jueves, 15 de diciembre de 2011

EL CAFÉ SUIZO de Madrid,primera parte


Edificio del Suizo,en Madrid



Calle Alcalá
En el año 1845 las diligencias de Bilbao a Madrid hacían el viaje entre seis y ocho días.La diligencia era el medio de transporte exclusivo para viajeros, y la galera un transporte mixto mercancía y viajeros.
Dependiendo de la distancia los gastos del viaje podía costar 120 reales o más,excluyendo el alojamiento con las paradas en fondas y postas para el cambio de caballos.
Las Diligencias Peninsulares tenían su parada y despacho en la calle Alcalá,13 de Madrid.
Las diligencias para Bilbao salían los días nones y las entradas a la capital los días pares a las seis de la mañana.En esa misma calle,en el 21 había otro servicio de diligencias.
Alcalá era el epicentro de Madrid,con sus paradas de diligencias a toda España.A su alrededor por todas sus calles y callejuelas estaban las fondas que daban hospedaje a un nutrido grupo de forasteros diarios.
Alcalá es la calle de mayor longitud de Madrid desde la Puerta del Sol,el km 0,el centro financiero y calle de banqueros.
Allí estaban desde finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX,los mejores y más acreditados cafés de Madrid:el Café Lorencini,el Levante,el Café Universal,Puerto Rico,Café de Madrid,el Café Fornos,el Casino de Madrid y otros muchos.......

El Café Suizo vino a dar prestigio y categoría a los cafés de Madrid.
En marzo de 1845,el café Nuevo de la calle Alcalá 10,se daba en arriendo con todos sus enseres y pertenencias.

REGLAMENTACIÓN E INTRUSISMO:
Ordenanza Municipal y Gubernativa
Se requiere a todas las personas que tengan botillería o café sin estar examinado o incorporados al referido gremio,lo verifiquen con arreglo a las ordenanzas en el término preciso de un mes,que pasado el tiempo sin haber cumplido se le cerrará los cafés o botillerías.
Se requiere a los valencianos que venden por las calles de Madrid,agua de limón,café y otras bebidas privativas del gremio de botilleros y cafeteros,cesen de hacerlo en lo sucesivo.Bajo penas a las que de lugar para que nadie pueda alegar ignorancia.(Diario de Avisos de Madrid 1 de Julio de 1825)Juan Diego Martínez.

AVISO:A los dueños de los cafés,fondas y otras casas públicas están obligadas ha impedir en ellas disputas,discusiones o conferencias públicas.Las disputas o reyertas entre los concurrentes,se tiene que avisar al celador del barrio.(Diario de Madrid 18 de Enero de 1831)

En octubre de 1847,se hace en Madrid un padrón general del distrito,en especial de forasteros,posadas,fondas y cafés de Madrid.
Se requerirá la oportuna licencia de la autoridad civil y los padrones, registros que se han de rellenar en adelante.
Son numerosas las posadas,albergues y cafés de Madrid,algunas de gran raigambre histórica como la Posada del Peine,que no es ninguna ficción literaria,ni chascarrillo ingenioso,existió esta posada estaba situada en la calle Postas en el número 3.De allí salían las galeras para Sigüenza y Teruel en el año 1831,se anunciaba en los periódicos la venta en la posada de jabón de primera flor y Garbanzos de Fuentesauco.
Aunque dicen que la fonda más antigua de Madrid,estaba en la calle Alcalá número 4 y se llamaba la Fonda del Comercio.
La Posada de los Huevos,en la calle Concepción Jerónima,de la Posada de la Aduana salían las galeras en dirección a Cádiz y Sevilla,esta posada estaba en la céntrica calle de Alcalá.
El Café y Botillería del Aseo,estaba en la calle del Carmen 65,su dueño era el mismo del Café de San Luis.
Hosterías con nombres curiosos La Escocesa,en la calle de los Negros.
De la Posada Nueva de la Gallega,en la calle Montera 45 en esta posada salen las galeras todas las semanas en dirección a Vitoria,Bayona y Bilbao,este medio de transporte era un carruaje de cuatro ruedas,parecido a la tartana que admitía pasajeros y mercancía,la galera era más barata que la diligencia pero tenía menos comodidades,el precio también era más económico.
La calle Jacometrezo en el número 75,tenía su café de igual nombre.Un Teatro de Sainetes Cómicos,muy del gusto de la época,este teatro estaba situado en la calle de La Sartén.
Una antigua,muy antigua Fonda de La Cruz de Malta,en el año 1824 el dueño había tomado uno de los mejores cocineros franceses y se daban comidas a precios muy equitativos en la calle San Miguel.De esa fonda salía una galera que retornaba a Valencia,con" asientos y arrobas".

Puerta del Sol
En estas fondas no se comía bien:*Crea usted que no nos van a dar bien de comer,quiere usted que le diga lo que nos darán en cualquier lugar,nos darán en primer lugar mantel y servilletas puercas,vasos puercos,platos puercos y mozos puercos.Sacarán las cucharas de los bolsillos,donde están las colillas de los cigarros,nos darán una sopa que llaman de hierbas,que no podía tener nombre más alusivo,estofado de vaca a la italiana,que es cosa con nombre nuevo,la llamada ternera mechada,cosa de todos los días.Vino de la fuente,aceitunas magulladas,fritos de sesos y manos de carnero.Hechos aquellos y estos a fuerza de pan,una polla que se dejaron otros ayer y unos postres que nos dejaremos nosotros para mañana.También nos llevarán poco dinero,que aquí se come barato,pero mucha paciencia amigo,que aquí se aguanta mucho*Roberto Castrovido 1-1-1927 De la Posada al Hotel.

Los dueños del Café Suizo de Madrid,era una sociedad formada en un principio por Francisco Matossi y Bernardo Fanconi,a la que se unirían con el paso del tiempo familiares,parientes y paisanos.
Estos suizos se establecieron en Bilbao a principios del siglo XIX con una pastelería,llamada la Suiza y un posterior café.Vinieron a Bilbao porque a finales del siglo XVIII y principios del XIX,existía una colonia de compatriotas suizos e italianos,dedicados a la hostelería y repostería profesionales muy cualificados.
Eran oriundos de un cantón suizo,llamado "los Grisones" el pueblo se llamaba Poschiovo.
Es de resaltar la amistad y los lazos familiares tan sólidos entre todos ellos.
Esta sociedad con el paso de los años,fue prosperando,se abrieron cafés en Bilbao,Burgos,Santander.En Zaragoza,el Gran Café Suizo estaba en el Paseo de la Independencia,hacia el año 1847.
En Santiago de Compostela,existía un café suizo,su dueño o gerente se llamaba Mengotti.

En Pamplona, el Ayuntamiento de la ciudad sacó a subasta,la llamada Casa de los Toriles"en el año 1844 y allí se instaló el Café Suizo,Plaza del Castillo en el número 37.Por allí pasaron Matossi y Fanconi,el día de su inauguración.Parece ser que este café lo regentaron suizos,hombres de confianza y parientes:Olgiati,Semadini,Lardeli.....
Esta institución Pamplonica,se cerró el año 1952.Pero Ernest Hemingway muchos años después dejó en ese café, el recuerdo imborrable de su personalidad y genio.
Juan Modesto Matossi,llevó la dirección del café de Pamplona en la inauguración,murió en junio de 1917 con sesenta años.






LA APERTURA DEL CAFÉ SUIZO EN MADRID:
Anoche a las nueve de la noche,fue agredido un artesano que trabaja en el Café Suizo.Este artesano es conocido en Madrid por el apodo"el sopas",fue apaleado y herido en la cabeza.También el hijo del confitero Velayos,que paseaba con su mujer.

El día 4 de Junio de 1845,el Heraldo de Madrid publica la noticia:Ayer se abrió el magnífico Café Suizo,en la casa nueva que acaba de construirse en la calle Alcalá,esquina a la de Peligros.El café de más gusto y lujoso que se ha conocido en Madrid,cuenta con muchas y espaciosas salas.Las paredes están recubiertas de rico papel de diferentes clases.Las mesas de mármol de colores.Los asientos son pequeñas banquetas sin respaldo y forradas de terciopelo labrado en color encarnado.La iluminación está  muy bien distribuida en elegantes quinqués.El servicio a tono con la magnificencia del local.En las últimas piezas de abajo hay dos preciosas mesas de billar y en una de las salas del centro,a la izquierda una escalera de caracol.Varias mesas para juegos no prohibidos.El café tiene un aforo para unas quinientas personas,seis ventanales a la calle Alcalá y tres a la calle Sevilla,la entrada al café hace confluencia con las dos calles.El café de Matossi, Fanconi y Compañía,tiene en distintos lugares de España.

Este café que nació después de la Desamortización de Mendizabal,frente al café estaba el Convento de las Calatravas,la Hospedería de los Cartujos,el Convento de las Baronesas(derribado el año 1836).Los parroquianos veían el Templo y el Hospital del Buen Suceso.Donde está el banco,el Palacio del Duque Sexto y ya en el Prado la Iglesia de San Fermín.El Convento del Carmen donde las casas del Teatro Apolo.Cuando del Suizo se fundó,había en el número 1 de la calle Alcalá la Fonda del Comercio,la más vieja de Madrid la conocimos por Larra.
El primer cinematógrafo de Madrid de llamaba Lumiere y estaba en la Carrera de San Jerónimo.

Allí en el café se reunían cuando el último cólera los médicos y se sabían noticias exactas de la enfermedad.
Sobre las mesas de mármol se han escrito epigramas terribles y se han dibujado caricaturas muy graciosas,que el paño del mozo borraba al día siguiente.........
En sus amplios salones se daban recitales de poesías y aquellas comedias ligeras del gusto de la época:La Venda de Cupido,El Agua de San Prudencio y Marinos en Tierra,apunto de ahogarse de calor por la concurrencia.
También fueron famosos los bailes de carnavales del Suizo,así como los del Teatro Principal y en el Gimnasio.
Nos proponemos reconstruir ese mundo del Café Suizo de más de 60 años de la historia del café y de la vida de Madrid.

LA COMPETENCIA HACE DAÑO:
En el periódico El Enano, del 1 de Diciembre de 1857,sale el siguiente epitafio:
Al café competidor de la vieja Iberia
le cantan un encendido adiós
fuiste un tiempo de la heroica villa
uno de los espléndidos cafés
pero La Perla,El Iris y Matossi
vinieron a eclipsar tu esplendidez
tu hermana misma,la moderna Iberia
te robaron parroquianos más de cien
y reducido al círculo del toreo
tu ingrato dueño te encerró cruel
hoy que no sirves deliciosos vinos
ni chocolates,ni aromosos tees
el requiescat in pace un parroquiano
te entona,triste y abatido amén.

PRECAUCIONES CON EL CAFÉ Y REMEDIOS CASEROS:
Tanto acelera el café algunas veces la circulación de la sangre,que no le da tiempo a depositar en los órganos su parte nutritiva.Así el abuso del café siempre lleva consigo la demacración y alteración del cutis,que ordinariamente toma cierto tinte moreno.Con perjuicio para las mujeres de la frescura y la belleza.
Los tomadores de café están expuestos  a zumbidos de las orejas,hormigueo de las manos y en el pie calambres,convulsiones.....
No sabemos que pensar de todas estas afirmaciones,aunque nos parecen algo exageradas,pero si creemos que el café acorta la vida,por lo mismo que estimulándola la precipita.
Pero esto no basta,para que el café pierda su reputación en las sociedades avanzadas(8 de Octubre de 1846-La Esperanza).


Aviso a las personas morenas:
Si antes se prevenía de los riesgos y abusos del café,exponiéndose a oscurecer su piel,en otro periódico se anuncia,la venta de un producto para las personas morenas:unas toallas de hiel de vaca para suavizar y blanquear la piel,al mismo tiempo que le quita las pecas y las manchas de la edad.Se venden en pedazos según tamaño de 2 a 8 reales la pieza.También tienen un remedio infalible para matar cinches de casas y muebles,en la tienda de la viuda del valenciano en la calle Preciados 35 de Madrid.




Teatro Circo de Madrid
Para los aficionados al café:
Desde el 7 de Diciembre de 1845,se anuncia en el Café de las Hadas de la Plaza Santa Ana,un nuevo método para hacer café,los empleados hasta ahora descomponen las propiedades del café,la parte resinosa y la parte aromática con el continuo calor.
Con el nuevo sistema,con su aparato de oxidación que tan buenos resultados está dando en España y en el extranjero.Servimos un buen café y un servicio de licores.


En Madrid por esos años,existía un espectáculo que era algo así como un primitivo cine,donde se proyectaban imágenes,dibujos en un local cerrado con poca luz.La entrada se cobraba 2 reales.El Poliorama en Alcalá 48 y el Cosmorama en Gorguera 15.Uno de ellos se llamaba Neorama en el Príncipe 20 y el folleto de propaganda decía:Gran rueda pirotécnica,autómata que va pasando con velocidad a imitación de los ferrocarriles.


LO QUE SE DICE EN LA PRENSA DEL SUIZO:
El café Suizo,se va convirtiendo en un centro de vida social de Madrid, y todos o casi todos los acontecimientos pasan muy cerca de él.Este café va ha tener una influencia muy importante en la vida de los madrileños.
La apertura y alguna reforma posterior del café,no han quitado  al Suizo su clientela.Este café es el Tortini de París.Por sus muebles,por la riqueza de sus vajillas,como por la curiosidad y esmero de sus camareros.En Suizo se despachan entradas para el Teatro Liceo.

Al ponerse el sol,es cuando más concurrido está.Entonces se diferencia poco de los dos competidores "Los Dos Amigos" y "La Iberia"y son pocos los que conservan todavía su crédito y nombradía.
La hora privilegiada es la salida de la ópera, a las 11,30 de la noche se halla poco menos que desierto,pero a las doce está lleno,la gente del Teatro del Circo se ha trasladado al café y las mesas  están todas llenas y en la calle hay una fila de carruajes.El Teatro del Circo está situado en la Plaza del Rey,este circo se construyó el año 1834 y un incendio acabó con él,el año 1876.
La abundancia de policía municipal,no hace disminuir el número de granujas que pupulan por las inmediaciones del Café Suizo.
Este café da exquisitos chocolates,cafés,helados y pasteles.Al mundo femenino le inspira una absoluta confianza,no hay señora que vacile aunque vaya sola,por la absoluta seriedad de la casa.

Se ha perdido un "ridículo"en el trayecto que va desde el Paseo del Prado,a la Calle Alcalá,es de punto,a listas unas de torzal azul y otras de hiladillo de plata,con borlas de lo mismo.Se suplica a quien lo hubiere hallado,lo entregue en el Café Suizo.Hay que decir que el tal "ridículo"no es caballero,ni un pollo se trata de un simple bolso de mano de señora,llamado así.



Paseo del Espolón de Burgos,donde estuvo el Café Suizo

En cierta ocasión el señor Sorribas,cliente habitual del Café Suizo pidió un vino de Siracusa,la bodega del café teniendo fama de extensa y de calidad,fue el mozo a consultar con la dirección y le dijeron que tal vino no existía en la bodega.
Sorribas exclamó indignado ¿Que no existe tal vino,en el mejor café de Madrid?.Cuando todas las noches lo beben Maffio Orsini y el coro de Lucrezia Borgia ¡Parece imposible!

También se daban sonadas bromas algunas de gran magnitud,de las que se hacían eco los periódicos:Ayer acudieron a la puerta de la Pastelería Suiza,en la calle Jacometrezo un magnífico carro fúnebre y un considerable número de pobres de San Bernardino y más de 300 carruajes de alquiler.Comenzaron a desfilar los bernardinos y los Simones.Fue la ocurrencia de algún joven que los avisó y luego reía la gracia con los amigos.
Esta pastelería era de los suizos Matossi y Fanconi.Estaba instalada en la calle Jacometrezo en el número 7.Tenía toda clase de turrones,almíbares,mazapanes de Toledo y pastelitos  de Jujube.Los suizos trajeron a Madrid el popular bollo suizo,las panetelas y un pastel con una s en el medio.También se podía tomar:té,pastas,café,el exquisito chocolate,helados y la repostería de la casa,el afamado ponche de ron,que curaba gripes y constipados procurando una grata somnolencia.No conviene olvidar la horchata de chufas y el helado con ginebra.
Los perros callejeros de Madrid acuden a la inmediaciones de la pastelería,a comerse la basura y los restos.Establecen su rancho jerárquico,refunfuñan y ladra a todo aquél que pasa cerca de la comida.
El Café Suizo también tenían sus slogans publicitarios,verdad o mentira se refiere a un torero:
Entró en el Café Suizo
un afamado torero
y pidió que le sirvieran
una taza de té negro
se la sirvieron al punto
y al pagarle al camarero
relamiéndose de gusto
y chupándose los dedos
con satisfacción le dijo:
M´a legro de verte güeno

La autoridad municipal le impuso una multa al Café Suizo,en Diciembre de 1856 de una cuantía de 500 reales,por incumplir la orden de cierre a partir de las 12 de la noche.
Y al de poco salió una coplilla en los periódicos que decía así:
"Se asegura que este invierno
darán orden para que
ninguno tome café
sin permiso del gobierno"

Las nodrizas tienen su punto de encuentro en el Suizo:Se necesita ama de cría,con leche fresca para Madrid o fuera de España,libre y sin familia,con personas que lo confirmen.En el Café Suizo,la florera María García dará razón.

Un nostálgico,llamado Luis de Eguilaz comenta lo siguiente:Vengo del Café Suizo donde una muchedumbre de jóvenes,se prepara para asistir al baile de máscaras del Teatro Real.
!Oh los recuerdos de esta escena¡ que acabo de presenciar los sentimientos que despiertan en mi corazón,no los vendería por todo el oro del mundo.

El Café Suizo,la pasada noche estuvo convertido en campo de batalla.Los vasos,las banquetas volaron por los aires,con grave riesgo de las cabezas.
A los magníficos espejos y lámparas del local no les tocó ningún proyectil.
El motivo fue,el haberse empeñado uno de los propietarios el señor Matossi en expulsar del local,a un inofensivo ciudadano que entró a refrescarse,no alegando otra razón para expulsarlo,que había estado en la cárcel por opiniones políticas.
Al negarse abandonar el local,el señor Matossi la emprendió a bofetones.
Los que estaban en el local hicieron causa común con el agredido,emprendiéndola con los señores Matossi y Fanconi,nos extraña esta conducta y los motivos políticos.
Lo que si se supo tiempo después que tanto Bernardo como Pedro Fanconi,eran masones de la Logia Masónica de Madrid,grado 33 pertenecientes al Gran Oriente de España.En la Revista de España del año 1892,figuran estos dos nombres.


FIN DE LA PRIMERA PARTE
Documentación Hemeroteca de la Biblioteca Nacional de Madrid




No hay comentarios:

Publicar un comentario