lunes, 4 de julio de 2011

LA ISLA DE IZARO



Isla de Ízaro(Estitxu)
Madroños del Machichaco
que acarician las galernas

San Juan de Gastelugache
uncido a la mar soltera,
soledad de la montaña,
en la soledad costera
rueda a perderse en el piélago
follaje de madroñera.
Pasan los rojos madroños
llevan sangre de mi tierra,
pasan las olas de espuma
sal de vida zarandean.
Madroños del  Machichaco
de la soledad montesa,
San Juan de Gastelugache
de la soledad costera(Miguel de Unamuno)




Año 1913,Revista Novedades
Archivo La Sociedad Bilbaína

SOLILOQUIOS DE UN EXCURSIONISTA
La Romería náutica de la Magdalena,en Bermeo
23 de Julio de 1935-Juan Irigoyen
Fiesta típica,graciosa encuadrada en el marco singularmente espléndido que abre Machichaco,presiden San Pedro de Acherre y prestigia la ciclópea mole de los bastiones de Ogoño,con el regalo de Ízaro y el estuario de la ría de Mundaca,con su Oiz de telón de fondo.
De víspera en una mañana clara y fresca de este verano de agraz,cruzábamos el escenario de la fiesta que arraiga con tradiciones bermeanas de siglos.
En el confín del cielo claro,las lanchas motoras bermeanas tendían sus botavaras atuneras(espetak),casi a la vista de Paulino Zabaleta,el atalayero de Burgoa.
"No dejéis de traer las kalokas(borla de hoja de maíz)que esconde el anzuelo;ya habrá también para vosotros.
Pero el apetito abierto y estimulado  al máximo con la ayunada,nos obliga a abreviar el viaje a Bermeo,haciéndolo escuetamente de punta a punta.
En la fresquera hay casi una corrida de villagodios,haciendo honor a la razón social "T.Y.B.A."(tranquilidad y buenos alimento)cuyo domicilio social es el Potintxu II.
Renunciamos por esta vez a la pesca del atún y amarramos al costado,siempre paternal y amoroso para nosotros la draga Euskal-erria,que nos está arreglando el pasillo de casa(la entrada a la barra mundaquesa).
Vienen seguidas las motoras de los tipos y tamaños,dándonos "a brazo"la cantidad de las pescas logradas.


Fiestas en Bermeo Ntra. Sra. de la Albóniga y Santa Eufemia,en setiembre




12 al 13 de Agosto de 1912 en Bermeo



Los vapores están fuera,agrupados por compañías los más y sueltos los nuevos y grandes,provistos de espaciosas neveras.
Pero ya hay en el pueblo elemento suficiente" para que sea señalada"la romería tradicional de la Magdalena y para que sintamos nosotros,sujetos a la obligación en Bilbao,la nostalgia del sano jolgorio,que nace en Bermeo,se extiende a Mundaca y Elanchobe,repercute sonoro en Laida y Pedernales.
El pretexto,la ocasión o mejor dicho la supervivencia de un rito posesorio en algún tiempo derivado de enconados debates dilucidados en favor de Bermeo,han dado origen y caracter a este festejo.
No se cita en el privilegio ni en las demarcaciones primeras jurisdicionales la del islote de Ízaro,cuya silueta estirada mirando de Bermeo y amogotada mirada de Laga u Ogoño,conocen todos mis lectores.Su extensión en la dirección aproximada de Noroeste a Sudeste,viene a ser de ochocientos metros,incluidas las bajas que sobrepasan la pleamar.Su anchura mayor,en la proporción más elevada anda muy cerca de los cuatrocientos metros y su máxima altura alcanza los cuarenta metros.




Bermeo en los años 1934
Geograficámente y geológicamente es un desprendido de Anzora,cuya punta tiene un vestigio visible de unión,representado por las peñas que afloran en Otzarri y por el peñascal que se adivina como un istmo hundido desde las restingas del Este de la isla a Otzarri y Anzora.
Entregado un día a las humanas disputas,cuenta la tradición que se creían con derecho a su propiedad Ibarranguelua,cuyo es el término de Anzora,verosímilmente el más cercano:Mundaca que alegaba proximidad mayor desde Morgoa,y Bermeo que entendía tener más cerca las restingas de Archikota,extremo noroeste del islote.
No había manera de articular prueba concluyente que aquietara a las partes y dicen que el Señor entonces romanista clásico,a lo que parece entendió que podía ser título suficiente,raigado en la tradición jurídica el del primer ocupantis.Y así puso como premio para quién primero llegara en regata,desde su término jurisdiccional,a la isla:"Hayala quien primero posase en ella".
Y fué Bermeo quién llegó primero y entró en posesión,no tan quieta y pacífica primero,pero tolerada y reconocida con el tiempo por sucesión de actos de posesión y dominio.
Dicen tambien que Ibarranguelua,por su agregado marítimo de Elanchobe se apartó discretamente de la demanda,que sostuvo Mundaca enfrente de Bermeo.
Y de aquí el que anualmente,para que el acto aquel primero,tuviera constancia en derecho,la Justicia y Regimiento de la villa de Bermeo,acudía a poner pie y "traer vara por la isla",por sus alcaldes y con testimonio de escribano.Y verificado el formulismo ritual,el cortejo pasaba a Elanchobe,y en reconocimiento de la buena disposición en el pleito,de aquél agregado de Ibarranguelua,celebraba fiesta de plaza con su tamboril,refacción y saludos con lo que el cortejo volvía a Bermeo a punto de que las lanchas que iban con la escolta y otras que salían del puerto hacían juegos y alardes de fuerza y destreza,doblando de proa a popa y de popa a proa a la lancha de las autoridades,por cuya habilidad el alcalde concedía un premio de dos azumbres de vino para cada tripulación que lograra limpia la maniobra sin embarazar la marcha de "la capitana",volviéndose todos al puerto favordando a la representación del Concejo,con júbilo y alegría que el marinero bermeano sabía hacerla clamorosa.
ízaro fue testigo de visitas reales:tuvo su convento de San Francisco con historial movido desde su fundación.Sufrió un asalto y encarnecido a fines del siglo XVI y otro seguido de incendio y matanza en el siglo XVII,que determinaron el que la comunidad pasara más tarde a Forua.





Después del abandono de la isla por los franciscanos,el Concejo patrocinó la erección de una ermita de fábrica considerable,por lo que se muestra hoy todavía en ruinas,bajo la advocación de Santa María Magdalena,que no pudo sostenerse en aquel islote deshabitado.
Magdalasantificación.
En Elanchobe los niños de ahora,como los de hace doscientos años,galopan en la empinada calzada en cuanto asoma por Ogoño la embarcación de las autoridades bermeanas.Al momento el pueblo callado,se llena del ruido de los cohetes,del arrebato del tamboril y de las cuerdas de aurreskus,que se bailan en la explanada del puerto.
Y luego el retorno a Bermeo en glorioso cortejo náutico con las incidencias cómicas de las estropadas malogras y con el brillante esfuerzo de los que saben "doblar",repetidas veces a la lancha de la Cofradía y Ayuntamiento,ganándose la consabida pitanza.
¡¡Un festejo que bien merecía la pena de haberse quedado en Laida en el Potintxu II,para sumarse al cortejo en el momento propicio!!


NOTICIAS DE LA MAGDALENA AÑO 1857
El día de la Magdalena acostumbra el Ayuntamiento de Bermeo visitar la isla de Ízaro,desde la que vuelve escoltado de multitud de lanchas de pescadores.Este año ha sobrepujado esta fiesta a las anteriores,la vuelta fue pintoresca el alcalde cual Neptuno venía con los concejales en una lancha tripulada por ágiles remeros recreando sus oídos las alegres tocatas de Apolo,cuya lira se convirtió en silbo;el coro de tritones formaba la música de aficionados y tres nereidas con tres panderetas cantaban una de las populares canciones de Bermeo.Miles de hijos de Jaun Zuria y muchísimos del Cid miraban extasiados desde el muelle y Torrontero esta encantadora escena,mezclada con la descarga del pescado que al mismo tiempo las lanchas conducían.




Año 1926,puerto de Bermeo


LA EXCURSIÓN MARÍTIMA A LA ISLA DE ÍZARO Itxesua-Bermeo,Julio 1935-Euzkadi
Leida la histórica relación que publica Euzkadi,para satisfacción de D.de B. en Asturias,y para los lectores de Euzkadi,como bermeano me satisface y me enorgullece cada vez que oigo hablar o relatar algún hecho histórico de nuestro querido y kutuntxu Bermeo.
Y deseando ampliar un poco más la relación dada por Euzkadi,doy rienda suelta a mi humilde y mellada pluma relatando un hecho que,por lo simpático y tradicional,no se debe echar en olvido.
La isla de Ízaro según dice Juan E. Delmas parece debió hallarse antiguamente unida a la montaña de Akorda.Sobre esta isla se fundó el año 1422 por el obispo de Calahorra de don Diego López de Zúñiga y el padre franciscano Martín de Arteaga un convento de franciscanos,habiéndose donado la isla por la villa,reservándose la jurisdicción civil y criminal,el 27 de Febrero de dicho año(Diccionario Geógrafico Histórico de las Provincias Vascongadas)por la Academia Española,el año 1802.Sigue Delmas diciendo 1864 en su "Guía Histórico descriptiva del Señorío de Bizkaia"
Los reyes de Castilla le tuvieron grande devoción y los reverendos Padres que la habitaban(que al principio eran cuatro,para llegar hasta veinte)estaban considerados por los más diligentes siervos de Dios y de costumbres más austeras.Visitaron el convento:don Enrique IV,el 5 de Marzo de 1457,don Fernando el Católico el 31 de Julio de 1476 y doña Isabel I,en Diciembre de 1483,está magnánima señora mandó edificar a su costa desde la misma base hasta la cúspide de la isla una cómoda escalera de sillería.
El rey don Felipe II y sus sucesores hicieron varias limosnas a este convento;y la reina doña Isabel,su esposo encomendaban anualmente doscientas misas a los religiosos de Itzaro.Maltratado el convento por las injurias de la atmósfera y por una flota francesa que procedente de la Rochele desembarcó en 1596,que además de maltratar a los moradores dio fuego a las imágenes del templo,quedando sin albergue los frailes,que tuvieron que trasladarse a Forua,que entonces fundaron este convento.
Una vez abandonada la isla a merced de cualquier advenedizo y las inclemencias del mar,Mundaka y Bermeo se disputan su propiedad alegando los mundakeses su proximidad a la isla y los bermeanos su historia y tradición.
"Corrían los años 1719 según do Doroteo de Berriatua y entre bermeanos y mundakeses no faltaban odios y rencores".
El día 22 de Julio de 1719 decidieron ambos pueblos terminar este conato y se resolvió en una una prueba democrática,genial y de consistencia.Una empeñada regata de traineras de trece hombres.Prueba vasca,decisión democrática,empeño de amor,de abnegación al pueblo que les vio nacer y por el que se iban a jugar su resistencia de expertos y vigorosos remeros arrantzales y su honor para conquistar para sus pueblos el bello islote de Itzaro.
En la mañana pues,de la Magdalena y a una señal convenida,salen dos traineras de Mundaka y Bermeo y avanzan decididos a la voz recia y acompasada de sus patrones,halagados por el eco,cada vez más apagado,de los hurras y vítores de sus compueblanos y haciendo que las quillas de sus traineras casi no se posaran en el agua y resbalaran en largo tiraje,cual las gaviotas para romper con sus proas el agua y correr ufanos a cubrir la milla y media que separa Bermeo de Itzaro.
De esta lucha de bravura y pundonor salen victoriosos los bermeanos,ganando para su pueblo querido el trofeo de la propiedad definitiva de Itzaro.Entre los santzos e irrintzis,jadeantes del esfuerzo realizado,plantan en la isla una bandera en señal de posesión.22 de Julio de 1719,día de la Magdalena.Y desde esta fecha hasta hoy,tradicionalmente y sin interrupción,el Ayuntamiento de Bermeo después de oír la misa en cuerpo de comunidad en la parroquia juradera de Santa Eufemia,se dirige anualmente a la isla de Itzaro,acompañado en alegre jira marina,a colocar la bandera y posesionarse de la isla.

Quién haya visto esta tan popular y tradicional fiesta marina,nunca podrá olvidarse de su belleza,de su alegría y del sello marcado de bermeanismo que sabe imprimir siempre el bermeano a sus tradicionales festejos.
Cuando a la tarde retorna el Ayuntamiento,ufano de haber cumplido con tan arraigada misión,cuantas embarcaciones e hallan en el puerto salen a recibirle en el trayecto de Itzaro,Elantxobe,Mundaka y Bermeo repletas de cuantos bermeanos quieran embarcarse y todas las embarcaciones hacen la ciaboga a la que ocupa el Ayuntamiento,en demostración de cariño y respeto a la autoridad y el Ayuntamiento también siguiendo una tradición,premia ese halago y cariño donando con raciones de vino a la embarcación.
Cuando el Ayuntamiento llega al puerto es recibido por autoridades y pueblo en masa a los acordes de un  zortziko antiguo,titulado "La Magdalena",que es una preciosa,sentida y recia barcarola de ritmos compases de remeros,que termina con alegre algarabía popular de victoria.El pueblo en saltarina biribilketa,acompaña,bailando alrededor de las autoridades edilicias hasta la Casa Consistorial donde termina la fiesta con bailes y aurreskus.
Así honra Bermeo su tradición y el esfuerzo de aquellos trece remeros que en ágil trainera conquistaron para Bermeo la isla de Izaro,bello islote que junto al gran peñón de Ogoño hermosea el panorama de la costa de nuestra patria Euzkadi.


ALGUNAS PRECISIONES HISTÓRICAS :
Revisando la historia y geografía de Bizkaia,al detenernos en el año 1443,hallamos una nota informativa sobre Comunidades de religiosos franciscanos domiciliados en Bizkaia.Son las de Bermeo,Bilbao,Uribe,Durango y Castro,que entonces estaba comprendido dentro de Bizkaia.
Sabíamos que en Itzaro hubo una Comunidad de franciscanos.La verificación de la información que citamos ,al excluir a la isla de Itzaro nos daba un punto de partida para buscar la fecha de fundación de la Comunidad.Pero en derredor de esta fecha encontramos que el año anterior el día 27 de Febrero de 1442,la villa de Bermeo hizo donación de una ermita construida en la isla de Itzaro,bajo la advocación de Nuestra Señora al obispo de Calahorra y de la Calzada,Don Diego López de Estúñiga y al padre Martín de Artiaga,los cuales la convirtieron en convento de franciscanos con el nombre de San Francisco de Itzaro.
Fue probada la fundación de este convento por el Papa Martín V.El convento era capaz para veinte religiosos.
Esta Comunidad se vería con el tiempo,forzada a abandonar la isla,ante las incursiones de los piratas que infestaban nuestro mar.
El día 31 de Julio de 1595 el Ayuntamiento de Bilbao recibió una carta de Felipe II,en la cual el Señor de Bizkaia respondía a la demanda de municiones para rechazar los asaltos de los marinos ingleses.
El día 1 de setiembre del mismo año se vio que la providencia fue tomada a tiempo,pues hubo una irrupción de piratas al mando de Dracke,que asaltó la Comunidad de Itzaro,maltratando a los religiosos y despojándoles de sus bienes,menos lo que el ingenio de los franciscanos pudo salvar que fueron vasos y ornamentos sagrados.
Acudieron a defender a los religiosos franciscanos un tercio de voluntarios de Durango y Ugarte de Markina con gente de Mendata.
Consta por documento del año 1644 que Comunidad del famosos convento de la isla de Itzaro,estaba compuesta  por religiosos exclusivamente de Bizkaia.
En otro lugar se expresa el peligro a que estaba sometida la Comunidad,ante otros posibles asaltos de piratas y herejes hugonotes.
En el año 1715 los franciscanos de la isla solicitan de la Diputación de Bizkaia una autorización para abandonar el convento y trasladarse a Forua.
La Diputación concedió la autorización.
En el año 1719,la Comunidad al cabo de tres siglos se trasladó a una finca que doña Ángela de Estalejo les donó en Forua.
A partir de esa fecha la isla queda abandonada.No tenemos noticia de ella hasta el año 1813,en que Bizkaia se apresta a rechazar la invasión del ejército francés del norte,que manda el general Clausel.
Itzaro queda convertida en almacén de víveres,de municiones y de pontón de prisioneros y fortificada "como abrigo de baluarte"
La Comunidad de franciscanos continúa en Forua.
Itzaro escenario de tantoss hechos casi legendarios y de duros contrastes es hoy un bello islote que añade más belleza a la incomparable de ese trozo de costa de Euzkadi.
Hay una leyenda sobre un religioso de la isla,pero sobre ella una leyenda al fin,no hay documentación histórica alguna.
De los antiguos habitantes de la isla no quedan  más que unos cimientos derruidos como vestigio de su estancia.
La Comunidad se dedicaría a los oficios naturales de su regla franciscana;estudio y piedad.De la isla irradiaría después el fruto de tan santo cultivo por la predicación que los frailes harían por los templos vascos. 
Historia de Izaro,la Estampa  31-12-1932













JOSETXO el de Izaro
5-9-1933 Fidel de Rotaeche
Alguna vez he leído que el dolor es herencia perdurable de los humanos;inmortal castigo,justicia o prueba a la que indefectiblemente queda sometido el hombre al nacer para la vida.
Bien puede decirse que el pueblo de Bermeo,sufrido heroico y callado viene llenando con sus episodios trágicos,las páginas de dolor,abiertas a las adversidades de los pueblos.Puede decirse también con lágrimas en los ojos,que estos resignados arrantzales representan en el mar y en la tierra la tristeza de un pueblo eternamente enlutado y casi siempre vencido por el agobio de una situación precaria,miserable.La vida es para ellos un azote implacable,un tormento que va sembrando abrojos en esta lucha desigual por la existencia.

Y en este acoso terrible,donde solo se puede esgrimir como recurso,el arma de la esperanza y de la fe,en el derecho de justicia,Bermeo va trenzando en su alma los rasgos de este dolor,que al ser relatados por los padres y hermanos mayores quedan grabados en la historia de la patria como ejemplo de vida heroica como demostración de un atavismo laudable,que será recogido por lo que más tarde seguirán con ilusión la ruta de los aventureros anteriores.
Pero es bastante que la vida aplaque un momento su ferocidad y rigores,basta que la estrella de esperanza ilumine a nuestros arrantzales,para que se olviden totalmente de su situación,recobrando todo el ánimo y alegría,todo el humor bullicioso que caracteriza la presencia del bermeano en todas partes.

Con un Agur;gero arte(adiós;hasta luego)se despiden de los suyos nuestros tostartekos,
al abandonar la apacible cama para embarcar en sus vaporcitos.Es una despedida de confianza en la vuelta;una despedida sencilla natural,como quién baja un rato a la calle.Una despedida que a veces es la última en la vida,la de luto.
Por la tarde las dos embarcaciones se habían mirado risueñamente en la quietud del puerto.A esa hora sus tripulantes convivían en el afecto de la amistad.En esa amistad que florece en los corazones que comulgan los mismos sentimientos patrióticos y que en su alma pesan los mismos sufrimientos.
En aquellos momentos nadie hubiera presentido la catástrofe,nadie hubiese creído en la acometida inconsciente,en el abordaje tristemente imprevisto que había de quitar la vida a once arrantzales.
Justamente a la hora en que sus familiares y amigos descansaban,dos embarciones pesqueras enfilaban sus airosas proas al mar.
Una se llamaba Izaro,la otra Osasuna.
La noche impregnada de hondo silencio,en el mar más hondo que en la tierra,debía transmitir a las aguas fragmentos de misterio.Imposible descifrar aquellas olas que podían ser de ternura,de dolor,de angustia o de venganza.
Dos vaporcitos cada uno por su ruta respectiva,navegaban ya a muchas millas del pueblo.De pronto y sin poder evitarlo chocaron.Sus tripulantes once por cada embarcación,cuando vieron que los vaporcitos se iban a pique,apelaron al último recurso.Y se lanzaron al agua.Fue entonces cuando nuestro "txo"que dormía en la bodega despertó sobresaltado.Y desde cubierta presenció con su ingenuidad candorosa trece años de vida,como los demás compañeros se aprestaban a la lucha con el mar.
Nuestro pequeño héroe se despojó de la "kukumbera"de "tostarteko"y se lanzó también al agua.Al principio solo se percibían los gritos de confusión.Nuestro pequeño héroe no comprendía toda la magnitud de la tragedia.El nadaba despacio,tal vez un poco aterido por el frío,pero sin perder su ingenuidad.Y en su nadar sereno,pero lleno de incertidumbre llegó hasta el grupo de compañeros que permanecían asidos a un palo.Y nuestro "txo"empezó entonces a sentir un poco aquel dramatismo feroz.Vio como la mar tragaba despiadadamente a sus compañeros,viejos marinos a los que él respetaba por sus años.
Y ¡que cosa! en aquella lucha terrible con el mar,él se consideraba más lejos del peligro.
Muy cerca oyó decir:Aita,nik bere zeugaz gure dot ito"(Padre yo quiero ahogarme contigo).Y después vio como se hundían para siempre el padre y el hijo.
Todas estas tristes escenas pasaron ante sus hojos de niño que juega con la muerte durante cinco horas.Al cabo de un rato un pesquero llegó enviado por la Providencia.
Y en las primeras horas de la tarde nuestro "txo" jugaba en el puerto con otros "txos".Y en su divina ignorancia había olvidado la espantosa tragedia que ha conmovido las almas del Pais Vasco.
Y en su relato minucioso había más candor que llanto.Había infantilidad.Casi indifrencia.
Este es nuestro maravilloso "txo" Josetxo de Bengoechea.A quién la catástrofe le despertó cuando en la bodega dormía y acaso soñaba con el cuento de la princesa que caminaba prisionera sobre la torre de un elefante....¡Triste historia por el trágico despertar!

Fotos de la Sociedad Bilbaina de la Revista Novedades,Hemeroteca Nacional de Madrid.
FIN

























      

No hay comentarios:

Publicar un comentario