viernes, 6 de febrero de 2015

LA HISTORIA PASTI KITI KITI

"He perseguido al Athletic con dos pesetas en el bolsillo"
Algo había contado sobre él en mi artículo sobre el Divino y hoy que tengo mejor información y de primera mano no puedo dejar de contarla por el interés humano del personaje.Es la entrevista que le hizo Amaia Fano,en el periódico Deia el año 1994 y comienza así:
A Juan Antonio Rodriguez la afición por el fútbol le llegó como una exhalación y se le fue como un infarto.
Bufón y mascota de león,vendedor de casi todo y cantante de ocasión.Aunque nunca a pateado ha pateado más esférica que las chapas incrustadas entre los adoquines jiennenses que lo sintieron nacer,al adolescente que era cuando se encaramó al techo del autobús de alquiler en el que viajaba el Athletic de Bilbao en el año 1944,el deporte rey le cambió la vida,el paisaje,la raigambre y la identidad.
Bautizándolo de nuevo,como recién venido a este mundo con un alias del que hizo patente de marca de las peladillas,que todavía hoy con memoria de 66 años y una jubilación que le viene estrecha,reparte entre el público de galería de ferias y frontones,al grito de ¡PASTI KITI KITI!  COMO EL AÑO PASADO NI HA SUBIDO,NI HA BAJADO.
ALMENDRAS DEL ALMENDRO EL DIVINO LAS ROBA Y YO LAS VENDO.

JUAN ANTONIO RODRIGUEZ:
Yo tenía 16 años cuando el Athletic pasó por Jaén en 1944.Ya por entonces yo estaba acostumbrado al trabajo.Vendía plátanos y periódico para que mi familia no pasara necesidad y aveces cantaba en verbenas y circos.
Precisamente la noche que el Bilbao pernoctó en mi pueblo camino de Granada,me fui hasta el hotel y les estuve cantando.Al día siguiente me invitaron a irme con ellos y yo encantando,más rápido que inmediatamente,me subí al autobús.
Pero el difunto Juanito Urquizu que entonces era entrenador,me dijo que no podía acompañarles por ser menor de edad.

Yo insití y me subí al techo del autobús,me escondí debajo de la lona que cubría las maletas.
Así viaje 97 kilómetros,haciendo frío,helándome porque era 16 de Diciembre y tenía poca ropa.
Hasta que en un puesto de guardia un soldado me descubrió.Los jugadores se hicieron cargo de mí,ganaron 2 a 1 y salí con ellos en los periódicos.Decían que yo les había traído buena suerte.
Les caí simpático,pero de vuelta al pasar por Jaén volvieron a dejarme.
El 28 de Diciembre cogí y con dos pesetas en el bolsillo,me fui a buscarles hasta Castellón viajando unos tramos en los topes del tren y otros andando.
¿Como puede ser forofo del Athletic de Bilbao?
El Atheltic siempre ha tenido muchas simpatías en todas partes,mira como me pongo yo nada más hablar de él(deja la cesta en el suelo,se recoge la manga y el vello se desmelena sobre la piel de carne de gallina).
Me ayudaron mucho en Bilbao,los jugadores,los directivos del Athletic,incluso el presidente del Athletic.
El presidente de la federación vizcaína don Eduardo Lastagaray que hasta me compró el traje de novio y pagó los gastos de mi boda.Iba con ellos a todas partes,recuerdo que comíamos en el Hostal Armendariz de la calle Somera.
Me ayudaban todos,pero yo siempre trabajé de peón albañil,en la galletería de Artiach,de barman en Ereaga ocantando saetas en las procesiones,incluso imitando a Antonio Molina en el Teatro Campos y en Radio Bilbao.Hasta que pude montar una confitería en la calle Licenciado Poza donde empecé a vender almendras garrapiñadas.Llegué a ser distribuidor exclusivo del Corte Inglés,durante diez años.Pero después de jubilarme,volví a la calle y ahora vendiendo por los frontones.El Jai Alai de Gernika,en Markina,Ezkurdi de Durango o el Frontón del Club Deportivo de Bilbao.
Apenas sabe leer y escribir,recuerda con nostalgia a Iriondo,Zarra,Albizua,Panizo,Lezama,Bertol,Zelaia,Nando,Parra,Bilbao,Oceja y Mieza.
Hoy hace 20 años hace que no va a San Mamés,una final de la copa de la UEFA que jugó el Athletic con el Juventus y tanto me emocionó que me dio un amago de infarto.
Cuando le pregunta por su pueblo Jaén,la tierra tira pero a mi siempre me ha ido Bilbao,aquí me han tratado muy bién,he tenido cuatro hijos y un nieto y estoy seguro que aquí moriré.

fin

No hay comentarios:

Publicar un comentario