domingo, 8 de abril de 2012

FERNANDO VII Y MARÍA AMALIA DE SAJONIA,EN BILBAO AÑO 1828



Fernando VII,el rey felón con su manto de armiño y el toisón de oro
pintor de cámara Luis de la Cruz Rios
EL COMERCIO Y LA GASTRONOMÍA:
En la lonja de ultramarinos de los Vizcaínos,calle Jacometrezo y Tudescos y en la guantería de la misma calle,se acaba de recibir una remesa de chocolate elaborado en Bilbao por uno de los mejores fabricantes Orbe y Larrea a distintos precios 7,8,9 y 10 reales la libra de superior calidad.
La noticia la daba el Diario de Avisos de Madrid el 27 de Diciembre de 1829,chocolate al estilo de Bilbao.
A la fama que tenían de buenas cocineras las bilbaínas,se unía la del chocolate.
Rodolfo y Andrés Pozzi pasteleros y cafeteros establecidos en Bilbao el año 1795,Belti, y luego Fanconi y Matossi tenían en la calle Correo un café y pastelería que traspasaría las fronteras de Bilbao.Eran buenos artesanos y reposteros, pusieron de moda el consumo y la buena calidad del producto.
El café del Sol en la calle Correo 36,regentado por el italiano Nicolás Delmazzo,mas conocido por el bilbainizado" Delmas". Se celebraron bailes populares cuatro noches a expensas del Ayuntamiento Bilbaíno,celebrando la venida del rey Fernando VII y su esposa el año 1828 a Bilbao. En dicho café las señoras iban con manga larga de forma decente y los hombres pantalón y bota,solo bailaban los que llevaban calzado,excepto los militares.
El baile en el Consistorio,las señoras se visten de manga larga,con vestido redondo y lo menos escotado posible.
Y los hombres deben llevar,frac negro,calzón corto negro o blanco,medias de seda y zapato de hebilla.
La burguesía bilbaína acudía hacer los encargos de chocolate,llamado "tarea"que era lo que podía hacer un operario manualmente en un día, para dichas  familias de Bilbao.

El cacao venía principalmente de Venezuela y del Caribe,en un principio por su precio solo era asequible a las clases pudientes,hasta su democratización y abaratamiento.
A las tardes en las casas burguesas no podía faltar el chocolate de hacer a la taza, en las meriendas.Un 60% o 70% de cacao puro y el resto azúcar.Algunos le añadían vainilla o canela.El chocolate crudo no había costumbre de comerlo,cuando se abarató su precio al importarlo de la Guinea Española,los niños empezaron a merendar el chocolate con pan.



Josefa Maria Amalia de Sajonia,esposa de Fernando VII,murió el 17 de Mayo de 1829.
fue la tercera esposa del rey

LOS ENAMORADOS Y EL CHOCOLATE:
La buena de la señora a quién seguí,como la soga al caldero,una tarde entera y la mitad de la noche.Partió del prado al café de Santa Catalina.
En el cual dio tres sopitas de chocolate a su cupido y tres besos y tres abrazos.Gritando tres veces:Mono mío, limpiando luego sus narices.

En aquella época llegaban a Madrid las ostras frescas,almejas,chirlas,calamares,chocos y anguilas de la ría de Bilbao.Se vendía en una fonda de la calle Alcalá,poniendo en conocimiento al público mediante su anuncio en el Diario de Avisos de Madrid.

El puerto de Bilbao en un solo día el 15 de Diciembre de 1828,recibió 18 buques extranjeros con lencería,lino y otras mercancías entre ellas bacalao de gran consumo en la villa.
También en ese mismo año se promueve un expediente,para resolver los derechos de entrada del señor José María Montalbán del comercio de Santander que lleva a Bilbao 513,50 quintales de bacalao.
Por el puerto de Bilbao se embarca mucho trigo con destino a Francia e Inglaterra.
Don Ignacio Mendibil médico titular de Bilbao ha traducido el libro,La Terapeútica de Begin que se vende en la librería Rodriguez de la calle Carreras de Madrid,al precio de 30 reales.
EL PROTECIONISMO:
Don Celestino de Mazarredo vecino de Bilbao,pide que no se permita la introducción de otras chapas de caoba que no sean las suyas, que se sierran con su privilegiada máquina.
EL TRANSPORTE:
En la Posada de la Gallega Vieja de Madrid,en la Red de San Luis 20.Hay galeras que salen para Bilbao,con pasajeros y mercancía.
En esta misma posada se vendía chocolate y un barrilito de Chilibrán,todo fabricado en Bilbao a un precio moderado.
Otro tanto en la Posada de la Herradura de la calle Montera,el encargado de la posada dará razón.El conductor es un  vasco llamado Miguel Aldereguía.
En años posteriores se daría un servicio diario a las 7 de la mañana, de Madrid a Bilbao pasando por Vitoria.
La Galera era un carruaje amplio de cuatro ruedas,parecido a una tartana con un tiro de caballos,es más barato y tiene menos comodidades que una diligencia.
Con las paradas en las postas para el cambio de caballos y fondas,es de suponer que estas galeras tardasen en hacer el trayecto Madrid a Bilbao, algunos días.Con las malas comunicaciones, la situación y peligro de los caminos,los bandoleros, los accidentes.El frío de los pasajeros una vez congelados el remedio infalible era: meterlos en una pila de estiércol para que entrase el cuerpo en calor con el correspondiente mal olor del pasajero y del pasaje.
En enero de 1828,el Mercurio de España daba la noticia:Ha concluido el camino de la villa de Bilbao a Bermeo.

En Madrid se representa una comedia en un acto, de un señor llamado Carnero.
Es don Odón un rico comerciante establecido en Bilbao.Que va a casarse con una viuda joven llamada Clara,con la que tenía un pleito pero el litigio termina en proyecto de boda que concilia los intereses de él y de ella.
Pero llega a Bilbao don Paulino de Reveaga,oficial de la marina y antiguo compañero de colegio de don Odón,a quién hace mucho tiempo que no ha visto.
Doña Clara ha sido la querida de don Paulino y este vuelve a Bilbao después de juntar un buen capital para llevarla al altar. Don Paulino que ha venido en un barco griego donde se supone que hay peste y se ha saltado la cuarentena, le encierran en un gabinete cercano a doña Clara y se renuevan las pasiones de antaño.
Don Odón protesta ante el médico don Melquiades que ha acercado a la pareja.
Este es el argumento adornado con multitud de accidentes graciosos y el elogio a la cocinera vizcaína.
El médico debe curar la peste a los enfermos,pero teme que la peste lo despabile ya que según el mismo(los médicos tienen la desgracia de morirse lo mismo que los demás).
Esto es lo que entretenía al público madrileño en el año 1828.
Francisco Tadeo Colomarde,ministro de gracia y justicia
un tremendo absolutista.





Fernando VII,de joven


LOS REYES NUESTROS SEÑORES,FERNANDO VII Y JOSEFA MARÍA AMALIA,EN BILBAO.

"El principal requisito de la historia
es guardar la verdad y que no se 
callen las virtudes"Tácito

El ayuntamiento reconoce el estado de penuria de sus cajas y la postración de su vecindario.
Es difícil preparar festejos para tan regias personalidades.
El consistorio recibió con alborozo la noticia de que el Rey Nuestro Señor y su Augusta esposa,habían dispuesto de su regreso a la corte pasando por Bilbao.

Los reyes venían de Zaragoza en dirección a Pamplona.Tudela,Tafalla y descanso.
Tafalla a Pamplona,desde Pamplona a Tolosa diez leguas.
Tolosa a San Sebastian,vuelta a Tolosa hacia Vergara.Vergara a Durango y ya por fin Durango a Bilbao.Estancia en Bilbao los días 17 de Junio,18,19,20,21,22,23 y 24.
Luego desde Vitoria a Madrid,el viaje un total de 86,5 leguas.

El día 4 de Mayo de 1828,la Diputación participó oficialmente que por invitación y humildes ruegos de los apoderados de estas tres provincias,se dignaba a visitar con su esposa el territorio vascongado.Dirigiendo su ruta primero por San Sebastián,Bilbao y después Vitoria en dirección a la corte.
Pensó el ayuntamiento que la venida de los buenos reyes,ha sido siempre un suceso de feliz agüero,ocupando un distinguido lugar en las páginas de la historia.
Un súbito repique general de campanas,el ruido de los cohetes y voladores de que se puebla el aire y el estampido del mortereta,que en este país se conoce con el nombre de "chupín".
Anunciado que después de tres siglos y medio gozará esta villa de la visita de don Fernando y doña Amalia,dignos émulos de los Reyes Católicos.

Fue en la Torre de Zubialdea,de la Plaza Vieja de Bilbao donde se hospedaron unos regios señores:Pedro I, el 12 de Junio de 1359-Enrique IV el impotente el 1 de Marzo de 1457-Fernando "El Católico" el 15 de Junio de 1476 y por último Isabel la esposa de Fernando,el día 4 de Setiembre de 1483.

La Diputación había pedido que dos comisiones de la villa y otras dos del Consulado se reuniesen con el fin de solucionar problemas y acercar posturas.
El primer cuidado del Ayuntamiento de Bilbao,fue el realce de los edificios de Bilbao,cuya hermosura,limpieza y aseo tienen ganada fama en toda Europa.
Se procedió al ornato y limpieza del Ayuntamiento y el Consulado que se han conducido con desprendimiento y generosidad como no podía esperarse menos de leales a su Monarca.



palacio donde se alojaron los reyes y la calle de la Estufa al costado
Casa de don Francisco Mazarredo Gómez de la Torre
Brigadier de los Reales Ejércitos.
El escudo de la casa es por línea materna Gómez de la Torre.







Pórtico de la Basílica,luego  Catedral de Santiago




parte trasera Colegio San Andrés de los Jesuitas,calle María Muñoz
después Casa de la Misericordia de Bilbao
Se propagó un bando que los propietarios y administradores tomasen las medidas oportunas para blanquear,pintar o embellecer las fachadas y costados de las casas que dieran a las calles principales y traveseras,de modo que presentasen un aspecto grato a la vista.
El  Ayuntamiento contaba con que esta medida fuese secundada por los ciudadanos,amantes del rey.
Se propuso componer el paso al Convento de San Agustín y arreglar el camino de la deliciosa alameda del Campo Volantín.
Se nombra a uno de los regidores de fiestas,que queda comisionado para el arreglo de la Plazuela de los Santos Juanes,el suelo de la misma y una perspectiva alagüeña.
Otro regidor queda al cuidado de adornar y mejorar cuanto pueda,los puestos del Matadero y Carnicería.Obras que han causado admiración.
Se pide a otro capitular la penosa tarea de día y noche para cerrar con verjas,la dilatada extensión que tiene la Ribera desde la embocadura del muelle de Barrencalle-Barrena,hasta la proximidad de la Sendeja.
El palacio en el que deben hospedarse sus majestades y cuyo arreglo corre a cargo de la Diputación,rebosa majestuosidad sobre el apacible recinto del espolón,llamado Arenal.
Se está aderezando con dos vistosos jardines,que contienen un rejado que la rodea,que la convierte en un recinto de seguridad,salud y recato.
También se repara el empedrado de las calles,que se conserva con cuidado y esmero por parte del Ayuntamiento.

Conociendo la piedad y virtudes religiosas que han caracterizado siempre al consistorio,se procede a decorar la Santa Basílica Matriz de Santiago,no solo el interior,también por sus alrededores,con inclusión de la casa de los curas y las demás contiguas.Arreglo del prebiterio de la basílica dándole mayor ensanche.
Se van ha levantar dos arcos triunfales,de primorosa estructura,el uno en el barrio de Achuri y el otro en el punto que se crea más a propósito.
Dos regidores son los encargados de la iluminación y de los fuegos de artificio.Ya se sabe que los reyes harán su entrada por Achuri.
Francisco Charlen de origen francés y madre gallega,afincado en Bilbao y profesor de pirotecnia,fue el encargado de los fuegos artificiales.
Se retocaron dos elegantes retratos,que la injurias del tiempo,humedades no habían logrado preservar y se los volvió a su primitivo esplendor para ser expuestos a la vista de sus majestades.





Colegio San Andrés,hoy Museo Arqueológico

Como el rey nuestro señor no le desagradaba la antigua fiesta taurina,se dispuso de cuatro toros sin reparar el costo,eligiendo el ganado entre las más acreditadas vacadas de las dos Castillas y Navarra.Toros salamanquinos,manchegos y navarros.
También se cuidó con especial mimo que una cuadrilla de lidiadores viniese de Madrid.El primer espada le apodaban "El sombrero".
La fiesta se sazonó con una banda de tamborileros,que tanto gusta a los bilbaínos.

Esta no es una plaza al uso, como las de muchas plazas de toros españolas,hacía bastantes años que las barreras de hierro con que se cierra la plaza para las funciones de toros,habían perdido la pintura y la herrumbre lo habían dejado en un estado lastimoso.Se repuso y pintó al óleo las barreras.En este coso taurino, plaza de la villa y soportales del Ayuntamiento no era raro ver algún toro nadando en la ría los días de corrida.
Hubo un personaje público de Bilbao que quiso construir a espaldas de la calle Correo y Ascao,una plaza de toros,pero las trabas y dilaciones municipales hizo que se abandonara el proyecto.
Pero la visita egregia,hizo que se pensara de forma seria en construir una plaza nueva,para que se pudiera guarecerse de las intemperies los bilbaínos y poder pasear por sus arcos los días festivos.
Dos regidores se encargaron de todo lo relativo a la construcción:los terrenos, las expropiaciones etc....
La machinada de la sal,año 1634 fueron ejecutados a los muros de la iglesia
de San Antón,la placa lo recuerda.







Se iba adelantar el viaje de los reyes,no había casi tiempo para ultimar detalles de los festejos.
En un principio se pensó que los reyes se iban a dirigir a Santander,pero no fue así.Adelantaron el viaje a Bilbao el día 16 de Junio de 1828 con su real séquito y servidumbre que se componía de 72 personas.Se pidió redoblar las diligencias para afrontar el alojamiento de sus majestades,generales,jefes y una tropa de dos mil hombres de diferentes armas.

Amaneció una aurora risueña,el corregidor de este señorío don Eladio Alonso Valdenebro  oidor decano de la Real Chancillería de Valladolid,se dirigió al Ayuntamiento comunicando que su soberana majestad había dispuesto,que se abonasen los gastos invertidos en servicios y obsequios al rey.
Una gran noticia para Bilbao y sus arcas municipales,suspiró un aire libre el ayuntamiento y se entregó con ardiente entusiasmo a tal proyecto .
La albañilería de las iglesias,Plaza Nueva,Arenal y la Casa Consitorial.Incluso se pidió al vicario eclesiástico licencia para continuar el trabajo en días de santificación y festivos.

Las obras de la plaza nueva,iban muy lentas no había el empuje deseado,escasez de brazos.Se llamó desde la ciudad a todos los albañiles de los pueblos,villas y comarcas más próximas:Bermeo,Munguía,Guernica.En un plazo corto de tiempo llegaron bandas de albañiles.
El Ayuntamiento cambió de su proyecto original y llevó el enrejado hasta la Ribera,muelle principal del Arenal.













El almacén de la Estufa estaba ocupado con una multitud de efectos pertenecientes al Señorío,se arregló el asunto la Diputación vació el lugar.
No ofrecía las condiciones para albergar las tropas del rey y se echó mano del almacén que existe allende del río y se le conoce con el nombre de Estiva.
Los pretiles del atrio de la Iglesia de San Nicolás,contigua al palacio donde se aposentarán los reyes.El atrio reclama una pronta reparación,por su estado poco sólido y el desaliño general.

El frontis de San Juan,de los hijos de Loyola se quiso colocar en el zenit de su lucimiento,se cerró el pórtico o vestíbulo de la misma iglesia,pero otras obras hubo que posponer por falta de tiempo.







Antiguo Hospital de Bilbao
Un caño maestro que subterráneamente atraviesa en giro oblicuo,las tres cuartas partes de la villa y que riega las calles y limpia los albañales.Proporciona abundante agua para los casos de incendio.Esta obra pública que por su costo y utilidad constituye un legítimo orgullo para todos los bilbaínos.
Donde desembocan las aguas,cerca del puente colgante se reconoce la falta de varios sillares y se va acometer su pronta reparación.Este puente que citamos,es el segundo de su especie que se conoce en España,por su novedad y rasgos puede atraer a la comitiva y los forasteros.
El alumbrado de las calles de Bilbao,se puede equiparar a las mejores capitales de Europa.
El Ayuntamiento ha mejorado el servicio y ha aumentado el número de faroles.
Se han embellecido y renovado las fuentes públicas de Bilbao,pintándolas y reponiendo los adornos que las embellecen.
Se tomó la disposición  de quitar toldos en las tiendas,que se asegurasen los varales y tiestos de los balcones,cuidando de no regar las flores de día.
Llegó un oficio del capitán general de Guipuzcoa,diciendo que las fuerzas que iban a entrar en esta plaza eran menos de las previstas,lo que supuso un alivio para el consistorio.

Llega el dia previsto,el anciano abandona el lecho en que descansa contra su costumbre,la doncella y el párvulo se visten al desaliño para correr tras sus padres.La viuda sexagenaria saca del anaquel de su armario la sobrecama,que usó la noche de bodas y la cuelga en el balcón de su ventana,es el don mayor que conserva para su nieta.Por todas partes hierve el gentío.
Suena el reloj dan las seis,don Fernando y su adorada esposa se despiden de las autoridades de Durango y se disponen para venir a Bilbao.Se divisa la carroza real desde el Alto de Miraflores.
Las 8,30 serían cuando una comisión compuesta por dos señores diputados y varios regidores del señorío se encaminan al punto del Morro,es escoltado por veinte jinetes,con sus lozanos caballos con un lucido traje de moros abencerrajes.También acompañan una comparsa de jóvenes alumnos del Colegio de Santiago.
En el lugar existía una brillante carretela,bellamente engalanada por expreso deseo del caballero regidor que debía ser tirado por veinte selectos jóvenes de la guardia de honor o paisanos armados de esta villa.
Salen al encuentro las tres corporaciones,Villa,Consulado y Cabildo Eclesiástico.Les preceden las comparsas y el coro de musas que caminan al límite de Achuri.
Se acaban de oír las nueve,la bandera que estaba izada en el puente de piedra,está arriada y el ruido de un cohete confirma la señal:Sus majestades han llegado al punto del Morro.
Las campanas suenan en todas las iglesias,la compañía de artilleros voluntarios,colocados en el alto de San Francisco,manejan dos cañones que saludan a sus majestades con incesantes descargas.
A estos cañonazos responde el bergantín llamado" El General Longa"que equipado y vestido con marinas de gala se enseñorea por todos los muelles de la plaza.En el Arenal dos bergantines y un lugre,iluminados con gusto que llamaban la atención de los bilbaínos.
Los reyes se apean de su coche y aceptan  la carretela ofrecida por el consistorio.
En el límite que separa Begoña de Bilbao,en el barrio de Achuri se levanta un airoso arco de entrada con 20 pies de luz y 30,5 de altura,con dos medias columnas dórico,que descansan sobre zócalos de jaspe negro...........y en lo alto se leía.

"Viva el Rey y la Reina
nuestros muy amados señores"

La primera diligencia del alcalde es entregar la vara real y se dirige al rey de esta forma:
Vuestro leal Ayuntamiento de Bilbao,penetrado de inmenso gozo y colmado de satisfacción,se presenta a V.M. manifestando la más profunda gratitud por la presencia de sus augustas personas en esta villa.Entregando la vara al rey que a su real nombre se me ha entregado.
En la ría,las aguas cristalinas del Nervión se muestran ufanas de presentar diez y ocho lanchas,falúas tripuladas por doscientos remeros,los más diestros de la costa vizcaína,guarnecidos con sus toldos,banderas y gallardetes.
Una orquesta de treinta instrumentos,hace resonar composiciones de Rossini,que cantaron a los reyes.

Caminan los soberanos para su real palacio,dirigiéndose por la Plazuela de los Santos Juanes,Plaza Mayor,Ribera y la vistosa calle que forman dos calles de tilos,en la apacible Alameda del Arenal.
En la Plazuela de los Santos Juanes,una multitud vitoreó a los soberanos.
En la Plaza Mayor,más de 8.000 personas en el centro de ella,se desata por su entusiasmo en vivas y aclamaciones,que se confunden en el aire al paso de la carroza real.
Llegan al arco del Ayuntamiento,erigido al extremo de la Rivera y próxima al paseo del Arenal,donde se hospedan sus majestades en el real palacio.
En el arco de la Ribera se leía:
                             El homenaje mayor,
                             este da Bilbao dichoso
                             a Fernando y a su esposa.
Igual que el de Achuri,bellamente adornado,este arco un fastuoso monumento de 43 pies de elevación,donde señoreaba una estatua de su majestad.
Salieron al balcón después de descansar,sus majestades.Los alrededores del Arenal estaban repletos de bilbaínos.
Por la tarde las calles vacías,una banda de tamborileros costeada por el Ayuntamiento trasladaba el regocijo por las calles de Bilbao.El día de San Juan en el Arenal estaba prevista una romería al estilo del país,por la tarde.
Al llegar la noche,los bilbaínos alumbraron las casas,una multitud de luces de vistosos colores,también se usaron hachas de cera.

El 17,al rayar el día el pueblo se presentó  para ver como había dormido su soberano y la señora.Dos batallones de voluntarios de realistas de esta villa,acudieron a la parada de las tropas de la guardia real.
En ese día se dirigieron a la Basílica de Santiago,fueron recibidos a las puertas bajo palio a ocupar la tribuna que tenían dispuesto un magnífico solio.Se cantó un te-deun con su correspondiente misa.
Acudieron las autoridades de Bilbao y las comunidades religiosas de San Francisco,San Mamés,San Agustín y los Capuchinos,con los padres de los Hospicios del Carmen y Santo Domingo.El obispo de Santander dio a besar el Lignun-Crucis,que se guardaba como un tesoro de gran estimación en una de las parroquias de Bilbao.

Por la noche se preparó un sencillo,pero gracioso fuego de artificio en el juego de pelota cercano al real alcázar y cuyo frontón o pared de rebote cuidó el ayuntamiento de rebajar algunos palmos, para que los reyes tuvieran una mejor vista.
Ese mismo día se reunieron los comisionados de las tres provincias,elevando una petición: la conservación de los Fueros.Dos diputados generales por Bilbao don Marcos Joaquín de Retuerto,don Pedro María de Abiz y el consultor Loizaga.

El día 18 a las diez de la mañana,salieron de palacio los reyes,tomaron la dirección de la calle Correo y después con su esposa hacia la calle Bidebarrieta,las calles están elegantemente vestidas,con sus colgaduras y banderolas.
Siguieron los reyes por la Plazuela de Santiago,Cinturería,Portal de Zamudio,Somera y Plazuela de los Santos Juanes.
Llegan al Santo Hospital Civil,les salen a recibir la Junta de Caridad,dos curas rectores,boticario,cirujanos de guardia y las Hermanas de la Caridad.
En el frontispicio de la puerta principal figuraba una leyenda que decía así:"Enfermos que gemís,en la indigencia.Aquí hallareis solícita asistencia".
Visitaron las salas de los enfermos de ambos sexos,con palabras de dulzura y benevolencia a todos los enfermos.
Entre los enfermos,había dos militares que se hallaban presos por delitos de deserción uno de ellos reincidente.Con tal ocasión fueron indultados por su majestad.
Examinaron los dos estanques de agua perenne,para la manutención y cría de sanguijuelas,el jardín botánico y el de plantas venenosas,el lavadero,la botica,el laboratorio etc......
En esa tarde y en las tres sucesivas,el rey nuestro señor asistió a las corridas de toros.Se despidió de la reina con un cariñoso saludo, que le contestaba desde el balcón a la calle con un pañuelo.
En un lugar preferente,en el balcón de la Diputación presenció el rey la corrida de toros.
El cuadro pintoresco para el rey,era ver como disfrutaban los bilbaínos de las corridas de toros,desde los barcos,desde las peñas,desde los caseríos y desde los montes.Esta plaza de toros única en toda España, miles de personas burlando la marea,tendidos sobre el césped con sus frugales meriendas.
El soberano concedió un toro de gracia,en las tres primeras corridas y en la última dos toros.
En las gradas provisionales se proporcionó un cómodo asiento a la oficialidad y a la tropa en los tendidos.
Se alquilaban balcones para presenciar las corridas de toros,Juan Manuel de Sagarmínaga se queja al Ayuntamiento por un bergantín en la ria que impide la vista de la corrida desde su balcón.
En huertas contiguas a la Casa de Marzana se construyen tendidos para presenciar las corridas.
En un balcón próximo al rey se podía ver al señor Ministro de Gracia y Justicia,don Francisco Tadeo de Colomarde,próximos  a la torre de Zubialdea donde en otros tiempos se hospedaron reyes que vinieron a Vizcaya.
Después de las corridas,a la noche se podía llamar día las calles principalmente el Arenal estaba lleno de señoras y caballeros,con sus elegantes trajes dando esplendor y brillantez al acto.

El dia 19 a las diez de la mañana,se dio inicio al famoso partido de pelota que había organizado la Diputación,invitando a los mas diestros jugadores de provincias.Fue disputado el partido,a las dos horas y media se suspendió el fatigoso ejercicio.
Dos días después se jugó otro,esta vez lo presenciaron el rey y la reina con un sol abrasador que impidió seguir el partido.
El profesor de pirotecnia,gallego y afincado en Bilbao hace algunos años,don Francisco Charlen,puso fin al día con unos fuegos de artificio que fueron muy celebrados por el público.
Este señor vino a Bilbao hacia el año 1815 con una compañía de volatines,padre e hijo crearon el primer gimnasio de Bilbao(Francisco y Paulino Charlen), era gente muy conocida y apreciada en Bilbao.

El día 20 sus majestades visitaron el Colegio de Santiago de Vizcaya,que corre bajo la protección de la Diputación General.
Acudió un inmenso gentío,salieron a las diez de palacio y caminaron a pie por el Arenal,calle Correo y del Matadero hasta la de Ronda donde está el Instituto.Fueron recibidos por el director del centro y cuatro profesores,con el saludo de los estudiantes de filosofía,tendieron sus manteos con aquella galantería que solo saben apreciar sus majestades.

Los reyes se dirigieron a la calle Ascao y cruzaron en dirección a la Plaza Nueva que se estaba edificando e iba a llevar su nombre,con una estatua ecuestre en el medio de la plaza con su egregia figura.
Esta plaza se ha empezado a construir en un plazo de treinta días,habiendo sido preciso derribar cuatro edificios y seis casetas.Tambien vieron las columnas y algunos soportales de la plaza en cuestión,los reyes alabaron su construcción y sus espaciosos soportales.
Con el fin de evitar la monotonía de las corridas de toros,se sacó un juguete cómico que divirtiera al público cuatro" Dominguillos"perfectamente formados y vestidos,que produjo entretenimiento y regozijo en los espectadores.
Por la noche hubo besamanos real,con un crecido número de cortesanos presentando sus respetos a los reyes.
El Ayuntamiento como ya hemos dicho se afanó en preparar cuatro suntuosos bailes,que se celebraron en otras tantas noches.

El día 22 por la mañana los reyes se dirigieron a la Basílica de Santiago,se celebraba la congregación de San Luis Gonzaga.Predicó el reverendo padre Fray Eugenio Hernando,de la orden de San Francisco.Terminados los oficios y concluida la misa.Un inmenso gentío no se cansaba de gritar "Vivan los reyes,nuestros señores".
A ls cinco de la tarde,se asomaron los reyes al balcón y dio comienzo un baile de la espatadanza,que estuvieron ensayando los honrados labradores de la ante-iglesia de Abando,en el atrio exterior del Convento de San Francisco.
Los reyes se dirigieron al Campo Volantín y vieron un edificio solo a la orilla de la ría y preguntaron por el motivo, era un edificio público,construido  exprofeso para prevenir los incendios y preservar la salud del vecindario.

El día 23,salieron a las diez de la mañana a fin de visitar la Santa Casa de Misericordia,donde se hallan acogidos 339 ancianos y niños de ambos sexos.
Visitaron la fábrica y el almacén de loza,la fábrica de tejidos de lienzos y la imprenta de la casa.

El día 24 festividad de San Juan,sus majestades salieron a pie en dirección a Santiago,para rendir culto al santo,hizo una prédica fray Francisco de Estarta.
A las seis de la tarde pasaron los reyes al balcón de la Diputación en la Plaza Vieja,para presenciar un festejo de volatines,que el Ayuntamiento había arreglado.
Se ejecutaron vistosos equilibrios sobre la maroma tirante,con variados saltos y elevaciones grotescas,siguió el gran volteo y brincos de elasticidad.Sobresaliendo los saltos de trampolín.Después un globo aereostático de bastante magnitud, que causó sorpresa y asombro.
Todo muy del gusto de los bilbaínos,esta era una compañía de Francisco Charlen el pirotécnico que ya se quedó con nosotros para siempre.Fue luego su hijo el que continuó la labor de su padre.

Antes de marchar los reyes quisieron socorrer con 7.000 reales,al establecimiento de niños expósitos y una limosna a San Nicolás para los pobres vergonzantes.
Marchó Fernando con su augusta esposa doña María Josefa Amalia a las seis de la mañana del día 25 de Junio de 1928. 

SEÑORES DEL AYUNTAMIENTO: 
Alcalde:Don Mariano Sierralta y Hurtado de Salcedo Mendoza y Sanchez Samaniego
nació en Laguardia(Alava) el 4 de Julio de 1778
Señor de Sierralta y Salcedo-Alcalde de Bilbao
Se casó el 8 de Mayo de 1809,en Torrecilla de Cameros
con su sobrina María Antonia Manso de Velasco y Munibe
la casa solar de Sierralta está en Otañes(Cantabria)Torre Sierrralta

REGIDORES:
Don Pedro Novia de Salcedo,Padre de la provincia del Señorío de Vizcaya.
Don Eugenio Francisco de Maruri
Don León Víctor de Arana
Don José Antonio de Lequerica
Don Casto León de la Puente,teniente de granaderos del segundo batallón de la Guardia de honor,o paisanos armados.
Don Francisco de Mendía,teniente y padre de la provincia de este Señorío.
Don Tiburcio de Uriarte,Caballero Maestrante de Ronda.
Don Manuel de Bolloqui,capitán de la segunda compañía del primer batallón
Don Ramón de Gorostiaga
Don Martín de Gurbista,Teniente retirado y Capitán Ayudante mayor de dicha Guardia de honor.
Don José María de Gortazar,Teniente de la segunda compañía del segundo batallón.

DIPUTADOS DEL COMÚN:
Don Eulogio Ramón de Vitorica,Sargento segundo de granaderos del primer batallón.
Don Juan Goyoaga

SINDICO PROCUARADOR GENERAL:
Don Juan Antonio de Videa,teniente de granaderos del primer batallón.

PERSONERO:
Don Cesáreo Benito de Guridi.

SECRETARIO:
Don Miguel de Urquijo,Teniente de la segunda compañía del primer batallón.



*De la célebre década de Bilbao o sea Memoria de los festejos,con que su Muy Ilustre Ayuntamiento a procurado obsequiar a los Reyes Nuestros Señores.Don Fernando VII y Doña Josefa María Amalia.Durante su permanencia en esta villa,de regreso para la corte.
Hemeroteca Nacional de Madrid
Fundación Sancho el Sabio de Vitoria

Al día 15 de Enero de 1828,había en Bilbao en concepto de alistamiento,tres fragatas,seis bergantines,una goleta y una galeota.

El día 4 de Setiembre de 1828,estos eran los barcos de particulares y vecinos de la villa de Bilbao:
FRAGATAS:
Nuestra Sra. de la Piedad de 300 toneladas
La Esperanza de 224 toneladas
La Esperanza de 300 toneladas
BERGANTINES:
Unión de 95 toneladas
Capricho de 102 toneladas
General Longa de 82 toneladas
San Antonio y Magdalena de 74 toneladas
San Juan Bautista de 75 toneladas
San Ana de 115 toneladas
BERGANTINES-GOLETAS:
Cleta 75 toneladas
Nuestra Señora de la Antigua 75 toneladas
Vizcaíno de 76 toneladas
GOLETAS:
María Antonia de 70 toneladas
De los Amigos de 49 toneladas
Golo de 49 toneladas
Ana de 49 toneladas
LUGRES O CACHEMARINES:
San José y Ánimas de 38 toneladas
Joven Enrique de 60 toneladas
San Antonio y Ánimas de 24 toneladas
San Guillermo de 40 toneladas
San José y la Magdalena de 56 toneladas
San José y las Ánimas de 50 toneladas
Todos los Santos de 20 toneladas
Nuestra Señora del Pilar de 44 toneladas
San José de 40 toneladas
San Pablo de 44 toneladas
Jesús,María y José de 28 toneladas
San Andrés de 35 toneladas







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada