viernes, 2 de mayo de 2014

LA OPERA EN BILBAO DESDE EL AÑO 1900

Temporada de ópera 1914,La Gaceta del Norte

Los bilbaínos y la ópera:
Goza de fama nuestro pueblo de ayer, aficionado a la ópera y de saber estimar con gran competencia los valores artísticos de tan bello espectáculo.
¿Que pudo opinar Gina Cigna de nuestro crédito musical al enfrentarse con los trescientos espectadores mal contados,que asistieron el sábado a la presentación de Turandot encarnada por las mejores sopranos del mundo?
Algo parecido a lo que opinábamos tras la experiencia de más de cuarenta años,cuyos recuerdos trato de resumir en estas crónicas como conocedor de la buena música y del bell canto.
*Gina Cigna,soprano italiana de origen francés.
Archivo de la Sociedad Bilbaína.la Revista Novedades
en Mayo en el Teatro Campos.
De izquierda a derecha empezando por arriba:Alberto Alberti tenor vasco,Ricardo Stracciari borítono,Darío Ugarte.
en el medio Nicola Zerola tenor,Eguileor Dugen tenor,Cecilia Thevenet contralto,
abajo Andrenia Beimat contralto y Carmen Meles soprano.




Empecemos porque nuestras corporaciones que no subvencionan como debieran hacerlo la esplendidez de esta clase de espectáculos.
Que no lo son de masas,sino de una minoría selecta y que por tanto no se pueden traer a nuestra villa sin riesgo considerable de quebranto económico.

Aquí desde los tiempos de Constantino todos los empresarios de ópera han realizado negocios ruinosos.

La ópera nunca ha sido un espectáculo barato,ni ha podido darse sin las debidas asistencias públicas.
Puedo decir por mí,que hallándome en el año 1934 en Roma para oir a la Toti Dal Monte ya bastante pasadita en aquella época y con una ópera trasnochada como "Lucia"pagué 125 liras por una butaca,esto fue en el Teatro Real subvencionado de tal forma que los ingresos pueden considerarse totalmente ganancias.

Yo como curioso,trato de inquirir siempre la última causa de todo,he llegado a la sospecha que la fama del público de Bilbao como catador musical proviene de tener un excelente orfeón.
Sin darse cuenta nadie que un orfeonista sentado en su localidad de paraíso,es el enemigo público número uno de los cantantes.

!Ustedes conciben a una dama del siglo XVIII,coronada con una blanca peluca y el talle realzado,asistiendo a una representación del don Juan de Mozart después de haberse comido unas sardinas grasientas de Santurce o una cazuela de bacalao a la vizcaína¡
¡No por Dios! con esos platos va muy bien la música de los Bocheros,por eso se agotan las localidades cuando actuan y Turandot está casi vacío.
Tito Schipa
todoporlaliricablogspot.com



















Ahora bien esto ocurre en muchos lugares de España,incluso en la misma capital.
Por mis años mozos  en Madrid,pertenecía a la Cofradía de Don Benito en el Real,cuando cantaba Tito Schipa el tenor lírico italiano en una ópera completa o haciendo un acto de sus obras favoritas.
Los alabarderos teníamos que estar en el paraiso y cuando representaban alguna de Wagner,hasta podías tumbarte cómodamente en los escaños.
La música de Wagner siempre ha gustado a las señoras porque oyéndola pueden hablar en voz alta,cuando se quiera sin que se entere nadie.
Lo que sucede con el Trovador no me hará rectificar,sino que reafirma mis juicios el teatro está lleno,el ambiente caldeado.Las ovaciones seran prolongadas y estruendosas,pero ya veran ustedes con que frenesí de tendido o de stadium aplaudimos la Pira o las Cavalettas.
Mientras que el andante que es la verdadera prueba de los tenores de ópera,pasa con indiferencia lo contrario solo pudiera pararnoslo las portentosas facultades de Lauri Volpi y la estupenda soprano que con él compartirá el éxito.





Era gallardo y apuesto con su perfil netamente vizcaíno,aunque de apellido
ínsolito,quizás haga sospechar a sus antepasados oriundos de Turquía.



RECUERDOS DE INFANCIA
Sin embargo es notorio que en Bilbao ha habido siempre un grupo distinguido y entendido,destacado por sus predilecciones artísticas.
Es el grupo que hace años organizara las audiciones de ópera en el Café Suizo de la Plaza Nueva y el que ha heredado sus fervores y se ha sacrificado muchas veces para que tuvieran espectáculos operísticos en las épcoas más propicias del año.
¡Y que recuerdos,nos traen las representaciones de ópera,en la que tuvimos la dicha de ser educados desde la infancia,en tan grato y aristocrático ambiente!
En cuanto se anunciaba la temporada operística,era de ver el ajetreo en nuestros hogares.
Se avisaba a la modista,se consultaban revistas de moda.Se cambiaban impresiones con las amistades de los cantantes del momento.
Se evocaban temporadas pasadas y el nombre de los artistas predilectos.
Se tarareaban o se ejecutaban al piano los trozos de óperas favoritas y se concertaba con el inolvidable Sosa en la taquilla del Arriaga la reserva de localidades.Los niños íbamos al teatro con nuestros padres o los despedíamos en el rellano de la escalera con irreprimible contrariedad,sin que pudiéramos contener nuestra infantil rabieta.
La hermosura de nuestras madres,realzadas por la gala de aquellas solemnidades,el embriagador perfume en que nos envolvían con sus besos nuestra inocentes lágrimas.
Como recuerdo aquellos venturosos tiempos,espero que sabreís disculpar algún error de fechas,pues hablo desde la añoranza y el recuerdo.
Las campañas más importantes del Teatro Arriaga que no han dejado vestigio alguno,a causa del terrible incendio del teatro.
Pero he podido conversar con Alberto Gorostiaga que se encuentra accidentalmente en Bilbao,el conoce como nadie el pasado artístico de Bilbao como pocos en la villa.
También me ha servido con su proverbial cortesía Diógenes Eguileor,que conserva su voz y su entusiasmo.Aún recuerdo los tiempos en los que nos deleitaba con su Lohengrin.
A los señores de Padró,familiares de Constantino debo cuanto me falta para completar este retrato operístico de Bilbao.




Florencio Constantino
ilcorrieredellagrisi.cu


Nestor de la Torre,barítono canario
memoria insular 2001


















FLORENCIO CONSTANTINO Y CARRAL
De" Maquinista de la Franco-Belga a divo en Manhattan"

Cuan injustamente hemos olvidado a este cantante,el más completo que ha dado Bilbao a la lírica.
Porque Constantino era bilbaíno y no algorteño o portugalujo,como muchos creen.
La partida de nacimiento aportada por su sobrino don Rafael Padró Constantino,director de la fábrica municipal de Bilbao de Gas,dice lo siguiente:Fue bautizado en la parroquia de San Vicente Mártir de Abando el 9 de Abril de 1868,nació a las 5,30 de la mañana y era hijo de Antonio Constantino y de Antonia Carral.
Recibió los nombres de Mariano Florencio.
Tuvo tres hermanos nacidos nacidos en Bilbao,Cándido,Dolores y él,y dos más Teresa y Antonio de los que desconocemos su lugar de nacimiento.
Florencio Constantino se crió y educó en la villa.Vivía en el 29 de la calle San Francisco y luego la familia se trasladó a vivir a Ortuella.
Las vicisitudes de la vida le llevaron en su juventud a Buenos Aires el año 1889 en esta capital se descubrieron sus facultades artísticas,luego se estableció en la ciudad pampera de Bragado.
Se casó con Luisa Arrigorriaga y tuvo cuatro hijos Dolores,Rosa,Ricardo y Antonio.
Su oficio era maquinista y supo elevarse por sus propios méritos a las más envidiables alturas de la fama y la fortuna.
En el año 1903 construyó una casa en Algorta,llamada María Luisa,fue amigo de Cándido Palomo,Eduardo Zamacois,Unamuno,los Arrue,Ignacio Zuloaga.
Tal era su fervor por el arte que al declinar y darse cuenta de su decadencia enloqueció,muriendo en una casa de salud Thlampam(Méjico) el 20 de Noviembre de 1919 a los 52 años de edad.
Sufrió un ataque de enajenación mental,su hijo Ricardo se encontraba con él,en el fatal momento.
Ingresó con la esperanza de curarse,el dolor del artista sin voz ha sido más fuerte que toda la ciencia.
Empleó su dinero en explotaciones agrícolas que le fueron mal y en un teatro que le arruinaron.
Dicen que antes de morir había recobrado la voz y la razón y les cantaba a los internos.
La última vez que cantó en Bilbao,fue en la Basílica de Begoña.Una salve a la Virgen.


El teatro Arriaga


Constantino según nos dicen los expertos,era un cantante excepcional,precursor de muchas modalidades de emisión y fraseamiento que hoy emplean los tenores más renombrados y de haber poseído más preparación cultural y de no haber sido tan generoso con su voz y su dinero,ni hubiese cedido el cetro lírico a Caruso,ni hubiese muerto arruinado.
Su sede artística la tuvo en Boston y rivalizó muchos años con el formidable Caruso.Yo le oí a los ocho años de edad.
Apenas recuerdo su voz y estilo,pero no he olvidado su jovialidad con aquél rostro carrilleno,lozano y atrayente,ni la simpatía que emanaba de toda su persona,ni su graciosa movilidad escénica sobre todo aquella salida de Rigoletto que no ha superado ningún otro fingido Duque de Mantua.

Debutó en el Real de Madrid el año 1899,cantando Rigoletto con Ramón Blanchart,era un barítono catalán el que más veces actuó en el Teatro Real de Madrid,en 327 funciones, él y Constantino grabaron algún disco con fragmentos de óperas.
Tuvo un éxito resonante que repitió en la Gioconda con Luisa Tetrazzini a la que apodaban el Ruiseñor Florentino.
Esta tuvo una mala experiencia con sus tres maridos y murió en un asilo arruinada.
El tenor bilbaíno repitió el éxito con los Hugonote una ópera de gran éxito por aquellos años y lo hizo Hariclea Darclée que era una soprano rumana.
Hizo amistad con Alberto Gorostiaga entonces un muchacho entusiasta del arte lírico y le sugirió la idea de actuar en Bilbao.
Gorostiaga creó una empresa en Bilbao con cuarenta mozos decididos y en Enero de 1900,pudo oír a su ídolo en el Arriaga donde debutó con Rigoletto,compartiendo el éxito que fue apoteósico con la catalana Josefina Huguet y con Nestor de la Torre,barítono de bellísima voz nacido en las Palmas de Gran Canaria.
Gorostiaga se hace empresario de Nestor de la Torre y le buscó un contrato en Italia ,donde cantó ocho óperas.

En aquella temporada Constantino cantó Otello y Aida con el famoso tenor Galli,pero ocurrió lo inevitable en Bilbao,un contratiempo con el público y quedó Constantino solo para todas las representaciones.
De entre todas destaca la Gioconda que cantó con Di Benedett y los hugonotes con Josefina Huguet a la que ya conocía.
Del entusiasmo del público pueden darse una idea,se ganó dinero en esta campaña con Constantino lo que nunca había ocurrido.

Su hija Rosita Constantino de Padró nos cuenta algo más de su vida:Había nacido en una humilde casita de Olaveaga,era un morroscote alegre y despejado,dicharachero que sentía y adoraba Bilbao.
Era maquinista de aquellos trenes de juguete,que usaban las minas vizcaínas él prestó sus servicios en la Franco-Belga.
Un buen día toma un vapor-correo y cruza el Atlántico con su oficio de mecánico se instala en la Pampa Argentina.
En sus ratos de ocio canta "vidalitas"como aquí cantó zortzicos y dejaba embelesadas a las "criollitas".
Al morir el prelado diocesano de Bragado,pueblo donde vivía,se celebran unos solemnes funerales.
Desde el coro una voz anónima y cristalina,como un chorro de oro entona un "motete".
A la salida la pregunta era obligada ¿Y quién es ese?
Aparece el vasquito y surge el mecenas,se llama Méndez,es un potentado y rico estanciero de Bragado.
Adiestrado por Signoretti debutó en el Solis de Montevideo,con la Dolores de Bretón.
Cantó en Buenos Aires,vino a Europa,Milán el mocetón de Olaveaga ya era conocido a nivel mundial.
Vino a Bilbao la famosa Sarah Bernard,unos admiradores la obsequiaron con un almuerzo en el Marítimo y la incomparable trágica empezó hablar de los triunfos de un joven tenor en París,citó el apellido ¡Pero si es de aquí!tiene a sus hijos en Algorta.
Rosita no olvida cuando le comunicaron que venían sus padres,que ya los daba por muertos después de algunos años sin verlos.
Vivían en los días de opulencia,el tenor llegó a cobrar dos mil dólares por una función en Nueva York,en competencia con el gran Caruso.
Constantino tenía un repertorio vastísimo,como muy pocos teneros.
Abarcaba los temas líricos y dramáticos.
Con sus maravillosas facultades dominaba la escena.
Era festejado,mimado,él se dejaba querer.Se sentía poderoso y se rodeaba de los más refinados gustos.
Las joyas le chiflaban,se compró una espléndida finca en las cercanías de París,con suntuosas estancias propias de un rey.
Allí con su familia recibía al todo París.
Fue un rendido galanteador de mujeres,rendido admirador del bello sexo.
Las mujeres se lo disputaban,era un tipo clásico de aquí.Fuerte,musculoso de anchas espaldas,no muy alto y de perfíl netamente vizcaíno.Ojos penetrantes y mirada cautivadora.
No bebía,no fumaba pero a sus amigos los colmaba de atenciones.Todas las noches después de la función reunía a las primeras figuras y admiradores obsequiandoles con una opíra  cena,bien rociada con champán.Continuado la fiesta hasta que alboreaba el día.
Aquí precisamente,en Bilbao tuvo un contratiempo por esas fiestas.
Había estado de cuchipanda hasta las tantas y trató de eludir su compromiso,pero el empresario Urizar se suplicó casi de rodillas que cantara.Tenía que cantar la Boheme en el Campos Elíseos en la inauguración el año 1902.
La sala estaba llena,si no actuaba en lo económico sería un desastre.
En una de las escenas soltó un gallo espantoso y el público se le echó encima.
Era la escena del brindis y Constantino en un desplante genial tiró la copa al patio de butacas.
No vean ustedes la que se armó,fue sustituido por Paoli y Constantino tuvo el desparpajo de asistir al final de la función desde una platea.
Hubo noches que el colosal intérprete del Duque de Mantua,Rigoletto la balada la cantó diez veces y otras tantas la Donna e Mobile,pues al fin y al cabo era el rival de Enrico Caruso.
Cantó en los lugares más insospechados,por Europa,la Rusia de los Zares le acosaban pidiéndole recuerdos intimos,mechones de cabello muy de moda por aquél tiempo.
Hasta le arrebataban de su levita el pañuelo de fina batista.

La tragedia sucedió en México en 1919 se volvió loco en escena.
Había terminado la romanza de la Boheme,el público y el director de orquesta ven con asombro como Constantino seguía cantando.
En pleno escenario le dio el ataque de locura,y allí mismo le ponen la camisa de fuerza. 






Armida Parsi
Mezzo-soprano
cantantes de ópera olvidadas


Josep Palet el pastelero,nacido en Martorell
fonotipiarecordsblogspot.com



















EL PASTELERO CATALÁN
Para que nos demos cuenta de lo que ha sido nuestro público con los artistas de ópera,recordaremos lo ocurrido en la segunda actuación de Constantino dos años después.
El elenco más completo que había venido jamás a Bilbao con artistas de gran valía como:la Parsi,De Lerma,la Barrientos,Francischini,Rebonatto.
Cantaba Constantino la Boheme,en el primer acto en los primeros compases rozó el "si bemol"y el público se metió con él con mucha desconsideración.
Como Constantino tenía temperamento y legítimo orgullo se resintió del maltrato y se negó a seguir cantando.
¡No quieran Vds. saber el escándalo que se armó!
Pero el incidente sirvió para que se revelara Josep Palet,el pastelero catalán por entonces desconocido.
Este cantó los otros tres actos de la ópera y logró un éxito colosal.Hizo que el público olvidara lo ocurrido con Constantino.

Palet poseía una deliciosa voz de tenor lírico,un buen gusto natural,insuperable y una honradez artística ejemplar.
De Bilbao Palet salió consagrado como figura y después recorrió toda Europa,pasó en dos ocasiones por Bilbao cuando ya era un tenor consagrado en el Real de Madrid.
Palet cantó de todo desde la Favorita,Aida,El Trovador,él solo sostuvo en una época crítica toda la temporada del primer Teatro de España.

LA DARCLÉE Y BIEL
Desde la inauguración del Teatro Campos los anales de la ópera no ofrecen nada de interés en la lírica bilbaína.
Hasta el 7 de Diciembre de 1905 se presentó en el teatro Arriaga la Darclée y Biel,debutaron con la compañía del maestro Tolosa con Tosca cantada por Adolfo Sarcoli este tenor italiano además de cantar, tocaba la mandolina y la guitarra.
Biel debutó con el Trovador,también se cantó Otello,Macbet,Lohengrin,Poliuto,el Profeta y Un Ballo in Maschera.





Haricle Darclée era una tiple rumana extraordinaria que había entusiasmado a nuestro público,cuando se presento por primera vez el año 1897.
Biel Poseía una de las voces de tenor más hermosas que han podido oírse.Timbre armonioso,volumen intenso,gama interminable.
Sus facultades eran portentosas,daba sin esfuerzo seis do de pecho seguidos tumbado en un colchón.Derrochó sus facultades sin tino y su vida artística fue muy breve.
Hoy reside en Barcelona completamente olvidado.
Debutó Darclée con Tosca el 16 de Diciembre de 1905 y tuvo un éxito rotundo,después cantó Fausto con Sarcoli.
Aquella temporada fue memorable y dejó un recuerdo a los aficionados,pero el éxito más destacado fue el Profeta.
Diógenes Eguileor,año 1914




EL DEBUT DE DIÓGENES EGUILEOR:
Ceferino Diógenes Eguileor de Orueta de Orueta,fue bautizado el 27 de Agosto de 1877 en San Vicente Mártir.Murió en Buenos Aires el 6 de Junio de 1952.
Desde el año 1905,los periódicos de Bilbao no hacían más que hablar y dar noticias de Eguileor en Italia.
Cantó en 1906,en una campaña con poco presupuesto se representó Tosca a beneficio del Hospital de Basurto y volvió a cantar Lohengrin.
En la primavera  de 1908 cantó Tosca en el teatro Arriaga,dicen que cantó con buen estilo la parte de Cavaradosi viéndose obligado a repetir el último acto.
El 9 de Diciembre del mismo año se presentó en el Arriaga para cantar la ópera Lohengrin,fue el primer Lohengrin que cantó sin barba y sin tirabuzones.El teatro atestado de público ofrecía un aspecto,cantó con una deliciosa media voz la despedida al cisne y la primera ovación fue cerrada y estruendosa.
En el entreacto,por los pasillos corrillos de animados melómanos elogiando apasionadamente a Eguileor.
En el acto segundo y tercero debido al natural nerviosismo,defraudó un poco en el cuarto estuvo magnífico hubo bises con una tremenda ovación.
Además de Lohengrin,cantó esta temporada Mefistófeles,Rigoletto y Manón.Los bilbaínos depositaron todas sus esperanzas en él.

Entre 1909 a 1910 cantó en Bilbao otro tenor bilbaíno llamado Goiri,que debutó con la Africana.
En el año 1914 vino a Bilbao el barítono Ricardo Stracciari,Eguileor actuó con Aida los paisanos se mostraron agradablemente sorprendidos por la transformación de la voz de Diógenes.
Cantó Tosca con Stracciari y repitió la ópera que le dio reputación Lohengrin,con igual éxito que años anteriores.

El Heraldo de Madrid,el 26 de Marzo de 1933 hablaba así de Diógenes Eguileor:Cantante de hermosa voz y magnífica escuela.
Capaz de abordar la serena interpretación de los clásicos Haendel,Mozart,Beethoven y de brillar como un artista apasionado en Andrea Chenier.
Cantó a Falla,Turina,Ercilla,acompañado al piano con el maestro Juan Tellería en la tercera parte en el Palacio de la Música de Madrid.

TRIUNFO DE MATILDE DE LERMA
Y FRACASO DE PAOLI:
En la campaña de 1908,iniciada por Eguileor con Lohengrin ocurrió el accidente más ruidoso de los muchos acaecidos en Bilbao con las representaciones líricas.
Se había anunciado Aida,con de Lerma y Paoli.
La gran soprono española contaba en Bilbao con muchos admiradores.
Paoli vino precedido de gran fama como tenor dramático,pero se decía que era estrambótico y muy desigual en sus actuaciones.
Era un hombre muy aficionado a los ejercicios corporales y sin ningún freno en la mesa.
Parece que le estoy viendo pasar por la calle Bidebarrieta camino del Arriaga,con aire jactancioso y vestido con un flamante chaqué tocado con un sombrero de media copa algo que en aquel tiempo nos parecía inverosimil.
Paoli en Bilbao no cuidó como debiera sus facultades ya bastante mermadas,sus compañeros le previnieron a Lerma,que no se excediera con las suyas que eran portentosas.
Llegó la noticia de alguna inconveniencia de Paoli hacia su persona y su arte,por el prurito de todo artista de no sacrificar el éxito propio para evitar el fracaso ajeno.

Lo cierto es que Matilde de Lerma hizo alarde de una prodigiosa voz y después de cosechar estruendosos aplausos.Tan segura de si misma se hizo dueña del escenario y no se vió,no oyó a nadie más.
Paoli defraudó con el Celeste Aida,quedó destrozado en el tercer acto,para ofrecernos una caricatura clara de si misma,con el pateo general de paraíso.

El fracaso de Paoli creó un conflicto serio,pero la empresa pudo contratar Angioletti,esposo de la célebre Elena Fons.
Angioletti fue en su primera época barítono de mucho predicamento,pero la calidad de su voz le permitió transformar facilmente su voz.
Sus agudos eran brillantísimos y con ello cautivó al público bilbaíno,con Lerma cantó Aida y triunfó aunque puso algunos reparos en cantar la misma noche de su llegada a Bilbao.
Ellos fueron los que salvaron la temporada operística de Bilbao.

ESTRENO DE TANHAUSER
En esa misma temporada de ópera se estrenó con mucho retraso,la obra de Wagner había gran espectación y se produjo un incidente pintoresco,pero desagradable que no avaló ni muchos menos el crédito artístico de nuestros paisanos.
En el descanso hubo discusiones violentísimas,en las localidades de gallinero y entonaron la marcha de Tanhauser a ritmo lento en las alturas, como ellos creían que debía interpretarse.Así se acostumbraba hacer en Garellano en la jura de bandera, siempre a ritmo lento.
El pateo fue general y lo único que hicieron es reiterar su ignorancia y estuvo a punto de suspender la función.



Ricardo Stracciari
STRACCIARI
Pocos artistas han producido tanta impresión como el gran barítono Ricardo Stracciari,que cuando recaló en Bilbao estaba en plenitud de facultades.
Se organizó una compañía para la temporada de Pascua de 1914.
El barítono debuto el 13 de Abril con Aida,cantada por Nicola Zerola.
No agradó al público el timbre de voz de este tenor,ni su estilo,ni su forma de emisión.
Los espectadores lo rechazaron de forma unánime y puso en serios apuros a la empresa.
El salvador fue Eguileor cantó Aida,el día 18 cantó Tosca con la famosa Carmen Meles(soprano) y poco después Carmen con Cecilia Thevenet(contralto).
Uno de los alicientes de aquella temporada fue la presentación del tenor Ventura,que venía precedido de gran fama.
Fracasó y se negó a cantar Manon,de nuevo angustias para los empresarios,que se encontraban sin tenor para Rigoletto.Pero se logró contratar a Magnez y por fin el 22 de Abril tuvo lugar un gran acontecimiento la presentación de  Ricardo Stracciari,Magnez y la Pereira.
El éxito del barítono fue apoteósico,nunca se vieron tantas ovaciones,se bisaron la mayor parte de los actos  y el entusiasmo fue delirante con "la Vendetta".Stracciari era algo sensacional único en sus cuerdas vocales,digno rival de Titta Rufo la misma rivalidad que hubo entre Gayarre y  Galliano Massini,el de la voz ardiente.Tenor de Livorno(Italia).
Si Stracciari no le superaba a Titta en potencia de voz y gama, le superaba en pastosidad,ductilidad,timbre y estilo.
El éxito de Rigoletto se repitió con la Traviatta,que cantó en la presentación nuestro paisano Inchausti,función que fue el 28 de Abril.
A la salida del Teatro Arriaga el público se congregó en el Boulevard y le tributó a Stracciari una cariñosa y espontánea ovación.

INAUGURACIÓN DEL COLISEO ALBIA
El Coliseo se terminó en otoño de 1916 y el 23 de Diciembre se estrenó con la ópera Otello cantaron Elías Stabile y la Bejar.
Fue una temporada de escaso rendimiento.Lo más sobresaliente fue la presentación de la Otein(Ángeles Otein hermana de Ofelia Nieto),con el Barbero de Sevilla que cantó  Juan Casenave.




de pie el bajo Nazareno de Angelis,soprano Fanny A.nitua,contenido Umberto Machez.
sentados baritono Giuseppe Kaschmann,director de orquesta Amilcare Zamella y el barítono Carlo
Galeffi
wwwinterculturale.it

REINAUGURACIÓN DEL ARRIAGA
Después del incendio de 1914,tuvo la junta la genial idea de que se apertura se hiciera con una ópera y se contrató al gran borítono Carlo Galeffi,que ocupaba el trono que dejó vacante en su ausencia de España Stracciari.
El día de la inauguración se cantó Don Carlo con Galeffi,no entusiasmó y la temporada pasó sin pena,ni gloria.



el doctor Guillermo Videgain(padre) y Miguel Fleta
el doctor Videgain era su médico personal


GIUSEPPE ANSELMI Y TITTO SCHIPA
Nuestra villa se encontraba en pleno esplendor económico,terminada la primera guerra mundial.Disponíamos de tres grandes teatros.
Entre 1919 y 1930 se organizaron muchas y excelentes temporadas.
Se estrenaron en poco tiemp Sigfredo,Parsifal,Walquiria y cantaron en sana competencia  y en distintos teatros Anselmi y Tito Schipa.
El primero cantó en el Coliseo y el segundo en los Campos Elíseos.
Schippa se hallaba en la plenitud de su vida artística y gustó particularmente en Manon,Titto fue uno de los predilectos de los bilbaínos.
Anselmi anterior a Schippa ya estaba en plena decadencia,pero supo imponer su gusto,su estilo,su talento excepcional,gran cantante y con su estilo apasionado ¡que Manon!¡¡que Boheme! cantó en Bilbao.
Con motivo del estreno de la Walquiria,un ilustre convecino salió del teatro,llevándose las manos a los oídos y gritando !Tengo ganas de silencio¡
Un crítico del periódico el Liberal,que jugó a profeta,dijo muy seriamente que después de la derrota del Kaiser las Walquiria con sus espadas,sus cascos y escudos pasarían al olvido y que no daría mucha gloria a Wagner.




10 de Junio de 1937,de izquierda a derecha Mario Ugarte y Miguel Fleta

A LA FECHA ACTUAL
Oímos tenores de tanta calidad como Lauri Volpi,de Muro,Canalda y Borgioli.
La Carmen de Muro y la Favorita de Borgioli,no olvidaremos nunca.
A Ofelia Nieto,Genoveva Vix la que cantaba y hacía Tahis insuperable.
A contraltos como Fanny Anitua y Besanzoni,¡que Carmen la de esta! y ¡que Sansón y Dalila la de aquella.
Llegaron los días de Fleta,seguramente el formidable tenor no tuvo en ningún pueblo la acogida que se le dispensó en Bilbao.
Durante años fue su predilecto y dan fe que sus actuaciones en Bilbao le dejaron pingües beneficios.
La situación creada en España desde 1931 y particularmente en Bilbao alejó la ópera entre nosotros,hasta que Aguirresarobe nos puso de nuevo en la senda de las gratas aficiones.

FIN
Gran parte de lo que aquí se cuenta corresponde a dos artículos de Esteban Calle Iturrrino,publicados en el Hierro el 8 de Setiembre de 1942.
Hemeroteca de la Diputación Foral de Bizkaia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada