jueves, 22 de agosto de 2013

CENTENARIO DE BULHAO PATO,POR J.BENITO MARCO GARDOQUI

Bulhao Pato de joven



Hoy hace precisamente un siglo el 3 de Marzo de 1829,nació en Bilbao el esclarecido literato portugués Ramón Antonio Bulhao Pato.
Figura ilustre de su país,donde brilla,en intimidad con sus gloriosos contemoporáneos Alejandro Herculano y Antero de Quental,tiene para nosotros el sugestivo interés de haber amanecido a la vida,corriendo por nuestras calles,jugando entre nuestros niños,saboreando los mismos horizontes de nuestra vista,en días !que días¡señaladamente históricos.
Extranjero de raíz sus padres eran portugueses de corazón y él también lo fue siempre,tuvo para el lugar de su nacimiento cariño nunca entibiado y aunque seguramente en su hogar de emigrados,tendría que pesar el obsesionante recuerdo de las circunstancias políticas de la patria que imponían la ausencia del querido suelo,ni esto,ni la vida agitada y absorvente que emprendió al regresar todavía pequeñuelo,definitivamente a su nación,extinguió jamás en su pecho la vibrante impresión de aquellos primeros años de dulce hermandad con los vizcaínos,en los que compartió con los nuestros,escenas felices y terribles inquietudes.




Miguel de Unamuno(Don Miguel)refleja lo que es en la tierna retina de un niño de un temperamento poético el espectro de la guerra en una decoración de paz.También Antonio de Trueba señaló en "Cuentos de color de Rosa"la huella que en su alma juvenil,dorada de amor a los valles de las Encartaciones,produjo el estallido de la guerra carlista.

Algo así fue la infancia de Ramón Antonio Bulhao Pato,mezcla de estampas idílicas y cuadros de tragedia.
Su padre Francisco Antonio de Bulhao Pato,antiguo soldado imperial de valor admirado en la guerra de la independencia,hombre bravo y generoso,de grandes delicadezas espirituales y de una fortaleza de ánimo ejemplar,había venido refugiado a nuestra villa con su esposa,doña María de la Piedad Brandy,mujer notabilísima de afectos intensos y cordiales,y una única hija,llamada también María de la Piedad.
Aquí el día 3 de Marzo de 1829 vio la luz Ramón Antonio y el mismo día fue bautizado en la iglesia parroquial de San Nicolás de Bari,siendo madrina su hermana y padrino el orduñés Francisco Ramón de Ochoa.
El acta de nacimiento y bautismo obra en la página 16 del libro X de nacidos y dice así textualmente:
Bulhao Pato Ramón Antonio,en tres de Marzo de 1829,yo don Pedro de la Puente,beneficiado de la insigne Basílica de Santiago el Mayor,sus unidas de esta villa de Bilbao y de la Santa María de Begoña,teniente de cura de la parroquial de San Nicolás de la misma,bauticé en ella un niño que según declaración de sus padres nació a las dos y media de la mañana de este día y le puse el nombre de Antonio,hijo legítimo de Francisco Antonio de Bulhao Pato,natural de la ciudad de Lisboa y de María de la Piedad de Brandy natural de Lisboa y vecinos de esta citada villa,abuelos paternos don Manuel Antonio de Bulhao Pato y doña Ana Joaquina Rosa Pevientel,naturales y vecinos de Lisboa.Maternos don Cayetano de Brandy y doña Ángela María de Brandy,naturales y vecinos de Lisboa.Fueron sus padrinos don Francisco Ramón de Ochoa,natural de Orduña y doña María de la Piedad de Bulhao Pato,natural de Lisboa y vecinos de esta mencionada villa de Bilbao,a quienes previene el parentesco espiritual y demás obligaciones que contraían por verdad firme don Pedro de la Puente.



Bulhao Pato en la vejez


Pero apenas nació Ramón Antonio sus padres trasladaron su residencia a la vecina anteiglesia de Deusto,donde alquilaron una finca bordeante con la ria.
Era entonces Deusto,el valle pintoresco de siempre escasamente poblado por dos centenares de caseríos,vigilados en su totalidad por la Iglesia de San Pedro y distribuidos en dos barriadas principales,la alta Goyerri de labradores y hortelanos y la baja Bequeberri,junto a la ria,de pescadores, marinos y constructores de barcos.

Las costumbres patriarcales de aquellos días tranquilos,graban el alma de Bulhao Pato que él recuerda amorosamente en sus escritos.
Nada de nuestra vida le fue extraño.Jugaba con otros muchachos a la pelota y la barra con gran perfección.
Acudía los domingos con su ama María Salomé a la plaza de la iglesia a bailes típicos,en los que personas de diferente condición alternaban democráticamente.Venía con sus padres frecuentemente a Bilbao,aquí vio procesiones y desfiles militares y hacía excursiones muy gustosas a las Encartaciones.
Le complacían de un modo especial con verdadero deleite los manjares netamente bilbaínos:las sabrosas frutas de los alrededores,las clásicas angulas(desconhecidas em toda a outra parte que eu tenha noticia,uma especie de enguias muito delgadas,d´um sabor exquisito,finissimo)el bacalao a la vizcaína que introdujo en Portugal,donde se llamó a lo Bulhao Pato.

Con inteligencia despejada dominó el dulce idioma de sus padres y abuelos y aprendió correctamente el castellano,el francés y según refiere L.A.Rebello da Silva en un viejo número de la Revista Comtemporánea de Lisboa,el vascuence.

Deslizábase la vida sin grandes inquietudes cuando murió Fernando VII el 29 de setiembre de 1883.
La muerte del rey,falta a España la consistencia constitucional que hubiera conjurado al abrirse su sucesión política,los conflictos que todos temían,sobrevenía como algo funesto.
S e supo la noticia en Bilbao en la mañana del 2 de Octubre,y el mismo día fulguró en Deusto el primer presagio de algo terrible,al recibir los fieles órdenes del corregidor para asegurar el depósito de pólvora que radicaba en la anteiglesia.

Muy pronto la insubordinación general de los realistas se extendía al campo y la ciudad la pavorosa guerra civil.
La familia de Bulhao Pato se encontró envuelta en lo más fragoso de aquellos episodios,y Ramón Antonio los observó candorosamente,como testigo libre de prejuicios.
Los lectores de el Noticiero Bilbaíno,separada la violencia de las escenas verán con gusto en el artículo que como muestra reproducimos,una pintura admirable de caracteres y situaciones de la época y un retrato lleno de simpatía de la mujer vizcaína en general,de María Salomé,la"robusta camponeza de Guernica"a la que vemos morir en ademán teatral.
!Qué intensidad de fuerza y encanto en todos estos recuerdos¡
Realmente ellos explican la patética despedida de la ría de Bilbao,ya liberada la villa del asedio carlista,en octubre de 1837,cuando el bergantin dinamarqués que el padre había fletado,retornó a toda la familia definitivamente a Portugal.
Y explica también la añoranza apasionada del poeta al llegar a su país,donde sus primeras impresiones,nada gratas contrastan con la memoria de lo que había dejado.
¡Que diferencia,dice en "Annaya"de mis zortzikos al aire libre,en el atrio de la iglesia de la aldea,al son del tamboril y la pandereta,cantos y bailados por aquellas "deustarinas"morenas,de cabellos negros y ojos de color mora.




Última casa de Bulhao Pato en Monte de Caparica

*Anoche soñaba yo
Que dos negros me mataban,
Y eran tus hermosos ojos
Que enojados,me miraban.
Y la quinta de casa con el pomar
cerrado,los viñedos contiguos,el jardín
que era una mata de rosas y violetas,
el fresal,a cargo de mi hermana,
que venía solícita y alegre con la pasión
que siempre me tiene,a traerme
las primeras fresas,el macizo,de grandes
castaños,donde el viento cantaba
unas cosas,ora tristes,ora alegres,mas
siempre misteriosamente coloreadas
para mi imaginación infantil.
Entróseme una enfermedad que si
no era parecíase mucho a la nostalgia.
Completo hastío,un dolor moral que
me pinchaba el corazón como si me entrase
por dentro de él un hierro muy 
fino y cortante.Tenía los ojos secos y
seguún cuentaan,de un brillo singular.
Nada me distraía.Ni mis más predilectos juguetes.
Pasaba horas enteras sentado con los ojos fijos en el suelo y sin decir palabra.*

El nuevo ambiente,sin embargo hizo florecer su espíritu y todas aquellas brillantes cualidades que atesoraba de fantasía,emoción artística y finura de espíritu tomaron calor al sol de su verdadera patria.

La muerte del padre ocurrida el 19 de Agosto de 1840,cuando Ramón Antonio,solo contaba once años y más necesitaba los desvelos y vigilancia del hombre que con segura mano le había encaminado las nacientes inclinaciones,dándole una sólida cultura elemental,dio un nuevo sesgo a sus estudios,bajo la tolerante mirada de su bondadosa madre.
Ingresó en la Escuela Politécnica,recién creada  en 1837,durante la dictadura de Manuel Passos,por el vizconde de Sa Bandeira,y si la Escuela era eminente y llegó a competir con los mejores establecimientos análogos de otros países,el alumno en aquella ocasión,perdióse entre ecuaciones y coordenadas.
Afortunadamente lo que las matemáticas negaron ,concedieron propicias las musas y su primera composición."Se coras ñao conto" hecha a los diez y ocho años,en Enero de 1847,notable por la personalidad del estilo y la sencillez descuidada de la forma,le abrió franco camino entre los serviles imitadores de Victor Hugo y Lamartine,que a la sazón privaban en las letras portuguesas.

Alejandro Herculano admiró sorprendido,esta bella poesía,que Bulhao Pato,hasta aquel entonces desconocido leyó en su tertulia literaria y así el pequeño bilbaíno quedó consagrado repentinamente en Portugal,atrayendo sobre sí la atención pública,que le acompañó con creciente entusiasmo en los ochenta años largos que llegó a vivir.
Revelose entonces una personalidad característica y vigorosa que va tomando grandes vuelos en sucesivas composiciones,y aunque en la obra total habrán de hallarse,con el natural entronque en lo más culminante de la gloriosa literatura lusitana,influencias bastante definidas de la escuela italina,y a pesar de lo deliberadamente rechazadas también de la francesa,no puede desconocerse el homenaje a España y concretamente a Vizcaya que ,como retorno al país de origen,se observa,al encontrarse a través principalmente del magistral poema en XVI cantos,"Paquita"ráfagas del Diablo Mundo de Espronceda y en medio de la diafaneidad de la prosa o de las pequeñas canciones,reminiscencias de nuestro Antón el de los Cantares,a quién nunca perdió de vista.

Es,en efecto con este honrado,natural y sencillo en la prosa,con la elegancia popular y fácil fluidez.El verso de empuje más lírico sin duda que el poeta encartado y de más amplitud de desarrollo,pero cuando en las alternativas que caracterizan su técnica busca el remanso de la sencillez,acercase instintivamente al autor el "Libro de los cantares". 

Marco Gardoqui con gafas y bigote,año 1913 La Gaceta del Norte
Archivo La Sociedad Bilbaína


Muchas veces dice Bulhao Pato en el Chal de María Salomé,estuve con mi padre en las Encartaciones.Sabe Dios si en mi infancia,bajo las arboledas de aque valle fertilísimo,no asalté los nidos y apedreé los nogales y los castaños en fraternal camaradería con el autor de "las Madres",de "La mancha de la mora"y de tantos primores de arte que andan traducidos en las principales lenguas de Europa.Puede ser.Yo era la peste de los niños y Trueba a pesar de su amántísimo corazón,es probable que también lo fuese.
En otra ocasión al publicar su citado poema:Paquita,como intercala coplas de carácter popular,alega defendiendo esta libertad que son reproduciones de cantos populares de España,que gusta recoger,como acostumbra a recogerlos en sus obras Antonio de Trueba.
Y efectivamente,los lectores de Trueba reconocerán,por ejemplo la procedencia de este autor,en estas coplas que dice un galán español y contesta,arufando o pandeiro crepitante,una bella morena:
Quando me lembro morena,
Do teu semblante
Valtam-ne os frios e as febres
No mesmo instante!
Toma-me o pulso
E,tu veras morenita,
que estou convulso!

Tenho ciumes de aragem
Quando vem beijar-te o rosto!
Fosse-me a aragem un homem
Que era matal-o o meu gosto!

Por mais escura que seja
Uma noite da invernia,
Basta ouvir-te a voz cantando,
Que logo apparece o día!

Prestae-me,estrellas de Deus,
A vossa luz seintillante,
Paras eu ver o meu amante
Valtar-se,a dizerme adeus!

Moreno pintan a Christo,
Morenita a Magdalena:
Tem cor morena a Senhora
Da nossa ermida da Pena.

Bemmoreno e o bem que adbro:
Que viva a gente morena!

La labor de Ramón Antonio Bulhao Pato se eleva naturalmente sobre este juego incidental y contituye,por lo copioso y abundante,un insigne monumento de la literatura ibérica en el siglo XIX.
A él pertenece,además del hermoso poema Paquita,un volumen denominado Versos y otro Poesías,Virgem n´uma pecadora comedia,Digressoes e Novellas,publicadas en 1864,Cancoes da tarde,Cartas dos acores,obra de ideas radicales,escrita con ferviente pasión y muy discutida.Flores agrestes,Paizagens,Gaveta dos meus papeis,Cantos e sátiras,Sobos cyprestes,María de Bragança,Portugueses na Yndia,obra clásica,muy admirada en Portugal,donde las acciones heróicas y el estilo brillante son el fondo y la forma apropiada de la historia nacional;Hoje-Sátiras Cançoes e Idylios,Renán e os sabios da Academia,Lázaro Consul,O pavillha vermelho,Novos contos e novas sátiras,A dança judenga,O marquesa de Salisburi etc.....
Bulha escribió un curioso anecdotario de hombres de letras y personajes de su tiempo,donde desfilan las eminentes figuras de Portugal en expresivas semblanzas que recogió con el título de Memorias.
Lo que algunos notan como defecto de su verso la profusión de episodios es en estos artículos en prosa una amenísima y variada colección de impresiones.

Tradujo con gran acierto al portugués a Shakespeare,Victor Hugo y Lamartine,en hermosas versiones de Hamlet,el Mercader de Venecia,Ruy Blas y Graziella.
Bajo su inteligente dirección,la Academia Real de Ciencias publicó notables trabajos entre ellos:Década XIII de Antonio Bocarro,en dos volúmenes,el Livro das monçoes,en cuatro y las célebres Cartas de Alfonso de Alburquerque en tres.
Fue infatigable su esfuerzo habiendo llegado a una edad venerable en hermosa plenitud de facultades.

Un recuerdo que dedicamos a este poeta con ocasión de su fallecimiento,cuando pertenecimos al Ayuntamiento de Bilbao,don Cosme Palacio,de grata memoria,don Ricardo Power,mi buen amigo y yo,y no es inoportuno recordarle aunque sea ligeramente,ahora en el centenario de su nacimiento,pero bien merece,por la excelencia de su figura y sobre todo por el romántico amor que tuvo al lugar de su infancia,que en la nueva urbanización de Deusto,donde se da la feliz circunstancia de que actualmente desde primeros de enero de 1925,se unen los dos nombres de Bilbao y Deusto,que él tanto quiso se perpetue a la admiración a Ramón Antonio Bulhao Pato en la forma que los pueblos cuidadosos de su caudal espiritual rememoran a sus hijos preclaros.

ESTE ARTÍCULO LO ESCRIBIÓ BENITO MARCO DE GARDOQUI.EL 3 DE MARZO DE 1929,EN EL NOTICIERO BILBAÍNO.
MARCO GARDOQUI,NACIÓ EL 7 DE ENERO DE 1880
ESTUDIÓ FILOSOFÍA Y LETRAS,DERECHO EN LA UNIVERSIDAD DE DEUSTO
FUE ALCALDE DE BILBAO DE 1913 AL AÑO 1915.
ASIDUO A LA TERTULIA DEL CAFÉ LYON D´or de la calle Gran-Vía.
AMANTE DE LA MÚSICA
MILITÓ EN EL PARTIDO CONSERVADOR.

FIN

No hay comentarios:

Publicar un comentario