguió coronar el Naranjo de Bulnes,en compañía de Gregorio Pérez  "el Cainejo" era natural de Caín "donde los hombres no mueren se despeñan".
Españoles y extranjeros en aquella época estaban de acuerdo en que el Naranjo de Bulnes era inexpugnable.Sus paredes verticales no permitían el acceso.
Empezó su entrenamiento escalando en los Alpes,la Aguja del Dru,compró la mejor cuerda que encontró en Londres y unas zapatillas de esparto que compró en la calle La Salud de Madrid.



la Aguja del Dru

En el año 1892 el conde de Saint Saud no consiguió su propósito de escalar el pico.
Fue Guillermo Schulz el que puso nombre al monte,lo bautizó como Naranjo de Bulnes en el año 1855.
Por el color anaranjado del monte en ciertos momentos del día.Este ingeniero de minas alemán estaba confeccionando un mapa topográfico.

El Cainejo fue nombrado guarda mayor del Coto Real de los Picos de Europa.Falleció en el año 1913 despeñado por el ataque de una cabra.
En el año 1935 haciendo honor a su sangre la nieta María Pérez,se convirtió en la primera mujer en ascender al Urriellu,como así le llamaban los nativos al Naranjo de Bulnes.
Hoy ya se puede subir a él,por las cuatro vertientes Norte,Sur,Este y Oeste.
La vía Oeste esta considerada como la mas difícil y peligrosa.

Decía Pedro Pidal:"Cada cual tiene su chifladura en este mundo y yo prefiero denominar así mis caprichos,que denigrar ligero los del prójimo sin duda porque no los comprendo.
Trepar por una roca pelada con un precipicio uno a la derecha y otro a la izquierda.Para sorprender algún rebeco o corzo en alguna revuelta o contemplar su grandioso panorama en la cima,será un placer del que se reirán muchos,pero es un placer soberano que me domina por completo."

Pedro Pidal fue diputado por el partido conservador y con 45 años era senador vitalicio en el gobierno de Dato.
En el foro político se le conoció como "El Arniches del parlamento".
Era un político peculiar con tendencia a la sobre actuación y en ocasiones al disparate.
Para exigir una reforma,amenazó con una pistola al presidente del consejo de ministros,mientras decía:"A su señoría lo voy a matar".Tras unos segundos de sorpresa general,estalló una sonora carcajada.
Pidal no tenía intención de matar a nadie,tan solo una lección de las cosas.
Pedro Pidal visitó los Estados Unidos de América,los parques de Yellowstone y Yosemite para conocer su forma de operar y su problemática.

Durante la la proclamación de la República,la combatió defendiendo la monarquía.En unos pliegos firmados por Pedro Pidal,criticando a la institución republicana  en Abril de 1931.
En el año 1933 la Sociedad Montañera Peñalara, promovió una colecta para levantar un monumento a Pedro Pidal en la orilla de la carretera de Poó de Cabrales.
Este proyecto era para reconocer los méritos deportivos y humanos del Marqués de Villaviciosa,también se sumó el Club Deportivo de Bilbao con una colecta pública.
En Octubre de ese año asistieron en representación del Club Deportivo,el veterano montañero José Ramón Murga,el presidente de la comisión de montaña Ángel Sopeña y el socio Luis Aparicio.

En el año 1935 Pedro Pidal fue cesado de su cargo de comisario,de los Parques Nacionales tras una agria disputa.
Los primeros días de la guerra civil asaltaron su casa y huyó a Gijón.





Universidad Central,donde Pedro Pidal estudió derecho.

SU FINAL
El día 17 de Noviembre de 1941,a las seis de la tarde moría Pedro Pidal.Vivía en Gijón en la calle Marqués de San Esteban,en el número 22.
La ceremonia religiosa se celebró en la Iglesia parroquial de San José de Gijón.
Parece ser que sus fidelidades políticas estaban más con la monarquía que con Franco,vivía retirado de la vorágine política.
Las noticias sobre la segunda guerra mundial,llenaban páginas en los periódicos nacionales.Solo el ABC se hizo eco de la noticia,el óbito pasó inadvertido para muchos.
Primero fue enterrado en el panteón familiar de Covadonga.
El día 18 de Setiembre de 1949,un grupo de montañeros trasladaron en una arqueta sus restos mortales.
Los condujeron hasta el mirador de Ordiales,en los Picos de Europa (el lugar más bello del mundo) según el mismo escribió.Un lugar bellísimo,una terraza colgada en el vacío a 1750 metros.

"DEBAJO DE ESTOS HÚMEDOS HELECHOS,QUE RECIBEN EL AGUA DE LOS PICOS DE EUROPA Y ARRIMADO A ESA ROCA ENMOHECIDO POR LOS VIENTOS FRÍOS.DEJARÉ QUE MIS HUESOS SE DESHAGAN A TRAVÉS DE LOS SIGLOS" Pedro Pidal.

Que así sea.

FIN

Diccionario Biográfico Español,Real Academia de la Historia
Pérez Cecilia-Porcell.
Hizo Historia-Pedro Pidal 1869-1941,María del Mar Moreno.
Hemeroteca Nacional de Madrid.
Archivo-Hemeroteca Diputación Foral de Bizkaia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario