martes, 25 de mayo de 2010

SACAMUELAS,CIRUJANOS Y DENTISTAS del Bilbao del siglo XIX-Primera parte


fotografía del archivo Diputación Foral de Bizkaia


Los sacamuelas venían precedidos de una malísima fama,el refranero popular se ensaña con ellos tambien el pueblo sentía miedo y animaversión:¡Dios bendiga tu mano¡ Maldito sacamuelas! me destrozaste la quijada.... y vi las estrellas.
Los sacamuelas dice Don Francisco de Quevedo:El oficio más maldito del mundo,no sirven sino para despoblar bocas y adelantar la vejez.
Primero los dientes que los parientes.
En el 20 de Febrero de 1766,se produce un auto de demanda promovido por Pedro de Villar y Diego Torres.Cirujanos y vecinos de Bermeo contra Juan Bautista de Allica y José Goicoechea de Bermeo,por intrusismo al ejercer la profesión de sacamuelas y sangrador sin título que lo acredite.Esto era algo habitual en esa época y posteriores las demandas eran continuas hasta primeros del siglo XX.En el año 1881 Ramón Echevarría,en su establecimiento de barbería tenía un cartel colgado,que decía:doctor en medicina y cirugía dental,título inexistente en España en aquel entonces.Pero el caso más pintoresco era el de Anselmo Lucio y Recio,de un pueblo burgalés de Tablada de Rudrón,pretendía que se le autorizase a sacar muelas con los dedos y en plan gratuito si se daba el caso.Pero tan insólita petición  le fue denegada.

LLEGA UN DENTISTA FRANCES A BILBAO:
En el siglo XIX se mantenían los gremios, los sastres San Antonio de Padua,zapateros San Crispín y Crispiano,los albañiles San Serenín del Monte.
Entre todas estas peticiones gremiales para abrir establecimiento al público en Bilbao,encontramos un memorial que no llama vivamente la atención.
En aquellos años los barberos,alfajemes y practicantes(cirujanos menores)hasta el año 1860 en que se prohibió a tales barberos la práctica de sangrías y extracciones.En el año 1875 se constituyó la profesión de dentista.En el año 1901 quedó diferenciada y regulada una cosa era la extracción y otra la curación de las afecciones de la boca.
Juan Nouguez,venía de La Coruña y Santiago de Compostela durante años allí se ganó la vida y se ofrece para trabajar en Bilbao,para ser útil a todos los que se encuentren en estado de necesidad.
Para que le visiten en su consulta al público en la calle Iturribide,la casa de don Mariano Olalde.
Esta petición la hace el 3 de Junio de 1831,el permiso le fue concedido,sin exámenes,ni probanzas de limpieza de linaje porque en ese momento corrían aires renovadores de libertad profesional y los gremios ya no tenían tanta fuerza. El francés puso bando público por las calles de Bilbao,pregonando la buena nueva a todos los que sufrían de la boca.

La profesión de dentista o cirujano dentista es relativamente reciente R.D. 4 de Junio de 1875,en España hasta entonces no hacía falta ningún título.La profesión de Odontólogo se creó en el año 1901.Sus estudios se incorporaron a la Universidad de Madrid el año 1910.

En el año 1858 Mr. Sthellin se estableció en la Plaza Nueva en los números 21 y 22.El anuncio del periódico decia: Tienen el honor de anunciar al público que su gabinete se halla abierto desde las ocho de la mañana,hasta las cinco de la tarde.
Este artífice ingles se distingue por la manera de colocar dientes ingleses inmejorables y de cuanto concierne a la limpieza de la boca y reparar los trabajos echos por otros dentistas,exceptuados los de los charlatanes ambulantes.
Un año antes el dos de Enero de 1857,un periódico se hace eco de como un domingo a las once de la mañana,el famoso dentista Don Manuel Carenas y Conchan salía de su domicilio en Artecalle a caballo y a tambor batiente,recorrer la Ribera hasta la esquina del Correo,donde empuñando el mismo la corneta y al toque de llamada,fue rodeado de gentes de toda condición,que le esperaban en aquel sitio.
El acto continuó leyendo un discurso y dio principio,la primera extracción de muelas,dientes y raigones.Dejando admirados a cuantos le observan,no es posible  creer sin verlo la prontitud y maestría con que ejecuta esta operación.Hubo un individuo a quien extrajo de sus mandíbulas catorce raíces de muelas y dientes,sin que le produjera el más mínimo dolor,que la introducción de una alfiler,pudiendo asegurar que ha dejado a infinidad de pobres libres de todo dolor y sin tocarles el bolsillo.
En Bilbao el año 1861,apareció un anuncio en los periódicos de la época,un dentista que trajo de cabeza a otros dentistas de la villa,entre otros a Mr. STHELLIN,que llevaba en Bilbao desde el año 1850.El doctor del anuncio era sueco por más señas y se llamaba KOTCH,se puso tan de moda que había cola como para entrar en el teatro para ponerse en sus delicadas manos.
Carlos Kotch a parte de buen dentista,era buen publicista empezó su promoción en el Irurac-Bat su próxima llegada a Bilbao,donde ya había estado siete años antes y dejó un buen recuerdo.
Vino a la villa provisto de los últimos adelantos y aparatos para hacer toda clase de operaciones.
El Dr. STHELLIN,trasladó su consulta a la calle Bidebarrieta el numero 23(la casa de los Srs. de Zabalburu)mejorando su consulta y adecuándola a las nuevas necesidades para hacer frente a la competencia del Dr. Kotch,anunciando las dentaduras de gutapercha mecanizada.
El sueco llegó a la villa el mes de Abril de 1861 y se hospedó en la fonda" La Bilbaina" enfrente del Teatro de Bilbao(anterior al teatro Arriaga) su estancia duró hasta el dia 10 de Mayo.Pone unos dientes artificiales por presión de aire,sin ninguna especie de ganchos ni resortes los cuales destruyen los demas dientes y muelas naturales.
Tambien ponía dientes de gutapercha y caucho,exactamente del color de las encias y de un modo tan seguro que sirven para la articulación y masticación,como si fuesen naturales.
Disponía de una nueva composición química que destruía completamente el nervio a los pocos momentos,dejando el diente o la muela insensible para siempre. Su casa en Paris(Rue de la Grange Beteliere,10) donde hacia toda clase de operaciones quirurgicas o mecánicas a jornada continuada de diez a cuatro de la tarde.
Siguió el Dr. Victor Sthellin no se cruzó  de brazos ante la presencia del sueco y le dio la batalla en los mismos términos,con propaganda y anuncios hasta que se marchó el día 18 de Mayo de 1861,el sueco se despidió por medio de la prensa y prometió su vuelta para el próximo invierno.
Había otro sacamuelas célebre en Bilbao,se hacía llamar Doctor Secuat,inglés por más señas "Camarón"nos hace una semblanza de él:"Tenía gran sentido de lo majestuoso,pues desfilaba por la villa en un coche rojo tirado por cuatro caballos y precedido de una charanga.Este doctor se hacía acompañar siempre por un interprete.

El doctor les hacía extracciones dentales,con prontitud,aseo y sin dolor y a un precio que tampoco causaba dolor.Gentes de pañuelo en el papo acudían a él,extraía un diente o una muela,blandiendo una especie de sacabocados.Actuaba de 10 de la noche a l2,en el solar que hoy ocupa la Sociedad Bilbaína antes del año 1913.
A la hora de la extracción,para atenuar y confundir los gritos del paciente,la charanga atacaba con el mayor estrépito la partitura,siempre se hacía acompañar de cuatro músicos.
En alguna ocasión alguno de los torturados,le tiró un tomate que le impactó en la cara al doctor y alguno entre el público en plan de chufla ¿Y ahora que dice el doctor?.Iba a replicar el agredido,pero adelantándose el interprete dijo esta frase inmortal:El doctor SECUAT dice que se acuerda mucho de toda la familia,del que ha tirado el tomate."
También curaba el reumatismo por sugestión,daba friegas de "Aceite de Secuat" y "la Flor de la Sabana",ungüentos preparados en una botica de la calle Vda. de Epalza.
Sacamuelas, foto archivo Foral de la Diputación de Bizkaia

No hay comentarios:

Publicar un comentario