lunes, 6 de septiembre de 2010

BONI LOPEZ "El patatero"





"Llama la atención en Bilbao de la plaga de barquilleros,que infestan las calles de la villa,fomentando el juego y sacando los cuartos a los muchachos.El Alcalde puso en conocimiento de la guardia municipal el echo. Esta noticia se publicó en los periódicos el día 3 de Diciembre de 1890."


Hemos encontrado un anuncio,que como viene al caso lo incluimos en este artículo,en Julio de 1889 en la calle Correo en el número,13 existía un establecimiento de la Viuda de Juan Bautista Aznar.La señora vendía en su establecimiento:Sorbetes y helados de todas clases,refrescos de limón,naranja y grosella.Jarabes y sifones,cervezas inglesas y alemanas,de Santander y del país en botellas,jarras y boks.Además de todo esto chocolates, thes y quesos helados."Pero algunos años antes en Mayo de 1879 Don Juan Magro,estaba establecido al público en Bidebarrieta,15, con su buen gusto de siempre en su despacho de helados.


Han transcurrido más de treinta años,pero los recuerdos infantiles y las caras no se borran de la memoria y salen espontáneamente en el momento preciso.
Al verle en la calle,me acerqué a él y le dije:!Boni¡ ¿Cuantas patatas,has vendido en tu vida? se rió y me dio la mano.Iba acompañado de sus dos hijos.

Se llama BONIFACIO LOPEZ,más conocido como "Boni" el patatero o el barquillero,que las dos cosas vendía.La dedicación y el sustento de toda su vida.
Bonifacio Lopez Gomez,nació  el 31 de Julio de 1930 en la popular calle bilbaína de Cantarranas en el número 14.Pertenece al barrio de Bilbao la Vieja,es una pequeña calle  que enlaza al otro lado del puente de San Antón,en la margen izquierda con Bilbao la Vieja y la de Iturburu,bajo la ladera de Mirivilla.La denominación popular de la calle,alude claramente a un paraje de marisma que se encharcaba,cuando la ría estaba sin canalizar y el croar de las ranas era ensordecedor.

Junto a las Huertas de Bilbao la Vieja,existía una industria naviera de rivera en el siglo XIV,muy cerca de la Torre de Marzana.
Siglos después trajinantes de ferretería y posaderos,habitaban en esa zona.Allí mismo asoló el cólera morbo en el año 1782,que costó la vida al cura párroco de San Antón asistiendo a los apestados.
A finales del XIX y principios del XX con la explotación de la mina San Luis,vinieron a trabajar y a vivir en el barrio muchos inmigrantes.
Sus padres se llamaban Emilio Lopez  y Juana Gomez,los dos eran pasiegos,de la Vega de Pas(barrio de Pan de Acebo).
Sus espléndidas casas de piedra blasonadas,con sus balcones y miradores de madera que miran al verde de sus valles, las sinuosas carreteras que nos llevan a las montañas,que circundan la Vega de Pas y nos dejan extasiados ante su belleza.


"Puchi,un barquillero de Bilbao años 1932
Las gentes se dedican a la agricultura y la ganadería,también al comercio.Las mujeres se hicieron famosas en toda España,como amas de cría(lo que aquí llamamos añas de leche o aña seca)
La abuela de Boni crió en Madrid al marqués de Echenique,en el siglo XIX".Estas bravas mujeres montaban en la carretas de sus paisanos,que acudían a vender sus productos a cualquier punto de la geografía española.
Las pasiegas eran muy solicitadas entre las familias pudientes para criar a sus hijos,lo hacían después de haber parido y lactado al hijo durante un mes,como el camino era largo se llevaban un cachorrito de perro,al que daban de mamar el tiempo que duraba el trayecto,para que no se les retirara la leche."
Los Borbones tenían una clara preferencia por las pasiegas,en Bilbao además de estas, las asturianas y las aldeanas de los  pueblos próximos a Bilbao eran muy demandadas.
En Bilbao en el siglo XIX se anunciaba en los periódicos las amas de cría:Una vizcaína de 19 años con leche fresca de 15dias-Viuda de 28 años de tres meses de parida-Ama seca con personas que certifican su buena conducta,se ofrece para cuidar niños.
En Artecalle existía una agencia de colocación de nodrizas,llamada Agencia Andresa pero ya en el siglo XX,en el año 1910.




Boni en la Plaza Moyua

La familia Lopez marchó de Bilbao para establecerse en Plencia,en una casita que les alquiló Higinio Basterra el escultor para vivir todo el año, les cobraba 40 pesetas de renta al mes,allí el padre hacía barquillos y helados:Leche,gelatina,azúcar,yemas de huevos y los distintos sabores de esencias,fresa,grosella;  que vendía por el pueblo tambien acudían a las fiestas y romerías de todos los pueblos próximos a Plencia y la madre Juana para ayudar al núcleo familiar vendía castañas en invierno,la época de menos ventas.La leche para los helados se la compraban a Julito Ansoleaga y antes a sus padres,del caserío de Urduliz que no hace mucho tiempo su hermana murió trágicamente.

Para que pudieran estudiar los hijos marcharon a Bilbao muy cerca de los abuelos,en la calle Urríbarri,4.Los hermanos estudiaron en las escuelas de la Aneja y la Campa de Urríbarri.
Los abuelos tenían un obrador en la calle del Cristo,donde hacían helados artesanales.Los pasiegos se dedicaban a la venta ambulante de este tipo de productos,como los helados y barquillos caseros,era conocida su actividad en toda España.El abuelo se llamaba Felipe López Mantecón tenía su bombo para la venta ambulante de barquillos por todo Bilbao, Felipe murió el año 1947.Hubo en otras épocas más pretéritas barquilleros famosos en Bilbao a principios del siglo XX,con nombres de pelotari:Montañés I y Tito I .de procedencia también pasiega.
En la lonja de la calle del Cristo con un caballo de fuerza y una polea que movía tres turbinas,fabricaban los helados con la marca comercial "Helados Lopez".
Una tía de Boni llamada Milagros López, se estableció en Mundaka en una estrada que baja de la calle Mayor.Los niños al pasar la calle percibían el delicioso olor a barquillo calentito y recién echo..Los días de fiesta esta señora se trasladaba a Pedernales(Sukarrieta) para vender su ricos barquillos.

Llegó la guerra  al padre le movilizaron y la madre tuvo que luchar para sacar a la prole de hijos(Boni-Pedro-José-Juanito) en ausencia del cabeza de familia la madre vendía barquillos y fruta. Boni recuerda con seis años durante la guerra,el refuguio del túnel  de la estación de San Agustín,los bombardeos de los aviones y el sonido de las sirenas.La gente que acudía a Gazteleku al comedor de auxilio social .Este fue lugar de esparcimiento en otros tiempos más felices, con terrazas de baile y mesas,arcos con soportales para guarecerse de las inclemencias del tiempo.Una orquesta donde la juventud bailaba,en sus paseos y jardines donde se intimaba,dando lugar a noviazgos y futuros matrimonios.Años después estos amplios lugares de baile cayeron en desuso y poco a poco fueron languideciendo hasta su cierre definitivo a finales de los años 1960.Eran famosas las cuñas radiofónicas:¡Gazteleku hoy baile!.Muy cerca en San Agustín(el actual Ayuntamiento de Bilbao y antiguo Convento)existió un salón de baile,por la noche llamado Salón del Capricho y en un barracón de madera una exposición de fieras y reptiles,para las fiestas de Bilbao en Agosto de 1880.

Llegaron tiempos difíciles para la familia Lopez,la rendición de Santoña y el padre prisionero,la familia se trasladó  a Vega de Pas,donde les acogieron  los parientes en unos momentos tan dramáticos.
Volvió la familia a Bilbao,en el año 1944 Boni se puso a trabajar,echar una mano a la familia con 14 años en la dura post -guerra.Hizo el campamento en unos barracones en Zarauz y luego la mili, en Cazadores de Montaña en el Batallón-Sicilia(Loyola) San-Sebastian.Ya tenía decidido,cual iba a ser su futuro de vida,igual que sus padres igual que sus abuelos.

Un buen día apareció Boni, en la Plaza Eliptica vendiendo barquillos,tampoco era raro verle por Begoña y pueblos próximos a Bilbao en fiestas.No tenía competidores claros en su época,había uno que le llamaban El Francés,que tenía una freiduría en Olaveaga y hacía las patatas fritas al aire libre.También un tal Benito que fabricaba barquillos y lo hacía compatible con el oficio de acomodador  del Cine Matico.Boni era el único que se dedicaba de una forma continuada y era su único medio de vida.Tenía un primo del gremio que vendía barquillos en Colegio de los Jesuitas.

Mofletas,cañones eran las variedades de barquillos,con sencillos ingredientes azúcar-harina y aceite.El bombo de los barquillos con su rico olor, al levantar la tapa hacía las delicias de los niños.Estos artísticos bombos los hacía de forma artesanal "Marcelino Ortega" en San-Francisco,39 y los pintaba un tal Valle.En su panza llevaban leyendas escritas como:Viva el humor y el placer de las chicas bonitas que saben querer" y esta otra":He recorrido toda Francia y he pasado a Portugal y no hay chicas tan bonitas  como las de esta capital" y por fin:"Viva el progreso nacional y la paz universal".Como se puede ver los slogan eran asépticos y valían para todo el mundo.El bombo de Boni que heredó de su abuelo su slogan era,"Viva mis clientes".
Sonaba la ruleta del barquillero a 10 céntimos la tirada,a la raya 25 céntimos y si salía la flecha se perdía todo y aquel reclamo que se oía en todos los parques,plazas y jardines donde había niños "Al barqui,al barqui,barqui".Quien no recuerda los Pirulís de caramelo recubiertos de barquillo,que era otro reclamo para los niños además de los barquillos.

Un día de San Valentín se casó con una muchacha, de un bonito pueblo de Cantabria,Bárcena de Pie de Concha.Fue el 14 de Febrero de 1957.La ceremonia religiosa se ofició en la Parroquia de la Sagrada Familia(La Aneja) que pertenecía a San Nicolás de Bari en el Arenal.
Estaba situada en el barrio de Urribarri,era muy amplia con cine parroquial y un frontón adosado donde se jugaba a pelota mano,el párroco Luis Zorita no lo hacía nada mal,la Juventud Católica de la Aneja,en el año 1936 tenían su campeonato social de pelota.Esta Iglesia se construyó el año 1917 para atender las necesidades religiosas del populoso barrio.
La Aneja tenía un amplio local donde la Juventud Católica se reunía y conversaban de alpinismo,un grupo de ellos  formaban el club de montaña al que  llaman" Goi-Maite".El fundador se llama Segundo Garcés Iturzaeta,entusiasta, gran montañero y buen dibujante.Algunos años después sería socio del Club Deportivo de Bilbao,en la sección de montaña se conservan sus dibujos y partes de montaña.
Muy cerca estaban los Jardines de Gazteleku,con amplio arbolado, muy diferente de la masificación urbana de hoy en día.
Parece ser que las patatas fritas tenían más éxito entre los bilbainos, marido y mujer emprendieron en negocio en Urribarri.El secreto de su éxito era el aceite La Gitana,la patata blanca,era un experto en frituras y los churros tampoco se le daban mal.Con su caja de mimbre blanco y luego de formica,con un plástico blanco vendía las patatas fritas en su cucurucho de papel de estraza.
Se instalaba con su rico cargamento en la monumental fuente del Parque de Bastida,con sus chorros de agua y sus cuatro caras:Gardoqui-Hurtado Amézaga-Arriquibar y Marquina.
Su mujer se bajaba al estanque de los patos con la misma mercancía que su marido, duplicando los puntos de venta.
Boni con su chaqueta blanca impoluta,su sonrisa,su pelo muy negro y ondulado, un delantal azul,con su faltriquera para guardar el dinero,con la mano derecha cogía las patatas y con la izquierda el dinero.
Desde su privilegiado observatorio de vendedor de patatas fritas,Boni sabe muchas cosas de Bilbao y de sus gentes,confidencias y algún que otro secreto.Pero se las calla,es celoso custodio de todas estas intimidades.
Boni ha llegado a prestar dinero a los chavales,castigados sin paga por sus padres,para ir al cine San-Vicente de los Jardines de Albia.

Aunque no conoció la época dorada en Bilbao,de añas y criadas todavía se veían algunas con lujosos ropajes,que hablaban mucho del poderío económico y social de una época ya en declive,de ciertas familias de Bilbao.
Las surtidas tiendas,donde las señoras hacían los encargos como "Los Encajeros"de Don Manuel Mendoza,esta se fundó en 1880,entre las calles Portal de Zamudio y esquina Banco España.En su mejor época servía pedidos a toda España,incluso al extranjero.
La lencería de Jesusa Madariaga,en la calle La Cruz esquina con Sombrerería.Esta señora era abuela del ideólogo radical  vasco Julen de Madariaga.
También la acreditada tienda de "Luis Guezala"local conocidísima en Bilbao,situada en la Plazuela de Santiago en el número 1.
En estas surtidas tiendas se vendían,encajes-bordados-blondas-holandas-rasos-percales blancos-batistas,con sus complementos lazos y pasadores.Los delantales blancos bordados,unos espectaculares pendientes y en lo alto un soberbio moño y que decir del cochecito del niño.
Los soldados del regimiento de Garellano,salían de paseo al Parque de Doña Casilda,se les veía intimar con las añas y criadas en los bancos del parque.Algunos se quitaban el hambre del cuartel, con los bocadillos que les llevaban sus respectivas chicas.
En el año 1911 existía en Bilbao, un asilo de criadas en Fontecha Salazar,dirigido por las religiosas del Colegio de  Inmaculada,que albergaba a chicas de servicio que han abandonado las casas de sus amos.Están en él hasta que logran una buena colocación.Durante su estancia aprenden a leer,escribir,coser y planchar.

Estos soldados llamados cariñosamente en Bilbao,los Zortzi por el ocho que llevaban en la guerrera y por extensión a todos se les llamó así,con su kepis y su borla roja colgando.
Antes del toque de retreta los soldados cogían el tranvía,el número ocho,que les llevaba al cuartel de Garellano.Este tranvía hacia el trayecto de Bilbao a Santurce,en el año 1882 funcionaba a caballos hasta su posterior electrificación,las cocheras estaban situadas en La Casilla.Pero fue el trolebús el que dió relevó al tranvía años después.

También se hacían presentes los aguaciles municipales en el parque,con su elegante uniforme azul y su gorra de plato,con el bastón de borlas,su misión consistía en vigilar que no se pisara el césped,los actos de gamberrismo y algunos novios,que no se propasaran con las estrictas normas morales de la época.

Boni me comenta:Treinta años felices con mi mujer¿Si las paredes de la cocina pudieran hablar? y luego esa maldita enfermedad que se la llevó,el fatal día fue 18 de Febrero de 1988.
Boni ya ha cumplido los ochenta años,con los achaques propios de su edad.Baja a tomar el sol a una placita,que hay junto a su casa.Vive recordando como se jubiló a los 65 años y ni uno más,cansado de estar de pie,de los rigores del tiempo,lo que le costó el primer permiso ambulante 125 pesetas y la última licencia fiscal 51.000 pesetas más iva. Recuerda con pena no poder disfrutar con su mujer en su nueva vida de jubilado.

Su cabeza esta perfecta,va desgranando recuerdos de Bilbao y de sus gentes,con nombres y apellidos.Está al tanto de los compromisos sociales para cumplir escrupulosamente,con las defunciones de amigos y conocidos.Sus clientes y amigos los hermanos Rodriguez Sahagún Agustín,el alcalde de Madrid y Tomás el abogado,los alcaldes de Bilbao Gorordo y Ortuondo y sobre todo Joaquín Achúcarro el pianista.
Tiene dos hijos,chico y chica que están pendientes de él,se ve el cariño y la buena sintonía entre ellos.
Esta es a grandes rasgos la sencilla vida de Boni,que yo quería recuperar de mi memoria infantil,de hace ya muchos años.
El entrecomillado:Sina-Asociación de apoyo a la lactancia materna

3 comentarios:

  1. Las patatas que le habré comprado a Boni.
    He descubierto su página buscando Jodra en Google y me estoy deleitando con sus conocimientos bilbaínos y de todo tipo. Escribe usted muy bien, un lujo su estilo.
    Habla de personas y sucedidos que me han contado mis padres, mis abuelos y muchas que yo mismo he conocido.
    Muchas, muchas gracias por este texto y por todo el blog, lo estoy difundiendo entre mis amigos.
    En tiempos (ay) nadaba en aquella piscina de 25 metros del Deportivo antiguo, Juantxu González era el entrenador. Cuando venía Josemi Espinosa de Madrid me parecía que entraba un ser de otro mundo.
    Seguiré leyéndole.
    Gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  2. Lamentablemente, acabo de enterarme de su fallecimiento y con su despedida perdemos otro de los referentes de la infancia y juventud de muchos bilbainos.
    Tuve la inmensa suerte de poder hablar con el en múltiples ocasiones en la que era su también querida Villa de Plentzia.
    Una buena familia y un magnífico padre que deja tras de si a dos hijos que son oro molido, como lo fue el.
    Goian Bego, Boni, y un enorme abrazo para Emilio Pedro y Amparitxu.

    ResponderEliminar
  3. Vivían en la misma calle que yo, o yo en la misma que ellos. Siempre recuerdo a Amparo la madre, cocinando las patatas... porque vivían en un primer piso y la cocina daba a un patio abierto. Qué recuerdos de la infancia., ... Un abrazo para ellos.

    ResponderEliminar