miércoles, 13 de marzo de 2013

JUAN BLANCOU,de Maestro de Carruajes a Constructor de Carrocerías de Automóviles

a la derecha Juan Blancou,el carrocero

Toulouse es la Ville  Rose con sus edificios antiguos de ladrillo cara vista.El río Garona baña la Ville Rose.
Es la capital del Alto Garona y capital de la región del medio-día francés.
En el año 1799 la ciudad fortificada resistió los ataques de los realistas de España e Inglaterra,nada conformes con la revolución francesa.
Napoleón la visitó en el año 1808 y en el segundo asedio a la ciudad entraron los británicos,tras el abandono de Napoleón.
El día 10 de Abril de 1814,abdica Napoleón y el duque de Wellington entra nuevamente en la ciudad para preparar la restauración de Luis XVIII de Francia.
Un dato más a reseñar,el río Garoña hace de las suyas con una gran inundación en el año 1875,con muchas víctimas.
Esta ciudad está a cuatro horas de viaje de Bilbao en coche,cuatrocientos cuarenta y dos kilómetros que son los que recorrió nuestro personaje.
Toulouse tiene en la actualidad una población de unos 440.000 habitantes.
Juan Blancou Penderair nació el 10 de setiembre de 1810 en esa ciudad,en el año 1855 se trasladó a Bilbao y ya  era viudo de María Schmidt nacida en un pueblo llamado Remscheid de Alemania muy próximo a la ciudad de Solingen donde se fabrican los afamados cuchillos y tijeras etc...productos de calidad y precisión.
Se estableció en Bilbao con sus tres hijos Agustín,Justo y Rosalía,por aquellos años había muchos franceses trabajando en la villa,en el comercio,la industria y otras actividades.

Agustín Blancou
Juan Blancou había alquilado un local a un compatriota suyo,llamado José Fouchard y allí instaló su taller de carruajes de coches con caballos.Tenía el título de maestro carruajero,es muy posible que fuera el primer fabricante de carruajes de Bilbao.
El local estaba situado en la Anteiglesia de Abando,cerca de la Plaza de Toros de Abando(situada entre la plaza de Indautxu y la Plaza de Campuzano).
El señor Fouchard era el director de la fábrica de vidrio de Nuestra Señora de la Piedad de Ibaizabal, de los hermanos Violete(Luis el alcalde de Bilbao).
Esta fábrica estaba situada en el Paseo de los Caños,frente al Pontón.

pagaré firmado por Juan Blancou-año 1855-Archivo Foral de Bizkaia.



Cara B del pagaré,del Archivo  Foral de Bizkaia

Hay una demanda judicial,en el Tribunal de Comercio de Bilbao promovida por su compatriota Fouchard.Por el impago de la renta de su local comercial por un valor de 1.032 reales,Blancou no está en Bilbao y su empleado o socio Lesmes de Anchustegui sigue al frente del taller.
El casero trata de garantizarse las cantidades pendientes de pago por la quiebra y se hace una valoración de los bienes con una tasación de todos los objetos que han quedado en el taller.El total del inventario asciende a 7588 reales.Francisco de la Piedra y José Antonio de Sagardui son los encargados de la peritación y valoración de todo el material de trabajo.
El remate público de bienes para hacer frente al casero del local y a otros acreedores,se celebra el día 28 de Febrero de 1856 quedando desierto por sus altos precios.
Antonio Pardo fue el pregonero de la quiebra y la subasta anunciada por  Bilbao, cobró por su trabajo 32 reales.
Y los tasadores y peritos doscientos reales a repartir entre los dos.
El total de las costas ascendió a 972 reales,y la última tasación de sus bienes se quedaron a la mitad de la anterior.
En Enero de 1856 se procede al embargo de todos los
bienes del carruajero,en presencia de su hijo Agustín.


Juan Blancou estaba ausente de Bilbao,se comentaba por la villa que había ido a París quizás intentando obtener algún préstamo para hacer frente a sus deudas.
Un pagaré extendido,en la ciudad de Vitoria por un importe de 4.400 reales,el día 21 de Diciembre de 1855 y firmado por Juan Blancou,no fue atendido a su vencimiento.

A primeros del año 1860,hace de nuevo su aparición en Bilbao  suponemos que cumplió con sus compromisos de pago de todas sus deudas.En aquella época la devolución de un pagaré de esa cuantía estaba castigada con la pena de cárcel.
Juan Blancou se empadrona en el Campo Volantín en el número seis en el segundo piso.Por aquellos años esa calle pertenecía al Ayuntamiento de Begoña.
Su hijo Agustín se casó en San Nicolas el año 1878 con Guadalupe Zárate y Justo con Águeda Zaldua Uribe-Echebarría en la Basílica de Begoña el 15 de Noviembre de 1862.
Rosalía Blancou era la mayor de los tres hermanos había nacido el 26 de Octubre de 1836.
Se casó con Gervasio Urquiola y tuvieron dos hijos Filomena y Juan.En el año 1880 los hijos de Rosalía vivían con su abuelo,por ausencia de sus padres en la Argentina.
Rosalía murió tres años antes que su padre el 16 de Enero de 1893.

Agustín Blancou,María y Ascensión sus hijas.
Juan tenía el taller de constructor de coches de caballos en el número nueve del Campo Volantín y en la zaguera de la misma calle números 8-9-10.
Agustín y su padre llevaron el taller a Múgica y Butrón,en el número cuatro de hoy.Justo montó en San- Sebastián un taller de carrocería,en el barrio San Martín 45 y posteriormente emigraron a a la Argentina siguiendo los pasos de su hermana Rosalía.




José Blancou,hijo de Agustin Blancou continuador del negocio tercera generación
En el año 1862 se le requiere para algunos peritajes,va ganando prestigio y consideración social.
Ernesto de Manville en julio de 1863,le devuelve un coche jardinera que le había encargado la demanda se ventila en los tribunales,por impago de dicho encargo.
En el año 1871,van bien los negocios y se permite comprar unos terrenos como inversión a futuro a la Sociedad Hijos de Máximo Aguirre,la superficie es modesta una parcela de 900 metros.Los  terrenos están situados en aquellos incultos arenales de Santa Ana de Lamiako.
Han comprado parcelas de más metros, lo más selecto y granado de la burguesía bilbaína:los Uhagón Aréchaga propietarios,Cosme Zubiría comerciante,los Ybarra Gutierrez de Cabiedes comerciantes de Deusto.Los Amann Palme comerciantes.Los Arellano Arróspide ingenieros y comerciantes,y todo un largo etc....de personalidades bilbaínas.




En ese año de 1871 se quema la casa del Campo Volantín del vecino y coetáneo de Juan Blancou,José Antonio Sagardui Otuna.Había nacido en Basauri el 21 de Abril de 1812,empezó con un modesto taller de fundición en esa calle antes del año 1850.
En el año 1858 se le cita a Sagardui,en una de las muchas inundaciones o aguaduchos de Bilbao a lo largo de su historia:"La hermosa barca Gertrudis,recientemente construida se hallaba fondeada frente a la Salve cuando fue sorprendida por las aguas,a pesar de que se tomaron las oportunas medidas.
Acudió desinteresadamente el señor Sagardui  con sus operarios de la fundición a socorrer a Gertrudis y al capitán Santiago Aldamiz que resultó herido.
Esta subida de aguas fue la mayor,antes lo fue la de 1845 y la más terrible de todas la del año 1801 de consecuencias devastadoras.
Este mismo fundidor en el año 1855,era el tasador de la quiebra de Juan Blancou por lo tanto se conocían y eran competidores en algunas cosas.
En el año 1868 el peeriódico el Irurac-Bat habla de la gran afición al velocipedismo que existe en Bilbao,de las primeras capitales de España.Despierta gran interés entre los jóvenes bilbaínos y dice:El acreditado constructor de carruajes Juan Blancou y el reputado fundidor Sagardui construyen velocípedos de dos y tres ruedas,pero parece ser que los de dos ruedas son los que tienen mayor demanda y se venden más.
En el año 1870,cuando se inauguró Los Baños de Mar Bilbaínos,de los hermanos Aguirre.En la temporada de baños en Las Arenas,había carrera de burros y velocípedos.




José Antonio Sagardui Otuna se casó con Juana Ygartua Letamendi y tuvieron tres hijos:José María,Tiburcio y Feliciana.Los chicos continuaron con el negocio de la fundición.
El padre falleció el 23 de Abril de 1882 y la madre seis años después el 5 de Febrero de 1888.
En año 1901 el taller estaba situado en el número once del Campo Volantín y así fue durante muchos años.
José María fue alcalde de barrio de las calles Campo Volantín,El Cristo y Tívoli del año 1880 a 1881 y socio del Sitio de Bilbao con el número 104.
En la exposición provincial en Bilbao de 1882 expusieron sus fabricaciones junto con el cuchillero Adolfo Zamacois y don Salustiano de Orive el farmaceútico y otros ilustres bilbaínos.
Continuó la familia Sagardui con la fundición de hierro colado,acero maleable,bronce, escaleras de caracol y las famosas cocinas económicas de quemar cisco,carbón a o madera,que tanto éxito tuvieron entre nuestras abuelas.En el año 1883 obtuvieron la medalla de oro por dichas cocinas.
En noviembre de 1876 un huracán azota Bilbao los daños en el arbolado son cuantiosos.Juan Blancou se lleva la subasta de la madera para su taller.De los árboles caídos en el Paseo de los Caños,Miraflores y en Atxuri frente al Hospital.
En los años 1875 y 76, los vecinos de la calle Gran Vía don Diego López de Haro(Abando) presentan una queja al consistorio por el abusivo tránsito de carruajes de mineral de hierro que pasa por dicha calle.
Los pleitos por impagos estaban a la orden del día,en este caso una demanda civil contra Félix Manzarbeitia socio de la empresa de locomoción "La Mundaquesa"le reclama Juan el pago de 2.750 pesetas,procedentes de la construcción de un Ómnibus de doce asientos en el año 1879.
Los vecinos de su casa en el Campo Volantín se quejan de las molestias de la chimenea del taller de Juan Blancou.



El Campo Volantín que fue espacio lúdico de recreo y deportivo de los bilbaínos,fue donde se instaló este frances llamado Juan Blancou que fue el primer maestro de carruajes de Bilbao.En este taller se carrozaban los coches tirados por caballos:la antigua Galera,el Simón,el Tílburi,Cabriolet,Faetón,Gran Breat,Landau,Charet y un sin fín de ellos con acabado inmejorable de buen artesano.
La segunda generación continuó con el negocio,su hijo Agustín de la zaguera del Campo Volantín números,8-9-10 pasaron a la calle Múgica y Butrón al número cuatro.Hacia finales del siglo XIX,a principios del siglo XX diseñaban las corrocerías , los coches venían en chasis y lo mismo carrozaban coches,autobuses o camiones.
Igual que Ricardo Damborenea que no se quedó en la bicicleta y supo evolucionar con los nuevos tiempos al coche.
Los Blancou hicieron lo mismo pero poco a poco fue surgiendo la competencia ya no estaban solos en Bilbao:
J.A.Aurrecoechea en la calle Fernández del Campo,6.
Apolinar Barrutieta,en Achuri,16.
Cecilio Bujedo,en Fernández del Campo,14.Carrozaba coches movidos a vapor.
Jacinto Cano,Autonomía 13 y 15.
Domingo Lizundia,en Gran-Vía 34 se hacía `publicidad en los periódicos de la época.
Eustaquio Moreno,en la calle Heros.
Bonifacio Sasiain en la calle Achuri,6.

Juan Blancou fue socio de la Sociedad del Sitio de Bilbao desde el año 1881 con el número 64.
Un domingo día 19 de Enero de 1896 moría Juan Blancou a las cinco de la mañana víctima de una congestión cerebral a la respetable edad de 86 años.En el Campo Volantín número seis le sobrevino el fatal desenlace.
El paseo del Arenal ese día estaba concurridísimo,la banda municipal amenizaba a los bilbaínos con su música.Se ven por el Arenal algunos oficiales de infantería vestidos con el traje de rayadillo,son los que en breve embarcaran para Cuba.
En el frontón Euskalduna juegan la pareja Zabarte y Chiquito de Abando contra Porta y Pasieguito,ganaron los primeros de 20 a 14 tantos.Zabarte está en plena forma, de premio se llevaron 2.000 pesetas cada uno.
La ceremonia religiosa en la Basílica de Begoña y el último adiós al pionero francés de la locomoción en Bilbao.
Agustín Blancou siguió con el negocio de su padre,ya eran arreglos y composturas de automóviles a personajes del mundillo del automóvil como Ignacio Úrcola del que ya hemos hablado en este blog.
Al morir el último francés,la viuda María Guadalupe Zárate y Larrea con sus hijos continuaron con el
negocio al final de la contienda militar se cierra la empresa,que casi pudo llegar a los cien años de vida comercial y se quedó muy cerca de ese número mágico.
A esta familia y a otros muchas que ayudaron hacer la intra-historia de Bilbao.Concepto creado por Don Miguel de Unamuno para aludir la vida cotidiana de las personas anónimas que sirven de fondo a los acontecimientos históricos,definición que figura en el María Moliner y Don Miguel sabía mucho de Bilbao y de sus gentes.




En el siglo XX,siguió una nueva generación de carroceros:
Miguel Durán en la Alda. de San Mamés,32
Julián Maguregui y Cia,Henao,52
Ramón Mosquera,Heros,2 y 4
Cándido Perdiguero,Lersundi,16
Estos solo se dedicaron a la reparación:
Uriarte y Rivero,en la calle 25 de Diciembre
Eduardo Uriarte,Alda. Recalde(Elguezabal)
Valeriano Sasiaín,Achuri,43
José Regil,Particular Costa,6
Hijos de José María Pradera,en General Salazar
Heliodoro Olmos,Plaza de Zabálburu
Juan Gil en Autonomía
Asensio y Castro en Particular Allende,15.


Antiguo mapa de Toulouse año 1815


Hemeroteca Diputación Foral de Bizkaia
Archivo Diputación Foral de Bizkaia
Gracias a Joseba Blancou,por su información y archivo fotográfico.


No hay comentarios:

Publicar un comentario