viernes, 3 de diciembre de 2010

LOS SOLTERONES DE BILBAO

Ved los...ahí van...siempre en manadas como los pavos que cruzan por nuestras calles al acercarse las fiestas de Navidad,siempre solos...como los gallegos del cuento.No se asustan de que las gentes al pasar les señalen con el dedo y de que niñas casaderas nombren a cada uno con su correspondiente mote,pues raro es el solterón empedernido a quien no  se conozca entre el bello sexo de nuestra villa con un denigrante alias...
¡Castigo justo a su perversidad!

Nuestra villa, doloroso es confesarlo,es una especialidad en esta especie no clasificada por Cuvier.Esta abundancia del género es una plaga social que,no sé si debido a las condiciones climatológicas de la localidad o a las constumbres poco sociables de sus habitantes,sufre esta capital de una manera lastimosa.

Y esto en una población que encierra tantas beldades,en un pueblo en el que tanto abundan esas bellísimas mujeres que son admiración constante de los extraños,no solo por su hermosura,sino también por las excelentes cualidades que las adornan.Sin embargo a esos encantadores seres nacidos para hacer la felicidad del hombre más exigente,a esas hechiceras criaturas dotadas de todas las virtudes y bondades de los ángeles y de todos los encantos,y atractivos de la juventud,se les mira por estos injertos híbridos de la sociedad con la más estoica  indiferencia.Se las ve transformarse de preciosa niña en adorable joven,ganando en gracias y hermosura,estudiar con cuidado y detenimiento hasta los menores detalles del gobierno de una casa;apropiarse con afán y entusiasmo todas las cualidades que puede hacer una buena esposa y una buena madre,y después de todo esto,cuan satisfechas de sí mismas se han librado a venturosos ensueños que les mostraban un porvenir feliz al lado del hombre que su fantasía había dibujado en su imaginación,retrato exacto algunas veces de un refinado egoísta,después de todo esto, digo,se las deja que el tiempo,ajando las bellezas de la juventud,y los desengaños y crueles desencantos cambiando por completo su carácter y aptitudes,lleguen a convertirse en seres desgraciados quizá para toda su vida.

Y entre tanto continúan los solteros paseándose impávidos,sucediéndose de generación en generación como si fuera una raza destinada a pesar sobre nuestra villa con todo el pesos de una funesta plaga.
Podría suponerse que no les gustan las muchachas ¡vana suposición!
Verdad que al encontrase en la calle con una esbelta niña,de esas que tanto abundan en nuestra villa,nunca miran de frente y si sólo con el rabillo del ojo,como si temieran que una mirada franca fuera a descubrirles algún pensamiento generoso;pero en cambio,sise encuentran en lugar retirado con una joven de la clase humilde,ya se creen dispensados de fingir formalidad;entonces los requiebros,las palabras de amor,los falsos ofrecimientos y todas las malas artes que puedan contribuir a seducir y perder a una pobre chicuela,se emplean sin reparo y con prodigalidad,se muestra amables,generosos,elocuentes,todo azúcar y miel,y parece que les suele dar resultados provechosos.Esto no obsta para que al día siguiente se les vea pasearse graves,taciturnos,afectando una formalidad que están muy lejos de tener,y que las mamás aspiran a la categoría de políticas sigan diciendo que son unos buenos muchachos¡El mundo está perdido por los buenos muchachos!,como dice un personaje de una conocida zarzuela.

Hay solterones que llevan ya muchos años en una casa de huéspedes,dispuestos a concluir de la misma manera el resto de sus días,sin haber experimentado nunca el dulce calor  del hogar querido,y no se les ha ocurrido pensar un momento al retirarse a su triste cuarto lo que dice el poeta:
"QUE LES SOBRA LA MITAD DEL LECHO
Y LES FALTA LA MITAD DEL ALMA"

Y no han visto estos infelices que su situación es egoísta y hasta criminal,y que cuando se vean achacosos y enfermos no encontrarán una mano querida que atienda con solicitud sus impertinencias,no oirán a su lado esas frases de consuelo y de cariño que tan agradablemente se escuchan en los momentos críticos de la vida y más cuando salen de los dulces labios de la compañera tierna a cuyo lado se han deslizado los días más felices de la existencia¡Pero que les importa todo esto!

No,no es con la reflexiones ni con los sermones con lo que podemos conquistar a esta gente,no es el sentimentalismo el lado vulnerable de estos Aquiles.
Hay que atacarlos de otra manera.
Más dejemos por nuestra parte de molestarles,que bastante zarandeados quedan.
Diré aunque no sea más que de paso,y aunque por ello me cree,las antipatias de las que en un principio me hayan creído muy simpático,que la causa de parte de lo que hoy sucede está en la mujer.
Sí señoras;ustedes tienen la culpa,mucha culpa de lo que pasa.
Ustedes,que a fuerza de no mirar a la cara a ningún hombre,porque así lo exigen los principios de educación que habéis recibido,llegáis a hacer creer que os son indiferentes.

Vosotros que revistiéndoos de una gravedad que os sienta muy mal,hacéis que los atraídos por el irresistible imán de vuestros encantos,al llegar a aproximarse a vuestro lado se sientan repelidos por una contra-corriente producida por lo poco expansivas y comunicativas y muy reservadas que os mostráis,lo constituye el polo negativo de vuestros hechizos.
La excesiva desconfianza os priva muchas veces de adoradores de quienes gustosas aceptaríais cumplidos rendimientos.
Esto no quiere decir que presentándoos más abordables desaparecerían los solterones,pero algunos menos habría.
Y sino haced la prueba.
Por lo demás (como dicen las cartas cursis),los solterones continuarán paseándose por esta villa,sin que les hagan mella las diatribas ni ataques más o menos estratégicos de respetables señoras muy caritativas y muy amantes del prójimo.
La táctica  que emplean es bastante anticuada;y en estos tiempos en que el realismo impera en todas las esferas,hay que apelar a otros procedimientos más en armonía con las nuevas ideas sociales.
Cambiad de táctica y ellos vendrán a la mano.

EL CASARTE ENAMORADO
HA SIDO SIEMPRE TU ANHELO;
YA POR FIN LO HAS CONSEGUIDO:
TE HA ENAMORADO....EL DINERO

SI PORQUE ERES BONITA
CREES QUE TE QUIERO,
ESTÁS EQUIVOCADA
DE MEDIO A MEDIO.
NO ES,NO TU CARA,
ES TU HERMOSO BOLSILLO
LO QUE ME ENCANTA

COMENTABA UNA SEÑORA A SU AMIGA:
MI MARIDO ES UN MAL HOMBRE
MIENTRAS YO DESGRACIADA
ME ESTOY EN CASITA SOLITA,
ÉL,SIN IMPORTARLE UN BLEDO
PASA LA VIDA VIAJANDO
¿CON QUE OBJETO?
PUES CON UNA BAILARINA.

O. NOTICIERO BILBAÍNO 18 DE JUNIO DE 1883

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada