miércoles, 26 de noviembre de 2014

POSADAS,FONDAS,CASAS DE HUÉSPEDES Y HOTELES EN BILBAO-SEGUNDA PARTE



salida de una diligencia en la plaza Mayor de Salamanca,año 1885

POSADAS DE BILBAO:
La posada del Laurel en la calle del Perro y la posada de Mariantón en Sombrerería son dos prestigiosas y antiguas posadas,la segunda dispone de buenas cuadras en sus bajos.
En el barrio de la Sendeja hacia el Campo Volantín estaba la posada de Ignacio Landeta.

En la calle Correo en el número cuatro,tenían las hermanas Lucía y Escolástica Goicoechea una fonda.Habían nacido en Urdain(Navarra) y para atender al negocio tenían cuatro sirvientas.Se habían establecido en Bilbao el año 1843.

Desde el año 1840 estaba la Fonda Marina,en la calle Arenal uno,el dueño se llamaba Magnes en la citada fonda se pueden encontrar grandes comodidades con aseo y a precio módico.
Hay café y una mágnifica mesa de billar,poco común en toda España.

En el año 1857 la fonda del Víctor estaba en la calle de ese nombre en el número cinco segundo piso.Bajo la dirección de madame Víctor y don Francisco Palacín,antiguo establecimiento, reconocido por su comodidad y su buena cocina,comida francesa y española,los que la han visitado dicen que está muy bien.

El 30 de mayo de 1860 se anunciaba la apertura de una nueva fonda en el Arenal y se llama la Bilbaína.

En el año 1874 era conocida la fonda de un francés se llamaba L.Monet y Porche había nacido en Bayona,la fonda estaba en la calle Correo en el veintiuno.
Su mujer se llamaba Blance Meyneri y tenían dos hijos.Vivía con el matrimonio el cocinero que se llamaba Remy Comey y cuatro camareras.



Plano del año 1795 de la zona,San Nicolas y Ascao
del Archivo Foral de Bizkaia




maqueta de la posada de San Nicolas y otras casas próximas esquina Ascao y Arenal
del Archivo Histórico del BBVA

LA POSADA DE SAN NICOLÁS:
Existió una posada llamada de San Nicolás.Junto a la iglesia de San Nicolás,seguía el camino de Ascao y por la Ronda salía al Puente de San Antón,Bilbao la Vieja,Barrio de Mena y luego a coger el camino real a Burgos y Santander.
En el año 1847 la posada figuraba con el número 41 y 45 de la calle Ascao,que ya estaba urbanizada y dejaba de ser camino.
El dueño de la casa era el marqués de Vargas,Francisco Antolín de Vargas y Lezama (Bilbao 5-9-1649),primer marqués y noble del Señorío de Vizcaya,Caballero de la Orden de Calatrava,Consejero de Hacienda,Regidor Oñacino de 1696-1698.Permaneció cinco años en los estados de Flandes.
Fue ennoblecido por Carlos II el 8 de Febrero de 1700.
Era patrono de la Iglesia Santa María de Begoña, con un palacio,dueño de los terrenos del cementerio de Mallona,caseríos y propietario de muchas casas en Bilbao.
En los años 1600 a 1700 en la calle Ascao,había alguna casa de planta baja con viñedos y muchas habitaciones en alquiler.
José Ramón de Castaños Ocariz,fue el continuador del marquesado de Vargas.Se casó con Francisca Luisa de Salazar Enriquez y Lacarra y se casaron en Bilbao el doce de Enero de 1737.
El matrimonio vivían entre Valladolid y Madrid y quedó viuda el año 1778.






Maqueta de la Posada de San Nicolas,del Archivo BBVA

BOTICARIOS EN BILBAO:
En el año 1773 Tomás Martínez Cárcamo,tenía una botica en la calle Ascao.Y cuatro boticarios más en todo Bilbao,Joaquín Boneta en el Hospital de los Santos Juanes y dos boticarios en la calle Artecalle Bernabé Belaunda y Jerónimo Revilla.
Juan de Altamira en el barrio de Olaveaga que era jurisdicción de la Anteiglesia de Deusto.
También existía el cargo de visitador de boticas,reconocimiento de medicinas y droguería,se llamaba Pedro Elejalde.

El negocio de la posada de San Nicolás lo explotaba por los años 1780 a 18...Francisco Antonio Ayarza Echeguren,que era corredor de lonjas título otorgado por el Consulado de Bilbao luego el negocio pasó a otro Francisco Ayarza llamado el menor.
Esta posada estaba considerada como una de las mejores de aquella época en Bilbao. 

*JOHN ADAMS EN BILBAO:
El 15 de Enero de 1780 Adams llega a Bilbao a la posada de San Nicolás,no dice el nombre pero la situa entre la iglesia de San Nicolás y el convento de la Esperanza.
El día 8 de Diciembre de 1779 desembarcó forzasamente en el Ferrol,su rumbo era Francia y su destino final París una avería o el temporal se lo impidió.
Iba acompañado de dos de sus hijos de doce y nueve años.
Aprovechó la ocasión para hacer una visita a su amigo Diego María de Gardoqui Arriquibar,el encargado de negocios de España en los Estados Unidos que tenía su residencia en Bilbao.
Gardoqui y su gentil esposa Brígida Orueta Uriarte le invitaron a comer en su casa.Brígida y Diego se habían casado en la Iglesia de San Nicolás de Bari el año 1765.
Alaba la limpieza de la fonda,la única queja que no había chimeneas en las habitaciones.
Al padre de la Constitución americana y futuro presidente,Gardoqui le enseñó Bilbao,la Cámara del Consulado,el ayuntamiento,la Iglesia de San Antón,el paseo del Arenal.Fueron cuatro días de emociones intensas,que Alfonso Carlos Saiz de Valdivielso lo cuenta en la biografía de Diego de Gardoqui,esplendor y penumbra.*






antiguo cementerio,luego casa torre año 1791 de Buenaventura Gomez de
la Torre amigo personal de Jovellanos.

En el año 1797 Juan Sealy un inglés residente en esa posada,pide una moratoria hasta reponerse de su enfermedad antes de ser expulsado del país.
Gaspar de Jovellanos viajó en dos ocasiones a Bilbao,primero se hospedó en la fonda del Tuercillo porque no había sitio en la Posada de San Nicolás,donde se acomodaban refugiados franceses huyendo de la revolución francesa.
En setiembre de 1797 llega a Bilbao y se aloja en la posada de San Nicolás.Comenta Jovellanos:comida en mesa redonda,mucha y variada gente,españoles,franceses,ingleses,conversación frívola.
En el año 1798 Jovellanos ya era ministro de Gracia y Justicia. 
John Bramsen profesor de la Universidad de Oxford también se alojó en ella "Nos despertamos en la posada de San Nicolás,esquina a la calle Ascao,se nos había recomendado como una de las mejores de la ciudad.El hotel era uno de los mejores de España,tenían mala fama las fondas y posadas por su suciedad y mal servicio.
Solo se hace una observación negativa,nos encontramos junto a las escaleras los establos de los caballos.
No pudimos llegar a Bilbao hasta las diez de la noche,ningún carruaje podía entrar en la villa a esas horas.Las calles se cerraban con cadenas para impedir el paso a los carros,carruajes y bestias.Dejámos el equipaje y el carruaje fuera de la ciudad allende del puente.
Al final de la calle Estufa,lo que hoy se llama viuda Epalza y Sendeja había unas cujas,puertas que impedían la entrada a Bilbao.Allí empezaba la anteiglesia de Begoña.
Esto transcurre hacia el año 1823,en su país publicó un libro de viaje titulado "North of Spain".





las cujas que impedían la entrada de carruajes en la villa de la calle La Estufa(hoy Viuda Epalza)

Richard Ford (1796-1858 Londres) el impenitente viajero inglés 
también la recomienda como una de las mejores de España.
*La mejor posada de Bilbao es la de San Nicolás,el rio Nervión divide a la ciudad vieja de la nueva y desemboca en Portugalete,que dista cosa de seis millas y tiene una barra muy peligrosa.Bilbao por estar situado en una garganta de montes y es húmedo.Las enfermedades pulmonares proliferan por allí.Su población es de unas quince mil personas y la ciudad es puramente mercantil,no posee nada de bellas artes.Muchas de sus iglesias y conventos más antiguos fueron destruidos durante los recientes asedios o bien suprimidos posteriormente.Las calles principales son rectas y están bien construidas,las casas son altas y sólidas.
Los techos salen hacia adelante,formando azoteas y dando protección contra el sol y la lluvia.Bilbao esta bien abastecida de pescado,carne,aves y verduras.
Las calles están limpias y la ciudad es tranquila,porque no se permite en ella la entrada de carros y carruajes para no estropear el adoquinado,las mercancias se distribuyen por medio de carretillas.El hospital comenzado en 1818,está sin terminar.
Los comerciantes extranjeros son hospitalarios.El café Suizo es el lugar favorito de reunión donde los vizcaínos toman helados y juegan al dominó y al mus,que es un juego de cartas y gestos.El Arenal es la alameda y paseo público favorito de los bilbaínos.
El Nervión se cruza gracias a un puente nuevo que los vascos dicen que es la octava maravilla del mundo,pero el antiguo era mucho más artístico y fue en otros tiempos el orgullo de Bilbao.
George Borrow,"Jorgito el inglés"como le llamaban en Madrid se recorrió el país a caballo con sus biblias,representando a la Sociedad de la Biblia y también pasó por Bilbao,es posible que se hospedase en la Posada de San Nicolás al ser un sitio muy frecuentado por extranjeros.En el año 1842 publicó en Londres su libro de sus experiencias por España,titulado La Biblia en España.






El mercado y plaza vieja de Bilbao
de J.Peris y Torner,Libreria Verdes.

LA VIDA ENTORNO A LA IGLESIA DE SAN NICOLÁS:
La vida en esta parte de Bilbao giraba entorno a la Iglesia y la Posada de San Nicolás.
Primero fue una ermita que se edificó el año 1442,sobre unos arenales fuera de las murallas de Bilbao,bajo la advocación del patrono de los navegantes "San Nicolás".
Sobre las ruinas de la ermita de San Nicolás y San Telmo se levantó una iglesia,pero poco duró la cimentación defectuosa sobre un fondo arenoso amenazó ruina y se volvió a levantar una nueva en el mismo sitio,pero con mejor cimentación.
En el año 1756 esta segunda iglesia se bendice con permiso del obispo de Calahorra y San Nicolás se convierte en patrono de la villa.
Donde hoy está la estación del metro,existió un convento de Santa Mónica y cuando se produjo la desamortización la Aduana de Bilbao.
En un lateral de la iglesia existió el cementerio de San Nicolás,donde ahora está la Casa Torre de Buenaventura Gómez de la Torre, comerciante de la villa esta casa se construyó entre 1789 a 1791.
En aquella villa de mercaderes y nautas, numerosos barcos llevaban el nombre del santo.
Los días 17,18 y 19 de Agosto de 1756 se celebran tres corridas de toros y se pide permiso al corregidor para poder ver las corridas de toros en la plaza mayor desde los barcos atracados ambos lados de la ría.
En la plazuela existía un abrevadero para los jumentos que causó algún que otro problema allá por el año 1858.
En el año 1793 se quitó un pasquín dirigido a los transeúntes y franceses,en un paraje llamado "La Bolsa"en la Plazuela de San Nicolás.No sabemos si fue un embrión de la futura bolsa de Bilbao y también existió un Hospital llamado de San Nicolás. 

Hay noticias de un maestro relojero,para conservación y mantenimiento de los relojes de San Nicolás,Santiago y San Antonio Abad.Tenía un contrato por nueve años y cobraba anualmente seiscientos sesenta reales.El relojero había nacido en Burdeos y se llamaba Santiago Turpin.
Salió fiador de Turpin un comerciante francés llamado Beltrand Baudard.El consistorio no tuvo satisfacción con el anterior relojero en el año 1797.
También hubo otros sucesos luctuosos,como el hallazgo de una criatura muerta en la iglesia en el año 1790.
En la Posada San Nicolás se produjo un hecho desgraciado,un hombre llamado Merlo aparece muerto de varios disparos.Ya hay varios sospechosos,el luctuoso suceso ocurrió el año 1750.
Once años después salta el escándalo de un escribano llamado Domingo de Abendaño apodado "Chililora"vive en escándalo público y es denunciado por el cura présbitero de San Nicolás,por amancebamiento.
Junto a la Iglesia de San Nicolás existió una garita para la venta de pan,costeada con fondos de la Junta de la Panadería en el año 1800.

En Julio de 1841 la policia da la orden al corregidor político para que se vigile al ciudadano inglés Sachiville Casemant,que viene de Salamanca y se hospeda en la Posada de San Nicolás.
Puede ser un activista político o un propagador de ideas religiosas contrarias a la fe.
Los marqueses Montesclaros y Fuentepelayo,venden el solar de la posada al Banco Bilbao.
El 30 de Marzo de 1865 ya se ha derribado la Posada de San Nicolás y se coloca la primera piedra de la que será la sede del Banco Bilbao.El 8 de Enero de 1868 se termina la obra del edificio Banco Bilbao,en la Plazuela de San Nicolás esquina con la calle Ascao.



año 1895,Fundación Sancho el Sabio.Libro de Bilbao y sus cercanias de Luis Larrañaga

LA CALLE ASCAO:
Esta calle estaba llena de vida y de actividad con gente muy interesante por los años 1875.
En ella vivía don Salustiano de Orive con su señora Vicenta Ontiveros y dos hijas en dicha calle en el número tres segundo piso.
Además el servicio de la casa contaba con tres criadas.Don Salustiano tenía la farmacia en la misma calle.
También en la misma calle en el número cuatro tercer piso vivía Blas de Otero,el abuelo del poeta.Era capitán de barco y estaba casado con Melitona Larrueta y tenían dos hijos Leonor y Blas padre del poeta.
Vecino de los Orive era el famoso sastre Juán José Moronati,viudo y sus cinco hijos además de una sirvienta.

También existía una casa de hospedaje para militares en la calle Ascao número tres,tercer piso.La dueña se llamaba Juliana Legórburu.Había nacido en Villareal de Zumárraga y residía en Bilbao desde el año 1855.En el padrón municipal de 1875 consta que la viuda no sabía firmar.
En el número seis,en el cuarto piso y hemos de suponer que el piso era muy espacioso.Vivía don Cosme Duñabeitia,el pintor y catedrático de dibujo del Instituto Vizcaino.
Su mujer se llamaba Juana de Menchaca y sus ocho hijos,además de un hermano de Juana se llamaba José Ángel y figuraba en el censo en la categoría de "propietario",con ellos vivía un criado.

En el misma calle en el número ocho vivía en una casa de huéspedes Germán Yanke y Beckel.Había venido a Bilbao hacia el año 1866.
Germán nació en Blottendorf(Bohemia).Residía en Bilbao,había una colonia de gentes de este país, emprendedora y seria en los negocios y católica en su mayoría.Bohemia está en lo que hoy es la República Checa y en otros tiempos perteneció al imperio Austro-Húngaro.







LA CALLE DE LOS FUEROS:
Esta calle está muy cerca de Ascao,en el número doce tercer piso de la calle de Los Fueros vivía Domingo Blanchard viudo con su hija Elisa Blanchard Colau,dos sirvientas y una institutriz francesa llamada Adelaida Hue.
El señor Blanchard era un próspero comerciante,nacido en Bayona que vino a Bilbao hacia el año 1830.
En esta calle había varias casas de huéspedes y pensiones.En la casa de huéspedes de Ramona Otaola nacida en Llodio y tenía de huésped al tenor de capilla llamado Higinio Aróstegui y era nacido en Ochandiano.
Otra posadera de Azpeitia se llamaba Luisa Altuna y estaba casada con un ebanista.
También de Azpeitia era Ramona Lapeyra Elustondo,era viuda y vivía con su hijo.Estas casas generalmente las regentaban mujeres viudas,que se obligan al morir el marido a trabajar para sacar adelante la familia.Al morir el cónyuge algunas de ellas quedaban en la absoluta miseria.
Doña Ramona Iñarritu,era una viuda de Oquendo en Álava,tenía de huéspedes a militares transeúntes y una criada. Estaba en la calle de Los Fueros tres.

La Fonda la Estrella,frente a la Audiencia en María Muñoz.Comidas y almuerzos a todas horas,se podía comer desde 8 a 10 reales en adelante.
El Hotel Galdona,en la calle Bidebarrieta ocho.Las obras terminaron el año 1886,con espaciosos comedores,piano para recreo de jóvenes,paseo y jardines con servicio de restaurante.Este hotel estuvo también en María Muñoz dos.





Hotel D´Inglaterra,año 1911 revista novedades
del archivo La Sociedad Bilbaína

BILBAO AÑO 1915:
El bocho no llegaba a cien mil habitantes y la Plaza Elíptica señoreaba con sus cuidados jardines,todos los solares sin edificar de la que se llamaba la prolongación de la Gran-Via o posteriormente Avenida de los Aliados.La todavía blanca estátua de Doña Casilda Iturriza en la bonita plaza Elíptica.
Si hacemos un pormenorizado recorrido nos encontramos con lo siguiente:El Hotel D´Anglaterra que luego fue el Almirante en la calle Arenal esquina con Correo.Desayunar costaba una peseta y comer y cenar cinco pesetas.La pensión completa salía de 10 a 20 pesetas diarias.Tenía una extensa y cuidada bodega.
En la calle de los Fueros el Hotel Vizcaya,el desayuno salía por una peseta y la comida y cena por seis pesetas.La pensión completaba oscilaba entre diez y veinticinco pesetas.
El Hotel Arana,en la calle Bidebarrieta más económico que los anteriores dos reales el desayuno,tres con cincuenta céntimos comer.La pensión completa de ocho a doce pesetas.

El Hotel Galdona del siglo pasado,había cambiado de calle ahora estaba en el Banco de España cuatro y tenía los mismos precios que el Arana.Salvo la pensión completa que oscilaba entre siete y diez pesetas.
Tambien estaba en la misma calle en el número tres,el Hotel Camara,se desayunaba por dos reales y se comía por dos cincuenta céntimos.La pensión completa estaba entre seis y diez pesetas.
El Hotel de la Viuda de Maroño,en la céntrica y comercial calle Correo,23 segundo piso.Se desayunaba por dos reales y se comía por 3,50 pesetas y cenar por el mismo precio.La pensión completa estaba entre seis y siete pesetas.En este céntrico hotel se hospedó hasta el final de sus días el popular vendedor ambulante León Salvador,en Agosto por las fiestas de Bilbao no falló durante muchísimos años.
La calle Bidebarrieta una de las principales arterias del Casco Viejo,tenía varios hoteles o pensiones la de Mariana y San Sebastian,las dos en el número tres en distintos pisos y la de Antonia en la misma calle,la Provinciana en Bidebarrieta doce.
En el Portal de Zamudio Laurac-Bat y Catalina en la calle Ascao dos.La de Escalza en Jardines ocho.
 En la calle de la Amistad había muchas fondas y pensiones económicas, la Valmasedana y Marco ambas en el número dos, con numerosas tascas y tabernas.
La famosa pensión de Santiago Goñi en Sombrerería dos,la pensión completa costaba seis pesetas.
Saliendo del casco viejo,la de Ajuria en la calle Buenos Aires 17 y 19.
Como se puede ver en muchos casos las cenas se cobraban más caras que las comidas.¿Los bilbaínos de aquella época cenaban más que ahora? o que las fondas querían cerrar pronto y penalizaban al cliente.

En el año 1903 había en Bilbao varios hoteles y restaurantes recomendados por las revistas de la época.
Gran Hotel D`Angleterra,hotel Catalina,Antonia,Café la Bolsa,del Comercio,restaurantes como la Prusiana,el Antiguo y el restaurante de la Sociedad el Sitio.


HOTELES DE CATEGORÍA
El Hotel Torróntegui estaba al principio en la Plaza Nueva en el número doce,debajo del reloj.Era de más categoría,costaba una peseta el desayuno,cuatro pesetas comer y una peseta más cenar.La pensión completa oscilaba entre las nueve y quince pesetas.
De mucho más postín el Hotel Terminus,calle de la Estación tres y Plaza Circular,tenía capacidad para doscientas personas,lujosos salones para banquetes,ascensor,habitaciones muy elegantes y la cocina francesa e inglesa.Alumbrado eléctrico y de gas,servicio de hidroterapia.
Este hotel conectaba con la estación de Abando,por lo que los clientes iban directos de la estación al hotel.
En la calle Hurtado de Amézaga ocho teníamos Hotel la Terrasse,frente a la estación del tren.El que luego fue el Hotel Almirante y luego Palacio de las Juntas Generales de Bizkaia.

FIN DE LA SEGUNDA PARTE
Hemeroteca y Archivo de la Diputación Foral de Bizkaia.
Julen Erostegi Esturo.
Mi agradecimiento al Archivo Histórico del BBVA




1 comentario:

  1. Hola Cesar,
    Buscando algo de información sobre la estancia de John Adams en su paso por Euskal Herria (Orduña, Luiando, Bilbao, Donibane Lohitzune y Baiona, he llegado por casualidad a tu extraordinario blog.

    Según la biografía de Alfonso Carlos Saiz de Valdivielso sobre Diego de Gardoqui citada arriba, la estancia de Adams fue de 4 días en Bilbao, pero según el diario personal del propio John Adams fueron 5 días y al sexto se marchó. Llega el 15 de enero y se marcha el 20 de enero.
    https://www.masshist.org/digitaladams/archive/doc?id=A3_13&rec=sheet&archive=&hi=&numRecs=&query=&queryid=&start=&tag=&num=10&bc=/digitaladams/archive/browse/autobio_by_date.php

    Un saludo

    ResponderEliminar