viernes, 23 de diciembre de 2011

CAFÉ SUIZO de MADRID,tercera parte

En diciembre de 1870,el Veloz Club da un baile a beneficio de los pobres de Madrid.Esta sociedad de recreo fundada varios años antes,durante la restauración se nutría de jóvenes de la alta sociedad madrileña de aquella época,entre otras cosas se dedicaban al fomento del deporte principalmente los velocípedos,que era la práctica deportiva de moda.Años después se establecieron clubes de velocipedismo por toda España.
La sociedad se hallaba en la calle Peligros donde hubo dos casas una la del Veloz Club y otra,una casa de vecinos de donde salían diligencias a distintos puntos de España.El Casino de Madrid estaba situado en dicho club.
El servicio del ambigú estaba a cargo del Café Suizo.En el Veloz Club se reunían militares,médicos,abogados,pintores,escultores.......tiempo después pasaría a llamarse el Nuevo Club Veloz.
Muchos de estos socios también hacían la tertulia en el Suizo,antes que en su club.Por allí pasaron los donaires de Albareda,la elegancia de Pedro Aladró y la magnificencia de Pepe Rivero,llamado el marqués del bacalao.


El protector del perro Paco

En el Suizo obsequiaba el marqués de Bogaraya y el perro "Paco"que alternaba sus visitas entre ese café y la acera del Fornos,este marqués se llamaba Gonzalo Saavedra y Cueto,fue alcalde de Madrid y protector del perro Paco.
Este perro de pelo negro y pecho blanco fue famosos entre los años 1881 y 1882,los periódicos hablan del can que nunca tuvo dueño,vagabundo pero que asistía a las tertulias de cafés y teatros de Madrid.Seguía a las gentes que le daban de comer.Unos decían que dormía en el café Fornos y otros que en las cocheras de Fuencarral.
Era respetado por todos los madrileños,el marqués de Bogaraya le bautizó con el nombre de "Paco"el mismo día de San Francisco de Asís y fue su protector.
El perro Paco,solía acudir a las corridas de toros,era amigo de Frascuelo y solía saltar al ruedo hacer algunas piruetas.
Un maladado día de Junio de 1882 durante una corrida de toros,el torero era malísimo y en los tendidos se empezó a pitar la faena del diestro,bajo el perro al ruedo también a ladrar la faena  y el torero en un arranque de ira,traspasó al perro con el estoque.
El torero salió protegido de la plaza por la guardia civil,para no ser linchado.Paco fue atendido por un veterinario,pero el pobre perro murió.Se le quiso levantar un monumento en Madrid,pero la cosa se quedó en nada.
(Información sobre el perro Paco,pueden consultar en Carpetania Madrid, en la Hemeroteca Nacional de Madrid y en Google).

A finales del año 1871 hay un sistema de iluminación,se ha instalado en el Café Suizo  y da buena luz,con los nuevos mecheros.Este alumbrado es de gas oxídrico y está enriquecido por oxígeno puro.
Ya se piensa instalar en el Boulevard de los Capuchinos de Paris.
En ese mismo año se celebra en Madrid la Exposición de Bellas Artes,el Café Suizo fue cuartel general de artistas.Presentaba un aspecto muy animado,más que de costumbre.El jurado de la exposición designó los premios a los pintores dignos de tal honor y ese fue el motivo de que el café estuviese a la noche tan alborotado con un lleno en su amplio salón,había pésames,exclamaciones de alegría y suspiros de pesar.


Grabado del siglo XIX,Café Suizo
BERNARDO FANCONI:
Bernardo había nacido en Poschiovo,Cantón de los Grisones(Suiza) en el año 1799,su mujer se llamaba Margarita Olgiati,era algo mayor que él.Bernardo y Margarita se casaron el 9 de Febrero de 1820 en Poschiovo.Por esos años Bernardo tenía su residencia habitual en Bilbao,donde se abrían camino con la pastelería y el café,con su socio Matossi.
De este matrimonio nacieron tres hijas:Margarita,Bárbara y Margarita,la primera hija murió al poco de nacer.
Los Fanconi eran altos de tez clara y caballerosos,la familia vivía en la Plaza del Progreso(hoy Tirso de Molina).
Los periódicos el Imparcial y Época le dedican un pequeño artículo a glosar los méritos del finado.La muerte le sobrevino a la mañana del 18 de Abril de 1872 en Burgos,donde tenía un café a mediados del siglo XIX.Fue la primera sucursal y estaba situado en el Paseo del Espolón,"la acera del Suizo"como le llamaban en Burgos.Había en la ciudad tres cafés de solera y raigambre:Candela,Montañés e Iris,todos desaparecieron.En la acera del Suizo,hoy se levanta el Casino de Burgos.


MUERE UN MATOSSI:
Una noticia terrible llega del otro lado de la frontera,se trata del tren de línea Burdeos con París choca con un tren de mercancías.Un error humano provocó el violento choque y posterior incendio.El señor Matossi cae al hundirse el entarimado del tren y quemarse en la hoguera.La mujer presa de un ataque de angustia y desesperación,se quiere arrojar a las llamas con él.Muere un Matossi desconocemos el parentesco,si era hijo de Francisco Matossi,solo el periódico La Iberia del 30 de Junio de 1872 reflejó el suceso.

EL MOZO MAYER:
La figura más original del Suizo,es el mozo Mayer que está desde su fundación en la sección de repostería.
¿Quién no conoce a un tipo tan legendario,dispuesto siempre hacer un favor y sin tratar a nadie con familiaridad?
Mayer a fuerza de propinas conquistadas por su respetuosa e inteligente oficiosidad,había llegado a reunir una pequeña fortuna,que tenía guardada en su baúl.
Uno de los más antiguos parroquianos le animó a que lo colocara en deuda pública española.Mayer se dejó tentar y se hizo rentista.
Pero vino la revolución de 1868 y los fondos bajaron a intereses insatisfactorios y Mayer perdió en tres meses lo que había ganado en veinte años.
No por eso miró mal al parroquiano inversor,ni desesperó siguió poniendo toda su tenacidad para reunir nuevamente sus ahorros,aunque los mozos dicen que los tiempos están muy malos y que los clientes son cada vez menos generosos.

botellas de cerveza antiguas

Cerveza Cruz Blanca,de Santander
LA FÁBRICA DE CERVEZA:
En el año 1878 se forma la sociedad "E.Meng y Compañía"su nombre comercial era la Cruz Blanca.La sociedad la formaban don Enrique Meng Olgiati,del Cantón Suizo de los Grisones(Poschiovo).
Alfonso Semadeni Olgiati,de la misma nacionalidad que el anterior,afincado en Liérganes(Cantabria) y por último don León Meng Girondaut.
También los Matossi forman parte del accionariado con cinco acciones de un total de 126 acciones.
La fábrica estaba ubicada en Santander,entre las calles Cisneros y San Fernando.Esta ciudad fue pionera en España en la fabricación de cerveza de una manera industrial.
Comenzó fabricando 100.000 litros anuales y vendía a toda España,tambien exportaba a América y Asia.
A principios del siglo XX,en el consejo de administración sigue figurando como presidente Enrique Meng Olgiati,vicepresidente Franz Pozzi Gervasi,secretario Augusto Semadeni y el vocal Pedro Fanconi.
En noviembre de 1886,se registra la marca:Cerveza Cruz Blanca,en toda España.
En Agosto de 1885,la Sociedad Matossi y Fanconi dona el tercer premio 300 reales para el Club de Regatas de Santander.


EL CAFÉ SUIZO SE RENUEVA:
En el verano de 1884 se inician las obras en el Suizo,ha sufrido una completa trasformación,son cinco los meses que ha permanecido cerrado el local.Para presentarse al público espacioso,brillante y engalanado con el buen gusto que les caracteriza.
En Madrid no hay nadie que ignore donde está y lo que significa,su reputación se extiende desde la capital a todas las provincias,en cuyas capitales se han instalado establecimientos con el mismo nombre,a la fecha de hoy serán unos cuatro los que cuentan como dueños la Compañía Matossi y Fanconi.
Hace unas pocas noches,torrentes de luz iluminaban al edificio,anunciado a los madrileños la reapertura del local.
De cinco a seis salas raquíticas y mal localizadas a resultado un inmenso salón,elegante y confortable.Se han instalado cien mesas,con esbeltas columnas sustituyen a los pesados muros y los estrechos pasos,permitiendo el aire y la luz.Tintas suaves y ligeros filetes de oro.En combinación con magníficos espejos,decoran paredes y elegantes arañas de bronce dorado y cristal,penden de los techos iluminando el local.
Los billares han desaparecido,para dar paso a cocinas montadas a la inglesa con todos los elementos para dar un servicio completo.El mobiliario y la vajilla son nuevas y de un gusto irreprochable.El piso de maderas suizas,con dibujos caprichosos ensamblados.
La repostería está situada entre el café y el salón de señoras,ha sido reedecorado con lindísimo gusto,pero ha perdido espacio,cosa que lo habrán  visto con malos ojos,unos cuantos aficionados que antiguamente tomaban café y veían pasar al salón a las mujeres más bonitas de Madrid.
El salón de señoras se ha empequeñecido para ganarlo la repostería,no faltan los más insignificantes detalles y la elegancia,con lindas butacas y sillas para niños.
Satisfechos deben estar don Pedro Olgiati y don José Dexas directores del referido café,así como el arquitecto don Fernando Arbós y los pintores y decoradores.

CAMBIO DE DUEÑOS:
El domingo de Ramos de 1887,asistimos al banquete de los nuevos dueños del Café Suizo.Los señores Bassy y Ossy que agasajaron a los invitados con verdadera profusión ,he hicieron gala de su cocina con más de cien invitados.Se sirvieron vinos y licores en el local exterior.
Cuyo decorado imitando al Renacimiento en madera tallada,ha sido confeccionado por el señor Martínez Bueso y las vistas de Suiza que adornan los entrepaños,por el señor Contreras.Estos señores tienen otro suizo en la calle Peligros.
Con el cambio de dirección y la nueva reforma,el café ha contratado a dos reputados artistas de la ciudad,para dar un concierto de 8,30 a las 11 de la noche,de violín y piano sin alterar el precio de las consumiciones,mayo de 1890.

Nos llegan noticias de Zaragoza,Baldomero Suarez portero del Café Suizo,se ha suicidado descerrajándose dos tiros en la cabeza.

LOS DUELISTAS:
Parece que anoche se perdieron algunas bofetadas a la puerta del Suizo,todos los periódicos hablan del asunto:Con motivo de atreverse a emitir un señor diputado juicios desfavorables,para la buena fama de algunos de nuestros más prestigiosos generales,en la tertulia del café.Al oírlo un bravo oficial del ejército,le esperó al diputado a la salida y le suplicó que lo repitiera en su presencia.
No sabemos si el digno representante de la patria accedió a sus pretensiones,la conferencia fue breve,el señor diputado se llevó la peor parte.
El diputado se quedó con las caricias que le propinó el oficial y se hablé en el café del cambio de tarjetas para el duelo,está por concertar día y hora.
No nos cansaremos de advertir a los que visten uniforme mayor prudencia,que mucha se necesita para oír a los ministros cuya exasperación no conoce límites.

DESDE BARCELONA:
En el año 1890,La Ilustración Artística de Barcelona,opina del Suizo:No anduvo descaminado don Martín al elegir el Café Suizo y calificarlo como el más tranquilo de Madrid,desde los tiempos del inolvidable don Román.El famoso establecimiento  ha caído un tanto,pero siempre conserva sus buenas tradiciones y es el primero en Madrid.Allí todo lo que se toma es de primera,nunca hace ni frío,ni calor la atmósfera esta siempre despejada.
Los camareros son atentos y bien criados,la concurrencia apacible y educada porque los precios son un tanto elevados y espantan a la furriela.En este recinto están fuera de cacho mendigos,vendedores ambulantes y otros excesos.

CONSTUMBRES POLÍTICAS Y TIEMPOS PASADOS,AÑO 1892:
Los cafeteros de Madrid solían obsequiar a sus parroquianos,regalándoles el día de Noche Buena,una jarra de leche de almendras,pero de mutuo acuerdo han decidido suprimir este agasajo,diciendo que son muy pocas las ganancias que se obtienen.
La industria del café no anda muy boyante,cuando se inauguran  deslumbran los primeros días y luego cierra el café sucesor de la botillería.

GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER Y EL SUIZO:
El Café Suizo se ha cerrado,el Banco de Bilbao ha adquirido el solar para edificar su casa.
Eusebio Blasco en sus memorias íntimas, dice que hacía el año 1866 tomaba café en el Suizo:Bernardo Rico,Vallejo,Inza,Luis Rivera,Robert,Ángel Avilés y Gustavo Adolfo Bécquer.
Bécquer era asiduo al Suizo,visitaba a su amigo Ángel Avilés,académico,ilustre,de espíritu selecto y de basta cultura.
Fui amigo de Gustavo y de su hermano Valeriano,que era un pintor extraordinario,aunque ambos se malograron.
Yo era redactor de Los Sucesos,periódico que dirigía Eduardo de Inza,mi director me presentó a Gustavo en la redacción.
Hablaba con una gracia fina,atípica y en la tertulia del Suizo se adueñaba de la palabra y se imponía a todos.
Felipe González Vallarino,fue su amigo y sin alardes su más generoso protector.
Un día que Gustavo Adolfo no aparecía por las noches en Suizo,supimos que estaba enfermo,en la redacción del periódico nos dieron su dirección.Vivía en un piso de la calle Serrano,en su habitación solo tenía un catre y una silla.
Estaba separado de su mujer doña Casta Esteban y Navarro,no estaban enamorados ,Gustavo se casó con ella por gratitud,cuando la enfermedad le cuidó solícitamente.Pero ella no le comprendía,ni le quiso.

Bécquer se enamoró de una actriz llamada Julia Espín y Celbrandt,su nombre artístico era Julieta Celbrandt,hija de un músico y sobrina de Rossini.
Era hermosa y esbelta,pelo negro.Bécquer la amó platónicamente,no creo que llegó hablarla nunca.
Bécquer era moreno de barba muy poblada,cabello abundantísimo y peinado hacia atrás,delgado de ojos pardos,pequeños pero muy vivos.Vestía americana,chaqué o levita,le gustaba ir atildado.Usaba un capote largo de color de pasa y sombrero de copa  de alas abarquilladas.
Su hermano Valeriano era opuesto a él,bajo de estatura,rubio blanco,con ojos azules,un completo flamenco.
Valeriano no iba al Café Suizo,Gustavo llegaba con los demás a las nueve de la noche,tomábamos café,charlábamos un rato,de literatura,arte,de política y después solíamos ir a los billares de la calle del Prado,Bécquer jugaba poco.
Un día me encontré con Gustavo a las puertas del Suizo y le invité almorzar,el poeta aceptó mi invitación y me contó lo que le había pasado.
Había estado a punto de romper con su editor Gaspar:"Anoche escribí unas cuartillas,en las cuales créame usted,he vertido  como nunca lo más íntimo de mi alma y hoy se las he llevado a Gaspar,porque necesito que coman los chicos mañana"(tres hijos tuvo el poeta)
"Gaspar ha cogido las cuartillas,no las ha leído una simple ojeada editorial y me ha dicho ¡Tres duros!
Yo me he encongido de hombros y no le he contestado.
Ha sacado los tres duros del cajón.He sentido un tremendo impulso de tirarle a la cara la misma suma en que había tasado y valorado los pedazos de mi alma.Pero como un relámpago he pensado inmediatamente,que por mísera que fuese esa cantidad,nadie en Madrid me la daría,más que Gaspar y entonces le estrechado la mano con sincera y profunda gratitud.El trabajo entregado eran:Las Hojas secas.(La Acción 27 de Julio de 1919)



Rodolfo Olgiati, en Madrid
MANUEL MACHADO Y ADIÓS AL SUIZO:El Liberal 18 de Julio de 1919
Se ha cerrado el Suizo,anoche tomé café por última vez en una de sus mesas.Hoy un  café un tanto anticuado,en un tiempo el más distinguido y aristocrático de Europa,tenía un aire de melancolía profunda que se reflejaba en los espejos pendientes de los muros,como enormes lágrimas tranquilas.
La esquina del Suizo ya no será la misma,aunque así se llame por algún tiempo.Hay que resignarse a la muerte de las cosas.
Yo nunca fui parroquiano asiduo del Suizo,había que tener esa cierta edad que yo no he alcanzado todavía.
Fornos el antiguo, fue bullicioso,alegre y escandaloso burdel de la juventud del último tercio del siglo XIX.
El Suizo se mantuvo siempre como honesto café,de la alta burguesía madrileña,serio,senatorial y tranquilo.
El Suizo era el café del reputado médico,el alto funcionario,el íntegro magistrado,el bizarro general,el acaudalado comerciante,el sabio académico,gente toda de peso y en consecuencia llena de fe en los destinos de la patria y sin otra inquietud por lo general que la perplejidad de su admiración,entre la picardía de Sagasta y la energía del "Monstruo"Cánovas y la gracia de Lagartijo y el valor de Frascuelo,los arranques de Vico y la dicción de Calvo,la escuela de Massini y las facultades de Gayarre.
El café Suizo sobrevive tristemente a su antiguo esplendor,pero no dejaremos de añorar,dulcemente los buenos madrileños,cuando en su lugar se abra un banco.


EL CAFÉ SUIZO Y LA TERTULIA DEL DOCTOR SANTIAGO RAMÓN Y CAJAL:
En el Suizo hacían animada tertulia los médicos,Alejandro San Martín, Joaquín Decref presidida por Cajal.
"Yo debo mucho a la sabrosa tertulia del Suizo.Aparte de ratos inolvidables de esparcimiento y buen humor.
En ella aprendí muchas cosas y me corregí de algunos defectos.Allí elevamos un poco el espíritu,exponiendo y discutiendo con calor las doctrinas de filósofos antiguos y modernos,mostrando veneración y entusiasmo al enciclopedismo y a sus pontífices y abominamos de la soberbia satánica de Nietzsche.
En el terreno literario en nuestra mesa  y se proclamó el naturalismo contra el romanticismo y al revés según los oradores de turno y el humor del momento.
Hubo batallas a favor y en contra de Wagner,cuando en España no había más wagneristas que Peña Goñi.
Se hizo un poco de política,sin afiliarse a ningún partido turnante.La mesa del Suizo,siempre tuvo sentido político,en la mejor acepción del vocablo.Se comentó acaso con pasión y vehemencia pero siempre con el más acendrado patriotismo,todos los grandes sucesos de la vida nacional.
Prorrumpió en gritos de indignación contra las arbitrariedades e injusticias del caciquismo y se lloró lágrimas de rabia por las inconsciencias e insensateces que prepararon la ignominia de 1898 y se recogieron firmas para el manifiesto regeneracionista de Costa.


El joven Cajal,culturista





FIN de la tercera parte
Hemeroteca Nacional de Madrid
Historia de las Cervecerías Españolas,Pedro Perero Iñigo,fotos













































































































































































































































































































opinas


















































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada