domingo, 25 de noviembre de 2012

BILBAO-PARIS EN BICICLETA 2 DE SETIEMBRE DE 1919

Foto del archivo Euskal Museoa de Bilbao
Un jovencito Federico Dapousa,a principios del sigloXX
al fondo la bandera de la Federación Atlética Vizcaína

Cuatro socios del Club Deportivo de Bilbao deciden ir en bicicleta a París en nueve etapas,han esperado a que termine la primera guerra mundial.
JUAN RECONDO,EUSEBIO SAEZ,FEDERICO DAPOUSA Y FELIPE ABRISQUETA.
Este es el relato de su aventura:

ANTECEDENTES:
Hace justamente diez años,en el año 1909 fuimos en bicicleta de Bilbao a Madrid y vuelta a Bilbao en bicicleta.Fue entonces cuando entró en mi el deseo de hacer un viaje a París,sin valerme para ello de otro medio de locomoción que mi propio esfuerzo.
Circunstancias que en la vida concurren y que absorben por completo la atención,iban borrando el plan que mis ilusiones trazaron,hasta el punto que ya lo veía del todo imposible el ir a París y superar la distancia de los mil kilómetros.
Llegó la guerra europea y con ella la invasión de Francia y los bombardeos a la Belle Loumier.Entonces forzosamente tuve que recordar mi antiguo proyecto y al recordarlo creció mi entusiasmo para hacerlo realidad,cosa conseguida después de una espera de 5 años lo que ha durado esta terrible guerra.

Como yo fueron unos cuantos los que pensaron realizar esta excursión,pero llegada la hora de preparar los documentos para el paso de la frontera,solo se decidieron a ellos mis amigos Felipe Abrisqueta,Juan Recondo,Eusebio Saez.
Los cuatro con buenas máquinas Peugeot partimos a las cinco de la mañana,de la Plaza de Arriaga el día 2 de setiembre de 1919.
FEDERICO DAPOUSA

PRIMERA ETAPA
2 DE SETIEMBRE 
Bilbao-San Sebastián
118 km
Con el alba abandonamos nuestro bocho,los preciosos tintes del amanecer nos llenan de alegría.Las primeras caricias del sol las recibimos al entrar en Durango.
El día se presenta francamente bueno.Caminamos muy lento,admirando el panorama guipuzcoano tantas veces admirado.Un reventón en mi rueda trasera,a la entrada de Alzola,nos detiene un buen rato.Otro momento en el que estamos caprichosamente en Deva.Y para comer elegimos el pintoresco pueblo de Zarauz.
A las cinco de la tarde reanudamos la marcha.Vemos en Orio la preparación de los remeros para las próximas e importantes regatas de traineras,anunciadas en San Sebastián y Bilbao.Una nubecilla de verano pretende molestarnos y no lo consigue.En Lasarte nos recreamos grandemente con las piruetas de un biplano francés.
Y en San Sebastián,hermoso como siempre,entramos cuando el reloj del Gran Casino marca las siete y media.





permiso de viaje de Federico Dapousa
SEGUNDA ETAPA
3 DE SETIEMBRE
San Sebastián-San Vicent de Tyrosse
91km
El amigo Recondo tiene hechas las gestiones para el paso de la frontera,y debido a ello nos fue fácil la introducción en Francia.
Nuestra primera visita es a los dominios de Poincaré,fue para Mr. Ramillón conocido de Recondo en Hendaya,quién nos recibió amablemente y nos dio una recomendación para un español del "Au Printemps" en París,llamado Ramiro García y otra para el Touring Club Francés.
Con estas buenas impresiones nos disponemos a proseguir la marcha que hacemos por Urrugne,Guitourne,San Juan de Luz,Bidart a Biarritz,donde comemos bien y por unos pocos francos.
Después seguimos por Anglet,Bayona,Tarnos,Ardres,Labenne y Benesse-Harenne,hasta Saint Vicent de Tyrosse.
En este trayecto no hemos sufrido más percances que un simple pinchazo en una de las ruedas del amigo Saez.
Las carreteras de Francia hasta San Vicent,no son superiores a las de las provincias vascongadas españolas.Si bien ninguna pendiente pasa del 8%,las ondulaciones son excesivamente continuadas.
También disfrutamos en este día de un tiempo espléndido.

TERCERA ETAPA
4 DE SETIEMBRE
Sant Vicent Tyrosse-Bordeaux
168 km
LAS LANDAS
Es una provincia de Francia que tenía grandes deseos de conocer.Sentía ansias de respirar savia de pino....pero a fe,que a no ser en tren,automóvil,o aeroplano no la atravieso más.
A tal extremo llegó el aburrimiento por aquellas solitarias carreteras,completamente llanas,que cuando por casualidad encontrábamos un carro,nos salían las lágrimas de alegría,y cuando el carro quedaba a nuestra zaga perdido de vista,teníamos que consolarnos,con el monótono panorama que pueden ofrecer millones de pinos,cada uno con uno dos,tres,y hasta cuatro tarritos de barro con su correspondiente hoja de lata,colocados a la terminación del corte por donde vierte la resina.
A la vista salta la riqueza de esta región,que la odio,como odio también a las personas ricas que son a la vez usureras,tontas y aburridas.
A media tarde dejamos las Landas y entramos en la Gironde,provincia hermana que nos ofrece al visitante más pinos,hasta Burdeos.Aquí encontramos algunos pueblos con pretensiones de algo no quiero recordarlos,pues la mayoría de sus habitantes deben ser recelosos y de malos sentimientos,ignorantes sin duda.
Convencidos de que aquellas gentes no son dignas de trato,nos resignamos a pedalear hasta Burdeos.Mientras la luna nos ilumina,vamos bien.Después  a cada tropezón que damos,vamos dejando en el espacio palabras que nos salen de lo más profundo.
Entramos en Burdeos por un Hospital de Sangre.No puede hacernos peor efecto esta población.Ya serían las dos de la madrugada cuando conseguimos que un gendarme de voz aguardentosa nos indicase un lugar para dormir,en el que nos admitiera no sin antes ponernos reparos y exigirnos algunos requisitos.La debilidad me hizo soñar aquella noche que los pavés(adoquinados) de la carretera y los pinos me amenazaban de muerte.
BURDEOS
Con el descanso del cuerpo y la alegría del sol,todo lo sufrido de la noche pasada se fue al olvido.Burdeos con sus 262.000 habitantes,nos parece una gran capital,siendo el colosal movimiento de su muelle lo que más nos llama la atención.
Es aquí donde por primera vez vemos a las mujeres guiar los coches y conducir los tranvías sin trole que reciben la corriente subterránea.Es aquí donde vimos por primera vez,ejercicios de fuerza en plena calle y la pesca del muble a polea movida a pedal.Y por primera vez aquí vemos el amor correr de boca en boca,libremente por cafés y restaurantes,juntando casi siempre los labios de la linda mademoiselle con los de un fornido soldado americano.
En Francia es muy frecuente encontrar señales del cristianismo por el camino y su cultura es tan grande que todos saben respetarla o sus creencias son mayores que en España.


tres en la carretera
CUARTA ETAPA
6 DE SETIEMBRE
Burdeos-Angulema
117 km
Los 20 kilómetros primeros de esta carretera su estado es deplorable.Es debido al tránsito de camiones entre Burdeos y los campamentos.Algunos de estos los vemos de pasada.Unos centinelas negros,senegaleses,cuidan un campamento de fuerzas coloniales.
El de los americanos está muy bien construido,con jardincitos,fuentes abundantes y teatro.Un poco más lejos vemos otro,que según nos dijo un soldado francés,era de alemanes prisioneros.Los 97 kilómetros restantes la carretera está bien conservada.Su trazado es todo de ligeras ondulaciones,siendo el 8% la mayor altura.
El panorama va ganando mucho y es variado.
Pasamos por los siguientes pueblos:Carbon Blanc,Ambares,S. Vicent Paul,S. Andre Cubzac,St. Antoine d´Antigue,Cavignac,Motbien,Pucillac,Chevanceux,Barbecieux,Main Loup,Coin,Roullet y Angulema.
Angulema es la capital de 38.000n habitantes,antigua villa situada en la cumbre de una colina,a su pié pasan los ríos Charente y Anguene.Muy bonitas vistas desde los bulevares que rodean al pueblo.
Lástima que la mala suerte nos hizo caer en una hospedería propia de arrieros.El amigo Eusebio tuvo buen cuidado de mirar por debajo de las camas e interiores de los armarios,antes de entregarse en los brazos de Morfeo.
Comida abundante,no faltaría mucho para media ternera lo que nos comimos entre Abrisqueta,Recondo y yo.Fue en un restaurante del pueblo llamado Le Garde entre gente muy amable.Pedimos carne y con tan exagerados ademanes debimos hacerlo que al poco rato vimos que en una carretilla traían unos tremendos pedazos,los mismos que ricamente asados nos sirvieron en la mesa.Y como quiera que el costo de aquella comida no respondía a lo abundante del consumo,nos quedamos cavilando si fue ternera lo que nos dieron, pero no la hicimos ascos y nos comimos todo lo que habían dispuesto en el plato.
Una mala nota:
Indudablemente el amigo Sáez quiso hacer una hombrada.A la salida de Burdeos se nos escapó y no le vimos el pelo en todo el día.Nos dijo a la noche que se confundió de camino y que tuvo que andar unos kilómetros más.Lo cierto es que llegó a Angulema hora y media más tarde que nosotros,completamente fatigado.En el pecado llevó la penitencia.
El idioma 
Hasta Angulema nos vamos defendiendo bastante bien con las pocas palabras que sabemos y con las que llevamos anotadas.Sin embargo hemos sufrido graciosas equivocaciones.Pero lo mas ocurrente le sucedió al amigo Saez en su fracasada fuga.Llegó la hora de comer y todo su empeño era comer huevos.Como no sabe una sola palabra de francés,ni llevaba apunte alguno tuvo que cacarear y hacer todos los movimientos de la gallina para que comprendieran y así comió huevos.


QUINTA ETAPA
7 DE SETIEMBRE
ANGULEMA-POITIERS
110 Kilómetros
De salida tenemos que subir unos repechos muy fuertes,el itinerario que seguimos hoy es el siguiente;La Chignoles,La Touche,Tourriers,Mausle,Ruffec,Channay,Couche Verac,Les Minieres,Vivonne,Grontella y Poitiers.El estado de las carreteras es regular.Por todo el trayecto vamos entre un completo tiroteo.Nos enteramos de que es el primer día después de la guerra,que se levanta la veda y los cazadores se están despachando a gusto.Hemos tenido buen tiempo y lo que más nos ha llamado la atención,han sido los gorritos de nene que casi todas las mujeres llevan en su cabeza.
Poitiers tiene cerca de 40.000 habitantes y es una población regularmente edificada.Paramos en el hotel des Trois Piliers,muy recomendable con garaje,cuartos de baño,buen comedor y limpias habitaciones.Por ducharnos,cenar,dormir y desayunar nos cobraron a los cuatro 67 francos.

SEXTA ETAPA
8 DE SETIEMBRE
POITIERS-TOURS
100 Kilómetros
Sigue el buen tiempo,de salida un nuevo pinchazo que reparamos enseguida.Estamos animados para despachar esta etapa.Abrisqueta se queja un poco salve sea la parte,molestia que le venía ya de días atrás por el sillín de la bicicleta.Sáez el "el tapi" está bastante decaído se queja del estómago.
El itinerario de esta etapa,en su primera mitad es bonito y la carretera es buena,pero la segunda parte es de lo más aburrido y la carretera está desastrosa.Pasamos por los siguientes pueblos:Grand Pont,Jaulnay,La Tricherie,Les Barres,Clatellerantl(20.000 habitantes),Ygrande,Dangé,Les Ormes,Post de Piles,La Celle St. Arant,St.Maure,La Romerie,Sorigny,Montbazon y Tours.
Tours dicen que tiene 67.000 habitantes.Es muy bonita población,edificada en un llano muy fértil sobre el lado derecho del Loira,extendiéndose sus arrabales hasta la orilla derecha del Cher.Sobresalen mucho las antiguas torres de la catedral de los siglos XII al XVI.
Paramos en el Hotel Du Croissant,muy recomendable,cenar,dormir y desayunar 68 francos los cuatro.

SÉPTIMA ETAPA
9 DE SETIEMBRE
TOURS-ORLEANS
119 Kilómetros
De Tours a blois sigue toda la carretera,que por cierto bastante regular.Un vallado a lo largo del rio Loise(en el que tomamos un rico baño),presentando al turista una sucesión de sitios muy pintorescos a través de un país de una riqueza excepcional.En estos 58 kilómetros primeros dejamos atrás los siguientes pueblos:St. Syaiphorien,Ste. Redegonde,Vouroray,Negron,Amboise,Veness y Chouzy.Hemos arreglado otro pinchazo en mi rueda delantera.
En Blois comimos y bebimos bien y por la tarde con un sol abrasador continuamos por La Chaussez,Menars,Suevres,Mer,Beangeney,Meng,St. Ay y la Chapelle Mesuin.
Parece que hemos llegado a las inmensas llanuras.La Castilla de Francia,algunas máquinas agrícolas trabajan en el campo haciendo la recogida de la cosecha.
Obscurecido el día entramos en Orleans,antigua capital de 68.000 habitantes,esta emplazada en un pintoresco sitio,sobre la orilla derecha del Loire,mal construida en sus calles viejas pero calles anchas en su ensanche.El primer hotel de buen aspecto,se llamaba Hotel Moderne donde cenamos,pasamos la noche y al día siguiente desayunamos los cuatro y todo por 74 francos.Es un sitio muy recomendable.
Abrisqueta y Saez fueron cada uno a sus respectivas habitaciones.Recondo y yo cogimos una habitación de dos camas,lujosamente preparado.Unos ruidos extraños en el cuarto próximo que nos llaman la atención.
Lamentos......suspiros.....gritos apagados........¿Un crimen? Por casualidad descubrimos un agujero en la pared contigua, que revelaba lo que sucedía al otro lado de la pared..Él nos sacó de dudas,vimos por él "¡El no hay más allá! de la degeneración  en los hombres.¿Que vieron nuestros píos amigos a través del agujero?¿Algún caso de sodomía?
los cuatro hacia Poitiers
OCTAVA ETAPA
10 DE SETIEMBRE
ORLEANS-ETAMPS
95 Kilómetros
El amigo Sáez parece estar completamente agotado.Por compañerismo nos vemos obligados a llevar menos marcha que una tortuga.Por otra no nos viene nada mal,pues el sol aprieta más que ningún día.
Las inmensas llanuras nos aburren sobre-manera.Nuestra única distracción consiste en contar los vagones de los interminables trenes de mercancías.
Hemos pasado por los pueblos Cercattes,Chevylly,La Coix,Artenay,Chatean,Guillard,Toury,Champilory y Argennille.
Unos kilómetros antes de Etamps vimos unos inmensos campos de aviación,que servían en la guerra de defensa de París,cuyos campos están guardados por soldados al parecer japoneses.Había cientos de angares y miles de aeroplanos,algunos volaban.
En Etamps nos alojamos en el hotelito Du Grand-Courrier,pagamos por los cuatro 77 francos lo vemos muy recomendable.
Observamos que cuanto más nos acercamos a París,más nos cuesta entendernos con los franceses.Parece ser que en esta región la pronunciación es más cerrada.

NOVENA ETAPA
11 DE SETIEMBRE
ETAMPS-PARÍS
41 Kilómetros
Último día de excursión.Yo me encuentro también como el primer día que salimos de casa,pero siento verdaderos deseos de terminar,por verme libre de la bicicleta,me estorba ¡ya!.
Lo mismo les sucede a Recondo y Abrisqueta.El amigo Eusebio continua delicado,pero aunque lento marcha más listo que el día anterior.
La carretera está en mejor estado y el paisaje es más bonito.Encontramos un monumento que nos recuerda a otros que vimos entre Poitiers y Tours.Este no podemos descifrar lo que conmemora.
El primero sí,está dedicado a la memoria de Renault fabricante y corredor de coches.En la carrera París a Madrid de 1903 murió en un accidente de coche,cuando se suspendió la carrera debido a los continuos accidentes mortales.
Quince kilómetros antes de entrar en París está toda adoquinada y bien cuidada, y a la sombra de sus frondosos árboles que bordean la carretera hay un camino ideal para ir en bicicleta.
A las once y media entramos en París por la puerta de Orleans y con el plano colocado en la maleta que sostiene la guía de la bicicleta.Cruzamos hermosas calles de la capital,como si nunca hubiésemos salido de ella,como si la conociésemos de siempre.Vamos hasta la explanada de los Inválidos,atravesamos el Sena por la Puerta de Alejandro III al gran palacio.Seguimos por los Campos Elíseos,Plaza de la Concordia,de la Rue Royal a la Iglesia de la Magdalena.
En el restaurante Lucas comimos por¡ 138,65 francos!
A primera hora de la tarde fuimos a buscar al señor García a quién íbamos recomendados,con este buen señor despachamos la facturación de las bicicletas a Bilbao y luego buscamos sitio para dormir en el Hotel Du Poitou en la Rue de Castellne número cinco.El precio fue módico para ser la capital de Francia 20 francos por tres camas en una habitación cada noche.
A la tarde del día 11 de setiembre llegamos a París y permanecimos cinco días más completos.Lo suficiente para hacernos una idea de lo que es la capital de Francia,una de las mayores del mundo pues tiene tres millones de habitantes y está considerada como una de las más bellas del universo,así lo dicen los que han viajado por el mundo.
Nuestra estancia fue bien aprovechada,valiéndonos del metro,otras veces el tranvía y los ómnibus,de los coches de alquiler,del ferrocarril y casi siempre de los auto-taxis(pues los trayectos a pie se hacen interminables).Recorrimos París de este a oeste,de norte a sur.
El enorme tránsito de las principales plazas y bulevares obliga a las marchas lentas de los carruajes y a pesar de todo esto el transeunte corre serio peligro para pasar de una acera a otra.En las anchas avenidas de sus calles la velocidad de los vehículos es pasmosa.
La edificación en general es buena así como la pavimentación de las calles,guardando mucha simetría las farolas,postes y arbolado que hacen agradable el conjunto urbano dándole una bella estética.
La Iglesia de la Magdalena,La Bolsa,el Gran Palacio,la Ópera y el Ayuntamiento son edificios de primerísima belleza,cada uno en su estilo arquitectónico.
La Iglesia de Notre Dame con ser hermosa,no tiene en su interior las riquezas de las catedrales de Burgos,Toledo,Sevilla o Salamanca.
A mi juicio el mejor edificio es el Louvre.Recorrí algunas de sus salas quedando admirado de sus salas de pintura,escultura,me detuve en la de Rubens y también en la de la Gioconda de Leonardo de Vinci.
Una tarde entera la dedicamos a recorrer el bosque de Bolonia,es un bello bosque y muy grande pero lo encuentro un tanto descuidado.
Como aficionados que somos al ciclismo tuvimos la suerte de ver una carrera ciclista en el velódromo más importante de después de la guerra,está situado en el Parque de los Príncipes a las afueras de París.
Entre los almacenes Magasins,llamó nuestra atención Au Primtemps con sus muchos empleados viéndoles a la salida del trabajo un día de labor,tanto mujeres como hombres sin distinción de sexos.
Quisimos tener una vista casi general de París y nos subimos al monumento del Sagrado Corazón y también a la Torre Eiffel con sus más de 300 metros de altura,donde el panorama es espléndido toda la gran metrópoli a nuestros pies.
Nos quedamos con las ganas de asistir algún combate de boxeo o de haber asistido alguna representación de la Gran Ópera a la que no fuimos por no ser adecuada nuestra vestimenta.
Los pajaritos de París gozan de completa libertad,en los jardines más céntricos se les ve jugar con los transeúntes que les reparten miguitas de pan y respetan mucho a los beneficiosos volátiles.
También gozan de absoluta libertad "las pajaritas"estas revolotean por los más céntricos
bulevares y también saben jugar con los transeúntes,pero no se conforman con miguitas de pan.

EL REGRESO
Hemos ido mil veces en los coches de tercera de los ferrocarriles españoles,los franceses son peores que los  de España.Pero con el dinero que ya hemos gastado en todo el viaje, no vacilamos y sacamos un tercerola hasta la frontera.
A las 8,30 de la tarde sale el tren de la preciosa estación D´Orsay,nos acompañan Ignacio Morales y un amigo suyo que casualmente encontramos en la estación.El viaje no puede ser peor,el material está completamente destartalado.A Burdeos llegamos a las siete de la mañana vamos a saltos en el tren como las maletas,de un lado para otro,soldados y campesinos entran en tropel van sucios y faltos de cultura.En Burdeos cambiamos el tren para mejorar algo,va más rápido sobre todo por las Landas.A Hendaya llegamos a las 12,30 del medio-día y tras una pequeña revisión de pasaportes y equipaje tomamos el tranvía eléctrico y entramos en Irún y respiramos fuertemente.
En San- Sebastián pasamos la tarde y la mañana del día siguiente,esta ciudad en setiembre es la más bonita del mundo,hay de todo y para todos.
A las cuatro de la tarde sale el tren de la Bella Easo en dirección a Bilbao,se nos hace corto el viaje recordando las peripecias de la excursión.En Atxuri nos esperan familiares y amigos.Llueve,llueve.....

PRESUPUESTO INDIVIDUAL DEL VIAJE
El viaje hasta la frontera,con gastos particulares cien pesetas
En Francia en el camino 250 francos
En París 325 francos
Regreso en ferrocarril 75 francos
Gastos particulares 25 francos,podemos calcular que el gasto total del viaje por persona ascendió a 500 pesetas.
IMPRESIONES GENERALES
La campiña francesa no es tan bonita como yo la imaginaba,aquí tenemos paisajes mucho más bonitos.
No hay duda que Francia atraviesa en estos momentos una crisis general muy honda.
La carencia de trigo hace  que el pan sea de muy mala calidad en todas las regiones.El azúcar se suple por la sacarina líquida y en algunas partes en pastillas.El tabaco poco, de clase regular y caro.
La vida en París es tres veces más cara que en Bilbao,pero a su paso por los pueblos nos pareció igual que en Bilbao o más barato.El carácter francés no acaba de convencerme.

Ahora que sale en los periódicos la hazaña de "Chupito" Echevarría y Martín Amézola de Bilbao- Paris en bicicleta, dicen que ellos son los primeros ¡no señor! nosotros somos los primeros y así lo hacemos constar y damos fe en este detallado viaje de Setiembre año 1919.
ARCHIVO DEL CLUB DEPORTIVO DE BILBAO.
fotos del Archivo del Club Deportivo de Bilbao

No hay comentarios:

Publicar un comentario