sábado, 20 de abril de 2013

DON PAQUITO OLALDE




Don Paquito de paseo por Bilbao
Archivo de la Diputación Foral de Bizkaia

Manuel de Olalde Céspedes es su verdadero nombre,le bautizaron en la Iglesia de San Nicolás de Bari en el Arenal,un 28 de Febrero de 1828.
Su padre se llamaba Toribio Olalde y su madre Josefa Antonio de Céspedes y Gana.
Él y sus coetáneos vieron acontecimientos históricos y muchos cambios sociales a lo largo del convulso siglo XIX.
El 16 de Junio de ese mismo año con pocos meses de vida Manuel Olalde vio a Fernando VII acompañado de su esposa María-Josefa Amalia de Sajonia,por las calles de Bilbao con un séquito de 72 personas.
Un acontecimiento histórico para la pequeña villa,se celebró con festejos populares,toros y fuego artificiales.
La pirotecnia corrió a cargo de Francisco Charlen,tenía un año de residencia en Bilbao,en 1827 vino con una compañía de gimnastas y volatineros,quedándose para siempre en Bilbao.
El alcalde de Bilbao se llamaba Sierralta y entre sus corregidores destacamos a Pedro Novia de Salcedo y José María de Gortázar,todos de distinguidas familias de la villa.
La nueva boda de Fernando VII con María Cristina de Borbón en el año 1829 y el feliz nacimiento de la futura Isabel II heredera del trono,dieron momentos de alegría y diversión en Bilbao.

Pero hubo mucho más,las guerra carlistas la primera en 1833,la muerte del general Zumalacárregui a las puertas de Bilbao el 15 de junio de 1835,un balazo en la pierna cambió el destino de Bilbao.
El ocho de noviembre de 1840 llega a Bilbao el señor Armero y Peñaranda ministro de marina,llegó en diligencia de Vergara.Una noticia curiosa de ese año es la venta de chaquetones de punto introducidos del extranjero,ha despertado serias inquietudes entre los sastres de Bilbao por los perjuicios económicos que les puede acarrear.Tuvieron el jueves una reunión en la sacristía de San Antón,bajo la presencia de un regidor municipal.
Los aprendices cogieron algunos de esos chaquetones haciéndolos trizas.Se espera impere la sensatez y el sentido común.
Otra vez la segunda guerra carlista levantamientos en Castilla,Navarra y Cataluña.En el País Vasco los isabelinos lograron sofocar los alzamientos carlistas en invierno de 1847.En el año 1860 fracasa el intento de proclamar rey de España al pretendiente Carlos.
Entre 1859 y 1860 hubo un contagio de patriotismo colectivo,con la campaña de África.Las diputaciones de Álava,Vizcaya y Guipuzcoa donaron cuatro millones de reales para la guerra.Se formaron tercios con 3.000 voluntarios vascos.En 1860 tiene lugar la batalla de Wad-Ras con una victoria total de los nuestros.En Bilbao se vivió un ambiente solidario y generoso con los soldados,donativos de dinero,cigarros,alimentos y zapatos,con colectas diarias en los periódicos locales.Las jovencitas de Bilbao bordaron la bandera del Tercio Vascongado de  Bilbao.
La marcha de Amadeo de Saboya de España y la proclamación de la primera república en el año 1873.
La última y definitiva batalla,el Sitio de Bilbao el 21 de Febrero de 1874.En esta ocasión si se dejaron sentir los efectos de la guerra en la gran mayoría de los bilbaínos,hasta el 2 de Mayo de 1874 con la retirada del enemigo.






La plaza del Instituto Vizcaíno y entrada a la calle Ascao
DON PAQUITO:
Hoy estaría bien diagnosticado con el:SÍNDROME DE DIÓGENES,miseria senil,auto-abandono,aislamiento social,apatía y acumulación compulsiva de basura.
También lo pudo provocar la muerte de algún familiar muy cercano,es la soledad la que desencadena este trastorno.
A la mitad del siglo XIX había en Bilbao un nutrido grupo de gentes marginales,que daban carácter y personalidad a Bilbao.Pedigüeños,marginales,anti-sociales.Julián Alegría los describe en su libro Tipos Populares de Bilbao:Alejo Próspero Collin que murió alcoholizado.
Cochemari,el diógenes bilbaino.El Gordo de los Rosarios se ganaba la vida vendiendo rosarios a las puertas de Santiago y Begoña,llevana colgado del cuello una lata donde meaba y al mismo tiempo le servía como arma defensiva contra los chavales que se metían con él.
En Bilbao se decía:El Gordo de los Rosarios
es un hombre singular que lleva
bajo la blusa una lata para mear.
Cuando venía yo de comer
me manchó toda la ropa
con el orín que tiraba él.
El Nene,Cholopocholo el sablista,el Santo de Begoña,Cabecita de Ajo el microcéfalo,Antonio Fernández apodado Lorito y en el bello sexo le tenemos a Chata la Borracha,Santa la Chirlora y su hija,Julia la periodista,Carmen la castañera y otras muchas que con los hombres merecen estar en el olimpo bilbaíno,de borrachos,chiflados,excéntricos y tipos marginales.
Taranco otro tipo popular de Bilbao cantaba esta canción que decía:
El que quiera buscar novia
que la busque entre semana
porque llegado el domingo
la más marrana se lava. 

La Comparsa de los Húngaros,decía así el domingo de carnaval
*"Esta humilde caravana,que ha venido desde Hungria,
nombrará los personajes más célebres de la Villa.
Ahí le tenéis a Macala
y al simpático Lorito 
a Chistu y a Barragán
y al sablista don Pepito,
célebres en esta Villa
Como Santa la Chirlora
que es de igual categoría"*



Tipo popular de pescadora,año 1910
Revista Novedades,Archivo de La Sociedad Bilbaína







Pescador clasico donostiarra, año 1910-Revista Novedades
Archivo La Sociedad Bilbaína.


Los chavales de Bilbao jugaban al palo,al marro,policías y ladrones,canicas,a la trompa,al txorro-morro-piko........
Pero había un juego más peligroso y de más riesgo la burla a los chineles(los muncipales).Las cargueras tenían fama y hechos de muy mala baba,con ellas no se jugaba.Anguleros,paragüeros,barquilleros eran objeto de las bromas de los chavales. 
Luego estaban los personas mayores inofensivas como es el caso de don Paquito,poco se sabe de su vida juvenil no debió ser buen estudiante en su mocedad sus padres debido a su corta inteligencia lo dedicaron a los negocios.
No había traspasado aún el dintel de la puerta cuando una voz de sardinera le hace pararse en seco,diciendo:¡Don Paquitooooooo el saludo! ¡Don Paquitoooo.......
Don Paquito siempre se quita el sombrero y rápidamente hace la reverencia con la cabeza,finge una sonrisa de inteligencia y sigue su camino con ligereza,su sombrero de copa,su levita vieja y casposa,su paraguas que parecía una prolongación de su persona.
Sigue su camino diario e inevitablemente se encuentra con los pilletes de la calle,abandonan sus juegos y se dirigen al encuentro de don Paquito,el saludo y otra vez la misma monserga ¡Don Paquitoooooooo.....el saludo!.Este en ingenua y obediente actitud hace el saludo,siendo motivo de mofa y escarnio por parte de la chavalería.No había plaza,calle o callejuela donde no se le exigiese a todas horas lo mismo.
Una noche llegó a casa cansado de hacer el saludo, según dicen y al entrar en la alcoba para dejar el paraguas y el sombrero.Cual no sería su sorpresa al ver la habitación iluminada por dos radiantes ojos,de una vieja ratona con el rabo pelado y el lomo de lija.

ÚLTIMA HORA,UN CADÁVER
El juzgado fue a a casa de de don Paquito,hace aproximadamente ocho días que se veía notando la falta por las calles de Bilbao del infeliz demente conocido con el sobrenombre de don Paquito.
Este desgraciado pertenece a una de las familias más distinguidas de Bilbao,los Olalde.
Su costumbre era recorrrer diariamente las calles de Bilbao y especialmente los mercados donde acudía con el propósito de surtirse de comestibles,ya notaron las vendedoras la falta del personaje.
Hay quién decía que don Paquito había desaparecido de la villa,pero se desechó esta idea por inverosímil.Don Paquito amaba entrañablemente a su Bilbao a pesar de todas las bromas y chanzas de algunos mozalbetes.
¿Se hallará enfermo? esta hipótesis cobra fuerza.
Las autoridades tuvieron conocimiento de lo que ocurría y sabedores de su deber lo pusieron en conocimiento del Juzgado.
El celoso juez señor Bobadilla,acompañado del escribano señor Arriaga se trasladaron a las cuatro de la tarde a su domicilio Ascao,26 segundo piso mano izquierda.
En la calle había gran aglomeración de gente,con curiosidad por saber lo ocurrido.
Penetramos en el domicilio del infeliz don Paquito,a mano derecha se halla la cocina y dos habitaciones completamente desamuebladas y llenas de inmundicias.
En la cocina se veían algunos comestibles que despedían un olor nauseabundo.
A la izquierda siguiendo el corredor,un cuarto que hacía las veces de sala, sus muebles no podían ser más pobres.
En las paredes unos clavos en los que colgaban diversos paquetes que contenían papeles y objetos.
A la derecha y frente a la puerta de entrada un baúl completamente deteriorado.En frente una mesa con un lienzo a modo de mantel,que no se sabía su color y dos sillas destrozadas de paja.Haciendo de alfombra grandes montones de basura e inmundicias.
En la sala a mano izquierda la habitación donde dormía el desgraciado.Sobre el suelo gran cantidad de libros de distintos autores y periódicos de Bilbao y Madrid.
A la izquierda de la cama dos colchones uno de muelles,dos mantas y una sábana mugrienta.El cadáver se encontraba arrodillado al pie de su lecho y en actitud suplicante.Debió estar echado en la cama,la ropa se encontraba en desorden.Parte de su rostro se hallaba comido por las ratas,sus amigas y vecinas.La agonía debió de ser terrible.
El señor Bobadilla hizo un registro completo de la casa y ordenó que fueran selladas las puertas y baúles,suponiendo que don Paquito ocultaba grandes cantidades de dinero.
Vino el alcalde señor Olano y varios concejales del consistorio municipal.El Cabo de los municipales señor Bonilla impidió el paso de los curiosos que se agolpaban en la puerta del domicilio y en la calle.
A las cinco de la tarde el cadáver del infortunado don Paquito fue trasladado al cementerio de Mallona.
Un periódico llamado La Unión Católica del 30 de noviembre de 1895 titulaba así la noticia:"La muerte de un aváro".El viejo millonario Manuel Olalde,más conocido por don Paquito,la vida de este hombre ha sido verdaderamente original y de excéntrico.Separado de su familia por temor a que le robaran,habitaba hace mucho en un miserable piso del centro de Bilbao.Solo salía para comprar algunas futras y legumbres,su único alimento.
El periódico la Dinastía del cuatro de diciembre.titulaba"Se ha procedido a la apertura de los baúles de don Paquito,según dicen los periódicos de Bilbao".
Se ordenó que la habitación fuese desinfectada como medida higiénica,seguidamente se hizo un inventario de bienes.Al abrirse los grandes baúles en presencia de su familia se encontraron 18 acciones de mil pesetas cada una de la Casa Real de Portugal y ocho de quinientas cada una de los Ferrocarriles de Tudela-Bilbao y algo de calderilla.
Se piensa que en el Banco Bilbao,posee una gran fortuna el señor Olalde.
Los empleados municipales sacaron dos carros de basura.
Los vendedores de la prensa vespertina,voceaban la noticia por las calles de Bilbao y la gente hacía corrillos para comentarla.
La muerte del pobre don Paquito ha servido para que alguién se haga eco de chismes y leyendas sin fundamento.Se decía que estaba relacionado con duendes y fantasmas.Todas las noches se oían ruidos en la cocina donde según algunos ocultaba el dinero y se pasaba hasta la madrugada contando las peluconas de oro.
Se ha revisado toda la casa y rincones levantando los ladrillos de la cocina y solo se ha encontrado........un enjambre de ratas y algunos insectos.Luego la tarima del piso,pero todo fue infructuoso ni se encontraron las peluconas de oro,ni de plata o billetes de banco,como ya hemos dicho ratas y otros insectos.
En cuanto a la quiebra del banquero de París,de quién se decía tener en custodia 50.000 duros todo va ha resultar un bulo.
Tal como dice la esquela,el cadáver fue hallado el día 29 de noviembre de 1895,el martes día tres de diciembre a las diez de la mañana en la Iglesia de San Nicolás se celebró la ceremonia religiosa,donde muchos años atrás tomó las aguas bautismales.Su hermana Carmen era la única de la familia que vivía en Bilbao.
ESTA FUE LA VIDA Y LA MUERTE DE UN CORTÉS PERSONAJILLO,QUE NO HIZO MAL A NADIE, A TODO EL MUNDO SALUDÓ CON CORRECCIÓN Y LA INOCENCIA DE UN NIÑO.

FIN

La Gaceta del Norte
El Nervión
Hemeroteca de la Diputación Foral de Bizkaia
Archivo de la Diputación Foral de Bizkaia
Biblioteca Nacional de Madrid
Julián Alegría,Tipos populares

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada